Archivos de categoría para: Economía

El Quijote derrotado

imagen de Ángela Zapatero

A raíz de la información reciente sobre las intenciones del gobierno de llevar adelante la unificación y privatización parcial de Bankia y BMN, está claro que el rescate de las cajas de ahorros no era una cuestión patriótica y de salvaguarda de nuestro sistema financiero, sino la ejecución del penúltimo escalón del proyecto para el descuartizamiento de nuestra economía y su entrega en bandeja de plata al capital exterior.

Como sucedió en los 80 y 90, donde los gobiernos de PSOE y PP liquidaron todas las empresas y monopolios públicos que les fue posible, rentables o no, para venderlos a precio de ganga a nuestros competidores europeos y norteamericanos, los “nuevos” gobernantes de todo signo se afanan en obedecer sumisamente las recetas del FMI, portavoz de los intereses económicos globales de EEUU, el BCE, homólogo del anterior en cuanto a los interese alemanes, y los más “reputados” economistas patrios, que han decidido que España no tiene derecho a manejar una banca pública al servicio de los intereses nacionales, como sí tienen países tan poco bolivarianos como Alemania o EEUU.

Si en los 80 y 90 se justificó la venta de nuestro patrimonio económico en la baja rentabilidad de ciertas empresas y los criterios de convergencia con Maastrich (una convergencia falsa, pues supuso entregar sectores enteros de nuestra economía a los países del norte de Europa, para quedarnos como un país “de servicios” para el señoreo de las burguesías protestantes y luteranas), en las dos primeras décadas de este milenio asistimos a un avance sin precedentes en el control de activos por parte de los capitales extranjeros más agresivos. Si en Maastrich se decretó que España tendría cuotas de producción agrícola, ganadera, lechera y pesquera, no fue por interés nacional, sino para que Francia no tuviera competencia real en su pedazo del botín europeísta. Si vendimos SEAT (por una peseta, una prueba más del grado de sumisión al que estamos sometidos), Santana y Pegaso, no fue por decisión soberana e independiente, sino por órdenes del Kaiser de turno, que se aseguraba así la preeminencia de la industria alemana sobre el resto de Europa, y apuntalaba su reunificación con el horizonte del alto valor añadido del sector industrial. A nuestro país se le dejó controlar su sistema financiero y las industrias energéticas, además de otras parcelas menores de los monopolios públicos históricos, un bocado que a nuestra raquítica y decadente burguesía le pareció suficiente para entregarnos a los intereses exteriores, y que van cayendo como fruta madura en manos de los señores del capital exterior, público o privado.

El sector financiero está, según datos de la CNMV, en manos del capital extranjero, con paquetes mayoritarios de origen estadounidense, sobre todo, pero también alemanes, holandeses, chinos o persas. La banca española ya no lo es, la cantidad de acciones en manos de los “inversores” extranjeros lo refleja de manera objetiva; no es una simple opinión, sino un hecho objetivo y medible, que determina la política de esas entidades en base a los legítimos derechos de sus propietarios.

Ahora es la banca pública la que está en su punto de mira. Tanto si son bancos extranjeros como nacionales los que adquieren los paquetes de acciones de esas entidades, será el capital extranjero el que pase a controlarlos. Como digo, es un hecho, no una opinión. Así es que la decisión de privatizar nuestras antiguas cajas no es una decisión, sino una imposición. Y quienes tienen el poder de imponer son los mismos que en su día nos extorsionaron para entrar en el Euro, los que nos cuentan las noticias y los que nos venden el 90% de lo que consumimos, incluidas la luz, el gas y el agua.

“Ahora es la banca pública la que está en su punto de mira. Tanto si son bancos extranjeros como nacionales los que adquieren los paquetes de acciones de esas entidades, será el capital extranjero el que pase a controlarlos. Como digo, es un hecho, no una opinión”

Alemania o EEUU pueden tener banco central y banca pública propia. España no. España entregó sus armas en los 90 y ahora no tiene herramientas con qué defenderse de la invasión imperial. Somos un pelele en manos del hegemonismo.

Y, para colmo, la imparable financiarización de la economía mundial, unida a la concentración monopolista del sistema financiero en un puñado de gigantescas corporaciones, más poderosas y con más recursos que algunos países desarrollados, es un peligro potencial para la democracia, la libertad y los derechos humanos fundamentales, además de suponer, en la práctica, un dogal irresistible para las potencias de tercera como España.

Todo esto me trae a la mente la imagen patética de un Quijote derrotado, malvendiendo su armadura y escudo para comerse unas migajas de pan duro, mientras no acierta a ver qué le ha pasado.

Nos han despojado de todas las armas económicas para defendernos, nos han hecho renunciar, con el beneplácito de nuestra decadente clase política, a todas las barreras políticas para detener la invasión del capital monopolista, y nos quieren arrancar de las manos la parte de nuestro sistema financiero que todavía no poseen. Nos quieren rendidos, dependientes y sumisos, mendigando por comida a cambio de nuestras últimas posesiones.

 

Las monedas sociales. Qué son y para qué se utilizan

Las monedas sociales- o monedas locales, complementarias o alternativas- es dinero que se crea y utiliza para fomentar tanto el trabajo como el consumo locales y empoderar a comunidades para conseguir objetivos sociales concretos.

Existen ahora mismo unas 5000 monedas sociales a nivel mundial repartidas en numerosos países tales como Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, y Italia, además de numerosos países de América Latina y Japón.

Antes de que existieran los bancos centrales (primer banco central: Suecia – 1668), circulaban varias monedas en un mismo país. Con el nacimiento de los bancos centrales se establecen las primeras monedas nacionales y a partir de ese momento, las monedas locales empiezan a dejar de tener sentido. La lógica de la moneda nacional sólo tiene unos pocos cientos de años, pero el formato de una única forma de moneda está tan metido en nuestra psique que es difícil romperlo.

El sistema capitalista nos obliga a establecer relaciones económicas de una única forma, a través de la moneda, y ha eliminado otras formas de relaciones comerciales, como son la solidaridad y la reciprocidad. La actual modelización de los intercambios (dinero-dinero) ha propiciado importantes desigualdades económicas entre personas, comunidades y países a través de sus múltiples contradicciones. Una moneda social que esté bien diseñada debería estimular procesos sociales y solidarios pues el dinero en sí mismo no tiene valor ni sentido sino va asociado a la creación de bienestar. Frente a los sistemas monetarios-financieros convencionales propios del sistema capitalista se posicionan los sistemas monetarios-financieros sociales que culpabilizan al primero de las distintas crisis, de las propias debilidades estructurales del sistema, concentran desproporcionadamente la riqueza, fomentan la competencia sistemática, propician el crecimiento económico interminable, la desigualdad perenne entre los hombres, injusticias sociales y de la acumulación acelerada. Los sistemas monetarios sociales, destinados a la base de la pirámide, permiten articular mecanismos para generar pequeñas acumulaciones de capital que propicien poner en marcha proyectos de autoempleo y microempresas en el ámbito local, poniendo en valor los recursos económicos de las comunidades.

Para combatir esta situación y buscando una nueva lógica de los intercambios y de la relación del hombre con los recursos naturales y económicos hacen aparición las monedas sociales, monedas que se crean y utilizan para fomentar tanto el trabajo como el consumo locales y capacitar a comunidades para conseguir objetivos sociales concretos. Forman parte de las finanzas-economías solidarias. Cabe mencionar a Bernard Lietaer como impulsor del ECU en Bélgica (precursor del Euro) y ahora defensor de las monedas alternativas, además de uno de los principales referentes para todo este movimiento.

 

 Una moneda social es una herramienta creada y utilizada por comunidades, colectivos y particulares al objeto de poder facilitar intercambios tanto de productos como de servicios o de conocimientos

 


¿Qué es una moneda social
?

Una moneda social es una herramienta creada y utilizada por comunidades, colectivos y particulares al objeto de poder facilitar intercambios tanto de productos como de servicios o de conocimientos. Otra definición, en este caso de Bernard Lietaer, considera al dinero local como “Un acuerdo dentro de una comunidad de usar algo como medio de intercambio”.

Las monedas sociales se caracterizan por lo siguiente:

  • Son sistemas monetarios de vecindad basados en la confianza y la reciprocidad,
  • Se diferencian del dinero de curso legal pues en ocasiones pueden perder valor con el tiempo (fenómeno denominado “oxidación” o interés negativo) con el objetivo de que no se pueda acumular,
  • Pueden ser tan variados en su forma y en su funcionamiento como lo son las monedas nacionales de curso legal.

Denominándose  monedas complementarias, se refieren a que algunas de estas monedas pretenden complementar las deficiencias del dinero legal con las ventajas que tiene este recursos como dinamizador del comercio local de proximidad, del autoempleo y de optimización de los recursos locales

Con monedas “alternativas”, se refieren entonces a que algunas monedas pretenden crear un sistema alternativo y diferente al actual utilizando la moneda social como una herramienta más

¿Por qué utilizar las monedas sociales?

Los recursos – productos, servicios y saberes – son en muchos casos ignorados por la economía formal. De la misma manera le sucede al trabajo doméstico, a la reutilización y el reciclaje de todo tipo de enseres o al trabajo que puede denominarse voluntario o de ayuda mutua. Estos recursos, una vez convertidos en moneda social, crean riqueza y bienestar social en las comunidades donde se implementan.

¿Cómo funciona

Existen diferentes formas de crear dinero social:

  • Desde los bancos de tiempo y las redes de trueque: Se crea a partir de los propios intercambios de servicios (bancos de tiempo) o de productos (redes de trueque). Los bancos de tiempo usan la divisa tiempo y las redes de trueque una moneda social propia y característica. En ambos casos se denominan monedas de “crédito mutuo”,
  • O las monedas soportadas por euros que se “compran” con moneda de curso legal y cuyo objetivo principal es el apoyo del comercio local de proximidad. Estas últimas son más conocidas y populares.

Se puede utilizar de diferentes maneras, según:

  • Su formato: digital o en forma de billetes físicos,
  • Los medios de pago utilizados: internet, SMS, Smartphone, tarjetas de pago… y
  • Su registro: manual, por internet…

¿Cúantas monedas sociales hay en España?

Aunque van creciendo de forma constante y muy rápido debido a la crisis, en mayo de 2013 se registraron en el marco de las 2ª Jornadas de Monedas Complementarias en Sevilla alrededor de 70 monedas sociales en España. Puede no obstante que haya más monedas sociales “pequeñas”, pues son iniciativas bastante descentralizadas que se pueden crear a partir de un pequeño grupo de personas.

¿Cuánto vale una moneda social?

Todo depende del tipo de moneda social y de lo que ha acordado el colectivo que la creó. Muchas veces se utiliza una triple paridad entre tiempo, moneda local y moneda oficial, para poder valorar los intercambios. Para las monedas sociales únicamente soportadas por euros, en la mayoría de los casos 1 unidad de moneda social = 1 Euro.

¿Qué se puede conseguir con una moneda social?

Se puede conseguir todo tipo de bienes, servicios o conocimientos, incluso poder recibir parte del sueldo o la totalidad en moneda social , como con el Bristol Pound en Inglaterra.  Se puede también tener una pequeña renta básica en Moneda Social como es el caso de las Moneda Demos en las Islas Canarias… Las opciones son infinitas, siempre que hayan actores que utilicen la moneda social de tu zona además de variados recursos para intercambiar.

¿Qué ventajas tienen?

Las principales ventajas son las siguientes:

  • Fomenta la economía local: Como herramienta económica local, como se ha visto en el video del Sol-Violette en Francia, una moneda social no es un fin en sí mismo, sino que sirve para generar más riqueza y acelerar el consumo y la producción locales.
  • Impide las burbujas económicas: Contrariamente a una divisa internacional, una moneda social no se puede acumular ni funcionar fuera de una zona determinada. Además tiene una cantidad limitada según su número de usuarios. No hay especulación, ni inflación, deflación, etc…
  • Impulsa las relaciones entre “vecinos”: Permite dinamizar el barrio, conocerse y generar dignidad en esta zona. Con una moneda social, comprar en una tienda con esta herramienta significa apostar por lo local, aparte de crear una identidad propia como la moneda de tu barrio o localidad.
  • Genera participación ciudadana: Una moneda social existe a base de la riqueza que crea la gente con sus bienes y servicios. Asimismo permite empoderar a la gente quién lo utiliza, permitiéndole autoorganizarse hasta involucrarse en la política local.

¿Cúales son los inconvenientes?

  • Número limitado de usuarios: El prinicipal inconveniente es la escasez de usuarios. Si hay pocas personas o empresas que lo usan, la moneda social se ve muy limitada. Por eso en la mayoría de los casos se utiliza la moneda social como complemento al Euro o la moneda nacional, y no como alternativa una absoluta o única, si bien ambas opciones coexisten.
  • Moneda únicamente local: la moneda social tiene un área de utilización muy limitada. Aún así, existe una alternativa de intercambio internacional entre redes y monedas sociales llamado CES Exchange, donde la gente puede intercambiar bienes y servicios entre todas las monedas sociales registrados a nivel mundial. También aparecen muchos bancos de tiempo. Actualmente hablamos de unos 300 intercambios entre 34 países.

¿Dónde puedo acudir para empezar a intercambiar con monedas sociales? 

Puede empezar mirando las monedas sociales que aparecen en el mapa de monedas sociales de Vivir sin Empleo. En el menú de arriba:

  • Selecciona en la sección: “O elegir la categoría que más te interesa” la etiqueta “Moneda/Mercado social”.
  • Según la zona donde vives, pincha en el icono de la zona que te interesa: Allí verás qué entidad se encaraga de la moneda social local.
  • A partir de allí ponte en contacto con esa entidad que creó la moneda social de tu zona.

¿Se puede canjear una moneda social en euros?

En principio casi todas las monedas sociales tienen paridad con el euro o la moneda nacional, lo cual no quiere decir necesariamente que se puede canjear en euros: Es una decisión que debe tomar la comunidad impulsora de la moneda. Sin embargo, muchas monedas sociales, para incentivar su uso y ser más atractivas para el consumidor, ofrecen un cambio más favorable para la moneda social que puede adquirirse en euros.

Por ejemplo, el Expronceda ofrece 11 exproncedas por 10 euros, pese a que la paridad sea 1 euro = 1 expronceda. De la misma forma, en Alemania, si cambiamos 1 Chiemgauer conseguimos 0,95 euros, aunque 1 Chiemgauer valga 1 euro: El objetivo es primar la utilización de la moneda social sobre el euro.

Futuro de las monedas sociales a nivel mundial 

Bernard Lietaer, impulsor del ECU en Bélgica (precursor del Euro) y ahora defensor de las monedas alternativas, explica cómo se pueden compaginar las dos monedas y cual podría ser el futuro de las monedas locales.

 

 

Fuentes

http://www.deotramanera.co/ayudar/economicamente-dinero/monedas-sociales-que-son-como-funcionan

https://es.wikipedia.org/wiki/Moneda_local

http://www.economiasolidaria.org/documentos/explicacion_practica_sobre_moneda_social

 

La que se avecina

Incidir en la mentira del gobierno de España sería entrar cuestionar su legitimidad para gobernar el país, habida cuenta que la confianza depositada en ellos por aquellos incautos que los votaron esta sustentada en la farsa,

dejando al lado el fanatismo de aquellos que votan a los suyos aunque sean los peores o por la sacrosanta vinculación que el partido del gobierno tiene con la iglesia católica, en cuyos sacramentos se sustenta la vida de los del domingo de misa y comida en familia, a través de cuya óptica ven a los de la izquierda como al hombre del saco, tachándolos de populistas, cuando no hay peor populismo que el que ellos hacen tratando a sus propios votantes como imbéciles al haberles ocultado datos de vital importancia para la gobernabilidad del país; aunque ciegos hay que estar para no saber leer entre líneas, o leer más allá de lo que los periódicos afines al gobierno o a la oposición quieren que lean sus incondicionales lectores, y que se empeñan en ver la política  como una continua confrontación entre fuerzas en vez de cómo un entorno en el que se debata con sosiego lo que a los ciudadanos en general les interesa, que no es otra cosa que tener trabajo, una vivienda en la que vivir y poder asegurar, en cierta medida, el futuro y bienestar de su familia, amén de la prestación de determinados servicios públicos básicos como son la educación, la sanidad y los servicios sociales.

Pues bien, otra de la muchas cosas que este gobierno de rufianes, entendiendo por tal aquellos que viven del engaño y la estafa, han ocultado al país para no cuestionar su promesa de bajada de impuestos y de revitalización de la economía, es el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2016 sobre España, realizado el pasado mes de octubre, tras una visita que fue retrasada por la falta de gobierno tras las elecciones del 26J; en el cual se nos pide la subida del IVA en los tipos reducidos, que abarca una larga lista de productos y servicios como son los alimentos en general (excepto los que soportan un IVA superreducido) y el transporte, que tributan a un 10%; abarcando el superreducido a los productos de primerísima necesidad, como son el pan, leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas, cereales y quesos, que tributan al 4%,  además, de los libros, periódicos y revistas no publicitarios; medicamentos de uso humano; sillas de ruedas para minusválidos y prótesis y Viviendas de Protección Oficial o VPO.

Así mismo, en materia tributaria, el FMI pide al gobierno español la tributación medioambiental y el impuesto sobre los carburantes.

“Pues bien, otra de la muchas cosas que este gobierno de rufianes, entendiendo por tal aquellos que viven del engaño y la estafa, han ocultado al país para no cuestionar su promesa de bajada de impuestos y de revitalización de la economía, es el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2016 sobre España”

Finalmente, en cuanto al gasto público se insta a nuestro país  a que se revise la eficiencia del gasto en educación y sanidad. Y todo ello para conseguir una reducción sostenida del déficit público y la deuda, cuyo excesivo tamaño sigue dejando a la economía española “muy vulnerable a las perturbaciones exteriores”, según se indica en el citado informe.

Debido a que el gasto público en sanidad es cada vez mayor debido al envejecimiento de la población, la sugerencia del FMI es el establecimiento de copagos, lo cual incentivaría la iniciativa privada y, en consecuencia, un mercantilización de la salud.

¿A dónde nos llevan estas medidas?. Aunque el FMI alaba la trayectoria seguida en nuestro país, señalando que “Las reformas introducidas en España siguen dando frutos”, sin embargo, añade que “es necesario profundizar en ellas para mantener un crecimiento sólido a medio plazo”, poniendo de ejemplo, como “la moderación salarial y una mayor flexibilidad del mercado laboral han contribuido a que la economía española recupere competitividad y genere empleo a buen ritmo”, aunque en ningún momento analiza la calidad del mismo que, como bien sabemos, se trata de un empleo precario y mal remunerado, de manera que la escasa recuperación de la tasa de desempleo lo es a costa de la explotación laboral de los trabajadores. Ello sin hablar de la deceleración de nuestra economía en el próximo año, aspecto que también analiza el informe de FMI, aunque no con demasiado énfasis.

Dicha deceleración, conforme ya indicó a mediados de año la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE), se debe fundamentalmente a que el precio del petróleo ha repuntado levemente tras caer abruptamente durante el último año, así como el impacto sobre las importaciones debido a la creciente debilidad de los países latino americanos, y los efectos decrecientes de la política monetaria del Banco Central Europeo. Por otra parte, el gobierno de España, consecuencia de las instrucciones dadas por la UE y de las advertencias del FMI, no podrá mantener la política expansiva que prometió y que inicio antes de las elecciones del 20 D, con la bajada de impuestos y la devolución de la paga extraordinaria a los funcionarios.

Lo cierto es que España aunque no ocupe el vagón que lleva el farolillo rojo, sin embargo, seguimos estando en los vagones de cola. Seguimos siendo los conejillos de indias de la economía europea que manejan los más ricos, encantados con un gobierno que se repite fiel a la voz de su amo, en este caso a Merkel, al que de vez en cuando dan una palmadita en la espalda para incentivar una medidas de contención del gasto público, basadas en una economía de restricciones que cada vez inciden más en una peor calidad de vida de los pobres ciudadanos, y que día tras día soportamos estoicamente, unos con la resignación de que las cosas nunca van a cambiar y otros con la indignación de saber que estamos ante una farsa tejida por los poderes económicos para beneficiar a los más ricos.

Un futuro muy negro

Según estimaciones de la Unión Europea las pensiones en 2025 en España será del 80% del Salario.

 

Una vez más Rajoy miente, su mitomanía unida a una gestión impuesta por los países ricos de la Unión Europea esta causando estragos en la economía de nuestro país.

Esa promesa de bajada de impuestos hecha en la campaña electoral que ha precedido a las últimas elecciones se ha volatilizado, se ha transformado en un espejismo en ese desierto de mentiras al que muchos estamos acostumbrados, pero que otros tantos convierten en el ensueño de un futuro próspero.

Rajoy y sus secuaces en el gobierno siguen mintiendo, porque la mentira, al igual que la corrupción funciona a las mil maravillas en este país; porque mintiendo, igual que robando, se ganan elecciones.

Si, este gobierno de imposición que se sustenta en una investidura basada en la mentira, ha vuelto a hacer de la suyas con una subida de impuestos camaleónica, de esas que pagamos puntualmente cada vez que echamos combustible al coche o  compramos un refresco -esta vez se han librado las copas-; continúa sin solucionar el problema del déficit estructural dentro del sistema de pensiones. Los años de jubilación aumentan, el número de pensionistas crece y la pensión media también. Con las pensiones congeladas el gasto crece un  3%

Cuando gobernó  Zapatero, ese de la ceja corvada y del buen talante político, el responsable de la mala herencia recibida por el Gobierno del Partido Popular, dejo la hucha de las pensiones inmaculada con 66.000 millones, 6,5% del PIB; sin embargo, Rajoy provocó una fuga de capitales histórica en seis meses, similar a la de Tsipras en Grecia, y tuvo que ser rescatado, rescate que seguiremos pagando los de siempre durante varias generaciones a través de un brutal reajuste fiscal made in PP, lo que trajo como consecuencias  la destrucción de otro millón de empleos y hundió los ingresos de la Seguridad Social. Eso, sin olvidarnos, de la denostada reforma laboral que ha provocado una deflación salarial, sobre todo en los trabajadores menos cualificados y de baja renta, así como en los jóvenes, muchos de los cuales se han visto obligados a salir corriendo de un país en busca de su primer empleo, jaleados por un gobierno para que conozcan mundo fuera de nuestras fronteras.

Esta política de necios ha provocado que al día de hoy el sistema público de pensiones tenga un agujero de 15.000 millones, lo que equivale al 1,5 del PIB, y una bajada en la recaudación en este ejercicio económico de 14.000 millones; aspectos todos ellos que demuestran que Rajoy ha fundido en cinco años esa hucha que costó más de 15 años llenarla, y que se ha propuesto empezar a llenar con la subida de impuestos y la aplicación de nuevos recortes, cuando la solución está en todo lo contrario, en la subida de salarios, porque con salarios de miseria tendremos pensiones del mismo cariz; siendo este el futuro que nos espera si partimos del hecho de que para aumentar los salarios y las pensiones hay que aumentar la productividad y el gasto en educación, mientras que Rajoy a recortado 7000 millones en educación y el gasto en I+D+i, equiparándolos a los de hace más de una década.

“Esta política de necios ha provocado que al día de hoy el sistema público de pensiones tenga un agujero de 15.000 millones, lo que equivale al 1,5 del PIB, y una bajada en la recaudación en este ejercicio económico de 14.000 millones; aspectos todos ellos que demuestran que Rajoy ha fundido en cinco años esa hucha que costó más de 15 años llenarla”


Nos quedamos sin pensiones, sin un futuro con el que hemos soñado y para el que hemos ahorrado durante toda nuestra vida laboral descontándolo de nuestro salario. Trabajamos para sobrevivir y para pagar a estos inútiles gestores de lo público, reelegidos por su inutilidad y por su mamoneo.

 

 

Héroes y villanos.

En nuestra edición anterior en la sección de economía al hablar del valor del dinero explicamos, hicimos referencia al tema de la inflación, subida generalizada de los precios en una economía o territorio determinados.

 

Pues bien, en España, los precios subieron en octubre un 0,7% con respecto al mismo mes del año pasado, la mayor subida interanual registrada desde hace más de tres años, según el INE. Concretamente, los precios no subían tanto en tasa interanual desde agosto de 2013, cuando se elevaron un 1,5% por encima de los del mismo mes de 2012.

evolucionprecios

Según el organismo estadístico, una vez más, han sido la luz y los carburantes los que tiran de los precios, no porque suban con fuerza, sino porque el año pasado por estas fechas caían a plomo: la electricidad, un 6,4% internanual y los carburantes, un 15,3%. Por su parte, el Índice de Precios al Consumo o IPC IPC armonizado con el resto de la UE, se situó en el 0,5%, cinco décimas por encima del mes anterior.

peso del dinero

Según el organismo estadístico, una vez más, han sido la luz y los carburantes los que tiran de los precios, no porque suban con fuerza, sino porque el año pasado por estas fechas caían a plomo: la electricidad, un 6,4% internanual y los carburantes, un 15,3%. Por su parte, el Índice de Precios al Consumo o IPC  armonizado con el resto de la UE, se situó en el 0,5%, cinco décimas por encima del mes anterior.

El  IPC mide la variación de precios de los bienes y servicios necesarios para la vida cotidiana de los hogares y familias. En concreto, se miden mensualmente los precios de una serie de productos a los que se llama cesta básica. En esa cesta se excluyen e incluyen productos según varíen los usos y costumbres de los consumidores.

¿En qué nos afecta el IPC?

La importancia del IPC es que mide la variación de nuestro poder adquisitivo. Si suben los precios, podremos adquirir menos bienes y servicios con nuestros ingresos, por lo que se dice que perdemos poder adquisitivo: somos más pobres, aunque ganemos lo mismo.

Muchas empresas, y el Estado, ofrecen a principios de año a sus empleados o pensionistas un aumento de salarios con relación a lo que ha subido el IPC del año anterior.

Mucha gente piensa erróneamente que le han subido el sueldo, cuando si el incremento es igual a la subida del IPC, lo único que está haciendo es mantener su poder adquisitivo, porque podrá comprar lo mismo que al año anterior. Si la subida salarial es mayor que el IPC ganamos poder adquisitivo, y si la subida de salarios es menor que la subida del IPC hablamos de congelación salarial y de que perdemos poder adquisitivo.

¿Cómo afectan las subidas de los precios al poder adquisitivo?.

Por tanto, podemos decir que las subidas de precios nos afectan en tanto en cuanto no aumenten nuestros salarios para compensarlas. Aún así, como los precios suben sin parar y las subidas de salarios se hacen a principios de año, para mantener nuestro poder adquisitivo será necesaria una tasa de inflación baja o moderada que no haga que la velocidad de las subidas de precios anule las subidas salariales. De otro modo, siempre estaríamos perdiendo poder adquisitivo.

Los agentes sociales van a negociar en las próximas semanas la subida salarial para 2017. Aunque todavía no hay cifras concretas, ha trascendido que los sindicatos podrían proponer a los empresarios una horquilla que iría desde el “suelo irrenunciable” del 1,5% hasta un máximo del 4%. El objetivo de los representantes sindicales es que los convenios reflejen subidas por encima de la previsión oficial de inflación para 2017, que es del 1,5%, para que los “permitan ganar poder de compra a todos los trabajadores”.

Los sueldos deben subir, desde luego, pero como hemos indicado en anteriores ocasiones, las restricciones impuestas por la Unión Europea indican todo lo contrario. Además de producirse la subida no sería suficiente  para garantizar una recuperación de las economías domésticas, máxime cuando se prevé una subida de impuestos, con el consiguiente incremento de la presión fiscal.

Es cierto que la economía española crecerá este año alrededor del 3,4%, y seguirá creando empleo neto, aunque precario. Sin embargo, la persistencia de un abultado endeudamiento público y privado hace patente su alta vulnerabilidad a cualquier potencial shock adverso interno o externo.

Las familias y las pequeñas y medianas empresas han realizado un considerable esfuerzo de desapalancamiento, pero el conjunto de las Administraciones Públicas no lo ha hecho, lo que se refleja en la imparable tendencia alcista de la deuda. Por lo tanto, la recuperación está «cosida con alfileres» y es frágil.

En definitiva, serán los trabajadores los que vuelvan a soportar la economía del país, ya que una subida desmesurada de sueldos provocarían un incremento de los costes empresariales, lo cual redundaría en destrucción de empleo.

 “la recuperación está «cosida con alfileres» y es frágil.”

“serán los trabajadores los que vuelvan a soportar la economía del país,”

Como siempre estamos en una historia de héroes y villanos. Los héroes las familias que han soportado y siguen soportando las consecuencias de la crisis económica y los villanos, un gobierno que sólo hace hincapié en la parte más débil, además de grandes empresas y grandes fortunas que no pagan conforme a sus beneficios.

La máquina de producir dinero

En situaciones como la que vivimos en este momento de enormes dificultades económicas, lo normal sería pensar que debido a que el problema es la falta de dinero para hacer frente a los servicios públicos, ¿por qué el gobierno no obliga a fabricar más dinero?.

Sin embargo, la creación de mucho dinero a gran escala hace que la gente tenga más dinero. Que la gente tenga más dinero hace que la gente gaste más dinero. Que la gente gaste más dinero hace que ganar dinero sea más fácil. Qué ganar dinero sea más fácil hace que la gente le otorgue menos valor el dinero. Que la gente le otorgue menos valor al dinero hace que los precios suban. Si los precios suben a un ritmo mayor al que se crea el dinero, el poder adquisitivo disminuye. Es lo que se conoce como inflación.

Además, también se producirán otros efectos,  como el aumento de la variabilidad de los precios relativos, distorsiones fiscales, confusión en los cálculos por la variación constante en de la moneda o redistribuciones arbitrarias de la riqueza.

El problema es que la economía no funciona así. La solución a la pobreza es mucho más complicada que darle a la máquina de hacer billetes como si de una chistera se tratase, puesto que como hemos expuesto, cuanto más dinero haya en circulación, menor valor tendrá el dinero.

Si el gobierno decidiera emitir más papel moneda para cubrir sus necesidades de dinero, el dinero perdería  valor y en poco tiempo el valor nominal del billete apenas alcanzaría para cubrir el costo de su impresión.

El dinero no es riqueza, el dinero es simplemente un mecanismo de intercambio, un medio de pago, por lo que la riqueza no se hace imprimiendo más papel moneda sino produciendo.

“La solución a la pobreza es mucho más complicada que darle a la máquina de hacer billetes como si de una chistera se tratase, puesto que como hemos expuesto cuanto más dinero haya en circulación, menor valor tendrá el dinero.”


La riqueza es el resultado de la interacción de los medios de producción; es el resultado de la acción del hombre sobre los medios de producción lo que genera riqueza.

Para entenderlo, veamos el siguiente ejemplo:

Si la sociedad A produce unos bienes que valen 100 €, sólo necesitará papel moneda por 100 € para intercambiar esos bienes. Nada se gana con emitir 200€ si la sociedad apenas produce 100€, pues significará que esos bienes que antes valían 100 €, ahora costarán 200 € [se ha presentado el fenómeno inflacionario].

La necesidad de imprimir más dinero surge cuando esa sociedad produce más bienes, cuando es más productiva.  Al haber más bienes y servicios, se necesitará más papel moneda para intercambiarlos.

Si la sociedad no produce más, no tendrá objeto emitir mas papel moneda por que no habrá nada adicional para intercambiar con ese dinero adicional.

 Por consiguiente, el problema de la crisis no es la falta de dinero, el problema es que no todos los que reciben dinero procedente de un crédito tienen la capacidad, el conocimiento o las ganas de producir.

Imaginemos que al sujeto A le dan un crédito por 1.000 euros, y ese crédito lo aprovecha para inventar un producto que ayuda a otro a ser más eficiente en su trabajo, en tal caso el dinero está ayudando a ganar más, lo que eventualmente facilitará la devolución de créditos ya solicitados y fomentará la solicitud de nuevos créditos. En definitiva, se está creando un valor superior al del dinero prestado.

¿Pero qué ocurre cuando el dinero prestado produce un valor añadido inferior al del propio dinero prestado?. Siguiendo con el anterior ejemplo, si prestado el dinero quien lo recibe no lo invierte en producir sino  en comprarse una casa, se producirá un endeudamiento al no poderlo devolver, con el consiguiente embargo

Además, en su avaricia, el responsable de conceder el crédito, que recibe un bonus de su banco sobre el valor de los créditos concedidos, valora la potencial vivienda algo por encima de su valor real (sobrevaloración). Con lo cual, ni aun si el banco se queda con la casa recuperaría la cantidad prestada.

Si este proceso se repite millones de veces, como así ha sucedido, porque millones de personas piden dinero, pasados unos años el banco tendrán un montón de casas que no puede vender y el agujero de la deuda es más grande de lo que da tiempo a tapar.

Entonces, ¿qué se hace para frenar el crecimiento del agujero de deuda?. La solución es cortar el crédito, así nos asegurarnos de que todos esos que no son capaces de crear un valor mayor al dinero prestado no agrandan el agujero. ¿Qué ocurre entonces?, que como no se genera nuevo dinero no se puede tapar el agujero creado previamente, al que periodistas y politicos denominan activos tóxicos.

Como bancos han demostrado estar incapacitados para valorar los proyectos que solicitan crédito, los gobiernos deciden que los préstamos sólo se les darán a las únicas instituciones que consideran fiables: los propios gobiernos.

Ahora los gobiernos tienen que ser lo suficientemente ágiles e inteligentes para crear valor a un ritmo tan alto que permita cubrir el agujero ya creado por los activos tóxicos y el que se crea con la concesión del crédito perfecto, si no mal asunto.

Así, por ejemplo, si el gobierno lo invierten en la obtención de energía más barata, el fomento de PYMEs o el aumento de productividad (educación, I+D, transporte público) se estará creando valor. Sin embargo, si lo invierte becas que no ligadas al rendimiento académico, dietas de viajes, seguridad privada, financiación de sindicatos, partidos políticos, patronal, etc, lo único que conseguirán es el agujero sea cada vez mayor, por lo que el país terminará hundiéndose en un pozo.

control del dinero

control inflación

 Quienes tienen la capacidad de crear o imprimir más billetes son los Bancos Centrales de cada país. En su día esta función estaba en manos del Banco de España y hoy esta posibilidad depende del Banco Central Europeo.

El Banco Central Europeo, conocedor de los problemas que se derivan por llevar a cabo una política monetaria expansiva excesiva, tiene una prioridad: establecer la inflación a medio-largo plazo, entre en 0% y el 2%. Entre estos valores las distorsiones de los precios no son graves e incluso son beneficiosas para favorecer el dinamismo de la economía. Por tanto si quieren que los precios no suban por encima del 2% no pueden imprimir todo el dinero que quieran ¿Entonces quienes ponen los límites a la creación de dinero? Los mismo bancos centrales, sabedores de que lo que se gana por un lado, se pierde, y de manera más relevante y grave, por otro (el lado de las consecuencias).

Así funciona un sistema que no deja de ser injusto habida cuenta que los bancos han necesitado recuperarse de su actividad crediticia debido a tantos activos tóxico por lo que ha sido necesario una inyección de dinero público que no ha revertido en el flujo del dinero, impulsando la actividad crediticia, lo cual esta ocasionando que el dinero no llegue a los ciudadanos, con lo cual los bancos se han hecho más ricos y los ciudadanos de “a pie” más pobres; de manera que,  aunque los políticos del partido del gobierno no admitan que ha existido un rescate, si lo ha habido, y lo hemos tenido que pagar todos. Mejor dicho, lo seguimos pagando.

Caída de salarios los dos próximos años

bajada salarios

Tras la investidura de Rajoy, después de la repesca de elecciones generales celebrada el 26 J, en este mismo medio nos atrevimos a afirmar que el candidato votado para la presidencia del gobierno mentía,

al igual que había mentido su partido, no sólo durante la campaña electoral sino también durante el discurso de investidura y en las réplicas dadas a todos los intervinientes en dicho acto.

En aquel momento, analizando la trayectoria de su política económica, continuista de la ejercida anteriormente, bajo las exigencias de Bruselas, cual perro fiel a su amo, además de las sugerencias del Banco de España de disminuir salario y aumentar la precariedad en el empleo, y subida del IVA, amén de los impuestos indirectos; fueron suficientes referentes para que cualquier persona con sentido común y un poco informada, pudiesen sacar las mismas conclusiones que nosotros. Rajoy miente como un bellaco ante una España dividida y sedienta de justicia, aunque con muy poca memoria histórica, eso sin hacer referencia al “borreguismo” de quienes todavía se mueven por el miedo al cambio, aunque les evidencias les muestren la corrupción de a quienes votan.

Pues bien, Bruselas vuelve a hacer un análisis de cómo hacemos las cosas aquí, de manera que, de acuerdo con las previsiones  de otoño de la Comisión Europea, se prevé un descenso de los salarios reales españoles del 0,4% el próximo año. También perderán poder adquisitivo los trabajadores de Finlandia e Italia (con -1,5% y -0,7%, respectivamente, y los únicos en los que la caída será mayor que la española), Grecia (-0,1%), Austria (-0,3%) y Portugal (-0,2%).

Además, la lista se restringe en las previsiones de 2018. Ese año sólo perderán poder adquisitivo los salarios de los trabajadores de España (-0,1%), Austria (-0,2%), Portugal (-0,4%) y Finlandia (0,2%). Con ello, España frenaría la recuperación del poder adquisitivo de 2015 y 2016, tras las caídas de los años de la crisis.

Fuente: Previsiones de Otoño de la Comisión Europea

Fuente: Previsiones de Otoño de la Comisión Europea

 “Rajoy miente como un bellaco ante una España dividida y sedienta de justicia, aunque con muy poca memoria histórica, eso sin hacer referencia al “borreguismo” de quienes todavía se mueven por el miedo al cambio, aunque les evidencias les muestren la corrupción de a quienes votan.”

A pesar de esta pérdida de poder adquisitivo, la buena noticia será que el empleo continuará recuperándose, aunque a menor ritmo que este ejercicio. Según Bruselas, el empleo crecerá un 2,8% este año y se ralentizará al 2,1% en 2017 y al 1,8% en 2018. Ello permitirá que la tasa de paro baje al 16,5% dentro de dos años.

Como siempre la crisis la pagaremos los sufridos trabajadores, la  mayoría parece ser que con su consentimiento, según los resultados electorales, y es que en este país  a la gente le va la marcha o padece algún tipo de patología que habría que analizar, desde muy diferentes perspectivas, de momento bastaría con una psiquiátrica y sociológica.

 

Subida del IVA y bajada de salarios a la vista

estrangulamiento España

El Banco de España propone subir el IVA y bajar salarios

La entidad insta a acometer otra reforma laboral para reducir la protección del empleo indefinido.  

 

Después de los días que hemos vivido donde se ha confirmado lo previsible, como es la continuidad en la presidencia del Gobierno de la nación de Mario Rajoy, con el apoyo fundamental del voto afirmativo de  C´s y la abstención del PSOE, salvo algunos diputados socialistas que decidieron votar en contra por considerar inaceptable que el PP volviese a gobernar como único responsable de la ruptura del estado de bienestar con sus enormes recortes en los servicios públicos básicos como la sanidad, la educación y los servicios sociales; además de la acumulación de imputaciones y condenas por corrupción en sus filas, incluso la imputación del propio Partido.

Después de la investidura con promesas de recuperación económica, llegamos a lo inevitable, a lo que realmente han estado escondiendo en el Partido Popular para volver a hacerse con las riendas del poder, como es la vuelta a las mismas políticas en contra de los propios ciudadanos, marcadas por el  Banco de España según informe emitido a principios del pasado mes de junio, en el que, tras afirmar que las sucesivas reformas laborales no han resuelto la dualidad de un mercado en el que el nuevo empleo creado es fundamentalmente temporal, veía necesario cambiar lo que desincentiva la contratación indefinida, que es, bajo su análisis, el mayor coste del despido.

Además, la entidad ha urgido a que se retome la senda de consolidación fiscal, interrumpida en 2015, a través de una racionalización del gasto público, de un aumento de la imposición indirecta (IVA e impuestos especiales) y de una revisión de las deducciones y bonificaciones que merman la recaudación.

La elevada tasa de paro y los altos niveles de deuda y déficit públicos son los principales desequilibrios que todavía hacen vulnerable a la economía española, según recoge el informe anual del Banco de España, que añade el endeudamiento de empresas y familias, la deuda externa y la baja productividad.

En la presentación del informe, el gobernador de la entidad, Luis María Linde, advierte de que la tasa de paro se mantiene en un nivel “socialmente inaceptable”, al tiempo que recuerda que la falta de trabajo ha sido el principal causante de las desigualdades de renta entre los españoles.

Para corregir un desempleo que corre el riesgo de convertirse en estructural, la entidad apuesta por reformar el mercado laboral para dar mayores facilidades para bajar los salarios cuando la situación económica lo requiera, promover los convenios de empresa y diseñar políticas activas que sirvan para que los parados de larga duración y con menos cualificación puedan volver a trabajar.

 

“la entidad apuesta por reformar el mercado laboral para dar mayores facilidades para bajar los salarios cuando la situación económica lo requiera”

En definitiva España vuelva a la normalidad, es decir, a lo que ya estamos acostumbrados, como es la política de apretarnos el cinturón para que el país, según las directrices marcadas por la UE, no entre en una nueva recesión sin retorno.

El Partido Popular acaba con las pensiones

hucha pensiones

Lo venimos denunciando desde hace tiempo, la hucha de las pensiones se agota.

 

Según ha reconocido el propio gobierno del Partido Popular a Bruselas -aunque tal vez deberíamos ser más preciso y calificar de “desgobierno” la forma en que  el ejecutivo  ha dirigido el país durante los últimos años-, sólo hay fondo para hacer frente a las pensiones para un año, siendo la fecha de defunción diciembre de 2017.

Gráfico evolución fondo de reserva para las pensiones

Gráfico evolución fondo de reserva para las pensiones

El  Fondo de Reserva que a cierre de 2015 contaba con 32.481 millones, se quedará en poco más de 13.500 millones a finales del presente año. Con esta exigua cifra, la hucha deberá afrontar un ejercicio, el de 2017, en el que el Gobierno estima que el déficit será del 1,4%. Teniendo en cuenta que el PIB ascenderá a 1,157 billones, la nueva desviación superaría los 16.000 millones. O dicho de otra manera, el Fondo se quedaría en números rojos y no podría completar, al menos por sí solo, la paga de final de año de los pensionistas.

¿Qué pasará una vez que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social haya alcanzado a su fin?. Evidentemente tal situación produciría un deterioro progresivo de las pensiones como consecuencia de la situación laboral actual en España, donde el mercado de trabajo se ha devaluado a extremos impensables, surgiendo una pobreza laboral desconocida desde finales de la dictadura.

 Para evitar esta situación, son muchos los que abogan por una reforma fiscal, habida cuenta que el problema no es el gasto público, sino que en nuestro país se ingresan ocho o nueve puntos menos que la media europea, pero no aumentando la presión fiscal siempre sobre los mismos, sino sobre las rentas más altas, gravando más las rentas de capital y a los beneficios empresariales; no como ha hecho el gobierno del partido popular durante los últimos años obligando a los jubilado a pagar sus medicinas como una forma de que sus pensiones retornaran al Estado, o haciendo recortes sociales como eliminar las ayudas a la dependencia, tal vez pensando que así morirán más personas y se aliviaría los problemas de liquidez

fonde de reserva pensiones vacío

fondo de reserva pensiones vacío

“Los pensionistas presentes y futuros pueden irse preparando ante un futuro poco o nada halagüeño, debiendo plantearse esa gran mayoría de jubilados que vota al PP en ir cambiando su sentido del voto.”


Lo que resulta palmario es que durante toda la legislatura, la posición del Gobierno del PP ha sido muy cómoda, tirar de excedentes de los tiempos de bonanza, a la vez que aprobaba un reforma de las pensiones basada únicamente en pensiones más bajas y con incrementos ligados a la situación económica del país y de la Seguridad Social, en lugar de mantener el poder adquisitivo de los y las pensionistas, y en el retraso de la edad de jubilación.

Como nada de eso ha sido suficiente, la reforma se torna imprescindible, motivo por el cual los pensionistas presentes y futuros pueden irse preparando ante un futuro poco o nada halagüeño, debiendo plantearse esa gran mayoría de jubilados que vota al PP en ir cambiando su sentido del voto.

http://cincodias.com/cincodias/2016/07/19/mercados/1468943048_000492.html

http://www.abc.es/economia/abci-hucha-pensiones-agotara-2017-ritmo-actual-retiradas-201607052127_noticia.html

 

 

 

 

La nueva crisis que se avecina

recesión económica 2017

nueva crisis se avecina

Aunque los expertos no se ponen totalmente de acuerdo, sin embargo la mayoría afirman que la economía global volverá a entrar en recesión el año que viene debido, fundamentalmente, al final del ciclo expansivo de Estados Unidos y a la desaceleración de la economía china.

A este respecto, Juan Ignacio Crespo, estadístico del Estado y antiguo profesor de las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, igual que predijo la crisis de 2008, ahora en  su libro “¿Por qué en 2017 volveremos a entrar en recesión?” (Deusto), pone el foco, en primer lugar, en la trayectoria de la economía americana, afirmando que después de analizar sus ritmos, se puede observar que la expansión del ciclo económico está durando mucho tiempo, por lo tanto se puede decir que ya toca, porque cuanto más tiempo pase más próxima está esta recesión.

Además de esto, hay dos elementos o indicios muy preocupantes. Uno de ellos es la desaceleración de la economía china, que empezó en el año 2007 o 2008, cuando se metió en una crisis fuerte como todo el mundo pero a la que hicieron frente inyectando un montón de dinero. Sin embargo, ya en el rebote, no alcanzaron el nivel del 15% al que venían creciendo antes y se quedaron en torno al 10%. Desde el 2011 han empezado a retroceder de nuevo y ahora las cifras oficiales del Gobierno chino dan un crecimiento del 6,7%, lo que evidencia que la economía internacional precisa que este país afronte cambios en el modelo de crecimiento, con un mayor peso del consumo y del sector servicios acompañado de transformaciones estructurales y liberalizadoras, así como una profunda reforma de su sector financiero y un especial control sobre la fuga de capitales.

Hemos de recordar que la deuda china tan solo supone en torno a un 40% del PIB, frente a cantidades desorbitantes en la mayor parte de las economías desarrolladas, lo que le otorga cierto margen de actuación.

Y no solo es la economía china la que tiene problemas. La relación de países en ralentización económica y de crisis se ha ampliado considerablemente. En ciertos casos se trata de sectores concretos pero en otros, de países globalmente considerados. Brasil, Rusia, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica, Arabia Saudí, Tailandia, Rusia, Venezuela, Chile, México, Argentina y Perú son algunos de ellos.

Crespo en una entrevista otorgada a infoLibre, asegura que, la futura crisis, aunque no vaya a tener los efectos devastadores que tuvo la de 2008 en España, puesto que no hay ninguna burbuja que pinchar, o lo que es lo mismo la falta de crédito promotor que quebró la banca española; sin embargo, la parte mala es que no nos va a pillar con el 8% de paro como entonces, sino con el 20-21%, siendo la peor previsión que la tasa de desempleo alcance los máximos del 27% a la que se llegó en el año 2012-2013. Situación que podría agravarse si el país asiático entrase en un descontrol económico.

No obstante, Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia, a la pregunta de si hay que tener miedo a una nueva crisis, contesta con un contunden “sí”.

Según Varoufakis, el peligro de una nueva recesión es latente. Después de la crisis de 2008, las economías emergentes reemplazaron parte de la demanda perdida de Occidente. Sacando provecho de la tasa de interés de EEUU a cero y contando con la creencia de que el dólar seguiría depreciándose, las corporaciones chinas y brasileñas, entre otras, se endeudaron en 4 billones de dólares.

El capitalismo mundial sufre hoy la amenaza de una deuda gigantesca en los mercados emergentes. Si la amenaza se concreta, ¿las economías emergentes podrán esperar que Occidente se haga cargo de sostener al capitalismo global? Ni en sueños. La Europa de la austeridad sigue exportando deflación, y el poco crecimiento que genera (por ejemplo en España, Irlanda y Portugal) proviene de una nueva deuda privada. Y más de 4 billones de dólares en ahorros se diluyen en instituciones financieras de Occidente sin tener un destino en actividades productivas.

“La Europa de la austeridad sigue exportando deflación, y el poco crecimiento que genera (por ejemplo en España, Irlanda y Portugal) proviene de una nueva deuda privada. Y más de 4 billones de dólares en ahorros se diluyen en instituciones financieras de Occidente sin tener un destino en actividades productivas.”

Ante esta situación, el G20, tras la reciente reunión de Ankara, anunció una serie de medidas para tratar de atajar dudas sobre el crecimiento de la economía en el mundo. Parece que la máxima prioridad es incrementar las inversiones, dentro de un marco de fomento de las más eficientes y ocuparse permanentemente de facilitar la financiación a las pymes. Por otro lado, existe una preocupación en el seno del grupo sobre las devaluaciones de las divisas que se llevan a cabo con el objetivo de ganar competitividad en el marco de las transacciones internacionales. Algo que ha venido siendo una práctica habitual en otras épocas. Se trata de evitar una guerra de divisas de consecuencias imprevisibles.

Y el BCE, por su parte, no puede luchar contra todo, en este caso, contra la caída de los emergentes y del precio del petróleo. Las previsiones de crecimiento disminuyen, el crecimiento de la inflación, también, pero el mundo económico se ha acostumbrado a las inyecciones de liquidez y los bancos centrales, a acumular deuda en su poder, por lo que este Banco comenzó un programa de compra de deuda por 60.000 millones de euros mensuales que finaliza en septiembre de 2016.

Dado el débil ritmo de crecimiento europeo, el BCE podría ampliar el programa en cantidades y plazos, permaneciendo atento al Sistema Federal de Reservas de EEUU, conocido como  Fed, porque los datos económicos de la economía norteamericana invitan a elevar los tipos de interés, a endurecer su política monetaria. También los bancos centrales de los países emergentes se muestran proclives a la subida, con la esperanza de que al disiparse las dudas, se normalicen los mercados de capitales y de divisas.

El Banco Mundial no lo ve tan claro y anuncia un serio peligro de la subida de tipos en EE UU para los países emergentes.

http://www.infolibre.es/noticias/economia/2016/05/27/entrevista_crespo_50337_1011.html

http://www.eldiario.es/theguardian/dirigimos-nueva-crisis_0_480152764.html

Nota de Prensa de la APEE

El próximo día 22 de septiembre del 2016 a las diez de la mañana el juez-magistrado del juzgado de instrucción número 13 de Madrid ha señalado la comparecencia de los Sres.  D. Juan Luis Nieto Fernández, en su calidad de Presidente del Comisionado para el mercado de Tabacos, y de D. Manuel Cuevas Sedano, en su calidad de responsable del Área de Inspección de Mercado,  y a los directores de Philips Morris Spain, S.A. y de Marketing Partnerse, S.L., en relación con la denuncia presentada por la Asociación Profesional de Estanqueros de España (APEE) a propósito de los expedientes sancionadores incoados contra varios de sus asociados y que alcanzan, en algunos casos, importes de 120.000 euros. Sustenta la demanda la mala praxis de los citados en el desempeño de sus cargos, prevaricación, defectos de forma en la incoación de los expedientes y vulneración de la ley de protección de datos.

Manifiesto firmado por economistas de todo el mundo en apoyo a Unidos Podemos.

 

Este es el manifiesto que por el momento han firmado ya más de 217 economistas de todo el mundo en apoyo a las medidas económicas propuestas por Unidos Podemos.

Un texto que firman expertos como Thomas Piketty, de la Escuela de Economía de París; Viçenc Navarro, de la Universidad Pompeu Fabra (ambos asesoraron a Podemos con su programa); o Ann Pettifor, asesora del líder laborista Jeremy Corbyn, James Galbraith (hijo del economista de fama mundial John Keneth Galbraith), Marina Subirats, catedrática emérita de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Robert Pollin, asesor del presidente estadounidense Barack Obama.

Poner punto y final a las políticas de austeridad en España para abrir un nuevo tiempo en Europa

La gestión de la crisis económica ha tenido consecuencias devastadoras en nuestro país y también en el conjunto de la eurozona. Las políticas de austeridad fiscal y devaluación salarial impuestas durante los últimos años no solo han prolongado innecesariamente la recesión en el continente, sino que además han generado una enorme fractura social, lo que ha incrementado las desigualdades económicas y sociales.

La austeridad fiscal y la devaluación salarial nos han conducido a una década perdida. Hoy la eurozona aún no ha recuperado el nivel de renta per cápita previo a la crisis, y en España dicho indicador sigue siendo un 5% inferior a su nivel de 2007. En nuestro país solo se ha recuperado uno de cada tres empleos perdidos durante la crisis, la precariedad laboral se ha agravado y el 29% de la población vive en riesgo de pobreza o exclusión social.

Nuevos recortes del gasto social y de la inversión pública, como promete el Gobierno del Partido Popular a Bruselas, tendrían un coste económico y social muy elevado. El crecimiento se desaceleraría, con un fuerte impacto sobre la creación de empleo, y agravaría aún más la situación de las personas más afectadas por la crisis.

Es necesario un giro en la política económica: hay que terminar con las políticas de austeridad fiscal y devaluación salarial para propiciar una salida de la crisis que no deje atrás a nadie. Es imprescindible para España y es también una oportunidad de abrir un tiempo nuevo en Europa.

Son muchas las voces que a nivel internacional piden un giro en la política fiscal de la Eurozona. El gobernador del Banco Central Europeo reclama insistentemente a los Gobiernos de los países de la eurozona una política fiscal expansiva, que acompañe a la política monetaria para eludir el riesgo de deflación. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha pedido recientemente flexibilizar los objetivos de reducción de los déficits públicos en la eurozona para desarrollar planes de inversión pública que impulsen la creación de empleo y atiendan las prioridades productivas.

Impulsar verdaderamente la creación de empleo, las inversiones que nuestra economía necesita para modernizar su tejido productivo, así como la reducción de la fractura social, requiere exigir alto y claro a Bruselas una renegociación del ritmo de reducción del déficit público de nuestro país. Pero, además, la sostenibilidad de estos objetivos en el tiempo requerirá que el próximo Gobierno de nuestro país se comprometa a impulsar una profunda reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que garantice su flexibilidad en función del ciclo económico.

Es posible y necesario revertir los recortes que se han aplicado durante estos años en la sanidad, la educación, la dependencia o la I+D+i, para reiniciar a partir de ahí una senda de convergencia de España con Europa. Solo así los beneficios del crecimiento económico alcanzarán al conjunto de la población y se reducirán las desigualdades.

Además, debe garantizarse que el empleo que se cree sea estable y de calidad. Es importante para ello derogar las últimas reformas laborales, pero no para volver atrás, sino para alumbrar un nuevo marco de relaciones laborales más democrático y equilibrado que garantice salarios decentes y que desincentive y persiga el uso fraudulento de la temporalidad en la contratación. La igualdad entre hombres y mujeres, especialmente en el mercado de trabajo, también es una condición indispensable para mejorar nuestra democracia y nuestro bienestar.

En todo caso, una nueva agenda económica para nuestro país y para la eurozona no puede obviar los enormes desafíos que tenemos presentes en el terreno medioambiental. Hacer compatibles crecimiento, creación de empleo y sostenibilidad exigirá poner los programas de inversión pública al servicio del necesario proceso de descarbonización de nuestro tejido industrial y de una transición energética basada en la eficiencia, la rehabilitación inmobiliaria y el uso de las energías renovables, con lo que se asegurará una alternativa ocupacional digna a quienes hoy trabajan en los sectores afectados.

Por otro lado, denunciamos los tratados denominados de libre comercio e inversiones, como el TTIP, el CETA y el TISA, que se negocian a espaldas de la ciudadanía y que suponen una seria amenaza a la soberanía de los pueblos y al medio ambiente al anteponer los intereses de las grandes compañías transnacionales a los derechos laborales, los controles sanitarios y ecológicos y a las legislaciones democráticas de los distintos países.

Europa cambia cuando cambian sus sociedades y sus Gobiernos. Por eso pensamos que un cambio de Gobierno en España es un primer paso, fundamental, para iniciar el cambio en la eurozona. El cambio de política económica que necesita España es el mismo que necesita Europa y viceversa.

Por todo ello, apoyamos públicamente la candidatura electoral de Unidos Podemos para las próximas elecciones generales que tendrán lugar en España el 26 de junio. Pensamos que su programa económico es capaz de conjugar con solvencia y rigor los desafíos del presente y los retos del futuro. Consideramos que dicho programa servirá para poner punto final a las políticas de austeridad en España y, con ello, servirá también para abrir un nuevo tiempo en Europa.

Adhesiones al manifiesto:

  1. Vicenç Navarro, catedrático de Políticas Públicas, Universidad Pompeu Fabra.
  2. Thomas Piketty. EHESS y la Escuela de Economía de París / Escuela de Economía de París.
  3. Ann Pettifor, Director de Investigación de Políticas de Macroeconomía y miembro del panel de asesores económicos del partido laborista Jeremy Corbyn de.
  4. James Galbraith. La Universidad de Texas en Austin.
  5. Polluelo Victoria. Profesor Emérito de Economía. University College de Londres.
  6. Rafael Muñoz de Bustillo Llorente. Catedrático de Economía Aplicada. Universidad de Salamanca.
  7. Marina Subirats. Catedrática emérita, Universidad Autónoma de Barcelona.
  8. Ozlem Onaran, Profesor de Economía, Director del Centro de Investigación Política de Greenwich Economía, Universidad de Greenwich.
  9. Bruno Estrada. Economista. CCOO y Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis.
  10. Bibiana Medialdea, Profesora de Economía, Universidad Complutense de Madrid.
  11. Robert Pollin, profesor distinguido de Economía y Co-Director, Instituto de Investigación de Economía Política (PERI) de la Universidad de Massachusetts-Amherst. (EEUU)
  12. Lourdes Benería. Catedrática emérita, Cornell University.
  13. Javier Salinas Jiménez. Director del Departamento de Economía y Hacienda Pública. Universidad Autónoma de Madrid.
  14. María Cristina Marcuzzo. Departamento de Ciencias Estadísticas. Universidad de Roma “La Sapienza”.
  15. Amit Bhaduri, Profesor Emérito de la Universidad Jawaharlal Nehru, Nueva Delhi, India (2016 Ganador del Premio Leontief en Economía).
  16. César Estrada Martínez, Ex Consejero de Hacienda, Junta de Andalucía.
  17. Eugenia Correa. Facultad de Economia. Universidad Nacional Autónoma de México.
  18. Marc Lavoie. Profesor. Universidad de Ottawa y la Universidad de París 13.
  19. Nuria Alonso. Universidad Rey Juan Carlos e ICEI.
  20. Francisco Javier Braña. Catedrático, Universidad de Salamanca.
  21. María Pazos Morán. Investigadora en el Instituto de Estudios Fiscales.
  22. Steve Keen, Director de la Escuela de Economía, Historia y Política en la Universidad de Kingston.
  23. Coral del Río Otero. Profesor de Economía Aplicada. Universidad de Vigo
  24. Carlos Berzosa, Catedrático, Universidad Complutense. Ex Rector.
  25. Stephanie Seguino. Profesor del Departamento de Economía. Universidad de Vermont.
  26. Ignacio Muro. Economista, Ex Director de la Agencia EFE. Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis
  27. Sergio Cesaratto. Departamento de Economía y Estadística. Universidad de Siena.
  28. Noemi Levy-Orlik. Fac. de Economia. Universidad Nacional Autónoma de México.
  29. Fernando Luengo, Universidad Complutense de Madrid.
  30. María Robertson, de la Universidad de Greenwich.
  31. Nancy Folbre. Catedrática emérita de la Universidad de Massachusetts Amherst.
  32. Antonio Baylos. Catedrático. Universidad Castilla La Mancha.
  33. Francisco Louça. Catedrático. ISEG. Universidad de Lisboa.
  34. Jorge Uxó. Universidad de Castilla – La Mancha.
  35. Jacques Généreux, el profesor de economía de Sciences Po. Presidente del comité de desarrollo del programa de la Jean-Luc Mélenchon de 2017. El ex secretario de economía (Parti de Gauche).
  36. Eladio Febrero. Universidad de Castilla-La Mancha.
  37. Eckhard Hein, profesor de Economía de la Escuela de Berlín de Economía y Derecho.
  38. Malcolm Sawyer. Profesor Emérito de Economía. Universidad de Leeds.
  39. Luis Alberto Alonso González, Universidad Complutense de Madrid.
  40. Gerald Epstein. Profesor de Economía y Co-Director, Economía Política Instituto de Investigación (PERI) de la Universidad de Massachusetts Amherst.
  41. Michael Ash. Profesor de Economía y Policy.University Pública de Massachusetts Amherst.
  42. Javier Loscos Fernández. Dto. Economía Aplicada IV e ICEJC (UCM)
  43. Dean Baker, Co-Director, Centro para la Investigación Económica y Política en Washington.
  44. Mónica Clua Losada. Profesora Titular de Political Economy, Universidad de Texas.
  45. Albert Recio Andreu. Universidad Autónoma de Barcelona.
  46. David Trillo. Universidad Rey Juan Carlos.
  47. Nicola Acocella. Profesor de Política Económica. Departamento de Métodos y modelos para la Economía, Territorio y Finanzas. Facultad de Economía, Universidad de Roma La Sapienza.
  48. John King, profesor emérito de la Universidad de La Trobe y Profesor Honorario de la Universidad Federación de Australia.
  49. Raúl de Arriba Bueno. Profesor Titular de Universidad. Universidad de Valencia(España)
  50. Matías Vernengo Profesor de Economía, Bucknell U.Co-editor, Revisión de Economía Keynesiana (EEUU)
  51. Andrew Watt. Instituto de Política Macroeconómica (IMK)
  52. Rafael Gómez Gordillo. Universidad Pablo de Olavide, Sevilla.
  53. Marica Frangakis. Miembro de la Junta de Nicos Poulantzas Instituto
  54. Sergio Rossi, Departamento de Economía. Universidad de Friburgo (Suiza)
  55. José-Ignacio Antón. Departamento de Economía. Johannes Kepler de Linz Universidad.
  56. Riccardo Bellofiore, Universidad de Bérgamo, Italia
  57. José Castro Caldas. Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coimbra, Portugal.
  58. Joaquín Aparicio Tovar. Catedrático. Universidad Castilla-La Mancha.
  59. Dimitri B Papadimitriou, presidente Levy Instituto de Economía. Nueva York
  60. Manuel Lago, economista, CCOO
  61. Gabriel Flores Sánchez Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales.
  62. Hansjörg Herr Escuela de Berlín de Economía y Derecho de Berlín.
  63. Alejandro Inurrieta, Economista.
  64. Engelbert Stockhammer, Kingston University, Reino Unido
  65. Martin Myant, jefe de unidad “Económica Europea, Empleo y Política Social”, Instituto Sindical Europeo.
  66. Antonio Sánchez Andrés. Universidad de Valencia.
  67. Georg Feigl. economista y miembro de BEIGEWUM. Viena, Austria.
  68. Antonio Palazuelos Manso. Universidad Complutense de Madrid.
  69. Achim Truger, Escuela de Berlín de Economía y Derecho, Berlín, (Alemania)
  70. Juan Laborda Herrero. Universidad Carlos III de Madrid.
  71. Jan Kregel. Director de Investigación. Levy Economics Institute, EE.UU..
  72. L. Randall Wray. Profesor de Economía, Universidad Bard
  73. Paloma López Núñez. Economista. Concejala Ayuntamiento Colmenar Viejo (España)
  74. Trevor Evans. Instituto de Economía Política Internacional (IPE) Facultad de Economía y Derecho de Berlín.
  75. José Ángel Moreno Izquierdo. Miembro del Patronato de Economistas sin Fronteras.
  76. Antonio Lettieri – editor de Insight
  77. Guglielmo Forges Davanzati Profesor asociado de Economía Política de la Universidad de Salento.
  78. Omar Naveiro León, Universidad Complutense de Madrid.
  79. James Crotty. Profesor Emeritus. Universidad de Massachusetts Amherst Departamento de Economía.
  80. Jorge Fonseca, Universidad Complutense de Madrid.
  81. Jayati Ghosh. Universidad Jawaharlal Nehru. Nueva Delhi.
  82. Jesús Rivera Navarro. Universidad de Salamanca.
  83. Bruno Rossmann. Miembro del Parlamento por el Grupo Verde Austria.
  84. Carlos Ochando Claramunt, Universidad de Valencia.
  85. Judith Dell Inicio, Rosa Fundación Luxemburgo, Berlín.
  86. Eduardo Sánchez Iglesias, Profesor de Ciencias Políticas de la UCM
  87. Daniele Tori. Centro de Investigación de Economía Política de Greenwich (GPERC).
  88. Antonio Antón Morón. Universidad Autónoma de Madrid.
  89. Prabhat Patnaik, profesor emérito del Centro de Estudios Económicos y Planificación de la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi.
  90. José Ramón Marino. El economista. ATTAC
  91. Rafael Grande. Universidad de Salamanca.
  92. Ilene Grabel. Josef Korbel de Estudios de la Escuela de Int’l; Universidad de Denver.
  93. Aleksander Sulejewicz. Escuela de Economía de Varsovia (Polonia)
  94. David R. Howell. Profesor de Economía y Política Pública. El NY New School (EE.UU.)
  95. William Milberg. Decano y Profesor de Economía. Nueva Escuela de Investigación Social. Nueva York.
  96. Thomas E. Weisskopf, profesor emérito de Economía. Universidad de Michigan
  97. CP Chandrasekhar. Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Profesor del Centro de Estudios Económicos y Planificación de la Universidad Jawaharlal Nehru, Nueva Delhi, India.
  98. Michael R. Krätke. Cátedra de Economía Política. Facultad de las Artes y las Ciencias Sociales. Universidad de Lancaster. (ESTADOS UNIDOS)
  99. Alfredo Saad Filho. Universidad de Londres.
  100. Manuel Branco. Departamento de Economía, Universidad de Évora. (Portugal)
  101. James Heintz. Universidad de Massachusetts, Amherst. Departamento de Economía y Política Economía del Instituto de Investigación
  102. Richard Ross. El economista político
  103. Gary Dymski. Profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Leeds Business School. Co-Líder, CIUDADES tema, Universidad de Leeds (Reino Unido)
  104. Christopher Cramer. Profesor de la economía política del desarrollo. SOAS, Universidad de Londres.
  105. Ana Martín García. Economista.
  106. Santiago Garma, Catedrático de la Universidad Complutense (jubilado).
  107. Peter Herrmann. Eurispes – Instituto de estudios políticos, económicos y sociales. Roma
  108. Guillermo José de la Torre Fernández del Pozo. Economista. Fundacion tripartita para la formacion en el empleo. Asistencia tecnica CC.OO.
  109. Torsten Müller. Investigador senior. Instituto Sindical Europeo – ISE
  110. Angela Wigger, Profesor Asociado de la economía política global, Países Bajos. Departamento de Ciencia Política. Radboud Nijmegen de la Universidad. HK Nijmegen
  111. Pekka Sauramo. Economista de alto nivel. Instituto del Trabajo de Investigación Económica. Helsinki, Finlandia.
  112. Ricardo Gottschalk, UNCTAD, Ginebra.
  113. Giorgos Galanis, Universidad de Londres.
  114. Graham Gudgin. Universidad de Cambridge.
  115. Domenico M. Nuti, Profesor Emérito, Universidad de Roma La Sapienza
  116. Tomás Rotta. Política de Greenwich Centro de Investigación de Economía. Londres.
  117. Jeremy Leaman. Universidad de Loughborough.
  118. Gilad Isaacs, Coordinador de Investigación, CSID, Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo, Sudáfrica.
  119. Ruggero Paladini, profesor, Unitelma Sapienza, Roma
  120. Antonio Rodríguez Gil. Leeds University Business School (LUBS)
  121. Stefanos Ioannou, Universidad de Leeds.
  122. Joshua Banerjee. Institución: Autoridad de Conducta Financiera (Reino Unido). London School of Economics y Ciencias Políticas
  123. Fabio Sdogati. Profesor de economía internacional. Politécnico de Milán
  124. Francesco Garibaldo. Director de “Claudio Sabattini” Fundación
  125. Eduardo Strachman. Sao Paulo Universidad Estatal – UNESP (Brasil)
  126. Cristina Vega. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) – sede Ecuador.
  127. Marco Missaglia. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) – sede Ecuador.
  128. Julia Cage. Sciences Po. París
  129. Martin Schürz. Economista. Facultad de economía de Viena
  130. Stefano Lucarelli, Universidad de Bérgamo y de la economía Centro Sorbona.
  131. Mario Seccareccia, University of Ottawa, Canadá.
  132. James K. Boyce. Departamento de Economía y Economía Política Instituto de Investigación de la Universidad de Massachusetts Amherst (EEUU)
  133. Miriam Rehm, Economista en Viena, Ph.D.
  134. Georges Menahem, Director de investigación en el CNRS francés
  135. Alexander Guschanski. Centro de Investigación de Economía Política de Greenwich.
  136. Srinivas Raghavendra. Universidad Nacional de Irlanda, Galway. Republica de Irlanda.
  137. Javier Infante Miguel-Motta. Titular de Historia del Derecho y de las Instituciones.
  138. Thomas Goda. Facultad de Economía y Finanzas.
  139. Louison Cahen-Fourot. Universidades de París-Sorbona Nouvelle 3
  140. Werner Raza. El ex jefe de ÖFSE (Fundación para la Investigación de Desarrollo de Austria).
  141. Trevor Evans. Escuela de Berlín de Economía y Derecho.
  142. Bruno Carballa Smichowski. Universidad de Buenos Aires y CEPN – Universidad Paris XIII – Sorbonne Paris Cité.
  143. Asensi Descalzo y Tormo. Universidad de Valencia.
  144. Serge Mas. Economista de la Unión Regional de Ile de France CGT (CGT Urif)
  145. Mireille Bruyere. Economista Aghast Francia son la Universidad de Toulouse.
  146. Gilles Raveaud. Universidad de París 8.
  147. Ana Podvrsic. Universidad de París 13.
  148. Anne Eydoux. Université Rennes 2, economista horrorizado.
  149. Cédric Durand, The Economist, 13 de la Universidad de París
  150. Fernando López Castellano. Universidad de Granada.
  151. Nicolas Pinsard. Paris 13 CEPN
  152. Léonard Moulin. Universidad de París 13.
  153. Nicolas Prokovas. Université Paris 3 – Sorbonne Nouvelle
  154. Carlos Oya. SOAS, Universidad de Londres.
  155. Nikolaos Karagiannis. Profesor de Economía. Universidad Estatal de Winston-Salem.
  156. Mu-Jeong Kho. University College de Londres (UCL).
  157. Ricardo Robledo Hernández. Catedrático de Historia Económica. (Universidad de Salamanca y Universitat Pompeu Fabra).
  158. Ernest Cano Cano. Decano de la Facultad de Ciencias Sociales. Universidad de Valencia.
  159. Laurence Lizé, París Francia 1
  160. Henri Sterdyniak, economistas horrorizado, Francia.
  161. Margarita Almela. Profesora Titular, UNED.
  162. Jo Michell. Profesor titular de Economía, UWE, de Bristol.
  163. Philippe lege, Universidad de Picardie.
  164. Carlos Ruiz, ATTAC
  165. Ángel Luis González Esteban. Universitat de Barcelona.
  166. David Cayla, Universidad de Angers.
  167. Emeric Lendjel, Universidad de París 1 Panthéon-Sorbonne.
  168. Alessandro Vercelli. Universidad de Siena
  169. Marcial Sequeira De Fuentes. Universidad De Castilla La Mancha
  170. Javier Gimeno Perelló. Universidad Complutense.
  171. Ramón Sánchez Tabarés. Catedrático jubilado de la Universidad de Barcelona.
  172. Ananda Martinez. Economista.
  173. Juan Mª Terradillos Basoco. Catedrático. Universidad de Cádiz.
  174. Dominique Méda. Sociólogo.
  175. Enrique Berzosa Alonso Martinez. Jubilado de autonómo y empresario.
  176. Umberto Romagnoli. Universidad de Bolonia.
  177. Antonio Loffredo. Universidad de Siena.
  178. Antoine Godin, PhD. Profesor Asociado de Economía, Universidad de Kingston, Londres
  179. Inmaculada Fenollosa Martin. Economista
  180. Yves Dimicoli Economiste, Miembro de la Comisión Económica del PCF. Ex asesor del Consejo de Análisis Económico del Primer Ministro.
  181. Berta Valdés de la Vega. Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. UCLM
  182. Raúl Lorente Campos. Profesor Contratado Doctor del Departamento de Sociología de la Universidad de Valencia
  183. Aurélie encontrado. Economista. Francia
  184. Pierre Ivorra, periodista económico del diario francés “L’Humanité”
  185. Lydia Olza Vicente. Economista. Universidad Pública de Navarra
  186. Teresa Gómez.Economista, miembro de econoNuestra
  187. José Luis Méndez Altozano. Economista
  188. José Antonio Noguera. Profesor Titular de Sociología, Universidad Autónoma de Barcelona
  189. Denis Durand, Economista miembro de la Comisión Económica del PCF. Ex-Director adjunto de Banque France, ex-miembro del Consejo Económico, Social y de Medio Ambiente.
  190. Sol Trumbo Vila. Economista. Transnational Institute, Amsterdam.
  191. Francisco Lechago. Economista
  192. Teresa Corcobado Cartes. Profesora titular  jubilada. Universidad de Extremadura.
  193. José Acevedo Gonzalez. Economista.
  194. Rosana Calle García. Economista. Prof . UMA
  195. Esteban Cruz Hidalgo. Economista. Asociación por el Pleno Empleo y la Estabilidad de Precios.
  196. Jorge Amar Benet Economista, Presidente Asociación por el Pleno Empleo y la Estabilidad de Precios ( APPEEP).
  197. Eduardo Rivera Vicencio. Facultad de Economía y Empresa. Universidad Autónoma de Barcelona
  198. Jesús Ramos Martín. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) – sede Ecuador.
  199. Carlos Rodrigo Illera. Catedrático de Economía Financiera en la UNED
  200. Pablo Bortz, Universidad Nacional de San Martín, Argentina.
  201. Juan Dorado Romero. Doctor en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid.
  202. Mariela Lindner Yaquinta. Facultad de Ciencias Económicas y de Administración Udelar. Uruguay
  203. José Campo Guardiola Economista y Sociologo
  204. Dr. Antonio Luis Hidalgo Capitán. Profesor Titular de Economía Aplicada. Universidad de Huelva
  205. José Ángel García Caballero. Profesor de Economía. Educación Secundaria.
  206. Ian Seda-Irizarry, John Jay College, City University of New York
  207. Manolo Caldas. Asesor Fiscal y exprofesor asociado de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Vigo
  208. Rafael Domínguez Martín. Director de la Cátedra COIBA. Departamento de Economía, Universidad de Cantabria
  209. Carmen Castro García. Economista Feminista y activista social. ATTAC. PPiiNA.
  210. M. Dolores Santos Fernández. Profesora de derecho del trabajo de la universidad de Siena
  211. Louis Choma. King’s College London y Universidad Complutense de Madrid
  212. Alberto Aziz Nassif, Profesor-Investigador del CIESAS, México
  213. Alicia Girón. Instituto De Investigaciones Económicas – UNAM
  214. Eduardo Berzosa Alonso-Martinez. Economista y funcionario de la Administración del Estado jubilado.
  215. Juan A. Rubio Mondéjar. Departamento de Teoría e Historia Económica, Universidad de Granada.
  216. Montserrat Sagarra Fito. Economista y Auditora
  217. Aleksander Sulejewicz, dr hab., profesor asociado de Warsaw School of Economics en Varsovia.

* Si queréis suscribir el manifiesto, por favor escribid a esta dirección de email puntofinalalaausteridad@gmail.com indicando vuestro nombre y vuestra adscripción institucional.

http://stopausteridad.eu/

Rosell en busca del esclavismo laboral.

El trabajo “fijo y seguro” es “un concepto del siglo XIX”, ya que en el futuro habrá que “ganárselo todos los días”. 

Hay determinados personajes públicos cuya chulería y prepotencia les hace realmente insoportables, hasta el punto de provocar en la opinión pública un sentimiento de repudio acompañado, en la mayoría de los casos, de una incontenida necesidad, no precisamente de llamarlos por su nombre, sino por lo que su conducta representa.

Tal es el caso del presidente de CEOE, Juan Rosell, quien ayer en la presentación de un estudio sobre la transformación digital realizado por Siemens y la consultora Roland Berger, ha afirmado  que el trabajo “fijo y seguro” es “un concepto del siglo XIX”, ya que en el futuro habrá que “ganárselo todos los días”. Afirmaciones que, además de estar fuera de lugar, incurren en errores históricos, lo cual hacen de su autor un fantoche ignorante.

Los asalariados en el Siglo XIX eran simplemente fuerza de trabajo que se compraba, por su abundancia, a muy bajo precio. Los salarios sólo permitían la estricta subsistencia. Además, se cobraba por jornada trabajada o por trabajo a destajo: si no había trabajo o se hacía fiesta, no había salario, y en caso de enfermedad, accidente o vejez, nadie se hacía cargo del trabajador. Las jornadas en las fábricas, o en las minas, eran muy largas (14-16 horas) y en condiciones ambientales muy deficientes.

La disciplina laboral era muy dura: los obreros podían ser despedidos en el momento que desease el empresario y los castigos y penalizaciones eran frecuentes. La moral burguesa veía a los trabajadores como perezosos e indolentes, consideraba el ocio como un vicio y exaltó como máximas virtudes la disciplina y el trabajo.

Amén, de la ignorancia, las falacias de este ridículo personaje, de aspecto fachendoso, le hacen digno merecedor del desprecio, sobre todo de quienes deseando trabajar en estos tiempos de dudosa moralidad empresarial por las alas dadas por aquellos políticos que han demostrado su más absoluto desprecio a la dignidad ciudadana y, por ende, de los trabajadores, cuyos derechos laborales han sido pisoteados en pro del saneamiento de una situación económica cuyo devenir ha demostrado el abuso de los más fuertes sobre los más débiles.

 

“las falacias de este ridículo personaje, de aspecto fachendoso, le hacen digno merecedor del desprecio, sobre todo de quienes desean trabajar en estos tiempos de dudosa moralidad empresarial”


Pero no es la primera perla del jefe de los empresarios desde que asumió la presidencia de la CEOE, ya son numerosas las ocasiones en que su impresentable actitud lo han convertido en protagonista en los medios que nos dedicamos a esta noble tarea de informar a los ciudadanos, unos con más libertad que otros, como Plazabierta.com, al no tener amo que nos cierre la boca. Recordemos algunas de ellas:

“A la EPA no le doy credibilidad. Dice que hay seis millones de parados y el registro dice cinco. Yo me creo los cinco”. Febrero de 2013

No le gustan a Rosell las estadísticas del INE. Será porque, a su juicio, le sobran un millón de parados. Casualidad o no, el número aproximado de amas y amos de casa que intentan rapiñar 400 euros entre lavado y planchado. Esa fue su más enérgica condena a la Encuesta de Población Activa, y tampoco coincidió con el récord de parados.

“Nos debemos de olvidar de los salarios fijos indexados para siempre”. Junio de 2011

Como si previera el futuro, Rosell advirtió con rotundidad: “Nos debemos de olvidar de los salarios fijos indexados para siempre, tienen que ser variables”. Para él, ligar los sueldos al IPC suponía  una “antigualla”. Era 2011 y, desde entonces han variado bastante, sobre todo a la baja. Pero tamaña recomendación fue acompañada de un argumento inflamable: “¿Qué tienen que ver los precios de la gasolina con los salarios”.

“A los funcionarios sería mejor darles un subsidio a tenerlos en la Administración consumiendo papel” 

Los trabajadores que no pueden ser despedidos no son santo de la devoción de este ínclito empresario. Es notorio y manifiesto su aversión hacia la figura del funcionario y, aunque lo ha manifestado en reiteradas ocasiones, en febrero de 2013 soltó algún perdigón demás: “Sería mejor ponerles un subsidio a que estén en la Administración consumiendo papel, consumiendo teléfono y tratando de crear leyes. Eso tiene un coste tremendo”.

“La gente encuentra trabajo milagrosamente cuando falta un mes o dos para agotar el subsidio”. Febrero de 2012

Ser un parado en España es bastante parecido a ser un pícaro vagazas que vive a costa de los trabajadores hasta que no puede más. Es lo que debe de pensar Rosell cuando afirma que “como aquí el subsidio dura hasta 24 meses, la gente encuentra trabajo milagrosamente cuando falta un mes o dos para agotar el subsidio”. Y tiene razón, al menos, en lo de “milagrosamente”.

“Quien se apunte al paro porque sí, habrá que decirle que no”. Julio de 2011

Tan sólo hay algo peor que un funcionario para el jefe de los empresarios: el desempleado. No se puede estar en este país sin hacer anda y encima inflar las estadísticas. Aunque ésta declaración la hizo junto a otras “recomendaciones”, destacaba porque estaba lanzando los globos sonda para la reforma laboral que se aprobaría medio años después.

“No puede ser que por defender los derechos de algunos se estropeen y se machaquen los derechos de otros”. Febrero de 2012

Tampoco es particularmente partidario de las huelgas. Le incomodan. Los trabajadores no producen, las calles se llenan de gente y, ahora de nuevo, las cárceles de sindicalistas. Le gusta pensar en el bien común. “No puede ser que por defender los derechos de algunos se estropeen y se machaquen los derechos de otros”, dijo meses antes de la primera de las dos  huelgas generales que desencadenó la reforma laboral de 2012, que hacía justo lo que Rosell dice que “no puede ser”.

“Hay una inflación de noticias negativas que debería moderarse”

Un mes después de la reforma laboral que abarataba y facilitaba el despido, con el paro más alto de toda la crisis y la destrucción de empleo más voraz. Con la prima de riesgo por las nueves, con el rescate financiero pendiendo de un hilo y la batería de recortes sociales más grande de la democracia, Rosell achacaba la desconfianza en la economía española al clima de negatividad de los medios de comunicación y de la opinión pública en general. Debería de preguntarse en qué mundo vivían los periodistas, porque él no entendía por qué tanto.

imagen libertad código de barras

la esclavitud laboral

Enhorabuena a los empresarios españoles. Si los dos últimos presidentes de la CEOE son su cara visible, nos queda más que claro como es este sector y lo que para ellos significa los asalariados. No en vano, muchos de los que han sido considerados como modelos de empresa en este país han sido luego pillados en esos

papeles que demuestran que su patriotismo no es más que pura fachada al guardar su dinero manchado por el esclavismo de muchos trabajadores, en paraísos fiscales.

Es cierto Sr. Rosell que este país necesita evolucionar en el ámbito laboral, pero no machacando a la parte más débil, sino haciendo que muchos de ustedes cambien su mentalidad arcaica y autoritaria, propia del Siglo XIX, que tanto le gusta a usted, a posiciones en las que el trabajador lejos de ser considerado una carga en la empresa lo sea como un activo, de manera que cuando más se invierta en él, en su formación y en sus derechos, mayor y mejores han de ser los beneficios para la empresa. Pero claro, esto es muy avanzado para la mayoría de los empresarios que usted representa y que añoran aquellos tiempos de palo largo y mano dura, porque por mucho que participen en foros sobre la digitaluzacion en el ámbito de la empresa siguen siendo los señoritos explotadores que tan bien representó en uno de los mejores filmes del cine español: “Los Santos Inocentes”, su director Mario Camus.

http://paseandohistoria.blogspot.com.es/2010/05/asi-se-trabajaba-en-el-siglo-xix.html

http://www.eldiario.es/economia/Rosell-concepto-XIX-impulsar-digitalizacion_0_516898459.html

Un respiro a la maltrecha economía de los españoles

Sentencia sobre cláusulas suelo que afecta a casi todas las entidades bancarias y Cajas de Ahorro del país

Parece ser que, entre todas las preocupaciones que ocasiona la situación económica a la mayoría de los ciudadanos de este país, dicho sea de paso, por la mala gestión política de sumisión a la Unión Europea, desde ayer tenemos un motivo, aunque sea pequeño para poder sonreír un poco. Nos referimos a la sentencia dictada por una Jueza de lo Mercantil en Madrid, por la que se anulan las cláusulas suelo de 40 bancos y cajas por abusivas y poco transparentes, con topes que establecen un mínimo a pagar en la letra de la hipoteca por mucho que baje el euríbor. Esta sentencia dictada por la Jueza Carmen González Suárez, además de anular dichas cláusulas obliga a devolver las cantidades indebidamente cobradas desde 2013.

Este tipo de sentencias se han ido sucediendo durante los últimos años, sobre todo, desde que el Tribunal Supremo anulara este tipo de cláusulas condenando a BBVA, CAJAMAR Y ABANCA en Sentencia dictada el 9 de mayo de 20013, sucediéndose a partir de entonces fallos de este Tribuna en el mismo sentido.

Lo relevante de la Sentencia dictada por el Juzgado Número 11 de lo Mercantil  de Madrid es que responde a una macrodemanda de 15.000 usuarios que afecta a casi todas las entidades del país y que, según Adicae, la asociación de consumidores que impulsó el pleito hace más de cinco años, a todas aquellas hipotecas de particulares que tengan una cláusula suelo, unos dos millones (sobre un total de 4,5 millones).

Aunque la Confederación de Cajas de Ahorro (CECA) está estudiando la Sentencia para interponer un recurso contra la misma ante la Audiencia Provincial de Madrid, sin embargo,  los abogados de Adicae insisten en que las distintas resoluciones que ha dictado hasta ahora el Supremo anulando las cláusulas no dejan apenas margen para hacerlo.

“Adicae ha recomendado que acudan a su banco a exigir la anulación a todos los particulares hipotecados con esta cláusula (quedan fuera de esta sentencia autónomos y empresas). La juez ordena, no obstante, que los contratos hipotecarios se mantengan en vigor una vez eliminado el ‘suelo’”.

 


De momento, la sentencia establece que se “verán beneficiados” y, por lo tanto, podrá exigir que se les deje de cobrar el suelo y que le devuelvan el dinero, “todos aquellos consumidores” que hayan firmado una cláusula “idéntica a las transcritas en la presente resolución y no transparente”. Y entiende como idénticas “aquellas que, a pesar de no emplear el mismo texto ni las mismas palabras, sean sustancialmente iguales en cuanto a su contenido”. Adicae ha recomendado que acudan a su banco a exigir la anulación a todos los particulares hipotecados con esta cláusula (quedan fuera de esta sentencia autónomos y empresas). La juez ordena, no obstante, que los contratos hipotecarios se mantengan en vigor una vez eliminado el ‘suelo’.

En el siguiente video se explica con claridad qué son las cláusulas suelo.

 

http://www.ocu.org/organizacion/prensa/ocu-opina-sobre-la-actualidad/2016/sentencia-nulas-clausulas-suelo

http://elpais.com/tag/adicae_asociacion_usuarios_bancos_cajas_seguros/a/

 

 

 

Cataluña independiente, ¿a cambio de qué?

¿Conocen los ciudadanos los efectos de la independencia de cualquier Comunidad Autónoma?.

Muchos son los ciudadanos catalanes como los residentes en otras partes del territorio nacional, que preguntados sobre los efectos de la independencia de la citada Comunidad Autónoma – la que más competencias tiene junto con la Vasca -, se quedan en una simple manifestación en pro o en contra de la misma en virtud del espectro político en los que se sitúan a la hora de votar, pero sin argumentos, la mayoría de las veces, suficientemente sólidos en los que apoyar su postura. Lo que evidencia no estar suficientemente informados de las consecuencias.

Tal aspecto nos lleva retomar un tema que, aunque haya sido frecuentemente tratado por los medios  con mayor o menor profundidad, también lo ha sido con una marcada tendencia, según una línea editorial dirigida por quienes los financian; lo que nos exige un tratamiento lo más objetivo posible, del que nadie pueda extraer una simpatía o animadversión a dicha postura independentista, sino simplemente mostrar y analizar un panorama marcado por el devenir de los acontecimientos, desde que el anterior president decidiera como único golpe de efecto para prolongar en la medida posible la agonía de su cargo, decretar unilateralmente la independencia.

Ya en el ejercicio pasado, el Banco Central Europeo (BCE) dejó fuera a Cataluña en la compra de activos financieros para estimular la economía europea,  siendo la única comunidad autónoma española sin derecho a colocar su deuda a la autoridad de Fráncfort.

Los motivos, no fueron otros más que el argumento oficial basado en que los bonos de la Generalitat no reunían los requisitos mínimos de solvencia para la adquisición por el BCE, por ser considerados bonos basura, salvo que, como en el caso de Grecia, estuviese sujeta a un programa de rescate financiero con condiciones.

Sin embargo, hay quienes vieron  en la exclusión a Cataluña un motivo de carácter político, debido a que el revés a la deuda catalana se originó cuando la agencia Fitch –la única que mantenía el bono de la Generalitat con calificación de BBB– decidió bajar su nota a suspenso tras la declaración de ruptura formulada por el Parlamento catalán, que finalmente fue calificada como una mera declaración de intenciones por de mayoría del Parlament que representan las posturas independentistas.

De una manera o de otra, lo cierto es que Cataluña perdió la oportunidad de ser elegido en el programa del BCE, lo que muchos vieron como un preludio, en caso de seguir con su política de secesión, de una posible exclusión de la  futura república de la Zona Euro.

Ante la secesión de Estados, las reglas que se aplican en lo referido a la cuestión de qué ocurre con los tratados firmados por los Estados predecesores, por el Convenio de Viena de 1978 son básicamente dos: La primera es la denominada ‘tabla rasa’, por la cual, el nuevo Estado tiene derecho a pertenecer a los tratados multilaterales que el Estado predecesor. A la ‘tabla rasa’ solo se puede adherir aquellos países en situación de libre autodeterminación, es decir, aquellos que han sido colonizados u en opresión. El segundo, es el denominado de ‘continuidad’ que permite al nuevo Estado permanecer en los tratados multilaterales que el predecesor. Queda claro, que una Cataluña independiente podría acogerse a la segunda y formar parte de la Unión Europea, pero no es tan fácil.

 

“una región que se independice pasaría a ser un tercer Estado con respecto a la Unión y los tratados dejarían, desde el día mismo de la independencia, de ser aplicados en su territorio”.

Explicaba Romano Prodi en 2004 que “una región que se independice pasaría a ser un tercer Estado con respecto a la Unión y los tratados dejarían, desde el día mismo de la independencia, de ser aplicados en su territorio”. Por tanto, debería pedir una adhesión a través del artículo 49 del Tratado de la UE, y para ser aceptado debería contar con el consentimiento unánime de todos los miembros, y resulta difícil pensar que España le daría el consentimiento.

Pero no solo el 49, sino también el 52 del TUE que enumera la lista de países, para ser incluido Cataluña necesitaría de unanimidad. En definitiva, el proceso queda en el aire aunque sin una ruptura amistosa Cataluña se vería fuera de la Unión Europea casi con toda seguridad.

A esto se sumarían una serie de efectos negativos como que la deuda de esta posible república se multiplicara debido a que debería asumir dos tipos de deuda. Una primera, consistente en un tanto por ciento equivalente a su peso en el PIB español de la deuda española, puesto que, sus ciudadanos se han visto favorecida por ella. En segundo lugar, la suya propia que ha contraído como la Comunidad Autónoma de Cataluña. En total, son cerca de 264.000 millones de euros una cantidad que supera ahora mismo el 130% del PIB catalán. Se trata de una carga muy pesada (Grecia pide constantemente una quita con la misma cantidad de deuda/PIB).

El problema no acaba solo en el volumen de deuda sino que está denominada en euros. En una Cataluña fuera del euro, si la Generalitat decidiera optar por tener su propia moneda (ante una devaluación del 50%, según algunos expertos) la deuda podría multiplicarse.

Aunque ese no es el único problema, una vez declarada la independencia y asumido su parte de deuda, la nueva Cataluña debería hacer frente a los pagos de los vencimientos. No quedaría más opción que pagarlos con la emisión de nueva deuda pero el tipo de interés sería probablemente insostenible.

Todo ello estaría acompañado de una huida de los Bancos catalanes como el Sabadell y Caixaban, los cuales han advertido que en caso de Decretarse la independencia saldrían de Cataluña.

Este escenario de tensión ante la independencia de Cataluña, conforme ha manifestó el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, cuando Arthur Mas empezó con sus aspiraciones independentistas, ocasionarían  un riesgo de corralito, como ya se vio en Grecia más aún tras caer fuera del euro, aunque este último aspecto es discutido por los expertos en la materia, tal y como se desprende del video que te presentamos a continuación.

Aparte de los efectos económicos, también en caso de decretarse la independencia de Cataluña, se producirían, por necesidad, unos efectos políticos derivados de la situación jurídica que ocasionaría una decisión unilateral de este tipo y es que, queramos o no, vivimos en un Estado de Derecho, con una Constitución que, aparte de proclamar una seria de derechos, también, como es lógico, establece una serie de medidas garantistas del Estado nacional que obligarían al Gobierno de turno a ponerlas en  marcha como sería activar el artículo 155 del texto constitucional, incluido en el título VIII sobre la organización territorial del Estado, el cual constituye un medio de control, de carácter excepcional, que complementa al ordinario recogido en el artículo 153, de la actividad de las CCAA; previendo que, para situaciones «extremas», es decir, aquellas en las que una comunidad incumple las obligaciones impuestas por la Carta Magna o las leyes «atentando gravemente al interés general de España», el gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, debería  adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. Para la ejecución de tales medidas, el Gobierno podría dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

Además, debemos recordar que el Tribunal Constitucional ya advirtió el pasado mes de noviembre a 21 altos cargos del Parlamento y la Generalitat como consecuencia de la previa anulación de la resolución independentista del gobierno de Carles Puigdemont «de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada, apercibiéndoles de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir».

Desde luego que podríamos reformar la Constitución y por ende el sistema de las Autonomías, pero eso exige un debate político, con participación de todas las fuerzas políticas y, si queremos trasladarlo al debate y decisión de la sociedad no puede ser de otra manera que mediante un referéndum en todo el territorio español.

http://economia.elpais.com/economia/2015/01/22/actualidad/1421930158_392049.html

http://economia.elpais.com/economia/2015/01/22/actualidad/1421930158_392049.html

http://economia.elpais.com/economia/2015/01/22/actualidad/1421930158_392049.html

http://www.estrelladigital.es/articulo/economia/cataluna-fuera-europa-y-euro-soportaria-deuda-130-pib/20150922205710254432.html

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes