Archivos de categoría para: Actualidad

El diván de mi vecina. Mi querido Blesa.

Mi vecina tiene un gran corazón, tan grande que creo que es una de las pocas personas que se han compadecido de la muerte de Miguel Blesa.

Llegaba de mi paseo diario y me la encontré en el ascensor, y tras el saludo de cortesía me informó del suicidio del exbanquero con todo el lujo de detalles, de manera que cuando logré ver la noticia en los informativos de las diferentes cadenas de televisión no me aportaron nada nuevo, aunque tampoco era mucho lo que se podía contar: un disparo en el pecho con el arma de caza en la finca de un amigo. La gran noticia del día, contada en el ascenso a nuestras viviendas en un ascensor que parece del siglo XIV que terminó con un lamento de compasión: “pobre hombre”, concluyó, invitándome a tomar una limonada en su casa.

Me pareció un acto de humanidad sentir la muerte de tan cuestionada persona, odiada por muchos tras su gestión al frente de Bankia, por las perdidas económicas ocasionadas a sus clientes por las preferentes, observación que verbalicé; pero lejos de encontrar la respuesta que esperaba, de que una cosa es la muerte de un ser humano y otra el juicio sobre su vida o parte de ella, su respuesta fue algo así como: “estarán satisfechos los que le han vilipendiado, acosado y maltratado”.

Intenté interiorizar sus palabras con el objeto de comprenderlas, acto que no tuvo el resultado pretendido. Comprendía que el juicio paralelo al que estaba teniendo lugar en los tribunales de justicia, cuando se hace en la plaza del pueblo puede ser muy cruel y poco objetivo; pero, también comprendía la indignación de aquellos que habían perdido los ahorros de toda una vida por una pésima gestión de la que no es él, el único responsable, de manera que intentando ponerme en la piel de éstos mi indignación fue en aumento, no sólo pensando en el finado sino en su predecesor Rodrigo Rato.

Un exministro de economía y hacienda durante el gobierno de Aznar y un inspector de hacienda que llegó a subdirector general de Estudios y Coordinación del mismo ministerio, por lo tanto dos personas duchas en materia económica, que hace que constituya un agravante de la gran estafa de la que han sido sus máximos responsables. Así pues, no lograba entender a mi vecina haciendo recaer la responsabilidad de su muerte a unos ciudadanos cuya indignación estaba más que justificada.

Como es habitual en mi, meterme en charcos cuando hablo con mi vecina, en vez de callarme para no expolearla, le dije que cada uno es responsable de sus actos y que ante tan deplorable gestión era entendible el juicio social, sobre todo de estas dos personas cuya arrogancia y soberbia ha sido su principal característica al ser interpelados por los medios y en sus comparecencias en las comisiones de investigación en el Congreso, aún sabiendo el mal que habían ocasionado de forma consciente. Efectivamente, mi vecina entró en trance, mientras sus ojos iban tiñéndose de un color rojo al igual que su cara, explosionando finalmente: “más tontos fueron los inversores que compraron las preferentes, pues deberían haber si conscientes con el riesgo que asumían”.

 

“más tontos fueron los inversores que compraron las preferentes, pues deberían haber si conscientes con el riesgo que asumían”.

 

¿Se podía ser más necio que mi vecina?, ¿cómo una persona con estudios  universitarios, como ella, podía hacer una reflexión tan estúpida y carente de fundamento?. Hacerle entender a partir de este momento de confrontación absoluta, que el problema fue vender una acciones como si se tratasen de renta fija cuando no lo eran, no me iba a conducir a buen puerto, máxime cuando ella es una fiel admiradora del mentor de ambos, Don Jose María Aznar, del PP y de su gestión económica que según sus palabras había salvado al país de estar a la altura de Grecia o Portugal. Como si fuéramos muy diferente.

El caso es que me quedé sin la limonada que me ofreció, que permaneció sin tocar en la jarra donde la trajo. Ni siquiera se la pedí, aunque tengo confianza para eso y mucho más, pensando que por el tiempo transcurrido debía estar caliente, tanto o más que ella y yo. Así que decidí dar por terminada tan apasionante conversación con la disculpa que tenía que ducharme y afrontar el día que me quedaba por delante.

Abandone su casa sin poder reprimir mi indignación, y tras pasar el umbral de mi puerta me dije a mi mismo ¿debó sentir la muerte de un ser humano causante de tanto daño?, ¿me estaré deshumanizando al sacar ahora sus trapos sucios y no sentir nada?. Pasando unos días, después de leer en las redes sociales tanto insulto y divertimento a consta de una persona muerta, encontré la resuesta a tales preguntas: “sí, soy humano y como tal condeno a quien se aprovechó de los más débiles”, así que no siento su muerte, aunque, tampoco comparto tanta mofa a su costa. Una cosa es un juicio serio y otra montar un circo mediático de todo esto.

 

Feliciano Morales Martín
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

El santo al cielo

Aunque parezca mentira, mentir tiene reglas y pericias. Mentir, decir mentiras, es un arte complicado de dominar y que exige una técnica personal contrastada por la experiencia. Porque, como bien dice el refrán, se coge antes a un mentiroso que a un cojo y es que las mentiras tienen las patas muy cortas.

Al igual que en las matemáticas hay diferentes caminos, en un caso para llegar a la verdad, en el otro para llegar a la falsedad, y se debe elegir con mimo, sagacidad y profundo conocimiento personal el camino que cada uno elige. Porque lo primero que hay que tener en cuenta es que mentir es una actividad de mucho desgaste, por lo que vagos e inconstantes deben de abstenerse.

Si, ya sé, estarán pensando que el que esto escribe es un consumado mentiroso y que escribe por su propia experiencia.  Pues no, no va por ahí el tema. Todo lo que sé sobre la mentira lo he aprendido leyendo y escuchando a nuestros próceres.

Y he aprendido que hay dos formas fundamentales de mentir, de mentir reclamando la veracidad, claro está. La primera, la más habitual, la que se emplea en el cara a cara, cotidianamente, en mítines, comparecencias rutinarias, entrevistas en medios de comunicación… la de faena de aliño, que le podíamos llamar, es una mentira sin mentir. Es una verdad interpretable. Es un digo diego, o digo dogo, o diego dogo. Consiste en retorcer las palabras hasta que no significan lo que inicialmente significaban, ni lo que aparentemente significan, ni, en realidad, acaban significando absolutamente nada. Esta técnica se aplica sobre todo a temas en los que la indefinición es el efecto a conseguir: economía, justicia, territorialidad…

 

“he aprendido que hay dos formas fundamentales de mentir, de mentir reclamando la veracidad, claro está. La primera, la más habitual, la que se emplea en el cara a cara, cotidianamente, en mítines, comparecencias rutinarias, entrevistas en medios de comunicación…”

Ya lo decía la canción que cantaba mi abuela: “¿De lo dicho qué?, de lo dicho ná, ¿No decían qué?, decían pero ná”. Algún ejemplo al uso: llamarle desaceleración económica a la crisis, llamarle ajuste temporal a un recorte, llamarle subida a un 0,25% de las pensiones, llamarle nación de naciones a un concepto que debe de ser una federación, o no, o vaya usted a saber, porque de eso se trata, de vaya usted a saber, llamarle bajada de impuestos a una subida de impuestos indirectos, llamarle churras a las merinas y “meninas” a las churras. Al fin y al cabo de eso trata de no decir nada concreto, ni inconcreto, ni circunstancial, sin callarse.

La otra, que se suele aplicar a asuntos más complejos, o de mayor recorrido, es aún más imaginativa. Consiste en elaborar una mentira evidente que tape las especulaciones inevitables de los que la escuchan y que permita invocarla como reducción al absurdo de cualquier intento de enunciar la verdad. Algo parecido a lo de la canción aquella: “Por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas, tralará, vamos a contar mentiras, tralará””

Si yo tengo que dar una noticia que va da lugar a elucubraciones sobre su veracidad, a disquisiciones sobre la forma en que realmente se produjo, a posibles verdades alternativas, lo mejor es que simultáneamente ponga en marcha todo un juego de disparates que permitan ridiculizar cualquier intento de acercamiento a una alternativa plausible. Es la famosa teoría de la conspiración.

Pongamos algún ejemplo:

  •  La llegada del hombre a la Luna. Teorías conspiranoides: Nunca llegamos a la Luna. Llegamos pero hubo que cortar la emisión porque unos extraterrestres se metieron en foco. Llegaron mucho antes y cuando lo televisaron ya había bases en la cara oculta  y desde ellas se hizo el paripé. Al parecer hasta había un bar que regentaba un gallego…
  • El atentado de las torres gemelas. Teoría conspiranoide: Las torres las volaron desde dentro para que se colapsaran, los aviones solo fueron los fuegos de artificio.
  • Los atentados de los trenes de Madrid. Teoría conspiranoide: El atentado lo hicieron unos musulmanes contratados, o dirigidos, o ambas cosas, por ETA.
  •    Y así sucesivamente…

Es cierto que los ejemplos más habituales, como las películas sobre el tema,  son con origen en los Estados Unidos de Norteamérica. Al fin y al cabo son el país de Maxwell Smart, el Superagente 86, figura inigualable del “recontraespionaje”. El país de los servicios secretos, más secretos, incluso más secretos, y secretos entre los secretos. Ellos se lo han buscado. El caso es que si yo intento dar una explicación, seguramente la verdad, sobre la retransmisión de la llegada, que no sobre la llegada en sí misma, del hombre a la luna alguien asumirá inmediatamente que yo hablo sobre alguna de las teorías cosnpiranoides ampliamente difundidas y será imposible, por ridículo, perseverar en el planteamiento.

El gran problema de todo esto es que ya no nos creemos nada, nada de nada, nada de nada de nada. Da lo mismo lo que nos digan, que nos lo juren por la constitución o por las bragas de Mafalda. Nos han acostumbrado a dudar de todo y de todos, de lo divino, de lo humano y del más allá. Dudamos por convicción y por sistema y entre nosotros las presunciones más extendidas son la de falsedad y la de culpabilidad. A tal punto hemos llegado.

Pero bueno, a estas alturas lo que no tengo claro es a que viene toda esta historia. Me puse a escribir después de leer algo sobre Blesa y se me ha ido el santo al cielo, sin ánimo de señalar. A veces no me entiendo ni yo mismo.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

En el Monte de los Mártires

Imagina…
Un día cualquiera, una hermosa tarde veraniega, disfrutando de un viaje turístico junto a tu familia y a punto de vivir una experiencia que, como mínimo, te haría reflexionar.

Sucedió…

Aquel día luminoso, estival, me dejó un recuerdo imborrable en la mente y en el alma. A veces ocurre que mi naturaleza romántica, soñadora, lo añora y lo atrapa de nuevo, creando el ensueño de que los seres humanos, si quisiéramos, podríamos habitar en un mundo mejor.

Recorríamos calles empedradas con sabor a tiempos añejos, con la avidez propia de quienes anhelan descubrir lugares desconocidos. Nos deteníamos ante rincones emblemáticos empapándonos de su historia, tratando de inmortalizar su belleza en nuestra retina. Confundiéndonos entre la afluencia de turistas, cafeterías y restaurantes, en un ambiente festivo, contemplábamos con admiración las obras expuestas por los bohemios artistas en la Place du Tertre.

Nuestros pasos nos llevaron hasta el pie del Monte de los Mártires, en el barrio que los franceses llaman Montmatre. Cuenta la historia que St. Denis fue decapitado en el lugar cuando le hicieron preso intentando cristianizar a la Galia. La imagen impactante de la Basílica del Sagrado Corazón sobre la cima, uno de los iconos más relevantes de la ciudad que se alza a 130 metros de desnivel, apareció majestuosa ante nuestros asombrados ojos consiguiendo deslumbrarnos aún más, si cabe, con la blancura tan característica de la piedra travertina, que le da un aspecto celestial. Salvamos la distancia que nos separaba del templo neobizantino a través de las escalinatas, haciendo pausas y saboreando el entorno, desde el bullicio de la gente hasta los verdes jardines de la colina sagrada, testigo de las huellas dejadas en su caminar de algunos santos. Albergó varios templos en la época romana. Bajo un prisma de embeleso atravesamos el pórtico de tres arcos de la entrada, coronando los flancos las imponentes estatuas ecuestres representando a Juana de Arco y a Luis IX.

“Nuestros pasos nos llevaron hasta el pie del Monte de los Mártires, en el barrio que los franceses llaman Montmatre. Cuenta la historia que St. Denis fue decapitado en el lugar cuando le hicieron preso intentando cristianizar a la Galia.”

Basílica del Sagrado Corazón. París

Interior de la Basílica del Sagrado Corazón.

Caía la tarde. No había un acuerdo explícito, sin embargo, nos resistíamos a abandonar el interior del templo, estábamos ensimismados por el esplendor que desprendía la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, el mayor mosaico de Francia de aspecto dorado y misterioso encanto, y por la gran cúpula en el centro sosteniéndose en varias columnas ornamentadas con diferentes capiteles. Finalmente salimos al exterior dirigiéndonos de nuevo hacia la escalinata. Nos sorprendimos gratamente al ver a un par de jóvenes con rasgos asiáticos jugueteando con las cuerdas de unas guitarras españolas, cruzamos miradas y sonrisas, nos sentamos junto a ellos.

Perezosamente la tarde se desvanecía hacia el ocaso atrapando con sus últimos coletazos de luz diurna los incipientes destellos de la noche. Mientras, la ciudad se iluminaba regalando espectaculares vistas a los contemplativos viajeros. Los turistas más tardíos acabaron de llegar sentándose en los espacios vacíos de las anchas escalinatas, ante la expectativa de disfrutar de aquella amalgama de luces en la que se conjugaba lo natural y artificial, de una ciudad tendida a nuestros pies.

Absortos en una agradable quietud, los acordes de las guitarras sonaron cautivadores alcanzándonos con su magnetismo y contribuyendo a generar una atmósfera mágica en los presentes. La preciosa balada Imagine de John Lennon cobró protagonismo, les acompañamos cantándola suavemente. Quien no cantaba se mantenía igualmente atrapado en el sutil hechizo que espontáneamente había surgido. De pronto éramos mucho más que simples desconocidos, de etnias, credos, lenguas o ideologías dispares; éramos almas en armoniosa conexión, fluctuando en una silenciosa y perfecta sintonía de entendimiento, de comunión. Una inesperada y súbita embriaguez espiritual, intangible e inmaterial, se apoderó momentáneamente en mayor o menor medida de aquel grupo tan atípico que formábamos. Fue como si de repente el tiempo se hubiera detenido, creo que nadie deseaba que terminase el etéreo embrujo que se había producido. Un sentimiento de gran valor moral, de sensación sublime que rozó delicadamente nuestras almas, nos mostró que no hay distinciones de clases, razas, creencias, nada que pueda obstaculizar una interacción armónica a nivel espiritual, solo hay seres humanos en perpetua evolución.

Algunas personas me dirían con una sonrisa benevolente que la realidad es otra cosa muy distinta, me hablarían de las desgracias que acontecen cada día y en muchos casos más de las ajenas que de las propias, se extenderían en una larga lista de sufrimientos, me recordarían las guerras y el éxodo de millones de personas huyendo de ellas, o de tragedias naturales. Quizá no pensarían en que yo haya podido experimentar más de una de estas dolorosas realidades y que esa huella también anide en mi alma. Les respondería que la mayoría de tantos males o desgracias son causados por la mano del hombre, es decir, como siempre evitables.

Imagina…

Que existe más de una realidad, y para quienes compartimos aquella de la que hablaba Azorín he aquí una de sus frases: ‘La realidad no importa lo que importa es nuestro ensueño’

Imagina…

¿Qué habría sido del mundo sin aquellos que se atrevieron a soñar, a vivir en su propia realidad, a recrear su imaginación?

Me hago eco de lo que decía John Lennon en su canción: ‘Puedes decir que soy un soñador pero no soy el único, espero que un día te unas a nosotros y el mundo vivirá unido’.

Montserrat Prieto
Solo soy alguien que nunca dejará de soñar con un mundo mejor. Que hace del aprendizaje una constante de su vida. Amante y defensora de la salud medioambiental, de los Derechos Humanos y de la Justicia. Escritora de cuentos y relatos

Eterno Dalí

Sigo con atención, desde el primer día que salió a la luz, la presunta paternidad de Salvador Dalí. Digo presunta correctamente y no de la manera enconada con la que periodistas y medios de comunicación suelen usar el término, sin conocer siquiera su significado judicial. Aclarado esto, entro de lleno en el escándalo Dalí.

Nadie que conozca su biografía, su vida y sus pasiones, puede dar crédito a semejante sandez. Una pitonisa sexagenaria experta en intentar sacar dinero a todo aquel que se deje, intenta, con la única versión de su palabra, demostrar que su madre fue amante del Genio y que de ese escarceo el fruto fue ella. Imaginar a Dalí tocando un cuerpo que no fuera el suyo propio se me antoja tan surrealista como toda su obra. Que una juez tome por certeros los desvaríos pretenciosos de la primera persona que presente una demanda de paternidad de este calibre, es un ejemplo más de la salud de este país de pandereta y circo en el que nos ha tocado vivir. Despertar al último Genio de la pintura universal de su letargo, es un despropósito. Ni en sus mejores sueños de madrugada, cuando se despertaba de repente y sentía la necesidad de escribir lo que había originado su mente, podría imaginarse un episodio así.

Cuando he visto las imágenes del féretro paseado en brazos de los operarios, he pensado en una procesión. Una vez más, y casi treinta años después de su muerte, salía a la luz y recorría unos metros de calzada en Figueras. La expectación y el público como en la presentación de sus performances, estaban ahí. En el fondo, el espectáculo debe continuar. Ya sólo queda una cosa pendiente, y es que al igual que pasó con el Cid, Dalí ha de ganar su última batalla después de muerto. Mucho ánimo Maestro, los que te admiramos sabemos que tu vida y tu muerte han de seguir la estela de tu creación.

Abraham Domínguez
Soñador de nacimiento y buscador por vocación. Profesor universitario, ensayista y artista plástico por definición, mi tarea educativa y mi obra artística buscan el romanticismo perdido de otro tiempo, donde la creatividad y el ingenio dominaban el mundo.

Se te acabo el chollo de informarte en Facebook

A los que nos interesa la verdad de las cosas y buscamos informarnos de las noticias en nuestro muro de Facebook parece que se nos ha agotado esta posibilidad a no ser que paguemos por ello.

Facebook está probando un método de suscripción para acceder a las noticias que aparecen en esta red social. Lo ha explicado Campbell Brown, jefe de acuerdos sobre noticias de Facebook. El plan es que los que no estén subscritos solo puedan acceder a 10 artículos: a partir del 10º artículo, tendrán que pagar si quieren ver más.

Es cierto que esta idea no ha partido de Facebook sino de los diarios y medios informativos digitales que quieren sacar el mayor provecho de esta plataforma de comunicación de la que también, indudablemente ésta sacará partido motivo por el cual su gratuidad cada vez es más cuestionada por el hecho de que cada día son más las restricciones a aquellos usuarios que quieren compartir las noticias con el resto del mundo en vez de publicar “chascarrillos” y medias verdades que desvirtúan la noticias. “A mar revuelto, ganancia de pescadores”

Con el crecimiento cada vez mayor de los medios digitales,  los diarios cada vez tienen menos suscriptores y por lo tanto disminuyen sus beneficios.

Según  fuentes cercanas a Facebook,, a finales de año esta red social  empezará con las pruebas en cuanto a la determinación de los detalles del proceso de pago, de manera que en el próximo año podría entrar en funcionamiento esta forma de difusión de noticas procedentes de tales medios.

“Facebook está probando un método de suscripción para acceder a las noticias que aparecen en esta red social. (…) El plan es que los que no estén subscritos solo puedan acceder a 10 artículos: a partir del 10º artículo, tendrán que pagar si quieren ver más-“

En todo caso te damos la oportunidad que, mediante la suscripción gratuita indefinida, que hemos aumentado a los primeros cien mil suscriptores a nuestro MAGAZINE PLAZABIERTA.COM, puedas recibir también de forma gratuita en tu correo electrónico la noticias del momento, motivo por el que estamos estudiandoel cambio de formato, siempre bajo la premisa de que somos un medio social en el que tu voz es lo más importante.

Según fuentes cercanas a Facebook, todavía deben perfilarse detalles como el proceso de pago, de manera que si la prueba funciona, podría oficializarse en 2018.

Fuente: Cnet

SUSCRIPCIÓN GRATUITA INDEFINIDA PLAZABIERTA.COM AQUÍ

 

Justicia Social

 

La Justicia Social ha alimentado el terrible ego de los políticos durante varias décadas, queriendo echar por tierra, bajo argumentos de diversas índoles, un Franquismo que poco o nada había hecho por los más desfavorecidos. Lejos de entrar en polémicas vanas donde la conclusión puede herir más de una sensibilidad y sin pretender ironizar sobre una realidad que me parece imprescindible, diré que el término en sí es un sin sentido.

La Justicia Social ni es justa ni es social, y nunca ha pretendido serlo desde que se acuñó el término. Igualar clases sociales, sueldos, condiciones laborales y demás prebendas, aparte de sonar como una música armónica en los oídos, es una ilusión risoria que jamás podrá realizarse. Lo más interesante es que los grupos políticos en su inmensa ignorancia, creen que a día de hoy pueden engañar a alguien con esto. Justicia Social con sueldos de miseria, contratos aún más míseros, paro abrumador y juventud huyendo de España, dibujan un panorama social donde realmente lo que se necesita es justicia.

Mientras nos sigan gobernado zotes de todas las razas, con o sin pedigree, disfrazando su maldad y codicia en forma de buenismo, jamás podrá lograrse una ligera igualdad de clases, de género o de oportunidades. La ciudadanía y no los políticos, debemos luchar sin descanso por nuestros derechos; los suyos están blindados y de nada sirve quejarse, tenemos lo que nos merecemos.

“Mientras nos sigan gobernado zotes de todas las razas, con o sin pedigree, disfrazando su maldad y codicia en forma de buenismo, jamás podrá lograrse una ligera igualdad de clases, de género o de oportunidades”.

Mientras sigamos votando a los partidos que nos ofrece el panorama actual en España, la justicia social seguirá siendo un término para buscar en el diccionario con poca enjundia, pero con fundamento.

Abraham Domínguez
Soñador de nacimiento y buscador por vocación. Profesor universitario, ensayista y artista plástico por definición, mi tarea educativa y mi obra artística buscan el romanticismo perdido de otro tiempo, donde la creatividad y el ingenio dominaban el mundo.

Buenas tardes, papá, hasta mañana

Hola papá, cuanto tiempo. No te escribo más porque el tiempo es para mí escaso y para ti, en tu percepción, no pasa. Así que me relajo y le doy vueltas a lo que quiero decirte al tiempo que me pongo a resguardo de los que critican que te escribo demasiado, que te utilizo para sentirme mejor,  lo cual es en el fondo cierto aunque no como ellos pretenden decirlo.

Efectivamente papá, cuando te escribo me siento mejor, pero no más bueno, si no más limpio, más tranquilo, más dispuesto a seguir en las batallas cotidianas que no pertenecen a ninguna guerra. Cada vez que acabo de escribirte me siento liberado, aunque sea parcialmente, o subjetivamente, o anímicamente, de todo lo que ha quedado atrás y eso me da fuerzas para pensar en acometer ese futuro incierto, imprevisible en contenido, que nos aguarda.

Claro que para escribirte tengo que aislarme de todo lo que en el mundo general acontece y que a ti te importa un ardite. ¿Qué voy a contarte del gobierno? ¿Y de la oposición? ¿Qué te importa a ti si los recortes en políticas sociales hacen cada día más complicado atender de una forma digna a los que, como tú, vivís en otro mundo ajeno a estas preocupaciones?

¿Y qué te importa a ti el mundo irreal que se desarrolla más allá de los límites de tu sillón, de tu silla de ruedas? ¿Qué te importa a ti del mundo que para los demás es real más allá de esa paloma que se cruza en tu camino y a la que le gritas para que se aparte? Nada, no te importa nada. Te importa que te importunen para lavarte. A veces te importa que te obliguen a comer cuando no quieres. Te importa que te muevan sin reparar en que es lo que tú quieres, aunque en realidad es posible que ya no quieras nada. Que tu voluntad no vaya más allá de resistirte cuando intentan moverte o abrir la boca y tragar cuando te dan la comida.

Vivimos en mundos tan separados que yo no te puedo explicar por qué hacemos las cosas y a ti no te interesa lo más mínimo, ni puedes, entender lo que te explicamos.

Lo peor es que ahora, ya demasiado tarde, echamos  de menos aquellas historias, que nos parecían soporíferas, de tu pasado. Ahora nos damos cuenta, demasiado tarde, de aquellos momentos de repaso compulsivo a tus recuerdos que tenían que habernos puesto en alerta sobre lo que en tu interior se estaba desencadenando. De aquella necesidad vehemente de contarlo todo, continuamente, sin respiro y sin reparo.

Demasiado tarde. Ya no acuden a ti ni siquiera los recuerdos lejanos. Y si acudieran daría lo mismo porque tampoco acude a ti el lenguaje.

En fin, papá, otra carta. Otra serie de palabras, de reflexiones, que en realidad me hago a mí mismo y para sentirme mejor, más relajado.

En realidad esta carta la empecé pensando en comunicarte que ya eres bisabuelo, desde hace más de veinte días. Nora ha llegado a nuestras vidas y empieza a distinguir las formas y a mostrar su carácter. Pero, desgraciadamente, nunca llegarás a reconocerla. Nunca  sabrás que tienes una biznieta, y ella no recordará que conoció a su bisabuelo. Los extremos que en esta ocasión, y en contra del dicho, ni se tocan ni se encuentran.

“En realidad esta carta la empecé pensando en comunicarte que ya eres bisabuelo, desde hace más de veinte días. Nora ha llegado a nuestras vidas y empieza a distinguir las formas y a mostrar su carácter.”


¿Qué a quién se parece? Ya sabes, hay opiniones, aunque yo no puedo evitar cuando la veo en su cochecito con su muñeco de trapo el recordarte a ti con tu mono de juguete. La verdad es que a veces nuestra mente tiene un poso de crueldad  que aunque sea involuntaria se siente como culpable. Pero no puedo evitarlo, me recuerda.

En fin, papá, como bien decía antes, otra carta. Otro monologo cuyo principal destinatario no llegará jamás a leerlo.

Buenas tardes, papá, hasta mañana, esté ubicado donde esté en el tiempo ese mañana.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Ya no estoy dispuesto

Puigdemont se hunde

Muchas veces las visiones parciales, o las excesivamente globales, impiden ver ciertos detalles que a toro pasado son los realmente dramáticos, y acaban siendo el embrión de episodios lamentables que se revivirán en el futuro a conveniencia de cualquier desaprensivo que necesite utilizarlos en su beneficio.

Esto no es nuevo, viene pasando a lo largo de la historia y parece, es casi seguro, que seguirá sucediendo en tanto en cuanto los seres humanos sigamos tan imbuidos de lo propio que lo ajeno no es exactamente eso, ajeno.

Entre el jolgorio, el chascarrillo y la bufonada, síntomas evidentes de que existe preocupación, vamos desgranando los días  que nos acercan a la consumación del desafío que ciertos políticos catalanes, ávidos de mayor poder y de pasar a la historia, han planteado al estado español. Y según pasan los días, uno tras otro inexorablemente aunque a veces parezca que no van a llegar a pasar del todo, el gobierno responde con frases hechas ocultando de forma irresponsable cuales serán, si es que existen, las medidas a tomar, cuales los límites que tolerar, cuales los puntos de no retorno que se hayan marcado.

Aún a día de hoy los supuestos ciudadanos, una vez más tratados como contribuyentes y despojados de su calidad de ciudadanos, estamos en la más absoluta ignorancia de que medidas tiene previsto adoptar el gobierno, cuando, donde, de qué manera, en nuestro nombre, en el que se supone que gobiernan.

Una vez más los individuos de este país son ninguneados por las instituciones que se dicen representativas y que actúan con secretismo a nuestras espaldas.

Es difícil ya saber, o tal vez no, si es que somos considerados una especia de tutelados incapaces, gobernados ignorantes, o simplemente estúpidos votantes. Una vez más, y otra, y otra.

Como ciudadano que me creo, que quiero ser, que reclamo ser reconocido, quiero saber, exijo saber, cuales son los pasos que el gobierno pretende dar, cuando piensa darlos y como respuesta a que actitudes o declaraciones. Como ciudadano que se siente responsable del gobierno de su país, aunque no lo haya votado, quiero saber por qué no se ha cercenado ya semejante patochada, a que oscuros intereses y componendas obedece esta actitud pasiva y prepotente que se traslada a la opinión pública.

No me interesa en lo más mínimo la cuestión política de fondo, ni la legal, ni las formas a día de hoy, porque a día de hoy, y un poco más cada día que pasa, lo que me va preocupando son las consecuencias humanas que se pueden derivar, que se infieren, de lo que va a suceder.

Insisto, yo no sé hasta dónde pretenden llegar unos y otros porque ya se preocupan de ocultárnoslo, pero estoy convencido, la experiencia así nos lo demuestra, que llegado el momento algún descerebrado tendrá el subidón patriótico necesario para ponerse en trance, y, voluntariamente, convertirse en un mártir por la causa, por la estúpida causa que le han dicho que existe, por la estúpida causa de que algunos sean más, de que algunos se lleven más, de que algunos se sientan más, de que algunos , en definitiva, sean aún, si cabe, y cabe, más despreciables, indignos e inmorales de lo que ya son ahora.

Y si eso llega a suceder, si algún imbécil se hace sangre, aunque sea con el asta de la bandera que porta sea con los colores que sea. Si algún descerebrado se produce una gota de sangre porque alguien lo pisa en una manifestación o algarada. Si algún estúpido patriota de mente obtusa, se hace un corte con una octavilla al repartirla, yo me voy a acordar de los miembros de nuestro gobierno y de los desalmados que han provocado esta situación. Y me voy a acordar para mal, para reclamar que paguen el mal permitido.

Aunque sea una sola gota, porque si algo no soporto, si algo me produce un rechazo con nausea y asco son los mártires ajenos, son los gilipollas útiles con vocación de sangre irredenta, son los bobos de capirote que se sienten alguien enfervorecidos por la masa que les rodea y de la que se sienten líderes y portavoces a los que nadie escucha y todos jalean.

“Si algún estúpido patriota de mente obtusa, se hace un corte con una octavilla al repartirla, yo me voy a acordar de los miembros de nuestro gobierno y de los desalmados que han provocado esta situación. Y me voy a acordar para mal, para reclamar que paguen el mal permitido.”


Y por supuesto, si algunos me dan aún más asco, son aquellos que teniendo la obligación, la responsabilidad, el mandato de evitar que eso pase, han usado el tiempo de evitarlo para bonitos juegos florales que no llevan a otra parte que a un escenario de riesgo.

Y luego me venderán su éxito. Y luego se harán la foto. Y luego me pedirán mi voto. Y yo, ya, no estoy dispuesto.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Susana en el país de las maravillas

DENUNCIA DE P.D.S.A. Los pacientes ingresados en hospitales sevillanos se tienen que llevar el ventilador de sus casas para soportar las altas temperaturas.

Un hospital, Virgen del Rocío, en Sevilla. Una temperatura que supera los 40 grados a la sombra, y los enfermos condenados a cocerse en sus habitaciones a no ser que lleven de su casa su propio ventilador. Mientras tanto, la señora presidenta, Susana Diaz que en su vida ha trabajado, la mandamás de la Comunidad Autónoma, se cruza de brazos, convirtiendo y permitiendo el desmantelamiento de un sistema público de salud puntero en España mediante su privatización a favor de sus amiguetes. La misma persona que dijo que resolvería los problemas de refrigeración de los colegios andaluces, seguramente con cubitos de hielo en las clases, o con abanicos de papel hechos en clase de plástica por los propios alumnos, mientras ella y los suyos están bien a gusto con el aire acondicionado en sus despachos que pagamos todos.

Uno de los mejores sistemas de sanidad de Europa reducido a ventiladores en las habitaciones, no sólo en el hospital indicado, sino en todos los hospitales públicos sevillanos considerados  punteros en enseñanza e investigación universitarias, antes que los políticos que han gobernado la Comunidad se los cargaran por su incapacidad de gestionar lo público, eso sí, sacando el mayor provecho personal de sus cargos. Valga como ejemplo el hospital citado financiado por el SAS según la Ley 10/2016, de 27 de diciembre, del Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Andalucía para el año 2017, siendo el primero en el ranking Deuda Pública, ascendiendo a 4.162.050.097€, ocupando el octavo puesto Sanidad con 9.237.634.884 €.

Blindaré por ley la sanidad pública, para evitar privatizaciones”. Todos los políticos llenan de promesas sus campañas electorales y cuando llegan al cargo, se olvidan de sus palabras. La autora de tal afirmación no es otra que Susana Díaz, presidenta de Andalucía y autoproclamada defensora número uno de los servicios públicos. Vaya chasco, cuando lo que ha hecho es todo lo contrario, pisoteando los derechos de los andaluces y su dignidad.

En España se ha ido introduciendo auspiciado por el Ministerio de Sanidad y otros entes como el autodenominado “Foro de la profesión médica”, FACME o la Asociación de Directivos Sanitarios (SEDISA) quienes agrupan a gerentes y directores de centros hospitalarios públicos y privados, que son los realmente beneficiarios de esta “alianza ultraliberal” para la privatización del Sistema Sanitario Público. Como la poderosa organización denominada “Club Gertech” compuesta por gerentes y altos directivos sanitarios y con el patrocinio de grandes empresas tecnológicas y farmacéuticas (Philips, Medtronic, Roche, NecCorporation o Citec-B) especialmente de EE.UU. y China. Este economicista modelo de gestión de los servicios sanitarios públicos utiliza las Unidades de Gestión Clínicas como fórmula para fraccionar los centros sanitarios convirtiéndose a la larga en múltiples empresas controladas por directores políticos con autonomía para disponer de una cartera de servicios para vender a otros servicios y centros, creando un mercado sanitario.

““Blindaré por ley la sanidad pública, para evitar privatizaciones”. (…) La autora de tal afirmación no es otra que Susana Díaz, presidenta de Andalucía y autoproclamada defensora número uno de los servicios públicos. Vaya chasco, cuando lo que ha hecho es todo lo contrario, pisoteando los derechos de los andaluces y su dignidad.”

 

Foto de una de las habitaciones del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla). – 17/07/2017


¿Hasta cuando seguirán pisoteando nuestros derechos utilizando eufemismos como el blindaje, a no ser que este venga referido a sus salarios?.

Ésta es la gestión socialista de la sanidad pública en Andalucía con una nueva fórmula mercantilista de transformación de la salud pública en gestión clínica va sustituyendo conceptos como el de paciente por consumidores o clientes; que en casi nada difiere de la implantada por el PSOE y el PP a nivel estatal. Todo ello apollado por Ciudadanos. Es así como ellos entienden el gobierno de progreso en nuestra tierra

¿Cuántos spiriman hacen falta?, ¿cuantas mareas blancas hacen falta para denunciar este estado de abandono que, unido a la privatización de muchos serivicios para enriquecer a los amigos de turno?, están desmantelando lo publico.

Estamos ante un insulto al pueblo porque atenta contra su bien mas preciado: su dignidad. La sanidad pública no es de los médicos, ni de los profesionales sanitarios en general, ni de los políticos. La sanidad pública es del conjunto de la ciudadanía. A ver si se entera de una vez el defensor del pueblo andaluz aunque más bien le daríamos otro cargo mejor: HUMILLADOR DEL PUEBLO ANDALUZ

¿Por qué nadie dimite ante tanta incompetencia?

Javier Arias-Javier Mauri (P.D.S.A.)

 

 

 

 

 

 

Los zombies políticos

La Real Academia define zombi como la “persona que se supone muerta y ha sido reanimada por arte de brujería con el fin de dominar su voluntad”. Así, los zombis son supuestamente cuerpos que se devuelven a la vida para ser usados como esclavos.

 

Después de la muerte del dictador España se convirtió en un país de zombis. El sistema de partidos políticos eclosionó,  y con ello un montón de gente alienada por falsas ideologías que decían representar cada uno de ellos según su posición hacia la derecha y la izquierda de un centro que no tardó mucho en descomponerse ante un PSOE, donde el puño en alto fue lo habitual hasta que Felipe González se dio cuenta que se sacaba más provecho posicionándose al lado de la banca que del lado del obrero. Y una derecha llena de herederos del fascismo, que todavía hoy perduran, que lo único que ha hecho ha sido sangrar a los ciudadanos, no sólo desde un punto de vista figurativo consecuencia de una política económica y social donde la presión fiscal y la privación de derechos públicos ha ido en aumento; sino también literalmente, metiéndonos en una guerra para satisfacer las ínfulas de un presidente que quería jugar a ser tan grande como Tony Blair y George W. Bush, y que nos trajo el peor atentando terrorista de la historia de España, además de una foto en las Azores que nunca olvidaremos por haberse convertido en la “imagen de la vergüenza”. Todo ello sin olvidarnos de que tanto unos como otros han vendido la soberanía del país a una Unión Europea donde los países ricos no quieren saber nada de los pobres, salvo que no dejen de apretarse el cinturón para que ellos puedan seguir en una línea de progresión económica.

Partidos, ambos, que han ido haciéndose con el poder no sólo a consecuencia del fracaso del contrario  cuando han gobernado, ello sin contar la grave corrupción que siempre les ha salpicado; sino también de una manera orquestada mediante una reforma de la Ley Electoral con un reparto de escaños por el sistema d’Hondt que tiende a favorecer a los partidos grandes, hasta que una parte de los ciudadanos han decido castigarlos al comprobar que sólo han servido para parasitar las instituciones, consecuencia de una revolución pacífica protagonizada por el movimiento 15M, que al margen de la marca blanca del PP –Ciudadans- que decidió dar su salto de la política autonómica de Cataluña a la nacional, hizo que apareciese un nuevo partido que luchara en la arena policía bajo la promesa de limpiar las instituciones de tanta mierda como aquellos habían producido durante casi cuarenta años.

Pero, como siempre, el tiempo suele cambiar las cosas, en este caso para mal, pues al revivir político de la ciudadanía, sobre todo de los más jóvenes, duro exactamente lo mismo que el tiempo que tardó PODEMOS en convertirse en un partido político más, donde el poder de las bases ha sido sustituido por una maquinaria que poco difiere de los otros partidos, con un secretario general omnipotente y un consejo ciudadano resultado de unas primarias donde las listas plancha fue la tónica general.

Estamos, pues, ante un escenario político que lo único que trasluce es una ciudadanía de muertos vivientes, de zombies que siguen a pies juntillas a sus líderes políticos en el mejor de los casos, por eso que la disidencia y la razón no está bien vista en política; y en el peor, de unos ciudadanos que pasan absolutamente de todo, aunque no levanten cabeza.

“mientras que la derecha sigue campando a sus anchas, también impulsada por zombies que lo único que les mueve es una zanahoria colgada de un palo delante de sus narices, metiendo la religión en la política y la promesa de un futuro mejor. Un palo que a sus espaldas sujetan los mismos sinvergüenzas que han esquilmado las arcas públicas.” 

El espíritu del 15M ha desaparecido, convirtiéndose en un mero perfil en Facebook, abocado al fracaso desde su origen, puesto que en este país por desgracia interesan más los proyectos personales que el servicio a los demás, de manera que muchos que promovieron el “si se puede” de Sol, ya estaban fraguando su puesto político, y los que no, el desánimo y la resignación les ha llevado a dar por perdida la batalla, mientras que la derecha sigue campando a sus anchas, también impulsada por zombies que lo único que les mueve es una zanahoria colgada de un palo delante de sus narices, metiendo la religión en la política y la promesa de un futuro mejor. Un palo que a sus espaldas sujetan los mismos sinvergüenzas que han esquilmado las arcas públicas.

 

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

Game of Thrones (season 7)

Daenerys (Emilia Clarke) toma posesión de Dragonstone en la nueva temporada. (Foto: HBO)

Ayer pudimos ver el primer adelanto en vídeo de “Game Of Thrones ” con  King’s Landing en poder de Cersei, Daenerys que tendrá que decidir cuál será su plan de ataque en el próximo episodio 

En el norte Jon Snow (Kit Harington) tiene una audiencia con Yohn Royce, defensor del valle de Arryn, quien se muestra desconfiado ante la casa Targaryen. ¿Por qué los menciona ahora?

Es posible que en el próximo episodio de “Game of Thrones” Jon Snow sepa que Daenerys ya está en Westeros, a lo cual se sumaría la carta de Samwell Tarly sobre los yacimientos de dragonglass cerca al palacio de la recién llegada.

El adelanto también muestra a un lobo. ¿Se trata, pues, del esperado reencuentro de Arya Stark (Maisie Williams) con Nymeria? Como se recuerda, en la primera temporada ella abandonó a la loba para salvarla de los Lannister, quienes querían matarla por morder a Joffrey.

DATO

Se puede ver este episodio en  “Game of Thrones” el domingo 23 de julio por la noche en los canales HBO, HBO 2 y la app HBO GO.

No se te olvide dejarnos tu comentario.

El diván de mi vecina

 

 

  • La que se avecina

Hoy ha vuelto mi vecina de sus vacaciones, apenas una semana ha estado fuera y la he echado de menos. Al final a todo aquel que se trata se le coge cariño y apego. Y más que morena yo la veo negra, no del color de piel, que también, cual lagarto que se ha puesto al sol durante horas y horas; sino, más bien, por lo que había visto.

El solárium que había utilizado para mudar su piel es la playa de Sitges, en Barcelona -para quienes no la ubiquen-, pero el motivo de la negritud era el proceso soberanista. “No te puedes imaginar lo revolucionada que esta la gente a cuenta del impresantable de Puigdemont”, me dijo nada mas preguntarle qué tal se lo había pasado.

Incrédulo acerca de la revolución que había presenciado, pues ya de todos es sabido que mi vecina es un poco histriónica, le pedí que precisará más lo que había visto para incitarla a utilizar el  adjetivo de “impresentable” atribuido al President. La respuesta fue, prácticamente la misma que su introducción: “estos independentistas se están pasando tres pueblos”, “quieren dividir España y hasta que no lo consigan no van a quedar agusto”.

De nada sirvió mi tesis acerca de la libertad de los pueblos y de su derecho a la autodeterminación. Bueno, sí… tuvieron bastante efecto mis palabras, porque si ya estaba un poco encendida, lo que acaba de decir provocó en ella una furia incontenible, de tal magnitud que su cara volvió a cambiar de color, del moreno de playa a un rojo intenso de una rabia de la que jamás había sido testigo en persona alguna. No exagero si digo que me llego a preocupar que tal estado le pudiese provocar un infarto, pues sus labios también se habían tornado de un color morado, y cuando me disponía a tranquilizarla espetó por su boca: “a ver si Cospedal cumple con su palabra y manda a las tropas a defender la indisoluble unidad de la Patria”.

Se había abierto la caja de Pandora, acompañada de  rayos y truenos incesantes que no paraban de salir de su boca y de sus ojos enramados por tanta ira, de manera que convencido que de nada iba a servir mi deseo de tranquilizarla, la deje continuar hasta que escupiera, perdón por la expresión, todo lo que llevaba dentro.

“Se había abierto la caja de Pandora, acompañada de rayos y truenos incesantes que no paraban de salir de su boca y de sus ojos enramados por tanta ira”

¿Pero, bueno, que es lo que has visto para que vengas así?, volví a preguntarla, pues todavía no acaba de entender los motivos de tanta indignación si tenemos en cuenta que el proceso de independencia de Catalunya lleva tiempo en el candelero, el suficiente para que cada cual a estas alturas se haya formado su opinión; siendo conocedor, además, de su postura “anti-todo” lo que pueda oler a izquierdas. Y, he aquí, la verdadera razón de su cabreo: ¿Te puedes creer que después de dejar allí mi dinero, me hablasen en Catalán y con cierto desprecio?. “Mujer, tampoco es para tanto, es su lengua oficial”, contesté.

Era consciente que, como siempre me pasa cuando hablo de política con mi vecina, que me acababa de meter en otro charco del que me iba a resultar difícil salir si quería continuar con mi papel de abogado del diablo, así que decidí plegarme y dejar que ella hablase, pues sea cual fuese mi postura, a favor o en contra, la de ella era otra distinta y, por lo tanto, respetable, aún a pesar de que sus argumentos no eran muy sólidos y con un evidente olor a la España “una”, “grande” y “libre” de épocas pasadas que yo no comparto. Pero, sobre todo, bajo la creencia de que si hay buena voluntad política por parte de todos pueden encontrarse posturas integradoras. Y, en algo si tenía razón de todo lo que dijo; y es que de nada sirve levantar muros, aunque no sólo por parte  de los independentistas, como ella afirmaba, excluyendo en el proceso la voz de los españoles que forman parte de su pretendida nación, sino también por parte de aquellos  españoles -incluyendo el gobierno estatal-, con insultos y amenazas veladas.

Llegados a este punto, en el que ella se encontraba más sosegada, me despedí con notable preocupación por mi parte, consciente de que la posturas integradoras en este país no son posibles;  concluyendo: “La que se avecina, vecina”.

Feliciano Morales Martín
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

El viento en los sauces

Sauces. Parque del Retiro (Madrid).

Cuando se habla de cambio climático parece que nos suena a algo ajeno, impertérrito y extraño, algo que no nos afecta y de lo que es mejor no creerse nada. No va con nosotros o no existe. Pasamos tan de puntillas por la vida, tan ociosamente, que es imposible conocer la realidad que nos rodea, máxime si ésta tiene que ver con factores de temperatura, cambio atmosférico, o vanos discursos políticos en esta dirección que a las tres de la tarde lo único que provocan es sueño.

 

Pero sí, el cambio climático es un hecho. Podemos comprobar en este agitado verano cómo se suceden las olas de calor, cómo diluvia después durante días bajando la temperatura veinte grados, convirtiendo el estío es una tómbola en la que predecir el futuro del tiempo se convierte en oficio de adivinos. Lo peor de todo es que nos cuentan que tenemos que acostumbrarnos, pues va a ser la tónica general que se va a establecer en este perdido mundo.

Con cuarenta y dos grados en Madrid, la aventura de salir a la calle se convierte en odisea, la odisea de llegar hasta el Retiro en epopeya, y la epopeya de conseguir un banco a la sombra en leyenda. Una vez superadas estas trabas de la administración solar y bien caída la tarde, puede que hasta sople el viento; es cálido y se filtra entre las ramas de los sauces llorones agitándolos con fuerza y personificándolos de tal manera que parecen escaparse de las novelas de Tolkien. Sus hojas y sus ramas producen música, una alegre sinfonía al atardecer que hace mucho más llevadero el asfixiante calor que sufrimos por el día. Los colores rojizos y anaranjados que el ocaso trae consigo, golpean con fuerza en las copas y en el tronco componiendo un lienzo impresionista del que Monet hubiera sacado buen partido.

 

“Con cuarenta y dos grados en Madrid, la aventura de salir a la calle se convierte en odisea, la odisea de llegar hasta el Retiro en epopeya, y la epopeya de conseguir un banco a la sombra en leyenda.”


Las temperaturas aumentan, el clima cambia y las estaciones ya no son como antaño, todo es adaptación, buenas intenciones y mejores palabras. Nuestra madre es la Naturaleza y nuestro patrimonio es el paisaje y normalmente lo olvidamos. Mientras tanto, seguiremos pasando cada vez más calor en verano. Además se prolongará hasta noviembre o diciembre coincidiendo con la Navidad, veremos la nieve en fotografías antiguas y le contaremos a nuestros hijos lo que era esquiar, patinar, o lanzarse cuesta abajo en trineo. Conoceremos el desierto de cerca, tanto que creeremos que España es parte del Sahara. Olvidaremos flores, árboles y fauna, y lo peor de todo es que nos seguirá importando un bledo.

Abraham Domínguez
Soñador de nacimiento y buscador por vocación. Profesor universitario, ensayista y artista plástico por definición, mi tarea educativa y mi obra artística buscan el romanticismo perdido de otro tiempo, donde la creatividad y el ingenio dominaban el mundo.

Comunicado de Recortes Cero. El referéndum del 1 de octubre es un Estafa antidemocrática

El martes 28F tuvo lugar la primera concentración de la campaña “Por la unidad del pueblo trabajador. No a la independencia”, que convoca Recortes Cero.

Ante el referéndum unilateral anunciado por el Gobierno de la Generalitat; la Coordinadora Estatal de Recortes Cero queremos manifestar:

En primer lugar que el referéndum anunciado para el 1 de octubre es una estafa a los ciudadanos de Cataluña. Puigdemont y el gobierno de la Generalitat que se han presentado como adalides del “derecho a decidir” preponen una ley de referéndum sin el más mínimo requisito democrático; sin tiempo  ni medios de comunicación para abordar un debate que permita poder expresarse a todas las opciones y a cada ciudadano decidir conscientemente.

Lo convocan en nombre de la inmensa mayoría de la sociedad catalana. Pero Junts Pel Si y las CUP solo tienen el apoyo del 36,8% del censo, y los municipios independentistas solo representan el 43% de la población. Las grandes ciudades y capitales de Cataluña se han posicionado en contra. La sociedad catalana es plural y diversa;  esta convocatoria es unilateral y no tiene por tanto legitimidad . Han cambiado los reglamentos para marginar al Parlament y al resto de fuerzas políticas incumpliendo el Estatuto, están utilizando su exigua mayoría parlamentaria para imponer un proyecto a la mayoría social catalana que lo rechaza.

Es una estafa porque proponen la celebración de un referéndum, pero su objetivo es crear las condiciones para una declaración unilateral de independencia. Así lo corroboran los hechos: las “leyes de desconexión”, la convocatoria del referéndum unilateral para el 1-O y la “ley de referéndum” que acaban de presentar. Todas ellas encaminadas a declarar “la independencia” unilateral exprés, sin que haya siquiera un mínimo exigible de participación y aunque haya un solo voto de diferencia en 48 horas.

“Es una estafa porque proponen la celebración de un referéndum, pero su objetivo es crear las condiciones para una declaración unilateral de independencia”


Su estrategia está dirigida a forzar una respuesta dura del gobierno que les permita presentarse como víctimas de un “Estado español autoritario” y utilizarlo para atraer y encuadrar a una parte de la sociedad catalana que se resiste a seguir su camino.

Recortes Cero defendemos la unidad del pueblo de las nacionalidades y regiones de España, frente a quienes defienden la división y el enfrentamiento de los catalanes con el resto de españoles y de los catalanes entre sí. Los Puigdemont y Mas se presentan como progresistas, pero el PdeCat (la antigua CIU) ha sido un aventajado ejecutor de los recortes en sanidad, educación, dependencia… Y en el Congreso  ha apoyado las propuestas más reaccionarias, el rescate bancario, la reforma laboral, la reforma de las pensiones o el encuadramiento en los planes de la OTAN. Estos son sus hechos, buscan dividirnos y levantar muros entre el pueblo trabajador para aumentar sus privilegios y su dominio sobre nosotros.

Llamamos a la movilización social de la izquierda, partidos, sindicatos, organizaciones sociales y personas progresistas para defender la unidad solidaria del pueblo trabajador de las nacionalidades y regiones de España. Defender la unidad del pueblo trabajador es un valor de las izquierda, de los anarquistas, socialistas,de los comunistas y librepensadores…Catalanes, andaluces, gallegos, canarios, vascos, madrileños…. hemos luchado juntos por las libertades contra el franquismo, contra la OTAN, contra la guerra de Irak…. Llamamos a denunciar los muros que nos quieren imponer para dividirnos y debilitar la lucha contra nuestros enemigos comunes. Solo unidos podremos hacer frente a un futuro más justo y de progreso, que reduzca las desigualdades, redistribuya la riqueza y regenere la política.

Por eso llamamos especialmente a la izquierda a no participar en este referéndum y a manifestar públicamente, con todo tipo de acciones y manifiestos, su apoyo a la unidad del pueblo trabajador y a decir:

¡No al referéndum unilateral y antidemocrático!

¡No queremos muros ni de Trump, ni de Puigdemont!

 

 

Blindar las pensiones en la Constitución

Por el Pasado. Una victoria en el Presente. Para ganar el Futuro

En los últimos años hemos asistido al deterioro de las Pensiones Públicas y la pérdida de su poder adquisitivo. Vivimos una situación de alarma social por el peligro que corre uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad, un eje de solidaridad intergeneracional e interterritorial. No solo son un derecho, un símbolo de progreso y una conquista democrática, sino que suponen un colchón para miles de familias.

Por eso hay que protegerlas por encima de cualquier correlación de fuerzas, sin importar cuál sea el color del gobierno o la situación del país. Toda la ciudadanía se merece que las Pensiones Públicas sean tratadas como la columna vertebral del Estado social, un derecho que debe permanecer al margen de toda disputa.

Con este objetivó se creó la MERP, para promover una reforma de la Consttución que prohíba la privatización del Sistema Público de Pensiones y la degradación de su poder adquisitivo.

Cientos de organizaciones, miles de profesionales, activistas y ciudadanos y ciudadanas en general, constituyen ya un amplio movimiento social pre- sente en todo el país, que, sin distinción de ideologías, credos religiosos

o siglas partidistas, une a quienes creemos que ninguna diferencia política o criterio técnico debe estar por encima del blindaje constitucional de las pensiones.

Por eso, los y las abajo rmantes, instamos al Gobierno y al Congreso de los Diputados a que se atienda la reivindicación de la MERP, promoviendo: “Una reforma de la Constitución que incluya la prohibición expresa de que cualquier gobierno, actual o futuro, pueda tocar, recortar o privatizar, total o parcialmente, el Sistema Público de Pensiones. Un artículo que recoja como obligación constitucional el mantenimiento del poder adquisitivo real de las pensiones, y por tanto la imposibilidad de que ningún tipo de me- dida, ya sean recortes, subidas de impuestos, copagos, aumento de las tari- fas de los servicios básicos o cualquier otra pueda afectar a las pensiones”.

Y llamamos a toda la sociedad a sumarse a la recogida de 2 millones de rmas para Blindar las Pensiones en la Constitución, y a apoyar también las mociones que la MERP está presentando en todos los ayuntamientos y Parlamentos Autonómicos del país. Tocar las pensiones es cruzar una línea roja que no debemos permitir.

      50 AYUNTAMIENTOS por el BLINDAJE CONSTITUCIONAL de las PENSIONES

En los últimos meses, la MERP nos hemos dirigido a casi cien ayuntamientos para presentar una moción que llama al Gobierno y al Congreso de los Diputados a apoyar una única reivindicación, el blindaje constitucional de las Pensiones. Nos hemos reunido con todos los grupos en cada ayuntamiento, proponiéndoles que aprobasen esta moción en el pleno municipal por amplia mayoría, cuando no por unanimidad.

El resultado es que la moción ha sido aprobada en 50 ayuntamientos de muy distinto signo político. Grupos municipales de polos opuestos han votado juntos para blindar las pensiones en la Constitución. De esta manera, hemos recibido el apoyo absolutamente mayoritario de todos los grupos municipales con los que nos hemos reunido.

 

Nuestro agradecimiento por ser los primeros 50 ayuntamientos.

Comunidad de Madrid: Móstoles, Leganés y San Sebastián de Los Reyes. Cataluña: Hospitalet, Terrassa y Molins de Rei. País Vasco: Portugalete, Llodio y Etxebarri. Andalucía: Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira, Mairena de Alcor, El Viso e Ibros. Comunidad Valenciana: Torrent, Gandia, Paterna, Alcoy, Sant Vicent del Raspeig, Ontinyent, Villena, Crevillente, Nules, Cocentaina e Ibi. Galicia: Santiago de Compostela y Oleiros. Castilla y León: Aldeamayor. Aragón: Zaragoza, Huesca, Teruel y Utebo. Región de Murcia: Cartagena y Librilla. Asturias: Oviedo y Gijón. Navarra: Pamplona, Burlada, Villava, Berriozar, Valle de Egüés y Barañain. Islas Canarias: San Cristobal de La Laguna, Arona, La Orotava, Agüimes, Tacoronte, Santa Brígida, Santa Cruz de La Palma y Tegueste.

 Las instituciones que hasta ahora han aprobado la moción de la MERP representan a 12,7 millones de ciudadanos y ciudadanas, el 27,2% del país 

LA MOCIÓN de la MERP EN TU AYUNTAMIENTO
Para que tu ayuntamiento apoye el blindaje constitucional de las pensiones ponte en contacto con la MERP (contacto@merp.es) Nos reuniremos con los grupos municipales y presentaremos la moción de la MERP en el ayuntamiento

No dejes de ver los siguientes enlaces

Organizaciones de la MERP

 

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes