Archivos de categoría para: Actualidad

Los falsos “magos”

 

Érase una vez un mago que habitaba en las lindes de un sinuoso y extenso lago, el cual se encontraba rodeado de un hermoso y boscoso paraje…

 

Éste podría ser el comienzo de un cuento pero, en esta ocasión, no lo es. Y no lo es porque no pretendo hablar de cuentos ni de magos. No de estos seres, precisamente, casi mágicos, de extraordinarias capacidades, fabulosos, compasivos, bondadosos, espirituales, de poblados cabellos, largas barbas y vestidos con túnicas de un blanco impoluto, que van esparciendo su poder energético y transformándolo en una saludable y renovadora savia a cuantos lo necesitan, e incluso ayudando a cultivar vínculos para lograr que reine la paz, el amor y la concordia entre la Humanidad.

Hoy, no es de estos magos de leyenda de quienes quiero hablar si no de los otros, de los falsos “profetas”, de los que en realidad deberían preocuparnos a todos.

Aquellos que se apropian ilegítimamente de un nombre mágico, cargado de contenido y simbolismo quimérico, distan un abismo de merecerse tal distinción. Se convierten en farsantes e impostores. Y estos aparentes “magos”, por desgracia, todo hay que decirlo, viven practicando el vampirismo con las personas que tienen la mala fortuna de caer en sus garras.

“Aquellos que se apropian ilegítimamente de un nombre mágico, cargado de contenido y simbolismo quimérico, distan un abismo de merecerse tal distinción. Se convierten en farsantes e impostores”


Esencialmente son oportunistas y como también carecen de cualquier escrúpulo moral o de conciencia no dudan en actuar en su propio beneficio. Ante la vulnerabilidad o el abatimiento que las circunstancias de la vida haya podido proporcionar a la posible víctima en cuestión, dejándola desprotegida, y quien, tal vez, se siente en esos momentos como un frágil velero vapuleado por el viento luchando denodadamente por mantenerse firme en la cresta de las olas durante la tempestad, quizá en un desesperado intento para no ser engullida hacia las profundidades del océano, y ante tal descomunal desamparo, decía, aquel ser prepotente, que se hace llamar “mago” a sí mismo y por los demás, se relame de placer, desplegando todo su arsenal en pos de un único y oscuro objetivo, la posesión absoluta de su desvalida víctima. Henchido de ego, flanqueado por un lado de la soberbia que le es característica y por el otro de una desmesurada ambición mal entendida, se emplea a fondo. Se muestra omnipotente, alardea de extravagantes conocimientos, de saber hacer, se torna sibilino. En definitiva, aunque parezca que representa un personaje, a quien representa realmente es a sí mismo. Reflejado en el espejo es la viva imagen del Narciso de la mitología griega.

Aprovecha el impacto de la admiración que causa y paso a paso se va adueñando de la voluntad de la persona, aislándola, cambiando sus registros, anulando sus valores, envenenando su mente, y generando una dependencia de la que difícilmente habrá escapatoria. De este modo aumenta su poder hasta el infinito. Estos farsantes no son un mito, una invención, algo ajeno o lejano que no nos puede alcanzar a nosotros. No nos engañemos, estos individuos son una realidad, una amenaza constante que convive en nuestra sociedad. Al igual que las sectas denominadas peligrosas o destructivas, catalogadas así debido al daño irreversible que a nivel psicológico pueden provocar en sus víctimas (inclusive llevarlas hasta la locura), a las que literalmente llegan a esclavizar, destruyendo personas, arrasando familias, como digo, estos individuos que tienen delirios de grandeza o mantienen el mismo “modus operandi” aunque sea a nivel individual, también lo son. Desalmados. Destructivos. Además de un sinfín de calificativos que podríamos añadir, perversos, extorsionistas, manipuladores, embusteros, trileros, tantos que harían la lista interminable.

Debería existir una ley en el código penal para este tipo de conductas en la medida del real y consiguiente peligro que representan para toda una sociedad. Poder rescatar a las víctimas y a sus familias, recuperarlas y restablecerlas de captores y depredadores, que no debemos confundir con gurús, (voz sánscrita) término que se utiliza en la India para referirse a un jefe religioso o director espiritual.

Los verdaderos magos (aunque no sean mitológicos), aquellos que respetan la vida, a la naturaleza y a sus semejantes, que siembran alegría y bienestar, arrancando sonrisas, haciendo soñar, les basta con saberse grandes a sí mismos. No necesitan nada más.

Y la mayoría no lo va diciendo.

© Montserrat Prieto Pedraz

 

Loa a la experiencia

Del abismo, del vacío, de la solidez de la muerte y de lo muerto, del abono putrefacto pero aún vivo, ha de alimentarse la palabra que florezca en un nuevo destino. Ningún lugar es el lugar, ningún discurrir es definitivo. Una parada, una palabra, apenas un descanso y la búsqueda se inicia de nuevo con la constancia inconsciente del que mantiene la esperanza más allá de lo evidente y más acá de lo divino, por encima de arcanos y videntes, a pesar de augures dirigentes. Se han de librar todas las derrotas sin más consideración que la de otro hito en el camino, sin más valoración que la de haber descubierto a otro enemigo. Al final la experiencia es el trofeo del que sabe vencer al ser vencido, quédense los otros con su copa.

Ok Diario arremete contra Plazabierta.com

 

Hace poco más de un año unos colegas, con enormes inquietudes intelectuales, pero sobre todo fervientes defensores de la libertad y de la justicia social, y un servidor, decidimos crear este medio digital;

y lo hicimos con la esperanza de ser un medio respetado por lo calidad de sus contenidos, pero especialmente por la libertad de opinión de los que en él escriben, sin que nunca haya supuestos una cortapisa para hacerlo la ideología, la raza, sexo, religión, ni cualquier otra circunstancia personal o social.  Ahora, bien, querer convertir en absoluto lo que cada uno de los redactores y colaboradores opinan o manifiestan en sus artículos sería tan presuntuoso y absurdo como afirmar que somos los únicos portadores de la verdad.

Es posible, que lo único que nos diferencia de otros medios escritos, digitales o no, es por ser algo más que meros conductores o transmisores de la noticia, sino que, además, la exprimimos, siempre desde una posición personal lo más ecléctica y humanista posible, porque lo que anhelamos -y por lo que luchamos cuando escribimos- es el máximo respeto a la persona como individuo y como ser social, a sus derechos fundamentales y libertades públicas, siendo nuestro único motor y catalizador a la vez preeminencia de los derechos humanos sobre cualquier otra circunstancia.

Es por ello que no dudamos en denunciar cualquier actitud o actuación que suponga un agravio a la persona en su sentido más amplio, sin someternos a los deseos de los poderes fácticos, ni ponernos como alfombra de ningún partido político.

Cualquier vinculación a partidos políticos es una cuestión que afecta a la libertad personal y política de todos y cada uno de los que colaboran en este medio, como lo es de cada uno de nuestros lectores, si bien en mi caso, puedo decir que en el momento actual no mantengo relación alguna con ningún partido y que mi vinculación en un pasado no muy lejano a Podemos se ha convertido en algo tan circunstancial que lo único que me ha aportado ha sido, quizá, para conocer más cerca los enredos políticos y confirma que la política esta a años luz de la realidad social y sentir ciudadano,  pero no para auto amordazarme en mis críticas respecto a cualquier abuso de poder, venga de donde venga. Por ello no he dudado en criticar a este partido y hacer autocrítica cuando estuve dentro, si las circunstancias lo han hecho preciso, al igual que a los demás. Además de la falta de veracidad, también, de la relación que con el citado partido se atribuye a otro de los administradores y editor de este magazine digital.

Hoy se nos ha acusado de vilipendiar a Ana Rosa Quintana por Ok Diario, con ocasión de tuit de Pablo Iglesias sobre una publicación de la que soy autor con el título “Patriotas de Papel”, por cierto muy difundido por nuestros propios lectores, en la que se denunciaban ciertas actuaciones presuntamente ilícitas de esta señora, intentando con ello desacreditar a este medio, desde la ofuscación por la  contienda personal que tiene el Sr. Inda con el líder de Podemos, mediante la vinculación a la que se ha hecho referencia, queriendo con ello desprestigiar a este medio y acusarlo de partidista, cuando quienes nos leen asiduamente saben que así no es.

Hoy se nos ha acusado de vilipendiar a Ana Rosa Quintana por Ok Diario, con ocasión de tuit de Pablo Iglesias sobre una publicación de la que soy autor, en la que se denunciaban ciertas actuaciones presuntamente ilícitas de esta señora, intentando con ello desacreditar a este medio”

Vilipendiar es mostrar desprecio por una persona o cosa mediante la palabra o los actos, algo muy distinto a la denuncia social que es lo único que trasluce el referido artículo. Pero ya sabemos que los palafreneros del PP son así, y en particular el Sr. Inda y sus servidores a sueldo. Ahora bien, como dice mi amigo Josep, redactor de plazabierta, adaptando una frase cervantina: “Si los perros ladran es señal que se avanza”.

 

Un tal marhuenda

A modo de Introito: 

Este artículo ya fue escrito; por mí naturalmente.

Pero, me viene al pelo el individuo éste a propósito del escrito de Olga Sánchez Rodrigo.

Si  me da por comer sopa, está en ella el muchacho, y si no… también.

Al meollo:

Me gusta tanto el tipejo que cuando sea mayor gozaría pareciéndome a tal figurín. Es la sabiduría hecha persona, mire usted.

Pero, sabiduría de la sabia. El tío sabe de todo; da igual el “tema del día” en los debates radio-televisivos -varios, inaguantables y permanentes- en los que participa; sea cual fuere la materia el tío lo sabe todo y a la perfección.

Tanto domina el argumento a debatir ese día que, por muchos contertulios que participen, si les toca el turno de palabra, el tío se queja amargamente al moderador/a diciendo cosas así como: “… me están interrumpiendo…”, “…tenía yo la palabra…”, “…así es que no se puede…”, “…si no me dejan exponer mis criterios mejor me voy…” (que ni se va, ni se espera que se vaya, claro). Todo esto, eso sí, con incesantes interrupciones al contertulio/a que está hablando en esos momentos.

Con lo cual, o está uno muy pendiente de las intervenciones del resto- incluido el moderador/a- o no oyes nada más que su atiplada voz. Y solo ves su careto con gafas negras y grandes y sus manos en posición de oración nocturna de “jesusito de mi vida”, hablando, quejándose y, sobre todo, interrumpiendo.

¡El debate es mío!, parece creer y hacer creer. O eso me hace pensar a mí, que más que un debate es un monologo cuando no una majadera perorata (entiéndase como oración, discurso o razonamiento molesto e inoportuno, o todos a la vez).

No sé por qué, me recuerda a aquel niñato empollón y torpe, siempre vestido con la misma ropa –el muy guarro- y con maletín de ejecutivo y que fue mi compañero de clase,- que no amigo-, en el INEM (antes se siglaba así: Instituto Nacional de Enseñanza Media); que no solo era repulsivo, es que insultaba su sola presencia. Que no era el “más listo de la clase” ni en sus sueños más perversos; pero- mire usted- daba toda esa apariencia y, para colmo de colmos, la asumía como cierta.

Un imbécil que, cuando Don Ramón (eminente profe de Filosofía) preguntaba al foro (entiéndase aula, de 40-45 alumnos, que lo éramos, y sin quejarse ni dios) algo sobre Sócrates, por un ejemplo, el muy soplagaitas era el primero en levantar el dedo cuando no la manaza entera sin el menor respeto al respetable (o sea, nosotros) para decir algo así como que el tal Sócrates fue un hombre muy malo porque se aprovechaba de los niños y niñas atenienses y por eso lo condenaron a cicutarse.

Don Ramón, educado él, decía: ¡Vale, ¿otra intervención?! Y el capullito de alelí- o de crisantemo- comenzaba con sus aspavientos y gritos atiplados quejándose de que nunca le dejaban terminar, que si era su turno, que se le interrumpía constantemente (y eso que estábamos todos callados en silencio profundo) que si… ¡yo qué sé cuanta quincalla en tan poco tiempo!

Pero es que, si el profe de Biología preguntaba al foro (aula, ya saben) sobre, por ejemplo, “Las variaciones fisiopatológicas de las caimanas del Nilo durante la menstruación”, el tiparraco volvía a levantar el dedo- o la manaza- como si ,no sólo supiese el más ínfimo detalle sobre tal reptil y sus efluvios, sino para impresionar al profe y, per ende, al aula entera. Que al final, ni sabía qué era la menstruación, ni dónde estaba el Nilo, ni qué coño era esa palabreja de “fisiopatológicas”.

Pues sí; este tal Marhuenda me lo recuerda  mucho, pero que mucho.

Tanto es así que, cuando lo vi por primera vez en uno de los debates televisivos- es asiduo de ellos y en distintas cadenas-, pensé ¿mira que si fuera el tontarra del compañero de INEM? Pero creo que no, aunque tengo que investigarlo más profundamente, porque son cual dos gotitas de agua en la estupidez, falta de respeto al respetable y – por supuesto- a la  cortesía y recato.

Lo dicho, el Marhuenda ese, que tanto sale en debates, sobre todo políticos, (pro-pépéro, él) se cree el dios del mambo de los mismos.

Que son tantos los debates diarios y en tan distintas cadenas en los que participa (yo no sé cómo le invitan porque pesaíto es un rato, y creo que por una pasta gansa) que uno se plantea si le quedará tiempo de dirigir su propio Periódico.

“La Razón” (¡cuántas paradojas, señor, señor!) creo que se llama y que hace una defensa incondicional a Rajoy y todos sus edecanes, tengan o no la “razón”, válgaseme la redundancia.

“Lo dicho, el Marhuenda ese, que tanto sale en debates, sobre todo políticos, (pro-pépéro, él) se cree el dios del mambo de los mismos.”

Uno piensa que, como la Razón, en sentido filosófico, sea lo que escribe y lo que habla este chirimbolo en los distintos y varios debates, pues yo empiezo a detestar a Aristóteles y a toda su recua, y además me chivaré a la Santa Inquisición proponiéndole que quemen todos sus libros (los que quedan, que muchos fueron ya quemados allá por el S.XIII y posteriores). Que me borro de admirar a tal supuesto sabio.

Sr. Marhuenda (Francisco o Paco), he cambiado de opinión ¡hala!, de mayor no quiero ser como usted y mucho menos como lo que representa: La payasería mayor del reino español.

P.S.- Y es que me resulta como un pepito-grillo de las narices: si sintonizo RNE, ¡toma!…es debatidor; si pongo “Al Rojo Vivo”…otra de bravas y oído cocina. Y sigue, y sigue…y sigue, como el conejo de las pilas alcalinas.

¡Que angustia, por dios bendito!

Los grilletes de Marhuenda

© montaje gráfico by plazabierta.com

El Super Marhuenda, el hombre que lo sabe todo, el que se atreve a despreciar a todo aquel que piensa distinto a él, mientras sentando en su sillón de tertuliano  de ciertos programas de televisión, en su descarada defensa del Partido Popular,

con las piernas cruzadas y un brazo apoyado en el respaldo, adoptando la pose típica de quien está por encima de quienes les rodean, cual repelente niño Vicente, aunque le cuelguen los años, soberbio hasta la médula; ha sido llamada a declarar en calidad de imputado junto al presidente del medio de comunicación que dirige, Mauricio Casals, en calidad de imputados en la Operación Lezo que investiga la supuesta corrupción en la empresa pública de aguas Canal de Isabel II, dependiente de la Comunidad de Madrid, centrándose en el presunto desvío de fondos públicos para beneficiar a personas vinculadas al anterior Gobierno regional del Partido Popular.  Investigación coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Fuentes de la investigación apuntan a que Marhuenda y Casals presuntamente presionaron a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para evitar que denunciara las irregularidades detectadas por una auditoria realizada por su Ejecutivo en el seno del Canal de Isabel II y en las que estaba presuntamente implicado Rodríguez Sobrino.

No es de extrañar, viendo la trayectoria de este profesional de la provocación, de su connivencia con el Partido Popular, que las garras de la corrupción de la gaviota le hayan apresado.

Recordemos que trabajó como director del gabinete del ministro de Administraciones Públicas (en aquel entonces, Mariano Rajoy), percibiendo por ello un sueldo mensual complementario por parte de Vicente Cardellach, ex-presidente del Colegio de Graduados Sociales de Barcelona y, casualmente, suegro del anterior ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Pagos de los que no se hacían factura ni retención del IRPF y que oscilaron entre las 400.000 y 460.000 pesetas (entre 2400 y 2700 euros), de los cuales ya no responderá por ser anteriores al año 1999 y haber prescrito a efectos fiscales.

“No es de extrañar, viendo la trayectoria de este profesional de la provocación, de su connivencia con el Partido Popular, que las garras de la corrupción de la gaviota le hayan apresado.”

Pero, aquí no termina la historia, a partir de la citada fecha, los pagos se hicieron a empresas administradas por Marhuenda y su esposa, cesando cuando fue acusado de vender el fondo documental de una empresa de la que supuestamente era titular, a un centro público, lo que ocasionó el fin de su carrera política,  siendo el propio Aznar el que se encargó de transformar su cese y salida por la puerta de atrás en una renuncia voluntaria, según fuentes del Partido Popular.

Un recorrido que nos hace ver que se trata de una persona que ya apuntaba maneras medrando en la política, siendo la pleitesía que rinde al partido del gobierno una consecuencia más que probable de los favores recibidos, defendiendo lo indefendible desde posturas adornadas de un razonamiento que no deja de ser, en la mayoría de los casos, falacias ad personam, mediante argumentos que, en lugar de refutar las afirmaciones del adversario, intenta descalificarlo personalmente, haciendo un dueto inseparable con otro esbirro del poder, Eduardo Inda, allí donde se les llama para aumentar la audiencia a base de la provocación.

Pero así es Marhuenda, calificado por algunos como el palafranero de Rajoy, tan cerca al Partido Popular que, raro era que no estuviese implicado en algún tipo de conducta ilícita a la que nos tienen acostumbrados. Y, es que, como dice el rico refranero español, dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición.

 

Bus, patria y justicia

©plazabierta,com

Parece ser que los autobuses se han puesto de moda para transmitir mensajes que a no todo el mundo gusta oír, el primero porque era una ofensa innecesaria y el segundo porque ofende a quienes se les ha visto el plumero y se les sigue viendo.

No es que me guste este tipo de campañas en uno o en el otro sentido, sólo por dos razones, la primera porque supone un peligro para la seguridad vial ante la curiosidad de conductores que en vez de prestar atención al tráfico giran la cabeza o fijan su mirada en los mensajes que se transmiten, no sólo con imágenes sino también con textos que distraen aún más. Y la segunda razón, por el carácter circense en que al final se convierte este tipo de actos.

Pero, como del primero ya hemos tenido ocasión de hablar largo y tendido por el agravio que supuso contra la libertad sexual, permítanme que centre mi juicio  en el segundo, no con la intención de criminalizar a sus autores, porque para eso están los tribunales de justicia, aunque no veo razón para ello, siendo estos mismos tribunales los que convierten en legítimo algunos de los mensajes del bus en cuestión puesto que lo que allí se transmite está sustentado en propias declaraciones de los protagonistas que en ellos aparecen y en actuaciones judiciales de imputación y condena que todos conocemos, pero que algunos justifican en base a un patriotismo sórdido y agonizante de una derecha rancia que en vez de ver peligrar sus puestos de trabajos, es decir los sillones en los que arrugan sus caros trajes y vestidos, según el sexo de sus señorías, plantan cara para justificar lo injustificable; como siempre, utilizando la misma técnica, la del ventilador, con el ese “tú más” al que nos tienen acostumbrados, o saliendo por los Cerros de Úbeda, o por los Pirineos, quizá porque conocen mejor este último camino de sus idas y venidas a Suiza en vuelo regular, categoría superior y noche en un hotel de Top lujo, seguro que pagado por los pringados de siempre…., los ciudadanos.

Pero, para no perdernos en ninguno de las zonas geográficas  mencionadas,   volviendo al tema central del autobús azul bautizado con el nombre de “La Trama” o el “tramabus” fletado por Podemos, cuyas viñetas están protagonizadas por políticos, periodistas y empresarios que han convertido la sede del PP y algunos despachos ministeriales en cuevas de ladrones, como en su momento también hicieron los socialistas que les siguen en el ranquin de la corrupción; ha sido  calificado por la vicepresidenta del gobierno como una actuación pueril, y quizá no le falte razón, porque de niños es jugar con autobuses, pretendiendo de esta manera salir airosa de tanta ponzoña que salpica a su partido, cuando realmente se trata de una denuncia en toda regla, por lo que deberían haber pedido perdón y nunca lo han hecho, y por lo que se ve, tampoco lo harán en un futuro.

Quizá, también, los ciudadanos necesitan mensajes de este tipo, pueriles pero cargados de verdad, para de esta manera refrescar sus memorias históricas y no arrinconar en su disco duro actuaciones totalmente ignominiosas que reflejan la indecencia de un partido político que ampara y cobija el mayor número de casos de corrupción en su seno, seguido por otro que presume de decencia cuando también ha faltado al decoro político y a la ley en actuaciones precedentes y actuales.

“Quizá, también, los ciudadanos necesitan mensajes de este tipo, pueriles pero cargados de verdad, para de esta manera refrescar sus memorias históricas y no arrinconar en su disco duro actuaciones totalmente ignominiosas “

En cualquier caso, aunque tal vez el medio no sea el adecuado, porque algunos prefiramos otros canales o foros de comunicación, expresión, debate y/o denuncia; pero, como lo que importa es el mensaje, con eso me quedo como defensor de la libertad de expresión, siempre sin faltar al respeto y con pruebas de que lo que se afirma es verdad; más en estos tiempos en que las libertades públicas han sido reducidas al mínimo por ese mismo gobierno que ampara a los delincuentes o les ofrece cobijo.

Ahora bien, el que este libre de pecado que tire la primera piedra… porque sino estas actuaciones además de caer en saco vacío podrían convertir en buenos a los que no lo son, ya que cuando los rojos son los que pecan, según ellos no lo hacen sólo contra Dios sino también contra la patria, porque, al parecer, ellos son los únicos patriotas, tal vez porque aman tanto a España que se han olvidado de que somos más algo que una bandera y un territorio, somos ciudadanos cada día más vejados por sus conductas.

 

Tarad@s.madeinspain.com

 

¿Cómo llamarían ustedes a aquel que, aún sabiendo que le están robando, colabora con los ladrones para que le roben más?.

Creo que los calificativos que se le podrían atribuir son varios, aunque, tal vez  los que más encajarían sería el de tarado, tonto, estúpido,  chalado, chiflado, bambarria, imbécil, mentecato y otros cuantos sinónimos más que al lector se le puedan ocurrir.

Por otra parte, si conocemos que A igual B y B igual a C, y atendemos a su enlace, ante nuestra mirada intelectual hace acto de presencia una verdad quizá insospechada pero deslumbrante: ¡A es igual a C!. ¡Impresionante!. La lógica ha hecho posible la Ciencia y permite también hacer ciencia de verdades que parecen escurridizas, inaferrables, como las tocantes a la ética.

Con la lógica racional se puede llegar a demostrar la diferencia entre el bien y el mal y elaborar una ética también racional, apta para ser compartida por todos los seres racionales, por todas las gentes dispuestas a pensar conforme a las reglas del argumento lógico.

Por lo tanto, atendiendo a esa lógica, si la actitud que exponíamos al principio nos lleva a afirmar que quien se comparta de tal manera es un tarado, a todos los que actúan de la misma manera se les podría atribuir el mismo calificativo, aunque cuando el referido comportamiento se generaliza la lógica expuesta, a la inversa, no llevaría a un absurdo como el afirmar que:

“La gente es sinvergüenza.
Tú eres gente.
Luego, tú eres un sinvergüenza”

Tal lógica es la que utilizó el Partido Popular para justificar su comportamiento corrupto, afirmando que si en su seno existen corruptos es porque la sociedad es corrupta. Esta afirmación que supone generalizar un comportamiento particular atribuible a varias personas dentro de un todo carece de sentido, en tanto en cuanto no se ha demostrado que todos los que integramos el grupo social somos corruptos, mientras que sí se puede afirmar que determinados políticos seres individualmente considerados, lo son o lo pueden ser porque han sido condenados por los tribunales de justicia o están siendo investigados por tal motivo.

“Tal lógica es la que utilizó el Partido Popular para justificar su comportamiento corrupto, afirmando que si en su seno existen corruptos es porque la sociedad es corrupta”

Sin embargo, no supondría una falacia si afirmamos que, si el Partido Popular ha sido el primer partido imputado de la historia, y si a pesar de ello sigue siendo el partido más votado, es que quienes lo votan, o son como ellos o son unos absolutos tarados y taradas, porque con su voto están abriendo de nuevo las puertas a los ladrones y farfulleros que hay en su seno, que es lo mismo que decir que les están ayudando a que sigan cometiendo las mismas fechorías, en las que, sin duda hasta el mismo presidente del gobierno esta implicado según la contabilidad de Bárcenas, de la que a estas alturas no se ha demostrado que sea una farsa.

Por lo tanto, sin duda, vivimos en un país de tarados, en el que gobiernan ladrones porque los electores tarados se lo permiten, hasta el punto que, desde una perspectiva puramente jurídica podría también atribuírseles el concepto de cómplices en cuanto que, según el  artículo 29 del Código Penal “son cómplices los que no hallándose en el artículo anterior (esto es, los que sin ser autores) cooperan en la ejecución del hecho con actos anteriores o simultáneos”.

Pero, la cosa no termina aquí, todo se complica aún más cuando este Partido Podrido, aún estando en minoría parlamentaria gobierna gracias a los apoyos de otros grupos, dicen que por razones de Estado, no sólo de los naranjitos sino también gracias a la abstención de un PSOE que ha perdido el Norte, además de algunas letras como son la “S” de Socialista y la “O” de Obrero, aunque tampoco se puede dejar al margen a los “podemitas” que han apoyado a Pablo Iglesias frente a un Errejón negociador, siguiendo de esta forma una línea totalmente radicalizada hacia la izquierda, de manera que nadie al margen de los fervientes admiradores de un ser cargado de tanto ego, lo quieren tener como compañero de pupitre en el ágora parlamentario y fuera de él, lo que hace difícil poder llegar a acuerdos de gobernabilidad desde la izquierda.

En fin, todo se reduce a la misma conclusión, un país de tarados en el que ni dios se pone de acuerdo para hacer posible un gobierno que, al menos no este representado por un partido que ha sido imputado por su forma actuar contra la ley y contra los propios ciudadanos. Pero esto es España, un país dividido entre “intelectualoides” de izquierda con muchas ganas de protagonismo y ladrones de derecha.

 

Entre la refundación y la refundición

Parece ser que no solo la muerte tiene una crónica anunciada. Hoy parece cumplirse una predicción hecha por mí desde estas mismas páginas cuando se celebró el congreso de Podemos.

Era inevitable que las maneras de líder absoluto que se gasta Pablo Iglesias llevaran a Iñigo Errejón a una salida de la estructura “oficial” del partido, y que esa salida no fuera pactada ni aceptable para el perdedor. Supongo que Pablo Iglesias tenía la necesidad de que se visualizara sin ningún género de dudas lo que le espera a cualquier disidente que ose enfrentarse a su liderazgo.

Y ya está aquí el nuevo partido, Los Comunes, un partido que parece agrupar a todos aquellos que desde una izquierda moderna, todo lo moderna que puede ser cualquier ideología que se base en las vivencias del siglo XIX, aspira a sentirse cómoda entre los votantes y respaldada por ellos. Todas la figuras marginales de Podemos, incluidas las alcaldesas de las dos principales ciudades del país, son figuras representativas del nuevo partido y tienden una mano, con manzana envenenada, es verdad, a Podemos que no tendrá más remedio que rechazarla y quedar así como el malo, que posiblemente lo sea, de la película.

Como en física, en política, todo espacio vacío tiende a llenarse, y la radicalización, aún más, de Podemos tras su último congreso y las dudas que los socialistas están dejando con sus primarias en la opinión pública habían provocado un socavón en el espectro político que había que cubrir, y, como dice el refrán, el que da primero da dos veces, y Los Comunes, parecen haber dado primero.

Posiblemente está maniobra tenga dos damnificados principales, aunque a lo mejor no lo son de forma inmediata.

El primer damnificado es el Podemos de Iglesias que no puede, no sería creíble, tender puentes hacia los que acaba de intentar aislar levantándoles un muro. La imposibilidad de captar electores del gran caladero no alineado de votantes y su propia atomización llevara a Podemos a convertirse en la nueva IU.

Pero con ser el más claro Podemos, seguramente el mayor perjudicado de esta nueva opción sea el PSOE. Un PSOE enzarzado en una guerra fratricida, en una guerra cruenta y despiadada en la que no solo vale ganar, hay que aplastar. En una guerra basada en la descalificación y el insulto. En una guerra que no va a permitir cicatrizar las heridas sea cual sea el resultado.

“El primer damnificado es el Podemos de Iglesias que no puede, no sería creíble, tender puentes hacia los que acaba de intentar aislar levantándoles un muro.”

Si gana Pedro Sánchez el ala más moderada, más reconocible hasta ahora del PSOE, y los votantes independientes menos socialistas, no tendrán cabida en las siglas y tendrán que fundar su propio partido o acercarse a Ciudadanos. Si la que gana es Susana Díaz posiblemente se encuentre que tendrá más respaldo de los votantes que de los militantes y que la parte de estos que le han jurado odio eterno, que ya es tiempo para odiar, y la han cubierto de improperios por todos los medios a su alcance, seguramente emprenderán un éxodo inevitable hacia Los Comunes, principalmente, y hacia Podemos. ¿Y si gana Patxi López? Pues si gana Patxi López ganará la inestabilidad, el conflicto no resuelto, el aplazamiento del desenlace.

Así que, antes o después, la izquierda ocupará tres huecos, salvo que alguien sea capaz de refundarla, o refundirla, que lo mismo me da, como a principios de la transición. Entre tanto esta reinterpretación de la izquierda solo podrá acceder al gobierno pactando de dos en dos, que tampoco es mala cosa para los ciudadanos.

Tal vez en las próximas elecciones sea precipitado, pero más pronto que tarde España se puede encontrar con un gobierno de izquierdas formado por socialdemócratas y Comunes, que falta le haría. O sea lo que había, pero pactado y con caras nuevas.

La cultura incivilizada

Hay actitudes por las que uno deja de creer en el ser humano, en el ser humano civilizado y consciente por lo menos.

Visitar los grandes logros de la humanidad, las construcciones esplendorosas, los poblados y restos de nuestros antepasados, las obras de arte que en el tiempo nos han legado para nuestro disfrute, es uno de los grandes beneficios que ese monstruo de mil cabezas, no todas buenas, llamado turismo nos ha permitido.

Asombrarse ante la grandiosidad de las catedrales, de los monasterios y palacios, arrobarse ante la belleza emotiva de ciertas obras de arte, inspirarse en las vivencias y reflexiones de los grandes hombres, quedarse embelesado con el esfuerzo y el ingenio de nuestros primitivos y valorar en lo que valen sus avances y sus afanes, son experiencias que engrandecen nuestra alma y permiten que nuestro intelecto se reconforte y nutra.

Pero, y desgraciadamente, todo este panegírico sobre las bondades que el turismo cultural, que se llama, nos puede deparar se troca, con la experiencia de la cruda realidad, en una indignación sorda y visceral.

Así que por mor de esta terca e infausta realidad una vivencia lúdica y que debería de haber sido enriquecedora y placentera te deja un poso de amargura, de desesperanza, de sospecha sobre lo que se puede esperar de los seres humanos actuales y su educación.

Si coges una visita guiada tu enfado empieza en los comentarios sobre el patrimonio perdido durante la desamortización, durante los saqueos perpetrados al comienzo de la segunda república  o los latrocinios de coleccionistas privados que con impunidad, y muchas veces con complicidades clericales, se han llevado a cabo. A veces uno piensa que alrededor hay personas que no están muy lejos de los talibanes que destrozaron los budas o de los desmanes del  tristemente famoso ISIS y su sistemático derribo de todo aquello que no concuerde con sus creencias o sus ideologías.

Así que por mor de esta terca e infausta realidad una vivencia lúdica y que debería de haber sido enriquecedora y placentera te deja un poso de amargura, de desesperanza, de sospecha sobre lo que se puede esperar de los seres humanos actuales y su educación.”

Pero con ser eso triste, con ser lamentable y ya inevitable, lo que acaba de derrumbarte, de amargarte el día, es la absoluta falta de respeto de muchos visitantes hacia el lugar que visitan, de su falta de educación y de sentido histórico y, sobre todo, de su dejación hacia esos conceptos respecto a los menores a su cargo, cuando los hay.

He visto en la Alcazaba de Almería a gente que se subía o manoseaba piezas y elementos arquitectónicos que específicamente ponían “no tocar”, a niños cogiendo piedras de cualquier sitio que se les ocurriera sin que nadie les llamara la atención, es más, los vigilantes se giraban y miraban para otro lado evitando darse por enterados. “Es que si les llamamos la atención luego nos expedientan a nosotros”, me confesó uno. Incluso una familia, bastante numerosa, retiró una cinta de prohibido el paso para aposentarse en una escalinata y acomodarse en ella para almorzar, bolsas, neveras, manteles, latas, botellas, como si del campo o la playa se tratara.

He asistido en una visita de un grupo cultural a los toros de Guisando donde padres e hijos se subían a las esculturas para sacarse fotos y hacer las gracias correspondientes. En el poblado de Los Millares coincidí con un colegio cuyas profesoras estaban absolutamente sobrepasadas por las ocurrencias que los alumnos más “graciosos” llevaban a cabo en el interior de las cabañas mientas otros vigilaban que no se acercara nadie.

Porque parece ser que la permisividad, que el concepto de que la propiedad particular de cada cual está implícito en la propiedad pública, que la falta de perspectiva histórica inculcada en la formación, y el descrédito de la disciplina evitan que tengamos el más mínimo respeto por lo que el pasado pone a nuestro alcance y por la obligación de preservarlo y legarlo a nuestros descendientes en las mejores condiciones posibles.

El otro día estuve visitando el Monasterio de Uclés, ahora convertido en campamento y residencia de infantes. Me pareció tremendo ver a un montón de críos encaramados al brocal del pozo, sentados sobre la plancha que cubre su boca jugando a las cartas, escalándolo utilizando las figuras que lo adornan como puntos de apoyo para su ascensión sin que los monitores, uno de los cuales, al menos, estaba allí presente, hiciera el más mínimo además de llamarles la atención. Es más ante mi intención de hacer una foto un chaval un poco más mayor que los otros, no el monitor, les ordenó que se bajaran para que pudiéramos sacar la imagen sin habitantes, cosa que todos aceptaron sin ningún tipo de protesta. Pasada la foto todos volvieron a sus actividades de juego y escalada.

¿Cuantas actitudes de este tipo puede tolerar nuestro patrimonio sin resultar dañado? ¿Cuantos graciosos pueden soportar los monumentos haciendo su gracia de pintar, encaramarse o llevarse un recuerdo sin deteriorarlos? ¿Cuánta cultura incivilizada podemos permitirnos? ¿Valen para algo la autoridades, en este tema, aparte de para asegurarse su cargo y cobrarlo? Y prefiero no seguirme preguntando.

Viva la Republica

Vivir y morir por la democracia. Sangre y venganza después del 39. La humillación de aquellos que prefirieron morir que ceder a la opresión del dictador. Vivieron de pie y murieron con el puño en alto contra un golpe de estado apoyado por los fascistas alemanes e italianos.

 

Franco no era partidario del nuevo gobierno republicano, establecido luego del proclamación de abril de 1931. Mucho menos aún del evidente ascenso de la izquierda de la cual la república era una clara expresión.

Cuarenta años de paz decían quienes vivieron sin dignidad frente al opresor. Muchos también con miedo y otros dejándose llevar por los beneplácitos de un gobierno bajo el palio de la iglesia católica que llego a tildar de lucha contra los infieles el alzamiento militar de 1936. Si mala fue la guerra, peor fue la postguerra, con matanzas indiscriminadas en las tapias de los cementerios o en cualquier cuneta. Detenciones y torturas para obtener declaraciones de auto culpa que pusieran fin a esos juicios sumarísimos donde la defensa del reo no existía con todas las garantías, y muchos menos la presunción de inocencia; o para delatar al vecino, o simplemente por ansias de venganza.

Mujeres humilladas, vejadas, a las que se les rasuraba la cabeza y se abusaba de ellas, encerrándolas en cárceles, en celdas, hacinadas, o en hogares cuna regentados por monjas que las privaban de sus bebes por ser madres solteras y libertarias, para venderlos a los hijos ricos del sistema, a esos matrimonios que repudiaban a los rojos, pero que necesitaban sus hijos, por no poder concebir. Saqueo y humillación.

Estas palabras no lo son por resentimiento, es una cuestión de justicia, es una lectura necesaria para poder pasar página. No existe odio, sólo la necesidad social del reconocimiento a todos aquellos que vivieron y lucharon por la libertad y que fueron asesinados por un dictador pero sobre todo el deseo de un nuevo mañana republicano, donde el rey sea un ciudadano más, sin derechos monárquicos, ni privilegios, y mucho menos inmunidad.

“Estas palabras no lo son por resentimiento, es una cuestión de justicia, es una lectura necesaria para poder pasar página”.

Dejemos que hoy sea un día festivo, como aquel 14 de abril de 1931, demostrando al Borbón como ya se hizo con su bisabuelo Alfonso XIII que no tiene el amor de su pueblo. Aunque no tendrá la misma decencia de abandonar el Palacio en el que vive y que todos le pagamos, entre otras cosas porque su padre del que ha heredado la corona fue puesto por el dictador, pero sobre todo porque ha quedado demostrado la inutilidad de la institución que le cobija, la cual no corresponde a una democracia real en la que cualquiera que obstante  cualquier tipo de poder debe ser con carácter representativo y por lo tanto, democráticamente elegido y no perpetuado por una Constitución que admite la preferencia del hombre sobre la mujer para heredar la corona y que en aquel momento por falta de madurez democrática y falta de transparencia, pero sobre todo mucho miedo, se votó bajo la premisa de que cualquier cosa era mejor que lo que se había tenido hasta el momento, incluso un rey que había vivido a la sombra y mantenido por el  dictador.

Salgamos hoy a las calles con el puño en alto y celebremos la memoria de quienes dieron su sangre por nuestro futuro, por un futuro con libertad y justicia social. Demostremos a quienes gobiernan y a quienes han gobernado que el pueblo esta muy harto y cansado de sus excesos, de su corrupción, de su mala administración, pero sobre todo de vivir de espaldas a las necesidades de quienes realmente tenemos el poder, el pueblo, pero que, todavía a pesar de tanta sangre derramadas, tantos años de lucha contra el poderoso, tantos esfuerzos de nuestros antepasados,  no ha aprendido a manejar.

Salud y Republica.

Nuestra salud en peligro

El aceite de palma se ha convertido en el enemigo a la hora de hacer la lista de la compra.

Tan es así que la Eurocámara ha impulsado nuevas regulaciones sobre este, que no solo está presente en bollería, cereales, patatas fritas y comida precocinada, sino también se encuentra en cosméticos y productos de cuidado personal.

Este aceite es el más utilizado del mundo, por delante del de soja o el de colza. Se produce a partir de los frutos de la palma africana (Elaeis guineensis) y se ha convertido en una materia prima usada a nivel global para la elaboración de una gran cantidad de productos de la industria alimenticia y cosmética, desplazando a las grasas hidrogenadas, que se han demostrado nocivas para la salud. No obstante, este aceite es muy rico en grasas saturadas, por lo que está lejos de ser una alternativa idónea desde el punto de vista del equilibrio nutricional y es preferible no abusar de él.

El aceite de palma, por su contenido en ácidos grasos saturados, puede dificultar su absorción en el intestino. Además, su elevado índice de grasas saturadas hace que, tomado en exceso, aumente los niveles de colesterol malo, siendo el colesterol un factor de riesgo de otras patologías. Por otro lado, el aceite de palma se utiliza con frecuencia en los alimentos precocinados, bollería industrial y alimentos procesados, cuyo consumo debe evitarse en una dieta sana. El aceite de palma tampoco es recomendable para aquellos que padecen alergia a los frutos secos. Para evitar riesgos, lo mejor es utilizar aceites más saludables como el de girasol o de oliva, un básico de la dieta mediterránea.

Es cierto que es una rica fuente de vitamina A y de vitamina E. Sin embargo, también es ‘una rica fuente’ de grasas saturadas (un 50% frente al 15% en promedio que contienen otros aceites), lo que lo convierte en un peligro para las arterias y el corazón.

En los últimos años, se han multiplicado los estudios que alertan de los efectos nocivos del aceite de palma para nuestra salud. Un estudio estadounidense publicado en la revista ‘Globalization and Health’ en 2011 demuestra el vínculo entre el consumo de dicha sustancia y mayores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Los científicos descubrieron que un kilo de aceite de palma conllevaba 68 muertes por cada 100.000 habitantes en varios países con bajo poder adquisitivo. En otros países con niveles de vida más altos la cifra era de 17 muertes.

“Los científicos descubrieron que un kilo de aceite de palma conllevaba 68 muertes por cada 100.000 habitantes en varios países con bajo poder adquisitivo. En otros países con niveles de vida más altos la cifra era de 17 muertes.”

No obstante, aún más alarmantes son los hallazgos que asocian el aceite de palma con el cáncer, como el informe de la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA, por sus siglas en inglés) publicado en mayo de 2016, en el que se advierte de que “el consumo reducido de aceite de palma, incluso si es reducido, es peligroso para los niños y un consumo frecuente pone en peligro la salud de todos”.

Según la investigación, que supuso uno de los golpes más considerables a la imagen de este producto, en el proceso de refinado el aceite de palma se somete a temperaturas de 200ºC para conseguir que carezca de sabor y olor. Sin embargo, ello libera sustancias cancerígenas que incluso son capaces de alterar el ADN.

Los expertos de este organismo oficial europeo consideraron que “hay suficientes pruebas de que el glicidilo es genotóxico y carcinógeno, por lo que no hemos fijado un nivel mínimo de consumo seguro”, según explicó la directora, Hellen Knutsen.

No se sabe con certeza cuáles son las marcas que utilizan mayores cantidades de aceite de palma, ya que no todas dan datos sobre su provisión de los diferentes ingredientes que utilizan. Algunas de las principales son las siguientes:

Unilever: Unilever es una de las mayores multinacionales hoy en día centrada en productos de consumo alimentario y cosmético. Tiene unas 400 marcas y la empresa asegura que unas 2000 millones de personas utilizan cada día sus productos (casi un tercio de la población mundial). Unilever comprar aproximadamente medio millón de toneladas de aceite de palma y de palmiste cada año, más otra tonelada de derivados, cada año, aproximadamente el 3 por ciento de la producción mundial. No obstante, la empresa calcula que en sus actividades  hasta 5 millones de toneladas de aceite de palma (un 8% por ciento de la producción mundial).

Principales marcas de Unilever que usan aceite de palma: Frigo, Flora, Signal (probable, contiene Sodium Lauryl Sulfate que a menudo procede de la palma), Dove (Sodium Palmitate), helados Ben & Jerry’s (algunos, no todos).

Nestlé:  Nestlé es una de las principales marcas de alimentación y su uso de aceite de palma está creciendo rápidamente. Así, en 2015 Nestlé compró 420.000 toneladas de aceite de palma (1 por ciento de la producción mundial, 100.000 toneladas más que en 2009.

Marcas y productos de Nestlé que usan aceite de palma: bombones de Nestlé, Maxibon, tabletas de chocolate rellenas.

Kellogg’s: la famosa marca de cereales es otra de las compradoras importantes de aceite de palma. La empresa no ha publicado datos de cuánto aceite de palma compra, aunque The Guardian publicó que la estimación es de unas 50.000 toneladas al año. Sin embargo, sí ha publicado quiénes son sus principales proveedores: ADM, Cargill y Wilmar.

Marcas y productos de Kellogg’s que usan aceite de palma (algunos por el uso de Vitamina A palmitate, que a menudo procede del aceite de palma): Smacks, Special K Barritas, Froot loops, All bran, Choco pops. Por otra parte, Kellogg´s Corn Flakes, Special K® Original y Choco Krispis llevan en muchos países Vitamina A palmitato que suele proceder del aceite de palma. Hay, sin embargo, diferencias de composición según los países.

L’oreal: la marca de cosméticos utiliza muy poco aceite de palma bruto (menos de 400 toneladas), pero muchos derivados (más de 60.000 toneladas al año). Según datos de la empresa, L’Oreal controló el origen del 80 por ciento de los derivados que utiliza hasta la refinería y en un 50 por ciento de los casos, hasta la prensadora. El año que viene han prometido llegar al 100%. No dan datos, sin embargo, de las plantaciones.

Marcas y productos de L’oreal que usan aceite de palma: Kerastase (probable, usan Sodium Laureth Sulfate), Vichy, The Body Shop, L’Oreal Paris, Lancome.

Burger King: según los datos nutricionales publicados en su página web, usan aceite de palma para las patatas fritas, pero junto al de canola o soja. También lo utilizan en muchos otros productos.

McDonalds: Al igual que en el caso de Burger King, se puede ver su uso de aceite de palma en los datos nutricionales que publica en su web. En el caso de McDonalds, el principal uso se concentra en los postres. No lo usa para las patatas fritas.

Colgate: Colgate tampoco aclara en qué productos en concreto utiliza aceite de palma y sus derivados, aunque en su página web asegura que lo utiliza “en algunos de nuestros productos de jabones, pastas de dientes, antitranspirantes y desodorantes”. Además asegura que utiliza aproximadamente el 0,2 por ciento de la producción total de Malasia, Indonesia y Tailandia.

Starbucks: según los datos que Starbucks publica en su página web sobre la composición de sus productos, usa aceite de palma principalmente en bollería. Sin embargo, puede encontrarse también en algunas bebidas como este Frapuccino.

Esta es  la lista de productos con aceite de palma o derivados que probablemente proceden del aceite de palma

ALIMENTACIÓN

Galletas

  • Fontaneda
  • La Buena María
  • Oreo
  • Galletas Príncipe
  • Campurrianas
  • María de Cuétara
  • Napolitanas
  • Tuc

Bollería

  • Sobaos Martínez
  • Conchas de chocolate Codan
  • Donuts (marca Donuts)
  • La Bella Easo Weikis

Cereales de desayuno

  • Froot loops
  • All bran
  • Choco pops
  • Smacks
  • Cereales Nesquik
  • Chocapic
  • Golden Graham
  • Estrellitas
  • Cereales que llevan en muchos países Palmitato de retinol, que suele proceder del aceite de palma: Kellogg´s Corn Flakes, Choco krispis, Special K® Original

Snacks

  • Ruffles
  • Doritos
  • Fritos de Matutano
  • Triskys
  • Doritos

Margarina

  • Tulipán
  • Flora

Chocolates

  • Ferrero Rocher
  • Kinder bueno
  • Kinder sorpresa
  • Happy hippo
  • Bombones de Lindt (Lindor)
  • M&Ms
  • Kit Kat
  • Mars
  • Snickers
  • Twix
  • Nutella
  • Nocilla

Comida precocinada

  • Spaguetti bolognesa Findus
  • Fetuccini 4 quesos Findus
  • Pizzas Dr. Oetker de atún, prosciutto y funghi
  • Nuggets La Cocinera
  • Cordon bleu La Cocinera
  • San jacobos La Cocinera
  • Empanadillas de atún La Cocinera
  • Cremas Knorr de espárragos y de marisco gourmet,

Gominolas

  • Cintas de pica de fresa de Vidal
  • Sugus

COSMÉTICOS

Saber si los cosméticos llevan o no aceite de palma es más complicado, puesto que usan derivados en su composición que, aunque normalmente proceden del aceite de palma, pueden obtenerse también de otras materias primas. Por tanto, la siguiente lista de productos y marcas tienen probablemente aceite de palma, pero no con certeza (a no ser que se diga lo contrario). Sin embargo, hemos comprobado la información pública ofrecida por las marcas para comprobar que efectivamente usan aceite de palma o sus derivados en su cadena de producción

Marcas que reconocen usar aceite de palma o derivados:

  • Vichy
  • The Body Shop
  • L’Oreal Paris
  • Lancôme

Marcas que usan ingredientes que probablemente procedan del aceite de palma

  • Head and Shoulders
  • Pantene
  • Herbal Essences

Productos que llevan aceite de palma

  • Jabón Dove pastilla

Los ángeles de la guerra

Quiero escribir y no puedo, porque de lo que quiero hablaros me inunda de emociones prevaleciendo una sobre todas, un dolor inmenso, una indignación muy difícil de contener.

Me faltan las palabras, porque un nudo en la garganta paraliza mis manos, y mi mente no da abasto para encauzar de una manera ordenada y comprensible lo que estoy sintiendo.

Son muchos años de imágenes sangrientas, de una queja ensordecida por los gritos tras la devastación de ciudades por bombas cargadas de odio, de fanatismo de religiones absurdas, de deidades que justifican, según sus fieles siervos, este deshumanizado comportamiento de destrucción  bajo la premisa de revoluciones santas que hace de quienes participan en ellas dignos merecedores de no se cuentas vírgenes en el paraíso.

Quizá, hasta mi comportamiento no sea el adecuado, porque, aunque no me pueda acostumbrar a tantas imágenes de horror, todavía están un poco lejos, y lo que un día es un sollozo al día siguiente se transforma por una  moral acomodaticia para no tener que salir de esa zona de confort en la que todos nos movemos; quizá porque el dolor es tan grande que es mejor volver la vista hacia otro lado.

Vivimos en un mundo en el que todo vale, donde la esquizofrenia del ser humano hace que lo que hoy recriminamos al día siguiente lo justificamos bajo falsos ideales. Tan pronto nos oponemos a la guerra como la justificamos porque hay que terminar con los malos, y ¿quienes son peores lo que disparan o los que les venden las armas haciendo de la muerte y la destrucción un mercadeo?.

No puede verlos como se les agota el aire, como sus músculos se paralizan por los efectos de esas armas químicas contra objetivos civiles,  contra niños cuyo único pecado es haber nacido en ese lugar donde el odio es una consecuencia de la existencia de un dios que viene  salvar el mundo, siendo tanto dolor el prefacio de un Armagedón que terminará con el mundo de los infieles.

“Vivimos en un mundo en el que todo vale, donde la esquizofrenia del ser humano hace que lo que hoy recriminamos al día siguiente lo justificamos bajo falsos ideales.”

¿Cuándo será la próxima vez?, ¿esta tarde?, ¿mañana?, ¿dentro de una semana o de unas horas?, quien sabe. La solución es muy fácil para el resto de mortales que vivimos alejados del campo de batalla, sólo bastará con apagar el televisor, no sin despotricar antes contra las cadenas de televisión por poner tan trágicas imágenes a la hora en que placenteramente llenamos nuestro buche; sin ser conscientes de que quizá mañana esa muerte puede llamar a nuestras puertas disfrazada de diferentes maneras: desde un conductor suicida que enviste todo lo que se le ponga por delante o mediante la deflagración de bombas en la hora punta de una estación de metro, de un aeropuerto  o dentro de una iglesia. Cualquier sitio donde haya muchas personas vale.

Tal vez, nos estemos volviendo inmunes al dolor, a la injusticia, a la muerte, y que mejor que nadie nos lo recuerde para no perder esa mueca de media sonrisa idiota frente el dolor de quienes, siendo aún unos ángeles hoy han perdido su vida.

NOTA DE REDACCIÓN: advertimos que las imágenes que se muestran a continuación pueden herir vuestra sensibilidad.

Cruzaremos el umbral

 

Luis Melero

Un hoy imperecedero

Hola papá: hace muchos días. La rutina siempre tiende a enmascarar cualquier viso de creatividad y llevamos una temporada, afortunadamente, en la que no pasa nada de particular.

No pasamos de que hoy estés un poco más agresivo, un poco más dormido o un poco más  lúcido. Nos hemos instalado en que día a día hay que asearte, darte de comer, un paseo, volverte a asear y a dormir. Bueno, a pasar la noche, porque dormir duermes casi todo el día. Ya, sumidos en ese devenir plano, donde pensar es un lujo que tú no vas a compartir, todo sucede porque sucedió ayer y seguramente, dios lo quiera, sucederá mañana. Estamos programados y nos movemos de una forma casi mecánica. Ya los intentos de comunicación son una curiosa imposibilidad, curiosa por escasa e imposible porque no tenemos acceso a tu mente ni siquiera a través de ese lenguaje ininteligible con el que esporádicamente nos demandas algo inconcreto y muchas veces inexistente.

Hablo de la rutina como si me quejara de ella, en realidad quejándome de ella, pero es verdad que es el único flotador que nos permite estar contigo sin caer permanentemente en la angustia de ver cómo vas decayendo, cómo te vas yendo jornada tras jornada, sin presente, sin futuro, sin horizonte conocido o previsible. Todo lo que habrá de ser será, pero mientras tanto lo que es tiene una suerte de inmutabilidad que se mueve entre la desesperanza del no retorno y el bálsamo de lo rutinario.

Y

Ya no hay recuerdos, ni historias trastocadas. Ya no hay añoranzas de celebraciones ni frustración por las historia perdidas. Ya no hay otra cosa que un mirar hacia el hoy sin concebir un mañana ni recurrir a un ayer. No existe ni siquiera un ahora que signifique otra cosa que lo inmediato. El tiempo pasa pero no parece irse, mañana será una fotografía, un calco de hoy, que lo ha sido de ayer.

Ya no hay recuerdos, ni historias trastocadas. Ya no hay añoranzas de celebraciones ni frustración por las historia perdidas.”

Y si es desesperante no avanzar, no moverse, moverse es el peor de los castigos porque mañana, para ti, solo puede ser peor que hoy.

Hola papá, buenos días. Hola papá, hoy tampoco será otro día.

El deporte base

Hay temas que es mejor tratar en frío. Coger algo de distancia porque implican pasión y, por tanto, falta de ecuanimidad en el momento que intentan abordarse.

Y si hay temas ya de por si apasionados si los juntamos de dos en dos las alertas deben de atronar. Y eso es lo que pasa con el fútbol de base. Fútbol e hijos, fútbol y educación. Una mezcla que debería de resultar formativa pero que resulta explosiva.

Y resulta explosiva porque explosivo es el tratamiento que la sociedad hace de ambos temas, el tratamiento o la dejación podríamos plantear como alternativa.

Y se de lo que hablo porque recorrí con mi hijo campos y equipos, colegios y aficiones durante su etapa entre los seis y los catorce años. Se supone que los equipos deportivos de menores que patrocinan los colegios, los barrios, los pueblos, deben de servir para una educación complementaria en valores de los chavales. Para formarlos en el espíritu deportivo, en el espíritu colectivo que representa el equipo por encima de la individualidad del jugador, en el arte de saber perder y de saber ganar, en la limpieza de espíritu frente a la competición. Se supone, porque la realidad, la práctica, nos dice cuan diferente es esa ideal teoría de la cruda realidad.

Son muchos los ejemplos de chavales, de árbitros, de padres y, que casi no se dice, de madres. Son muchos los chavales que he visto maleados por padres y entrenadores que tampoco comprenden cual debería de ser el espíritu de esas competiciones, cuáles deberían de ser los valores predominantes en esas prácticas deportivas. Aunque tampoco es de extrañar viendo el patético ejemplo que les transmite el deporte profesional y su entorno.

Egoísmo, soberbia, narcisismo, mentiras, corruptelas, fingimientos, rencor… Esos son los valores que el deporte por antonomasia en este país, yo en realidad diría el espectáculo porque de deporte solo queda la parte física, transmite a los chavales que lo practican y, parece ser, que calan en la actitud de los padres.

Me decía un entrenador que mi hijo tuvo en un equipo de un barrio humilde de Madrid, un hombre bueno que con generosidad entregaba parte de su tiempo libre a entrenar a uno de los equipos de categorías inferiores, que su mayor problema no eran los chavales, eran los padres. Los padres que cuando sus hijos no jugaban se dedicaban a mostrar su insatisfacción y que, en algunos casos, llegaban al insulto. Pero más incluso que a los padres, me decía con su risa franca, temo a las madres, que crean en los niños un estado de insatisfacción que acaba derrumbando al equipo. Decía más, pero tampoco viene al caso.

Efectivamente, a cada familia que lleva a sus hijos a practicar el deporte de base, puedo hablar fundamentalmente de fútbol y de baloncesto, le corresponde una figura mundial en ciernes que todos deben de contemplar con arrobo. Todos consideran que su hijo es el futuro Maradona con el que recorrerán el mundo en avión privado y alojándose en los mejores hoteles. Y ¡ay del entrenador que no lo entienda así¡

“Todos consideran que su hijo es el futuro Maradona con el que recorrerán el mundo en avión privado y alojándose en los mejores hoteles. Y ¡ay del entrenador que no lo entienda así¡”

Porque el deporte es lo de menos. ¿Los valores? Los de cotización en el mercado de figuras. ¿El equipo? Un lastre que impide que la futura figura luzca todo su potencial ¿El entrenador? Un tarado que no lo pone todo lo que debe, o que no lo pone en su sitio, o que no tiene, directamente, ni idea de fútbol. ¿Los compañeros? Los pobres nunca llegaran a nada, a lo mejor fulanito o zutanito, que son muy amigos, apuntan maneras. ¿Y si el niño es portero? Entonces es peor. Solo puede quedar uno y todo vale.

Así que tampoco es raro que los padres, y muchos hijos, hagan de cada partido una reválida que no puede desperdiciarse porque el futuro hay que alcanzarlo cuanto antes. Y esto supone tensión y muchas veces una carga emocional que no todo el mundo sabe gestionar.

Desgraciadamente las federaciones tampoco es que se preocupen mucho por la situación y contribuyen, y no poco, a caldear la ya caliente caldera. ¿Cómo? Enviando árbitros que en muchas ocasiones no conocen o no saben aplicar las reglas, cosa que aparentemente también les sucede a los profesionales, o que se acobardan con un ambiente hostil, y que, sobre todo, no tiene la preparación pedagógica imprescindible para saber cómo manejar a los niños, que opinen lo que opinen los padres, las federaciones o los árbitros, no son profesionales.

Porque, ¡gracias a dios¡, los niños no son profesionales. Fingen como ellos porque es lo que ven en la tele que hacen sus ídolos. Algunos abroncan y desprecian a sus compañeros porque es lo que ven que hacen sus ídolos. Tiene la presión de ganar y ser los mejores de su equipo porque es lo que dicen los periódicos que leen sus padres y lo que sus padres esperan de ellos. Pero con todos los vicios despreciables que sus ídolos practican varias veces por semana en los televisores y que a diario son jaleados por la prensa del sector, los niños aun no son profesionales

Y muchos de ellos, la inmensa mayoría, no lo llegarán a ser nunca, pero si habrán perdido, les habrán hecho perder, una oportunidad única de aprender unos valores que en algún momento de su vida echaran en falta.

A todos los padres de los futuros Maradonas, a todas las madres, dejad que los niños lo sean todo el tiempo posible. Enseñadles a ser hombres de bien, el ejercicio de formar macarras debe de corresponder a otros ámbitos de su vida, aunque desgraciadamente no siempre sea así.

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Acceder | Designed by Gabfire themes