Archivos de categoría para: Actualidad

Nana del mal tiempo

 

 

Que se calle la guerra

que mi niño duerme

y no quiero que el ruido

me lo despierte.

y no quiero que el ruido

sea su muerte.

Que se calle la guerra,

los estallidos,

que mi niño duerme,

que esta dormido,

y nada en el sueño

podría herirlo.

Que se calle la guerra,

de muerte aullidos,

que mi niño duerme,

que esta dormido,

la sonrisa en la cara,

el chupete asido.

Que se calle la guerra

que me lo ha quitado,

que mi niño ha muerto

que me lo ha matado

otro pobre niño,

un pobre soldado.

Que se calle la guerra

porque turba el sueño

de mi niño muerto,

de mi bien pequeño.

-Mi niño,

muerto.

Mi niño,

rojo

De sangre,

rojo

Mi niño,

muerto.-

Ssssssssssssssshhhhhhhhhhhhhhh

Que se calle la guerra,

que se esta callando

porque no quedan niños.

Estan soñando.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Alzheimer… esa enfermedad que elimina “sus” recuerdos

Eran las 6:00h de un día cualquiera, de un mes cualquiera. Como siempre, el despertador la había removido de la cama y como una autómata se dirigía a la cocina, ponía la cafetera, enchufaba la radio, la Ser, y ahí era el momento en que se ponía al día de lo que pasaba en aquel mundo exterior al que ella salía en su periodo vacacional, en Septiembre, porque como ella me contaba que, “estaba todo más tranquilo y era más barato”. Acto seguido, ducha y arreglos personales porque, hoy tocaba subir a planta, a llevar la ropa de esterilización de su servicio, y allí había familiares esperando la suavidad y el olor de las sábanas y pijamas limpios que, aunque estaba lavada a una temperatura elevadísima, al final huele a lo que huele, a hospital.

Todo normal. Baja las escaleras, se encamina a coger el autobús que la llevará a su centro de trabajo, cierra la puerta y echa dos cerrojos…. no vaya a ser que mi madre le de por salir a estas hora. Sí, sí porque “su madre” andaba un poco desorientada”. Y así, todos los días de sus casi treinta años de trabajo.

Pero aquel día, de aquel mes, la rutina se había dado la vuelta, y lo que parecía ser un itinerario conocido se trastocó súbitamente en un laberinto de calles desconocidas para ella, difíciles de sortear. De repente, una llamada del hospital: “Hola, ¿eres la hija de Ofelia?“, “sí ¿qué pasa?”. “Tu madre no ha llegado al trabajo, ¿le ha pasado algo, está enferma?”. “No, ha salido como todos los días a la misma hora”.

Rápidamente se mueven los resortes de la memoria. ”A Mamá se le está notando cosas raras , coge las llaves en la mano, va mal vestida, se repite contando cosas del pasado más lejano, no sabe vestirse, utiliza mal los cubiertos, echa sal a la comida”… “Calla, calla, qué dices, si yo estoy con ella todos los días, y sí, alguna cosilla rara hace, pero hija,no es para tanto!!!

El monstruo ya había abierto sus fauces y se estaba tragando muchos de sus recuerdos. “¿Mamá, cuántos hijos tienes?,… “uyyy creo que cinco” (éramos cuatro); “¿y cuántos hermanos?”; “¿y tus padres cómo se llamaban?… todo eso se había desvanecido. Su mente había reconstruído otra vida muy diferente de la que tuvo. Niña esperadísima en una familia de cuato miembros, número uno de una oposición de telefónica, guapa a rabiar, pero apareció en su vida el señorito, de gran prestancia y título nobiliario y tuvo que dejar todo para convertirse en ama de casa y madre de familia numerosa .

“El monstruo ya había abierto sus fauces y se estaba tragando muchos de sus recuerdos”

Estoy convencida que aquí empezó un poco el desencanto de haber tenido que prescindir de una existencia un tanto independiente, para el momento que se vivía, años 50, e ingresar en un laberinto de proporciones desconocidas: padres, tíos, primos e hijos. Todos a su cargo. Más tarde emigrante en Bélgica porque, donde vivía, en las comarcas mineras de Asturias se había producido la llamada ”huelgona” del 62, y había que comer. Todo ello lo somatizó en su interior y nunca se quejó, porque debió de pensar que era ella la única que podía sacar adelante a su familia. Y allí se fue, sin conocer el idioma, ni las costumbres ni nada que le fuera familiar. Paso a paso se fue reinventando y consiguió superar unas pruebas de auxiliar de enfermería y posteriormente acceder al puesto de trabajo en el hospital.

Pero la vida la iba a regalar una última prueba que era el tener que convivir con un inquilino difícil de llevar, que tendría que doblegarse a su voluntad y que la transportaría a los primeros estadios de la infancia.

Quién le iba a decir a ella que otro hospital sería el encargado de dirigirla de consulta en consulta y de pasillo a pasillo, para determinar su dolencia, Alzheimer. El diagnóstico pesó como una losa sobre todos nosotros. “¿Qué haremos, cómo vamos a afrontar esta prueba?”. Preguntas que fuimos respondiendo a medida que ella tenía las alteraciones comunes de esa dolencia.

Padeció y sufrimos 27 años de Alzheimer, pasamos por todos los estadios de la enfermedad: risas, llantos, insomnio… pero con todos esos recuerdos sin memoria, oirla cantar Asturias patria querida, nos gratificaba porque era una manera de querer resistir su origen al olvido.

In memoriam de Ofelia, mi madre.

© Margarita Vázquez de Prada Rodríguez

 

El caos de España ante la fuerza de la sinrazón

N
o hay nada peor, al menos en este país, o tal vez tenga que decir todo lo contrario, que prohibir algo para que todo el mundo tienda a saltarse la prohibición, lo cual no deja de estar, en cierto modo, bien máxime en la piel de un ácrata como el que escribe estas líneas, entre otras cosas, porque la libertad del individuo es uno de los valores supremos que deben regir su vida.

 

Ahora bien, si quienes incumplen la prohibición no tiene otro fundamento que el empeño de oponerse al sentir mayoritario basado en una aparente legalidad, sólo aparente, el resultado que puede obtener es un auténtico caos, porque para ser libre y, por lo tanto, pretender el autogobierno, hay que tener, entre otras cosas la suficiente información y formación como para tender a un juicio justo y a una conducta respetable, incluso por lo que no piensan igual.

Por otra parte, resulta patético que quien demanda libertad suele ser el que menos respeta esta libertad, queriendo imponer su criterio por encima de todo y de todos, incluso utilizando armas no legítimas como son el insulto, la descalificación gratuita y la violencia, a veces física, y muchas veces verbal, como supremos jueces, pero sobre todo como verdugos de ideologías opuestas, pero no por ello válidas, siempre que se mueven en el contexto del respeto a la libertad de pensamiento que, no es otra cosa que el pensar, comunicar y difundir libremente nuestras ideas y opiniones de palabra o por escrito en cualquier medio y, sobre todo, sin atentar contra el derecho al honor y a la dignidad de la persona, así como a su propia imagen e intimidad personal.

Resulta obvio, y también legítimo, que el individuo defina su propia personalidad en la forma que estime oportuno, como una autodeterminación de los valores y principios que rigen su vida, repito, “valores y principios”, de la misma manera que la de los grupos sociales y políticos en los que se integra, como una decisión consensuada de los habitantes de un territorio o unidad territorial sobre su futuro estatuto político; pero ello dentro de un orden y con el respeto al que se ha aludido anteriormente, sino queremos desembocar en un estado de confusión y desorden; siendo por ello necesario  movernos en algunas de las siguientes líneas de actuación que, aunque contradictorias, tienden al mismo fin. La primera consistente en el desenvolvimiento dentro de un orden superior ya establecido con respeto a las normas que rigen la toma de decisiones que hacen posible una convivencia pacífica; y la segunda, estableciendo un orden diferente resultado del consenso con ese otro orden con el que se pretende romper, porque si no hay acuerdo de voluntades la confrontación es inevitable y la fractura social será tan grande como sean los cimientos que se tratan de remover.

Sentadas las anteriores bases, analizando la independencia pretendida de Cataluña no deja de ser un despropósito de consecuencias que, ni los que la pretenden como los que se oponen a ella, han calibrado; originando una falla en el terreno político y social, incluso judicial, de tales proporciones que cualquiera que sean los pilares en la que una y otra posición se sustente están abocados a un colapso donde resultaría imposible la construcción de un sistema diferente, así como el mantenimiento del existente y opuesto, en tanto en cuanto también es fruto de la autodeterminación aunque esta sea histórica, fruto de guerras, conquistas, fueros y acuerdos entre territorios separados e incluso enfrentados en guerras de  épocas pasadas, algunas no muy lejanas.

 

“la independencia pretendida de Cataluña no deja de ser un despropósito de consecuencias que, ni los que la pretenden como los que se oponen a ella, han calibrado;”

Así pues, la solución solamente puede ser una, el acuerdo de voluntades tanto por parte de los independentistas como del gobierno del que se pretenden sustraer, sin imponer por parte de unos y sin oponerse por parte de los otros, porque tanto una como la otra al estar basadas en la fuerza hacen que pierdan la razón, para dejar paso a actitudes violentas que, inevitablemente, a medida que vayan caminando van a generar más violencia, soterrando la razón a profundidades de las que cada vez va a resultas más difícil desenterrar.

Dicho de otra manera, el gobierno estatal, debería ser consciente de que el estado de las autonomías tal y como se concibió en una Constitución del 78, que hoy resulta obsoleta, está abocado al fracaso por moverse en el terreno de las medias tintas, de autogobiernos que no lo son y de competencias controladas que hacen imposible dicho autogobierno sin entrar no sólo en la confrontación entre el Estado y las Comunidades Autónomas, sino también de éstas entre si, al basarse en un nivel competencial y de financiación que a lo largo de los cuarenta años que llevamos de “pseudo democracia” hemos comprobado que no se han basado en un principio de solidaridad de reparto de los fondos de compensación territorial.

No sirve de nada judicializar lo que debe resolverse en el terreno de la política, y mucho menos pretender hacer valer un Estado de Derecho utilizando las porras y armas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del país, deteniendo a diestro y siniestro a quienes pretenden una consulta legitima acerca de la autodeterminación, ni tampoco la fuerza de la calle y la provocación basada en adoctrinamientos políticos que, ni siquiera, aportan una información suficiente para que los ciudadanos, en este caso de Cataluña, puedan votar libremente, porque la libertad como se ha dejado claro anteriormente no consiste en hacer lo que uno quiere y menos por la fuerza y el insulto. Pero, esto es España y así somos los españoles, incluso los de Cataluña aunque no se sientan como tales, pues como dijo el hijo de un carpintero hace dos mil años: “por sus hechos los conoceréis”… y todos pagaremos las consecuencias.

 

 

 

 

 

 

 

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Afectadas por Forum Filatélico y Afinsa en huelga de hambre

Aunque el protagonismo del referéndum catalán el próximo 1 de octubre esta haciendo sombra a muchas de las noticias que están acaeciendo en nuestro país, la vida continúa siendo por ello que queremos sacar a la luz uno de los casos más sangrantes en la economía de más de un cuarto de millón de españoles que confiaron sus ahorros a las Entidades Forum Filatélico y Adfinsa y de la lucha de algunos de sus afectados que han decidido iniciar una huelga de hambre en demanda de justicia.

Después de más de once años ayer se inició el juicio contra los presuntos responsables del Forum Filatélico, para  los cuales la Fiscalía Anticorrupción solicita  27 años de cárcel por delitos de estafa, insolvencia punible y falseamiento de cuentas, en concreto contra Francisco Briones, como principal responsable, y contra los consejeros Miguel Ángel Hijón, Agustín Fernández, Francisco José López Guilarte y Juan Maciá. Permaneciendo fugado el empresario Carlos Llorca Rodríguez, también imputado en los casos Ballena Blanca y Malaya, quien se encargaba de desviar los fondos procedentes de los ahorros a paraísos fiscales.

Aunque el caso salió a la luz en el año 2006,  la citada entidad llevaba captando inversores en sellos de correos a través de sus comerciales repartidos por todo el territorio nacional desde los años ochenta con promesas de intereses muy superiores a las que ofrecía la banca, dentro de una estructura piramidal de la que también entró a formar parte Afinsa con un modelo de empresarial similar, con el fin de reforzar las rentas de los nuevos inversores que alcanzaron un total de 459.000 a los que ahora se adeudan más 6.000 millones de euros; resultando afectados más de 270.000 personas.

Forum Filatélico acumulaba 121,2 millones de euros cuyo valor iba encareciéndose de manera artificial a medida que se iban comprando empresas instrumentales que pasaban a formar parte de aquella, además de una maquinación empresarial consistente en una valoración sobrevalorada de los sellos superior a 5.247 millones, aunque su valor después de una valoración pericial independiente resultó ser once veces inferior, motivo por el cual las aseguradoras de Forum suspendieron sus pólizas en el año 2005. La OCU denunció que el valor de sellos no alcanzaba 16% de inversión.

Aunque en el año 2008, Mariano Rajoy señaló que: “Los poderes públicos tienen la obligación de atender a los afectados“, sin embargo el ministro De Guindos sigue negando la responsabilidad del Estado, motivo por el cual dichos afectados siguen demandando hoy justicia, habiendo iniciado  hace unos días tres de ellos, mujeres, una huelga de hambre en las proximidades del museo Reina Sofía de Madrid, pidiendo ser recibidos por el Gobierno y oídos por los Comisión de Investigación del caso.

Magazine Plazabierta.com ha contactado con ellas para que nos cuenten de primera mano cuáles son sus expectativas y demandas dentro del juicio recientemente iniciado, su estado de salud y hasta qué punto existe una implicación de los poderes públicos, haciendo de portavoz, Peña, quien nos responde a las siguientes preguntas:

¿Cuántas personas estáis de huelga de hambre y qué demandáis a la justicia y a los poderes públicos?

Somos tres mujeres las que hemos decidido iniciar esta huelga de hambre, Conchi, Carmén y yo para que se haga justicia con los afectados en sus ahorros, de lo que no ha sido una estafa, sino un EXPOLIO POLÍTICO FINANCIERO.

 

“no ha sido una estafa, sino un EXPOLIO POLÍTICO FINANCIERO.”

¿Cuáles han sido desde el punto de vista humano, las consecuencias de este expolio, según nos dices?

Muchas personas han perdido todos los ahorros de una vida, desgracia que ha ocasionado en muchos de ellos enfermedades, depresiones, muertes y hasta suicidios, al privárseles de aquellos por la intervención ilegal de las empresas Forum-Afinsa por parte del Gobierno de Zapatero.

¿Al parecer en esta huelga de hambre, una de vosotras padece una cardiopatía?

Así es, una de nosotras que, por salvar su intimidad no diré su nombre, padece problemas cardiacos.

¿Cuánto tiempo lleváis en huelga de hambre y como os encontráis?

Llevamos ocho días y, aunque nos sentimos muy débiles seguiremos luchando para que se nos resarza de las consecuencias de este expolio, debido a la intervención política de los Jueces de la Audiencia Nacional, Grande Marlaska, Garzón y Ruz.

¿Qué quieres decir por “intervención de los Jueces de la Audiencia Nacional”?

Fue enviada una carta por parte de la Inspectora de Hacienda, María Teresa Yábar Sterling,  prima del Ministro Moratinos y mujer de un encargado en arte del Banco de Santander, con esto te digo todo, denunciando ante la Fiscalía la actividad de las compañías FORUM FILATÉLICO y AFINSA, en el que “destapa” una presunta estafa filatélica, motivo por el que  los Jueces de la Audiencia Nacional dieron la orden de intervenirlas por creer que estaban haciendo de Financieras.

Después de once años, el pasado 22 de junio del año en curso, la administración concursal ha mandado un escrito al Juez de los Mercantil dónde reconocen que las empresas FORUM y AFINSA eran Mercantiles.

Por tanto NO hay ESTAFA ninguna.

¿Quieres añadir algo más que no te hayamos preguntado?

Quiero hacer referencia a un documento de un magistrado de lo Contencioso  Administrativo de la Audiencia Nacional, que resume  muy bien lo ocurrido, dando una pista de quién es el culpable de nuestra ruina. OJO , esto lo dice un magistrado, no un prevaricador, saquen ustedes sus conclusiones: “La lesión patrimonial que han sufrido los clientes de Forum y Afinsa se debe directamente a la intervención judicial de la otra Audiencia Nacional y a la situación de insolvencia que esa circunstancia provocó. Lo que sin duda habría sucedido con cualquier empresa, incluso del Ibex, si su plana mayor es detenida a lo Starsky y Hutch, y sus locales cerrados al público ¿O alguien cree lo contrario?”. NAVARRO SANCHIS Magistrado de la Audiencia Nacional, que se esta refiriendo a los jueces de lo Penal de la Audiencia Nacional

 Nos despedimos de Peña, sin que ésta pueda disimular su fatiga, deseando el éxito de la medida que han emprendido  a riesgo de poner en peligro su salud, así como a todos los afectados; pidiendo a nuestros lectores de la capital de España se desplacen al lugar en apoyo a estas tres valientes mujeres.

En el juicio recientemente iniciado, el  expresidente de Fórum Filatélico durante su declaración,  ha respondido a las preguntas del fiscal Juan Pavia, ante quien ha asegurado que Fórum Filatélico se dedicaba exclusivamente «a comprar y vender sellos», negando  la presunta estafa a 270.000 personas.

Durante el desarrollo del juicio, que se prevé que se extienda hasta las próximas Navidades, pasarán por el banquillo 28 acusados más.

El próximo martes, 26 de septiembre,  desvelaremos todos los pormenores de este caso tan sangrante para las personas que confiaron en unas inversiones a Fórum Filatélico y Afinsa dentro  del programa de radio Serendipiti guiado por María José Marín Berenguer a las 9,30 horas en el 106.4 de la FM, en el que también estaremos presentes algunos de los redactores de MAGAZINE PLAZABIERTA.COM, entrevistando a algunos de los afectados.

 

NOTA IMPORTANTE. La personas que se ha declarado en huelga han creado un grupo de WhatsApp para todos los afectados por el Forum Filatélico y Afinsa  en el móvil 626414947. No dudes en llamar porque la unión hace la fuerza.

ANUNCIO PROGRAMA RADIO

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Amantes en el río

Era en verano, era una tarde, tarde de estío. Lo sé porque el agua, en el río, se ofrecía con voz arrancada de las piedras de la orilla, con canto de agua vertida cascada a cascada. Lo sé porque el sol se deshilachaba en rayos de luz que el follaje aislaba y conducía hasta la tierra cubierta de hojas húmedas, amontonadas.

Era en verano y se bañaban en aquel entorno que ningún otro compartía. Solo el sol, solo el monte, solo el río contemplaban los cuerpos cubiertos con nada. Y un halo de vaho que los envolvía. Vaho de piel y calentura. Vaho de agua y de miradas. En el aire ningún ruido, el zumbido de un insecto, el canto de un pájaro en su nido, la risa cantarina de un hada que oculta en la espesura espiaba.

Era una tarde. Oblicuas las luminarias tejidas entre las ramas, oblicuas las miradas con que el sol se buscaba en el reflejo de su belleza sobre las aguas, que corriendo, que fluyendo, se la llevaban.

Dos cuerpos que no se ocultaban. Entraba uno y el otro lo acompañaba. Salía uno y el otro lo esperaba. Jugaban. Se buscaban. Se acariciaban sin que la caricia rozara. Al escondite sin ocultarse. A abrazarse con la mirada. A desearse sin cruzar palabras. Volaban los besos que no se daban. La pasión quemaba dentro del agua que refrescaba.

Era en verano, en invierno hubiera sido noche cerrada, cuando el sol mullía el horizonte para hacer su cama. Era tarde tardía, noche iluminada, cuando la pasión pudo más que el viento, más que el lugar en calma, más que la templanza ardiente que las gotas templadas les procuraban. Era tarde incierta, noche madrugada, cuando los cuerpos, rendidos de tanta espera, azuzados por tanta llama, se rendían y se entregaban, se enroscaban, se vertían, jadeaban.  Y sin apurar el tiempo, sin que el tiempo pasara, comenzaban de nuevo, y de nuevo se amaban.

Era verano, aún lo era. Era noche de luna alta. El sol dormía. El monte encendía estrellas que lo alumbraran, los árboles las sostenían, el agua, a tientas, se deslizaba por el camino que las orillas, medio dormidas, le susurraban. Los amantes abrazados, se alejaban, prendidos en besos, en suspiros y aún sin separarse ya se anhelaban.

 

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

A mi abuelo Demetrio

 

 

Hoy mi abuelo ha cogido su último tren; como en el famoso western ha sido a las 3 y 10, pero el destino no ha sido a Yuma, sino a la estación de la Eternidad. Desde ella seguirá guiando los trenes de la vida y disfrutando de los paseos por los senderos del alma. Se sentará en un banco debajo de un árbol y recordará los paisajes y pasajes de su vida disfrutando de un café amargo y de una copa de coñac, y sabrá que el tiempo ha de ser pausado y tranquilo siempre, saboreando cada sorbo con calma. El mañana es eterno, no hay prisa. Mientras tanto hay que caminar como tú solías hacer, sólo cambia el escenario, ahora son las praderas eternas de los cielos por las que te toca transitar, pero no lo vas a hacer solo, de eso estoy seguro. Coge la mano de quien te la ofrezca y camina seguro. El sol está alto y la Luz ilumina el sendero que tienes delante. Un beso muy fuerte yayo. Buen viaje.

 

Todo el equipo de MAGAZINE PLAZABIERTA.COM quiere trasladar su más hondo pesar a nuestro redactor Abrahan Domínguez y a toda su familia por tan importante pérdida.

Abraham Domínguez
Soñador de nacimiento y buscador por vocación. Profesor universitario, ensayista y artista plástico por definición, mi tarea educativa y mi obra artística buscan el romanticismo perdido de otro tiempo, donde la creatividad y el ingenio dominaban el mundo.

El salvavidas estelado, cuando dios te viene a ver

No todo el mundo pierde con el tema catalán. Parece imposible que en semejante espiral de estupidez generalizada, de posiciones inamovibles y negación de la esencia de la política, el acuerdo, alguien pueda salir ganando. Y si además sale ganando con declaraciones de intenciones que rezuman simplismo y oportunismo por todas sus palabras la incredulidad puede alcanzar cotas de sublime incomprensión.

Pero igual que en el mundo de los ciegos el tuerto es el rey, en el imperio de los sordos no hay más razones que las de aquel que se atreve a decir algo. Total nadie lo va a escuchar con los oídos de la razón…

En un panorama desolador como el que vivía la izquierda española con un PSOE dividido, un Podemos vociferando su vocación de formación radical y asamblearia con un regustillo a anti sistema, el “procés” ha sido una suerte de salvavidas cuatribarrado y estelado para esa izquierda que estaba haciendo su travesía del desierto y se ha encontrado un atajo.

Lo que pasa es que, como cada quien es cada cual, una parte ha cogido el atajo ofrecido mientras otra ha decidido tirar con camellos y carga por la ruta más larga. El final del camino, el zoco de las elecciones, dará y quitará razones, pero a pie de camino hay una visión probable de las cosas.

Varias veces, y desmintiendo la opinión interesada de muchos, he sostenido que el PP no había conseguido ganar las elecciones últimas, las habían perdido sus oponentes. Y las habían perdido por sus inconcreciones, por su falta de rigor político, por estar más empeñados en demonizar a los adversarios, en convertirlos en enemigos, que en plantear soluciones reales y de estado a los problemas de los ciudadanos. Algunos, aún siguen en ello.

El desafío catalán ha servido para que algunos políticos tomaran el rábano por las hojas y se plantearan, o replantearan, su estrategia como estadistas dejando de lado, cuitas, rencores y actitudes mitineras para enfrentar un problema real.

Pedro Sánchez ha dejado al descubierto su faceta de estadista olvidando diferencias, aparentemente hasta personales, con el presidente del gobierno y alineándose sin demasiadas fisuras en el bloque constitucional. Si en su momento dejó la duda, planteándose el despropósito de aquella posibilidad de liderar todas las fuerzas parlamentarias sin importar ideología o posición respecto a la legalidad para desalojar al PP del gobierno, con su actitud actual ha conseguido que se olviden las dudas surgidas entonces y sumar en su bando a personas de su partido que hasta este momento estaban muy alejadas de sus planteamientos. Sí, es cierto, lo de nación de naciones suena a juego del palé, o batiburrillo de barra de bar sin sustancia, pero al menos su alineamiento es inequívoco y ya está subido al salvavidas y remando hacia una costa aún remota pero ya visible.

Sin embargo Pablo Iglesias sigue instalado en el mitin, en la algarada, en señalar como culpable de todos los males al gobierno sin reparar en que mezclar churras con merinas, hablar de la corrupción como invalidante de capacidad moral para atajar una sedición, son ganas de convencer al público paciente, en realidad ya impaciente, de que el hecho de que Blesa sea un corrupto incapacita a Hacienda para reclamar los impuestos a los contribuyentes. Ya nos gustaría, ya, pero no pasa de estupidez para militantes. Para militantes cortos diría yo.

Podemos, al menos su líder electo, juntamente con sus comunes y mareas, han hecho una palmaria demostración de que no existe para ellos otra opción que la radicalidad, el mensaje confuso, la incapacidad de enfrentar con una postura clara, rotunda, inteligible, una cuestión de estado que exige de todos, dirigentes y ciudadanos, políticos y administrados, pensantes y paseantes, una clara, rotunda, inteligible postura respecto a un tema de una dimensión que deja a los demás en mera cuestión administrativa. No sé si es que no han visto el flotador, si es que se ven con fuerza suficiente para llegar a nado hasta la costa o es que están en convencer al mar de que ahogarse es culpa del PP, pero el caso es que no lo han cogido.

“Podemos, al menos su líder electo, juntamente con sus comunes y mareas, han hecho una palmaria demostración de que no existe para ellos otra opción que la radicalidad, el mensaje confuso, la incapacidad de enfrentar con una postura clara, rotunda, inteligible, una cuestión de estado”


Resumiendo. El zozobrante barco del independentismo ha lanzado flotadores cuatribarrados, estelados, por doquier para salvamento propio, pero posiblemente el único que ha sido capaz de subirse a uno de ellos ha sido el PSOE de Pedro Sánchez que ha encontrado en el desafío del soberanismo un llamamiento a la unidad interna que necesitaba con mayor urgencia que un acceso al poder.

No sé qué pasará el día 1 de octubre, creo que nada, no de nadar si no de ausencia, y a mi pensamiento contribuye el ver la falta de reacción del estamento económico, pero sí creo que de cara a las próximas elecciones las posturas actuales pesarán en los votantes. Y si no al tiempo. Nos vemos en la costa.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Una España  dividida, corrupta y pobre

Después de cuarenta años intentando hacer de España un país moderno, democrático y autosuficiente, los españoles nos encontramos con todo lo contrario, tal vez porque las bases instauradas en aquel 1978 en que se aprobó la Constitución no fueron las acertadas, tal vez porque quienes han sido nuestros representantes, elegidos democráticamente en las urnas no hayan sido lo suficientemente dignos para el cargo, o tal vez porque los ciudadanos de Norte a Sur, de Este a Oeste, no hemos sido ni somos lo suficientemente democráticos como para aceptar las reglas del juego y estar a la altura de lo que se exige para una convivencia pacífica y de compromiso de unidad dentro de la pluralidad y multiculturalismo que forman los diferentes territorios que integran el país. Eso, sin olvidar, la continua contienda que en el intento democrático de la Segunda República dio paso a una guerra civil con sustento en un patriotismo de imposición y no de decisión.

Así es España, un país que, a pesar de un Texto Constitucional que proclama la unidad y la solidaridad entre todos los territorios o Comunidades Autónomas, sigue dividido e incapaz de ponerse de acuerdo, posiblemente por establecer en su origen un marco competencial diferente para las denominadas Comunidades históricas y el resto; con una mayor transferencia de competencias a las primeras, lo que posiblemente las haya llevado a considerarse diferentes, que lo son, sobre todo en cuanto a la pervivencia de sus derechos forales y/o de identidad territorial; y por ello la consecuencia del deseo de algunas de ser más fuertes e independientes que el resto.

Cierto es, que el camino de imposición de algunos de los territorios históricos basado en el concepto de autodeterminación, no ha sido el mismo, pues mientras en el País Vasco la violencia fue el camino seguido por los desalmados terroristas de la izquierda abertzale, secundado por parte de la sociedad civil, fruto de un nacionalismo radical; sin embargo, aunque en la contienda abierta por el pueblo catalán no ha existido una violencia tan extrema y mortal, se sigue el mismo criterio de imposición, lo que también se traduce en el mismo secesionismo a la fuerza y sin respetar las reglas básicas de convivencia que todos nos hemos impuesto, no ya con la promulgación de la Constitución Española, no aceptada por algunos y por otros considerada como obsoleta, pero sí mediante normas menores que amparadas en aquella, todos absolutamente todos, hemos discutido, votado y aceptado a través de nuestros representantes en el parlamento español, donde los nacionalistas no sólo han tenido representación, sino que además, han dado su apoyo para conseguir mayorías parlamentarias a gobiernos estatales elegidos en las urnas utilizando la contraprestación como pago a sus favores, obteniendo prebendas inalcanzables para otros, sobre todo en el tema de la financiación y en el ámbito competencial al que se ha hecho mención anteriormente.

En definitiva, el chantaje siempre ha sido el arma utilizada por los nacionalistas, y lo que para ellos un día fue normal y entraba dentro del juego democrático, también por ellos utilizado por conveniencia, hoy día no lo es. Dicho de otra manera, lo que en un tiempo les sirvió hoy no les sirve, amparándose en un Derecho Internacional que no sustenta de ninguna manera su pretensión de independencia, manipulando, por no decir engañando, a un pueblo sediento de cambios en un país donde la insatisfacción democrática ha sido el denominador común, sobre todo en el momento actual donde la crisis, no sólo económica ha dado al traste con el estado de bienestar, sino también la crisis de valores que nuestros representantes políticos han potenciado con una corrupción galopante permitida no sólo por los dos partidos políticos que se han sucedido en el gobierno estatal y  en los autonómicos, sino por los propios ciudadanos que, inexplicablemente vuelven a votarlos fruto de una desidia o apatía social, donde la resignación en vez de la indignación y la lucha por nuestros derechos, es el máximo exponente de la falta de formación democrática que hace que no nos impliquemos en los asuntos que a todos nos conciernen.

“En definitiva, el chantaje siempre ha sido el arma utilizada por los nacionalistas, y lo que para ellos un día fue normal y entraba dentro del juego democrático, también por ellos utilizado por conveniencia, hoy día no lo es.”

La vacuna democrática del 78 parece haber perdido su eficacia ante  un virus que a medida que ha pasado el tiempo se ha hecho inmune, y todo porque ni los gobernantes ni el pueblo han sabido y siguen sin saber estar a la altura de los valores y principios que rigen la convivencia plural en nuestro país, convirtiéndose y convirtiéndonos en demócratas de pacotilla incapaces de sentarnos a la misma mesa y hablar de nuestro futuro, de nuestras necesidades y diferencias. Pero esto es España, y así somos los españoles, lo mismo da donde hayamos nacido, vivido o estemos haciendo nuestra vida.

Feliciano Morales
Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Cataluña, del jaque al órdago y tiro porque me toca

A mí el conflicto catalán me está creando un conflicto personal. Es tal el desahogo de la argumentación secesionista catalana que hay momentos en que tengo que apearme de mis convicciones y observarlas desde lejos, con sospecha de que me están engañando, mis convicciones, con la preocupación del que se pregunta: ¿y si estoy equivocado?

Porque la vida me ha enseñado que no hay nada más erróneo que una certeza absoluta. Porque a lo largo de los años vividos he aprendido que no hay nada más irracional que la razón inamovible. Porque, y esto también tiene un coste vital abundante, no hay nada menos verdadero que la verdad sin paliativos.

En inevitable, ante tal avalancha de soberbia descalificante, el sentirse a veces concernido e inseguro, porque toda la argumentación que exhiben y vociferan es básicamente cierta, es rigurosamente cierta, es inatacablemente cierta.

Nadie puede negar  que la esencia última de la democracia es la posibilidad de votar. Si no hay votación los ciudadanos no tienen ningún recurso para decidir cómo quieren gobernarse y por tanto no existen las mínimas condiciones democráticas.

Nadie puede poner en cuestión, sería un disparate, que todo pueblo gobernado democráticamente tiene derecho a decidir sobre su día a día. Sería imposible que todas y cada una de las circunstancias cotidianas de un pueblo fueran reguladas fuera de su ámbito. ¿Qué eso se llama derecho a decidir?, claro, por supuesto, todo pueblo, todo grupo humano diferenciado del resto tiene derecho a crear las circunstancias idóneas para su progreso y bienestar.

Entonces ¿los independentistas catalanes tienen razón?

Sí, absolutamente sí en lo que dicen, pero NO, absolutamente no en el entorno en el que pretenden aplicarlo, y mucho menos en el ambiente de matonismo, de amenaza, de descalificación personal y descabezamiento democrático en el que se mueven.

“¿los independentistas catalanes tienen razón?
Sí, absolutamente sí en lo que dicen, pero NO, absolutamente no en el entorno en el que pretenden aplicarlo, y mucho menos en el ambiente de matonismo, de amenaza, de descalificación personal y descabezamiento democrático en el que se mueven.”


Existe algo que viene de tiempos ancestrales, algo tan antiguo como la conciencia social de cualquier especie y que en el caso humano se puso por escrito para conocimiento de todos sus miembros: las reglas de coexistencia, la ley.

Y es tan importante, tan decisiva en la convivencia, cada vez más compleja, de los seres humanos, que se han creado ámbitos legales a los que están sujetos diferentes grupos de ciudadanos. Estos ámbitos están organizados de tal manera que cada uno sepa a cual pertenece y sobre cual puede decidir. Y esas mismas leyes, esas mismas reglas de las que se han ido dotando las sociedades, marcan sus propias pautas de representación.

Los ciudadanos tienen derecho a votar. Sí, indudablemente, absolutamente sí. Pero dado que han votado unos gobernantes en los que han delegado su capacidad de ser representados para administrar esa convivencia y sus reglas, a ellos les corresponde decir cuándo y qué votar.

Luego, argumentarían inmediatamente algunos, ¿cualquier gobernante tiene capacidad para convocar una consulta sobre cualquier tema y en cualquier momento? No. Esta posibilidad correspondería más a una democracia asamblearia que a una democracia parlamentaria, que es la que tenemos.

Es evidente que el alcalde de Toledo no puede convocar una consulta que afecte al ámbito de Castilla La Mancha, ni el de Cuenca sobre algo que afecta a Toledo, salvo que las leyes lo permitieran.

 

 

Parte de una demostración previa exigiendo la independencia de la provincia de Cataluña por España – (archival)

Existen los ámbitos, existen las lógicas competencias que en este caso son el meollo mismo de la cuestión. Por eso existe el derecho internacional, el derecho comunitario, el derecho nacional, el derecho autonómico y el derecho local. Y cada uno de ellos solo es válido en su ámbito y dentro de sus competencias.

Escucho, y no salgo de mi asombro, argumentar a ciertos políticos catalanes invocando el derecho internacional para defender sus aspiraciones. ¿En serio? ¿No me están tomando el pelo?

No he oido que hayan acudido a ningún estamento internacional que haya avalado lo que pretenden, con lo que lo único que puedo suponer es que ellos mismos se han dictado la sentencia que les conviene para justificar su desobediencia al ámbito que realmente les corresponde.

Yo, la próxima vez que me venga una multa y recurra y, como habitualmente, la máquina de rechazar alegaciones desestime mi recurso, le voy a explicar al juez que según el tribunal constitucional, que recoge la libertad de los ciudadanos, he interpretado que tengo razón y ya no voy a recurrir a nadie más. Y que a nadie se le ocurra contradecirme o sancionarme porque eso solo demostrará la falta de sentido democrático de los funcionarios y las fuerzas coercitivas que intenten obligarme a cumplir una ley que está en contradicción con otra de mayor rango, y que, por supuesto, yo he interpretado y sancionado. Y que dios me ampare.

Por ponerlo más fácil, es como estar jugando al parchís que te den jaque al rey y contestar con un órdago y tiro porque me toca.

Pues eso, que a mí el conflicto catalán me está creando un conflicto personal, pero solo cuando me levanto un poco espeso. En cuanto me lavo la cara se me pasa.

Ah¡, y para los que aún no se han lavado la cara, mi apoyo absoluto al derecho a decidir de cualquier grupo o, incluso, individuo siempre que la ley lo contemple, o decidamos, de lo del derecho a decidir, ir por libre. Pero todos y con todas las consecuencias. Como ácrata convencido mi exclamación de “eso es la anarquía”  sería de profunda satisfacción y no de horror. Por mi parte órdago a la grande, arrastrando las palabras y con golpe en la mesa, ¿Se me acepta el envite?.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Grave contaminación del río Tormes a su paso por Salamanca.

 

Río Tormes a su paso por Salamanca en las proximidades del puente romano

ÚLTIMA HORA

Nos informan desde nuestra redacción de Salamanca de un vertido en grandes proporciones de gasoil en el río Tormes, a su paso por Salamanca, con un nivel de contaminación bastante alto, habiéndose tomado muestras por Seprona para su análisis, con graves repercusiones en la fauna del río y para el medio ambiente, desconociéndose en el momento actual si ello puede repercutir en el consumo humano del agua al abastecerse de su caudal la red municipal de suministro de agua potable. El fuerte olor del vertido alarmó a algunos vecinos que se encontraban próximos a la ribera.

En un principio los agentes que están investigando los hechos, según la información que ha podido obtener nuestro equipo de redacción en esta ciudad, pensaban que el vertido  podría provenir de alguna de las estaciones de servicio de combustibles próximas al río, sin embargo todas las evidencias parecen que procede de los feriantes cuyas atracciones están situadas en el Parque de la Aldehuela con motivo de la celebración de las ferias y fiestas de la ciudad.

Back to…

 

Cada vez me cuesta más recordar el espacio de tus costillas donde solía condensar el aire. El cristal de tu piel, el papel. Mis dedos, la pluma dactilar de los mensajes ciegos en horizontal.

La mejor manera de vernos siempre fue bajar la luz y subir la música.

Y es que no hay nada más longevo que el último momento de la gota antes del suicidio. La forma perfecta antes de la explosión. Luego viene la arena del tiempo. Tu recuerdo en barbecho, la sequía, y la semilla de aquella gota de la que brota el óxido. Fruta podrida que alimenta aquellos huecos intercostales donde las falanges solían rayar mensajes de madrugada, ¿te acuerdas?

Nacho Ciencafés
Salmantino en Madrid. Treinta y pico lagos y la mitad escribiendo. Cambiando la vida a cañonazos, pero siempre desde castillos en el aire.

La maldición del librepensador, los nuevos correligionarios

Como decía Paco Ibáñez en La Mala Reputación: “A la gente no gusta que, uno tenga su propia fe”. Y en eso estamos, en que cualquiera que reivindique el librepensamiento es automáticamente aplaudido. Eso sí, aplaudido hasta que alguno de sus pensamientos no coincida con el desairado que desde ese momento pensará que el tal librepensador es en realidad reo de ideología intolerable e intolerablemente contraria a la que él tan sabiamente milita.

Porque, y hay que tenerlo en cuenta, el librepensamiento es el derecho que tiene todo ser humano a pensar libremente sobre cualquier tema siempre y cuando esté de acuerdo con el que le otorga generosamente ese derecho al escucharlo.

Así que la esencia del auténtico y desconocido librepensamiento debería de consistir en: ser ultra liberal si hablas con uno de derechas. Ser marxista leninista revisionista con un toque de autocrítica histórica que no afecte a los indiscutibles logros socialistas y convencidamente sindicalista, si hablas con alguien de izquierdas. Radical y anti sistema si quieres ser oido por la izquierda a la izquierda de la izquierda que se ha pervertido en centro. Ser furibundamente intolerante con todo y con todos, empezando por ti mismo, si hablas con un extremista de cualquier signo.

 

“Cualquier discrepancia, no importa si razonable, razonada o reflexionada, se convierte de forma inmediata en el insulto, la descalificación y la inclusión en el grupo de deshechos de la sociedad.”

Por supuesto, ni se te ocurra discrepar en los temas propios del linchamiento mediático y virtual: feminismo, animalismo, homosexualidad, perdón, LGTB, independentismo, sexismo, racismo, aborto, inmigración o terrorismo. Cualquier discrepancia, no importa si razonable, razonada o reflexionada, se convierte de forma inmediata en el insulto, la descalificación y la inclusión en el grupo de deshechos de la sociedad.

Pero con ser todo lo apuntado suficientemente grave, incómodo y desesperanzador, como para presentar la dimisión en el CUL (lástima de O), Colegio Universal de Librepensadores, aún hay una situación mucho más incómoda para el pobre incauto de altas y pretendidamente independientes ideas.

Pongámonos en situación. Reunión social, no importa si familiar, de amigos o de negocios. Los temas saltan como las piedras que rebotan en el mar, incapaces de profundizar a pesar de su peso. En un momento determinado el librepensador emite una reflexión contraria al pensamiento mayoritario del entorno. Se genera la reacción habitual ya comentada. Finalmente el tema se aleja sustituido por otros que demandan el comentario prefabricado habitual. Lo peor está por llegar. Alguien se acerca a tí y te felicita por tu acierto en el tema discrepado. Hasta aquí todo bien. Y de repente, cuando tienes poca experiencia de forma inopinada, si tienes más experiencia de forma inevitable, empieza a hacerte partícipe de su ideología, las más de las veces inasumible, en formato de confidente y hermano.

La única posibilidad de salir de la situación es la capacidad, la habilidad, que tengas para pasar a toda velocidad del modo librepensador al modo sordopensador aquiescente. Cualquier otra opción te puede llevar a ser objeto de odio irrefrenable de por vida.

Y es que ser librepensador, no solo en este país, no, casi en cualquier lugar del mundo, es un ejercicio de riesgo. Te puedes encontrar conque pierdes a los amigos o, lo que es peor, conque haces amigos nuevos que nunca sospechaste, que nunca deseaste, que jamás sabrán lo que realmente piensas, ni les importa, porque indudablemente estás de acuerdo con ellos.

Rafael López Villar
Nacido en 1953 en Orense. Vive en Madrid desde los cuatro años. Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española sobre la que tiene varios blogs.

Un cuento de príncipes, princesas y demás familia

 

Según la edición estadounidense Vanity Fair, la reina de España es la mejor vestida de las reinas del mundo con diseñadores de cabecera como Felipe Varela, Carolina Herrera o Hugo Boss,  mezclados con Zara y  Mango, quizá para no resultar tan suntuosa ante los maltratados españoles que todavía tardarán en recuperarse de la mala gestión de la economía .

 

Nadie niega tal mérito pues, cierto es, que Letizia –me niego a llamarla Dª Letizia por eso que pretende ser “sencilla” o del “pueblo”, además de su ideología republicana de origen cambiada por la corona  de diamantes- que, aún a pesar de su extrema delgadez, tiene gusto para vestirse, aunque el mérito no es sólo suyo sino también de su asesora de imagen y estilista Eva Fernández, leonesa de 44 años y casada con un oficial de la Marina, quien optó por estudiar Publicidad en la Universidad San Pablo CEU de Madrid, para después reorientar su carrera en la moda ingresando en la Escuela de Diseño IADE, y obligada a abandonar sus perfiles en las redes sociales , donde antes de 2015 era muy activa, para ejercer tal cargo.

Si a lo anterior unimos los retoques estéticos de la reina consorte, podríamos restar puntos a dicho mérito, en el sentido de que poderoso señor es Don Dinero, aunque, en mi opinión han restado  frescura a su rostro de soltera, para convertirse en una “top model real”, papel que parece llenarle mucho más que el institucional adquirido desde el momento que decidió entrar en la familia real por su matrimonio con el entonces príncipe Felipe, al que también me niego atribuirle un tratamiento diferente que al resto de los ciudadanos por la misma razón que a su mujer, al querer ejercer y acercar su papel de rey a un pueblo, a pesar de que éste cada día es más consciente de la irrelevancia de la institución que representa y de los dispendios sufragados por todos los que contribuimos a mantener los gastos públicos.

Sea como fuere, para muchos la monarquía no deja de ser un lujo innecesario, justificado por algunos en el hecho de que los reyes son la mejor representación de nuestro pais así como de esa letra del abecedario “Ñ” que se identifica con la “Marca España”; aunque, lo cierto es, que ser jefe del estado por herencia no responde a la naturaleza intrínseca de la democracia dentro de la cual la elección de nuestros representantes es la máxima expresión.

En todo caso, lo que resulta innegable es que el mejor papel que desempeñan hoy día las monarquías de Europa es el del papel couché de la industria gráfica llenando páginas de las denominadas revistas del corazón, y también prensa amarilla, y en el caso de Letizia de las especializadas en moda, que son las que más llenan muchos de los hogares españoles, al tener entre nosotras,  las féminas, sus mejores clientes, aunque en mi caso no,  y, por lo tanto las que más las acercan a ese pueblo que pretenden satisfacer, aunque yo, más bien, diría engañar, con un universo de príncipes y princesas propias de los cuentos de nuestra infancia que, en caso de la reina consorte, les transporta al de la ceniZienta, donde una chica normal termina casándose con el príncipe azul, aunque tenga la misma sangre que el resto de los mortales, pero no los mismos privilegios.

“resulta innegable es que el mejor papel que desempeñan hoy día las monarquías de Europa es el del papel couché de la industria gráfica llenando páginas de las denominadas revistas del corazón, y también prensa amarilla “

Aún así, parece ser que esta reina que en su día fue una preciada, o al menos, enchufada y ensalzada periodista, no digo yo que no lo fuese por méritos propios, aunque tal vez influyese su apasionante idilio con el entonces príncipe de Asturias para dejarla en el punto álgido de su profesión con el fin de dar la imagen de una mujer preparada para una monarquía moderna;  hoy día rehúye de los que en su día fueron compañeros, tratando de separar su vida privada de la que le corresponde por el cargo que ostenta.

Me estoy refiriendo al hecho que todos hemos presenciado hace unos días  a través de las noticias en los “telediarios” de la “vuelta al cole” de la princesa Leonor y la infanta Sofía, las cuales fueron ocultadas a las cámaras de los periodistas gráficos que cubrían tal evento; como si pudiese separarse en el caso de tan “dignas personas”, la vida privada de la vida pública; máxime cuando estamos ante personas públicas, cuyo alto nivel de vida financiamos todos, lo que exige abrir las ventanas del palacio para que sus “súbditos” sigan soñando o fantaseando con los cuentos a los que me he referido antes, o al menos estar informados de los pasos que siguen quienes algún día, salvo que la democracia y la soberanía popular lo remedie , tomarán la representación de la corona española.

Habrá que recodar a tan “protectora madre” de la intimidad de sus hijas, que el cargo lleva implícito el hecho de que su vida privada vaya unida a la pública, no sólo porque su sueldo que, como he dicho, lo pagamos todos, sino también porque todos debemos estar informados de lo que hacen y no hacen, y no sólo para presumir ante sus antiguos compañeros de profesión de su cargo, sus últimos modelitos y sus arreglos faciales, los cuales la han convertido en una persona hierática, incluso inexpresiva,  cuando esboza su forzada sonrisa en sus acercamientos cada vez más distantes a esa parte de la sociedad que todavía la vitorea en las calles en sus visitas institucionales.

Cuentos y más cuentos, sobre todo el cuento de vivir como reyes cuando la mayoría de los ciudadanos viven con muchas penurias que confrontan con un lujo que, aún siendo como algunos justifican  de un coste inferior a otras casas reales del mundo, sin embargo no deja de ser lujos y dispendios innecesarios para una corona que en boca de su máxima representación, el rey, quiere estar al servicio del pueblo llano. No estaría mal que empezasen a dar ejemplo

Vanity Fair: La reina de España es la mejor vestida de las reinas del mundo

 

Olga Sánchez Rodrigo
Busco la verdad para contársela al mundo. No creo en la neutralidad del periodista, casi siempre es de quien le paga. Por el contrario, SÍ CREO y APOYO al periodismo ciudadano, el hecho por gente de la calle, gente que cuenta lo que le pasa.

El arte surgido del dolor (2ª parte)

 La pintora mejicana que se creó a sí misma
El accidente sufrido provocó un inesperado y rotundo giro en la vida de Frida. De repente quedó despojada de la abundancia de proyectos de futuro. Inicialmente se apoderó de ella un desesperado sentimiento de aislamiento. -“No estoy enferma, estoy rota”- solía decir. El dolor era desgarrador pero reaccionó con un frenético amor al presente, se volvió impetuosa y empezó a pintar con determinación. Un año después, en 1.926, concluía el cuadro titulado: Autorretrato con traje de terciopelo.

Necesitaba una opinión experta y tomó una decisión. Cogió alguna de sus pinturas y se plantó delante de Diego Rivera, en el Ministerio de Educación, donde estaba pintando un fresco. Le preguntó a bocajarro. -¿Puedo enseñarte mis pinturas?-. Ante la respuesta afirmativa del sorprendido artista, ella le dijo entre otras cosas -Sólo quiero que me digas si merece la pena que me dedique a pintar-. Diego se quedó atónito al contemplar los lienzos. Días después la visitó en Coyoacán para ver el resto de su trabajo. Ya estaba separado de Lupe. Entonces dio comienzo la relación amorosa con el pintor revolucionario, secretario general del Partido Comunista de México, hasta que la pidió en matrimonio y ella aceptó, celebrándose la boda el 21 de agosto de 1.929.

La fama de Diego Rivera era internacional. Recibió ofertas irrechazables de capitalistas como Rockefeller o Ford. Fueron a San Francisco, donde estuvieron viviendo varios meses entre los “gringos” mientras pintaba el mural, después a Detroit. En el Museo de Arte Moderno de Nueva York se expusieron sus obras, el acontecimiento generó gran expectación y obtuvo un rotundo éxito. Frida recibió un telegrama diciendo que su madre estaba grave. Angustiada inició un largo viaje en tren a Coyoacán en compañía de su amiga Lucienne Bloch.

 

Frida y Diego Rivera

 

Aunque se resistía a regresar terminó reuniéndose con su marido en Nueva York. En esta ciudad encontró un ambiente más favorable, más abierto. Eran famosos, la alta sociedad neoyorquina se disputaba su presencia invitándoles continuamente a eventos y recepciones. El atractivo de Frida no pasó desapercibido. Llamaban la atención sus ojos profundos, expresivos, los adornos precolombinos, las galas de nativa tehuana de alegres colores e impresionantes estampados, todo ello acrecentaba el interés de célebres fotógrafos. Diego Rivera tenía una pasión, la pintura, y una debilidad, las mujeres. Frida se enfrentaba a sus continuas veleidades. Entretanto regresaron a México y se instalaron en su nueva vivienda.

Sufrió otro aborto, la pelvis montada pieza a pieza tras el trágico accidente no podía albergar ningún embarazo. Su hermana Cristina y sus dos sobrinos se trasladaron a su casa para cuidarla. Un día aciago descubrió con horror la aventura que Diego mantenía con su hermana más querida. El dolor de la traición le resultó tan insoportable que se marchó a un apartamento sola. Después viajó a Nueva York donde recibió ofertas para exponer su obra. En una recepción conoció al escultor japonés Isamu Noguchi, un hombre extremadamente atractivo. Más tarde la acompañó hasta la casa azul de Coyoacán, pero apareció Diego pistola en mano obligándole a marcharse e intentando reconciliarse con su mujer. Los dedos gangrenados de un pie la obligaron a pasar, una vez más, por el quirófano. Durante la convalecencia pintó una de sus obras más emblemáticas, el árbol genealógico titulado, Mis abuelos, mis padres y yo.

León Trotski

Trotsky huyó de Rusia con su esposa amenazado de muerte por Stalin. El presidente Cárdenas les concedió asilo político y los Rivera les ofrecieron alojamiento. El maduro revolucionario cayó rendido ante la belleza apasionada de la mexicana, viviendo un breve romance. Semanas después el matrimonio ruso se trasladó de lugar para evitar ser desprestigiado ante los suyos. Entre 1.938-1.939, Frida pintó más cuadros que nunca, sus temas eran, el amor, el dolor y la muerte, como los de Leonora Carrington, Eileen Agar y otras pintoras surrealistas. El actor Edward G. Robinson visitó el estudio de Rivera, impresionado por las pinturas de Frida compró cuatro cuadros, pagando diez mil dólares por cada uno, ante la perplejidad de su autora.

En Nueva York se celebró una exposición de las obras de Frida. Tuvo un enorme éxito. También en la exposición de París alcanzó un excepcional reconocimiento. Pintores de la talla de Ernst o Miró contemplaron embelesados las pinceladas geniales de sus cuadros. Kandinsky se sintió profundamente conmovido. Picasso la elogió públicamente. En una carta le diría a su amigo Rivera -Ni Derain, ni tú, ni yo somos capaces de pintar una cabeza como lo hace Frida Khalo-. El prestigioso Museo del Louvre compró uno de sus autorretratos, El marco. En aquel escenario, una terrible noticia la dejó impactada. Gran Bretaña y Francia reconocían el régimen fascista de Francisco Franco. -¿Cómo es posible?-se preguntó. Ahora en la vieja Europa gozan de reconocimiento internacional nada menos que tres peligrosos dictadores fascistas, Hitler, Mussolini y Franco-.

Regresó feliz a Nueva York, desde allí retornó definitivamente a Coyoacán. A Trotsky le asesinó Ramón Mercader por la espalda con un piolet. De origen catalán estaba al servicio de Stalin y actuó en solitario. Frida fue detenida unos días por el hecho de haberle conocido en París. Este episodio le provocó una fuerte depresión y a consecuencia de ello padeció intensos dolores de espalda. Pretendían operarla nuevamente. Al enterarse Diego la mandó a buscar para que el doctor Eloesser la tratara, con medicamentos logró mejorar. El 8 de diciembre de 1.940 Diego y Frida se volvieron a casar. Un año después su padre falleció. El alma de Frida se resquebrajó sintiendo el mayor dolor de su vida. Con un inmenso vacío en el corazón le llegó una oferta para dar clases en la Escuela de Pintura y Escultura. No era académica pero enseñó a sus alumnos algo esencial, a despertar sus sentidos percibiendo los colores, la naturaleza, los animales, a seguir su instinto. Un grupo reducido de alumnos llamados “Los Fridos” se convirtieron en famosos pintores.

 

“No era académica pero enseñó a sus alumnos algo esencial, a despertar sus sentidos percibiendo los colores, la naturaleza, los animales, a seguir su instinto. Un grupo reducido de alumnos llamados “Los Fridos” se convirtieron en famosos pintores.”

En los últimos años de su vida estuvo sometida a infinidad de operaciones, en 1.950 le practicaron varias en la columna vertebral. Probó corsés de acero, de yeso y padeció la amputación de la pierna enferma que la condenó permanentemente a una silla de ruedas. En 1.951 pintó un retrato en recuerdo de su padre. Debido a una bronconeumonía Frida Khalo murió en 1.954, después de asistir días antes a una manifestación por Guatemala. En 1.984 su obra se declaró Patrimonio Nacional.

Una de sus habituales frases era, “Nunca he pintado sueños, he pintado siempre mi realidad”

Fuentes consultas. Biografía de Hayden Herrera. Lectura de Linde Salber. La película dirigida por Julie Taymor inspirada en su vida obtuvo seis nominaciones a los Oscar del año 2.002.

El arte surgido del dolor (1ª parte)

 
Montserrat Prieto
Solo soy alguien que nunca dejará de soñar con un mundo mejor. Que hace del aprendizaje una constante de su vida. Amante y defensora de la salud medioambiental, de los Derechos Humanos y de la Justicia. Escritora de cuentos y relatos

El arte surgido del dolor (1ª parte)

La pintora mejicana que se creó a sí misma
Los ágiles dedos se deslizaban por las teclas del piano y una melodía sugestiva, delicada, vibraba llenando los espacios de la casa pintada de azul, allá en Coyoacán, México. Guillermo Khalo se relajaba al final de cada jornada tocando sus partituras musicales favoritas antes de sentarse a la mesa para cenar. Era un hombre sensible a la vez que tenaz. De origen germano-húngaro, Wilhelm Khalo, emigró a México después de fallecer su madre. Transformó su nombre alemán en el de Guillermo. Contrajo matrimonio, tuvo dos hijas y perdió a su esposa en el segundo parto. Después conoció a Matilde Calderón, ferviente católica de ascendencia india y española, con la que se casó. Tuvieron cuatro hijas, siendo la tercera Magdalena Carmen Frida Khalo Calderón, nacida el 6 de julio de 1.907.

En 1.910-1.911 la vida burguesa de los Khalo se vio seriamente afectada a consecuencia de la Revolución Mexicana. Con el tiempo Frida guiada por la reverencia que le inspiraba el levantamiento de los legendarios Emiliano Zapata y Pancho Villa, iniciada el 7 de julio de 1.910, declararía ésta fecha como la de su nacimiento.

 

Frida con sus hermanas

Creció alegremente bajo la amorosa protección de sus hermanas mayores hasta que un día, cuando iba a cumplir seis años, enfermó de poliomielitis. Los esmerados cuidados se intensificaron. Le recomendaron hacer mucho ejercicio. Guillermo le compró una bicicleta y la instó a practicar otros deportes para fortalecerse. Lograron que volviese a caminar pero no pudieron evitar que una pierna fuese más delgada que la otra, ni que la ignorancia alentara a otros niños a aguijonearla con despiadadas burlas al verla pasar: ‘Frida, pata de palo, Frida, pata de palo’.


Se volvió más introvertida. En sus momentos de soledad echaba vaho sobre la vidriera de la ventana y dibujaba una puerta que imaginariamente atravesaba, encontrándose con una réplica de sí misma, aparecía otra Frida más animosa, valiente y alegre, que la comprendía y consolaba. La dedicación, persistencia y ternura de su padre contribuyeron a dotarla de la confianza necesaria. Cuando visitaban los parques se dedicaba a coger insectos o plantas exóticas cercanas a la orilla del río para observarlos en el microscopio de su casa, mientras, Guillermo pintaba sus acuarelas. La curiosidad dirigía sus pasos al estudio fotográfico de su padre donde pasaba horas junto a él. Fascinada por aquel arte aprendió a manejar los pinceles, la cámara, a revelar fotografías e incluso le ayudaba a retocarlas. Sin saberlo sentaba la base para el futuro desarrollo de la artista que llevaba en su interior.

Un ambicioso proyecto educativo comenzó a llevarse a cabo con la llegada de Vasconcelos al gobierno. Frida ya era una adolescente de espíritu inquieto que había desarrollado una belleza singular y se alejaba del patrón que su madre mantenía, comportarse en público de forma recatada, asistir a los oficios, confesarse y realizar trabajos manuales en grupo. Otras madres burguesas comentaban cuando pasaba pedaleando en su bicicleta: ¡Ahí va esa niña fea! Ella tenía otras aspiraciones, simpatizaba con las teorías marxistas y quería estudiar medicina. Su padre la matriculó en la Escuela Nacional Preparatoria. Aprobó un exigente examen y pasó a ser una de las 35 chicas entre los 2.000 muchachos que asistían a la Preparatoria. Formó parte de un grupo de jóvenes revoltosos e irreverentes que se liberaban de toda autoridad, llamados Los “cachuchas” debido a las gorras que usaban. Los profesores que ellos consideraban incompetentes en sus materias se convirtieron en sus víctimas preferidas. Alejandro Gómez Arias lideraba el grupo, se trataba de un joven brillante de aspecto seductor que se hizo novio de Frida.

El famoso pintor mexicano Diego Rivera iba a pintar un mural en la pared del auditorio de su escuela junto a Orozco y Siqueiros, que titularían La creación, encargado por el ministro Vasconcelos. La expectación era máxima.

“El famoso pintor mexicano Diego Rivera iba a pintar un mural en la pared del auditorio de su escuela junto a Orozco y Siqueiros, que titularían La creación,”

Una compañera de Frida cuando vio aparecer a Rivera, un hombre de una altura considerable, de excesiva corpulencia, calzando sus enormes pies en unos gruesos zapatones, vestido con una ropa deslucida, asomando bajo el sombrero texano de anchas alas unos ojos saltones, colgando del raído pantalón una pistola y unas cartucheras, llegó a exclamar entre una mezcla de asombro y decepción: ¿Ese es Diego Rivera? Puede que sea el mejor pintor mexicano pero es un panzón sucio y feísimo. En cambio Frida le pidió permiso para estar presente mientras pintaba el mural. Permaneció sentada durante horas observando el trazo de sus pinceles bajo la atenta y desconfiada mirada de Lupe, la segunda mujer del artista.

“La creación” por Diego Rivera

 

 

 


El 17 de septiembre de 1.925 era un día desapacible, lluvioso. Alejandro y Frida viajaban en un autobús conducido temerariamente por un hombre joven, los pasajeros enojados le recriminaron pero ya era demasiado tarde para evitarlo, aterrados vieron cómo un tranvía se abalanzaba sobre el vehículo derribándolo y haciéndolo volcar sobre sí mismo. El brutal impacto lanzó a Alejandro debajo del tranvía, saliendo milagrosamente ileso. Una barra de metal que hacía de pasamanos se desprendió y se incrustó como una espada en la pelvis de Frida produciéndole múltiples lesiones. Alguien con deseos de ayudar la cogió en brazos y la depositó en la barra de un café cercano, apoyó con fuerza sobre el vientre y tiró de la barra, la sirena de la ambulancia quedó amortiguada por el pavoroso grito que brotó de la garganta de la joven.

Frida pintando postrada en la cama

 Creció alegremente bajo la amorosa protección de sus hermanas mayores hasta que un día, cuando iba a cumplir seis años, enfermó de poliomielitis. Los esmerados cuidados se intensificaron. Le recomendaron hacer mucho ejercicio. Guillermo le compró una bicicleta y la instó a practicar otros deportes para fortalecerse. Lograron que volviese a caminar pero no pudieron evitar que una pierna fuese más delgada que la otra, ni que la ignorancia alentara a otros niños a aguijonearla con despiadadas burlas al verla pasar: ‘Frida, pata de palo, Frida, pata de palo’.

 

La historia parecía repetirse. Estuvo confinada en la cama durante nueve meses. Convencido del talento artístico que poseía, su padre le hizo una especie de atril, le llevó lienzos, pinturas, colocó un espejo en el baldaquino de la cama para facilitarle la visión y diciéndole: “Friducha, tienes una mano libre” la animó a pintar. Así fue como emergió el arte de Frida Khalo. En un ejemplo claro de fuerza y superación, mecida siempre por el amor de su familia, casi un año después, la incipiente artista comenzó a dar nuevamente sus primeros pasos.

Mañana podrán leer la segunda parte, NO TE LA PIERDAS.

Montserrat Prieto
Solo soy alguien que nunca dejará de soñar con un mundo mejor. Que hace del aprendizaje una constante de su vida. Amante y defensora de la salud medioambiental, de los Derechos Humanos y de la Justicia. Escritora de cuentos y relatos

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes