Caciquismo político y empresarial made in Spain

De nuevo la Agencia Tributaria ha hecho pública la lista de sus morosos que deben más de un millón de euros, lo cual me parecería muy bien en aras a la transparencia sino fuese porque  más que transparencia parece una tomadura de pelo a los millones de contribuyentes tanto personas físicas como jurídicas que puntualmente cumplimos con nuestras obligaciones tributarias,

 

lo cual hace que algunos nos planteemos la pregunta de ¿por qué se permite a los contribuyentes tramposos llegar a deudas tan altas sin antes iniciar un procedimiento de apremio que haga efectiva la deuda sin llegar a alcanzar cifras tan astronómicas?.

Falta poco para que termine el segundo trimestre del año en curso y muchos ya nos vemos con la soga al cuello al tener que hacer la declaración trimestral del IVA que, aún siendo conscientes de que se trata de un impuesto sobre el consumo que hemos repercutido en terceras personas, siendo la diferencia con el soportado lo que tenemos que declarar, lo cierto es que durante el periodo impositivo ha formado parte de la economía de la empresa, si es que así podemos llamar a los pequeños negocios que constituyen un auto empleo para muchas personas; eso sin contar con la cuota de autónomos que ,en vez de ser progresiva en virtud de las ganancias, es igual para todos, con independencia de acogerse a determinados regímenes en pro de los derechos pasivos, inaccesibles para la mayoría, cuando dichas ganancias a penas ndan para  pagar el arrendamiento del local, eso sin contar el pago de algún salario .

Es cierto que cualquiera que monta un negocio debe ser consciente o al menos  haber hecho un estudio previo de los costes e ingresos que puede reportar, al objeto de determinar su rentabilidad; pero no es menos cierto que todo negocio entraña un riesgo empresarial que debe soportar el empresario o autónomo que está al frente del mismo, riesgo que nadie puede negar que cada vez es mayor debido a la situación económica del país que, lejos de haber remontado como afirman los hombres de negro del gobierno con Rajoy al frente, está en un estancamiento tal, que hace que día tras día veamos como muchos negocios de nuestro entorno son cerrados.

“la situación económica del país que, lejos de haber remontado como afirman los hombres de negro del gobierno con Rajoy al frente, está en un estancamiento tal, que hace que día tras día veamos como muchos negocios de nuestro entorno son cerrados.”

A mayor riesgo, mayores ganancias, lo cual es obvio, por ejemplo, cuando se quiere ampliar la cuota de mercado con el fin de obtener mayores beneficios; ahora bien, igual que ocurre para el pequeño empresario o autónomo, las grandes empresas deberían saber a lo que se enfrentan mediante un estudio previo del mercado, de manera que el riesgo no vale como  escusa para que dejen de pagar sus impuestos. La cuestión es que, en su caso, parece que la Agencia Tributaria tiene mayor permisibilidad, mientras que a lo pequeños se le da el hachazo de forma inminente si se retrasan en uno de sus pagos. En definitiva, se machaca al pequeño, mientras que al grande se le deja campar a sus anchas

También somos conscientes que los intereses en juego son diferentes, habida cuenta que en las grandes empresas entra en juego un factor muy importante como son los trabajadores, de manera que si la cosa se va a pique serían muchas las personas que irían a engrosar las listas de desempleo. Ahora bien, este factor no debería ser un chantaje para condonar deudas o dejar de pagar impuestos, porque de admitirse en muchos casos se estaría dando expectativas a empresas heridas de muerte provocada por el propia empresario al objeto de generar intencionadamente deudas que permitan en determinados supuestos llegar a un expediente de regulación de empleo, teniendo bien repletos los bolsillos el empresario. Eso sin contar los equipos de fútbol y algún que otro jugador, cuya chulería no deja de ser ofensiva para los españoles cumplidores, y que a pesar de no estar en ese listado, no contribuyen por las ganancias millonarias obtenidas en España. Quizá el motivo sea que se consideran por encima de los simples mortales, como dioses del olimpo que contribuyen al atontamiento de los españoles.

 ¿A qué jugamos entonces?, ¿por qué la Agencia Tributaria permita que se acumulen esas deudas millonarias?,   ¿Por qué existe un tratamiento fiscal diferente?. La respuesta sólo puede ser una: CACIQUISMO… pura y llanamente caciquismo político y empresarial del que este gobierno del Partido Popular nos tiene acostumbrados.

 

 

Busco la esencia de las cosas cuando dibujo. Autodidacta que explora nuevas técnicas. Me apasiona el arte en todas sus manifestaciones. Vivo inmersa en mi locura y eso me hace feliz.

Te puede interesar

Escrito por el Jun 24 2017. Archivado bajo Actualidad, Economía. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Suscríbete al magazine por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.080 suscriptores

Estadísticas del sitio

  • 78.311 visitas

Un sitio de confianza

Publicidad local

 

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes