Una recomendación de Nart

Miguel Escudero. Profesor titular de Matemática Aplicada en la UPC y escritor

A diferencia del resto de parlamentos de Europa, el Parlamento Europeo carece de iniciativa legisladora, aunque tenga capacidad de votar las leyes que le presente la Comisión Europea. Sí posee la posibilidad de recomendar para legislar. No es habitual, sin embargo, que se ejerza este derecho reconocido a las recomendaciones. El 21 de febrero se votó en Bruselas, en Comisión parlamentaria una recomendación sobre medidas para cortar las fuentes de ingresos de los yihadistas y, de este modo, combatir eficazmente la financiación del terrorismo. El ponente fue el eurodiputado Javier Nart, inspirador y redactor de este documento que ha recogido 283 enmiendas que han permitido alcanzar una posición común, un consenso en lo que técnicamente se denominan ‘compromisos’. Entre las propuestas estaba la de una plataforma de servicios de inteligencias que sea estable y sin estructura burocratizada, así como disponer de un centro de datos unificados. Frente a quienes quieren acabar con nuestras libertades y sumirnos en la más severa opresión, es fundamental desarrollar un programa de seguimiento de canales de financiación opaca que sea efectivo. Ante un problema común se precisa una normativa común; así en lo referente al mercado de compra venta de arte, oro y piedras preciosas, o en la carga de tarjetas bancarias.

Ante el terrorismo sólo cabe unidad y decencia social, no su utilización partidista como la que se hizo en Barcelona el pasado año. Hay que apuntar a su microfinanciación, pues prevalece un terrorismo de bajo coste (a diferencia de la que se dio en el 11S), atentados cuya organización puede costar ahora menos de 5.000 euros y lograr un grave efecto social: pequeños movimientos de dinero y atentados de gran importancia. A este propósito, Javier Nart ha recordado que la leyenda de los falsos solitarios es una falacia que esconde que su actuación se efectúa en red, conectados entre sí. Se trata de captar sus movimientos de conexión y atajarlos. Y en esas estamos. No hay guerra sin logística. Y más allá del armamento y la munición, hay que considerar sus cien mil militantes en la red, sus donaciones, su tráfico de refugiados, sus brutales saqueos y extorsiones, su tolerado movimiento y venta de petróleo. Javier Nart tiene ideas claras y las expone con valentía y con razones. Gracias, amigo. ME

Del libro Por nuestras calles (Edcs. Hildy)

SERVICIO RECOMENDADO

Dejar un comentario

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

EVENTOS QUE NO TE PUEDES PERDER

 

Hasta 29 de junio de 2019

En Segovia

 

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Más información aquí

Más información aquí

Mas información aquí

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

BIBLIOTECA TÉCNICA RECOMENDADA

Mas información aquí

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes