NO, NO ES HACERSE UNA CHAPA GRACIOSA: LA NATURALEZA DE LA PROSTITUCIÓN NO CAMBIA SEGÚN DEL CONTEXTO EN EL QUE SE PRODUCE

Mar Outsiders (Campillo). Periodista

El origen del término “hacerse una chapa” es muy discutido y son varios los posibles orígenes que se le dan. Pero es anterior al que se extiende actualmente sobre el imaginario popular, que vincula un servicio sexual entre un hombre joven y un cliente maduro. Señor/a lector/a: tenga la gentileza de elegir el que le resulte más convincente.

Cartel de publicidad tarifaria, de chapa litografiada, en la puerta de un antiguo burdel

Fue en la década de los ’80 del siglo XIX, cuando comenzó a usarse en los burdeles las llamadas latas, chapas o discos de metal, para verificar la cantidad de trabajo realizado por la prostituta y tener un control del dinero que correspondía al explotador y a la mujer. La chapa era comprada a la madame o regente del prostíbulo y luego entregada por el cliente a la mujer con la que iba a tener relaciones.

Chapa de pago del prostíbulo Petit Trianon de Rosario, Argentina

Hacerse una “chapa graciosa” es un apotegma usado dentro del fenómeno del trabajo sexual vip de escorts, personas de compañía, call girls/boys,.., para entendernos: la prostitución de lujo, lo que la modernez actual posiciona en cobrar por atender experiencias sexuales, porque no es lo mismo éso que trabajar en un lupanar o en una esquina. ¡Sí, llevamos siglos de clichés!

Lo vemos en el cine y en nuestro entorno, los usuarios son empresarios, promotores, jugadores, pilotos o un jefe que puede “posicionar”. No se trata exclusivamente de SEXO, la Girlfriend Experience requiere conversación, belleza y brillantez, para acompañar al cliente a fiestas, restaurantes carísimos, incluso viajes de negocios. Y una persona con estrecheces económicas puede sentirse tentada: diversión, dinerito, lujo: ¿por qué no?

Si no se cae en manos de psicópatas profesionales, se presenta como algo normal irse con alguien que tiene contactos o que puede ubicar en determinado lugar.  Y los originales que abren esa puerta llegan a pensar que controlan lo que sucede… ¿No es un autoengaño?, ¿no se pierde siempre?  Se les escapa un matiz: para las personas con poder no es una cuestión de dinero, sino de control y clasismo. Llaman a una agencia de escorts y alquilan una vagina con categoría y, por ende, a una mujer con clase pegada a ella. Lo mismo ocurre cuando se contrata a un varón Vip… Si son menores, hablamos de otra cosa.

Y así, ayudados por Hollywood, entre otras drogas, jóvenes universitarias/os se obnubilan pensando en disponer de todos los privilegios, sin saber que van a perder lo más importante: la serenidad sexual.

Seguro que recordáis esta película; reflejaba el trabajo sexual como algo glamoroso y romántico, y afirmaba el bienestar de la mujer en su desempeño:

https://www.youtube.com/watch?v=T3Y16is7DNA

 

Tal vez sea un error pensar que todas las personas que abren esta puerta han tenido alguna clase de problema de índole sexual (abusos) o de dependencias (drogas). Una ambición desmedida o afán por caprichos lujosos puede empujar a este mundo, de manera transitoria, porque no se percibe el daño a la dignidad. No se repara en el resultado degradante.

Una serie de TV, la segunda temporada de » The Girlfriend Experience», muestra la prostitución de alto standing como el terror sin horror tangible: un espectáculo lleno de complejidad misteriosa y psicología fracturada, de un juego entre hombres poderosos y mujeres que se manejan en las intrigas de los negocios:

https://www.youtube.com/watch?v=A2F4Drc15fM

Y entre otras películas inolvidables:

La elegante y surrealista película de Luis Buñuel sobre un ama de casa aburrida y trabajadora sexual a tiempo parcial, ofrece una visión astuta y escabrosa sobre las relaciones sociales y de género.

Y hay una trampa: atacar socialmente a las prostitutas para que las esposas se sientan privilegiadas y traguen con todo. Recordemos que durante mucho tiempo el control económico ha estado bajo la tutela del varón.


La prostitución va desde el trabajo libremente elegido y muy bien  remunerado hasta la explotación y la práctica de la esclavitud”. The Sex Sector: The economic and social bases of prostitution in Southeast Asia. Coord. Lin Lean Lim, Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra, 1998. ISBN 92-2-109522-3.

El  principal,  si  no  el  único,  motivo  es  el  económico. Por lo tanto, es un negocio para quienes se lucran de una situación de inferioridad, entendiendo esa inferioridad como el abuso de autoridad, ya sea de tipo sexual, moral, económico, jerárquico… Se ha convertido en un trabajo más, y no lo es. Y es que el dinero está en el centro de todo este engranaje; la prostitución es hoy uno de los mayores negocios del mundo gracias a la Globalización económica.

Pero, ¿dónde se acumulan los beneficios? Desde luego, no en las mujeres prostituidas, si quiera en las de “alto standing”. Al margen de los “beneficiarios económicos”, hay un beneficiario directo y mayoritario: el hombre como usuario.

«Unas 300.000 personas se dedican a la prostitución en nuestro país, pero solo el 5 % la ejercen de forma voluntaria, la mayoría de ellas desde centros o agencias profesionales de alto nivel, en grandes capitales como Madrid, Barcelona, Bilbao o Sevilla. Muchas de estas mujeres, que realizan este trabajo libremente, se encuentran en escorts. Las trabajadoras de estas empresas deben cubrir ciertos niveles de belleza, salud, educación, no limitándose a la simple actividad sexual, sino que los servicios van más allá, incluyéndose las conversaciones interesantes y el acompañamiento a eventos sociales».

Observatorio Cívico Independiente (Alianza Evangélica Española)

NO, NO ES HACERSE UNA CHAPA GRACIOSA: ES ALIMENTAR A LA BESTIA.

«La gran ramera… sentada sobre una bestia escarlata… que tenía siete cabezas y diez cuernos”, (Apocalipsis 17:1-3). La bestia que la porta es una representación profética de los gobiernos del mundo

La misma persona que contrata un servicio sexual, es un marido y/o un padre, una esposa y/o una madre. La deconstrucción política, social y cultural de la prostituta o el chapero es un movimiento de transformación que URGE.

SERVICIO RECOMENDADO

Dejar un comentario

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

EVENTOS QUE NO TE PUEDES PERDER

 

Hasta 29 de junio de 2019

En Segovia

 

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Más información aquí

Más información aquí

Mas información aquí

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

BIBLIOTECA TÉCNICA RECOMENDADA

Mas información aquí

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes