Una historia


«Habiendo alcanzado un notable máximo dentro de un volumen relativamente bajo de expectativas, Nicanor de Boñar, natural de Cendejas de la Torre, alcanzó su primer orgasmo mojando el anzuelo, a las 01:38 horas del día doce de enero de los corrientes ¿La afortunada? Margarita, una prostituta guapa y limpia, que los cuarenta no los cumplía. Nacida de parto natural en Gárgoles de arriba, se abría de piernas pensado, ojos al techo, en un puesto de fija en el Lidl; de cajera, de reponedora, de lo que fuera.

Nicanor mientras, a pesar de haber expulsado su primera hombría, seguía dando que hablar a los resabiados muelles del somier. Tampoco pensaba en la mujer que tenía debajo; se movía por defecto, como el péndulo mareado de un reloj al que se le acaba la cuerda. Después, se dejó caer lentamente sobre el cuerpo alquilado de Margarita, venciendo la cabeza entre sus pechos.


_ ¿Tú crees que me cogerían en el Lidl?


Nicanor no respondió. Se limitó a pellizcar suavemente en pezón derecho Margarita que, al momento, reaccionó duplicando su tamaño, elevándose rosa hasta un mundo contenido en un bote de mermelada de naranja vacío.
Y es que una habitación sin ventanas, no había lugar para el silencio.»



SERVICIO RECOMENDADO

Dejar un comentario

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Más información aquí

Más información aquí

Mas información aquí

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes