Histórico concierto de Queen y Adam Lambert en el Wiking Center de Madrid

ScreenHunter 10 Jun. 19 13.13

ScreenHunter 10 Jun. 19 13.13

 

Tercera vez que veía a QUEEN después de esa resurrección, tras el fallecimiento de Freddie Mercury, y primera con el actual vocalista, el americano Adam Lambert. Las expectaciones eran muy altas desde el mismísimo momento que el anuncio del concierto se realizó y a tal punto ni siquiera consulté el Setlist de la gira antes de este concierto.

Sobre las 21.15 hs las luces se apagaron y el delirio generalizado colapsó el Palacio de los Deportes. El show comenzó de una manera extremadamente rockera y Tear It Up, Seven Seas Of Rhyey, sobre todo, Tie Your Mother Down sonaron realmente genial. El actual cantante es realmente un portento y con una capacidad vocal realmente asombrosa, pero huelga decir a título enteramente personal, que quizás le falte un poco de garra o macarrismo a la hora de cantar las canciones como las anteriormente mencionadas. Suena demasiado pulcro, demasiado perfecto y para ciertas canciones, principalmente las compuestas previamente al disco News Of The World, es algo que eché en falta sin duda alguna. Pero insisto… Es un grandísimo vocalista y lo ha demostrado a la perfección.

“…El show comenzó de una manera extremadamente rockera y Tear It UpSeven Seas Of Rhyey, sobre todo, Tie Your Mother Down sonaron realmente genial. El actual cantante es realmente un portento y con una capacidad vocal…”


Prosiguieron con Play The Game y la divertida Fat Bottomed Girls que fue bastante festejada por los presentes y el solo de Brian May fue realmente antológico. Previo paso por la grandiosa Killer Queen, apareció en la noche otra de las canciones más festejadas que fue Don´t Stop Me Now que siempre será una inyección de positividad y energía. En Bicycle Race a Adam Lambert se le vio ataviado y paseando con una florida bicicleta por todo el escenario y multitud de bicicletas por las pantallas que adornaban el escenario.

El grandioso Roger Taylor tuvo su momento de gloria con una de mis canciones favoritas de la banda. I’m In Love With My Car sonó tan perfecta, emocionante, maravillosa e indudablemente fue de los más altos y épicos momentos que viví durante la noche. Another One Bites The Dust también fue otra de las más bailadas y cantadas por todos los presentes y a posteriori Adam Lambert tendría su momento estelar, interpretando uno de los temas de su carrera solista, la pegadiza Lucy. Con I Want It All explotó el Wizink Center y nuevamente el grandioso Brian May hizo gala de su excelencia y en la parte rápida, bien secundado por el contundente Roger Taylor de la canción provocó más de un delirio entre todos los asistentes. Hablando de éste último, durante toda la noche tuvo una grandísima ayuda y apoyo de parte del percusionista Tyler Warren.

Posteriormente los decibelios bajarían y con Brian May acompañado de su guitarra acústica, tras un previo coqueteo con el españolísimo Concierto de Aranjuez, Love Of My Life fue poesía pura… Fue misticismo… Fue magia iluminada por los miles de teléfonos móviles y por la presencia de Freddie Mercury en las pantallas. Otro de los momentos de piel de gallina que la noche nos regaló.

Somebody To Love y Crazy Little Thing Called Love fueron las elegidas para continuar con la presencia de la batería en primer plano, y tras una batalla baterística entre Roger Taylor y Tyler Warren continuaron su andadura con Under Pressure y I Want To Break Free que no sólo fueron bien recibidas por todos los presentes, sino que fueron cantadas hasta la saciedad.

Con You Take My Breath Away sonando por la PA y unos magníficos láseres iluminando las sombras, posiblemente aconteció el momento más perfecto de toda la noche. Para Who Wants To Live Forever el vocalista americano demostró lo grande que es y lo que sencillamente es transmitir sentimientos a través de una canción. Creo que fue “su” canción de la noche y en donde más se lució.

Brian May también tuvo su momento de gloria, primero interpretando Last Horizon que apareciera en su primer disco solista (Back To The Light) y luego marcándose un estupendo Solo de Guitarra subido a una plataforma a muchos metros de altura. The Show Must Go On también fue muy festejada por todos los presentes y con nuevamente un Adam Lambert grandioso.

Para Radio Ga Ga todo el recinto aplaudió hasta el cansancio y fue la perfecta presentación que la banda eligió para interpretar el mayor de sus inmortales himnos… Sí… Bohemian Rhapsody fue lo que prosiguió y también fue coreada y vivida por todos.

Todos los que conocemos a la banda, y vimos infinidad de veces sus conciertos, y por ello sabíamos que el final estaba cerca… Después de que la banda se ausentara del escenario por unos minutos, volverían para interpretar ese combo infaltable integrado por We Will Rock You y We Are The Champions.

Más de dos horas después y con una sonrisa dibujada, todos nos marchamos felices. Aunque a más de uno seguramente este pensamiento nos habrá rondado por la cabeza ¿Habrá nuevo disco con Adam Lambert? ¿Habrá nuevas giras? Parafraseando al genial Jeffrey Archer… Sólo el tiempo lo dirá ;).

Dejar un comentario

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes