El fascinante origen del Universo (1ª parte)

Milky Way

¿Existen Los Universos Paralelos¿

Big Bang

¿Existen Los Universos Paralelos¿

¿Existen Los Universos Paralelos¿

Desde que era una niña de corta edad, largas trenzas y mirada ingenua, sentí una imperativa necesidad por conocer el origen de las cosas, incluido el misterio contenido en aquel cielo estrellado que atraía como un imán mi infantil mirada, fascinándome en las despejadas noches de verano hasta el punto de aturdir a los mayores con mis preguntas. La inocente, innata e insistente curiosidad, logró poner, involuntariamente, en un brete en más de una ocasión a mis progenitores. Como aquella, en la que de forma reiterativa demandaba una respuesta satisfactoria que, para aflicción mía, nunca llegó. Mi empeño por conocer quién era el padre de Dios, ya que Éste lo era de Jesucristo, resultaba a mis ojos de una simpleza aplastante, sin embargo, a mis padres tan inoportunas ocurrencias les provocó un enorme estupor y la consiguiente preocupación.

Aparto a un lado el recuerdo de tan lejanos tiempos, por los que me he dejado llevar, debido a la conversación mantenida con el profesor D. Manuel Briz Sánchez sobre un tema en el que está muy versado, el origen del cosmos. Me parece una oportunidad para sumergirnos en el misterioso mundo que nos rodea y del que la Humanidad forma parte, al margen de la complejidad que encierra y la imposibilidad de explicar en una lección, quizá ayude, a quienes nos interesa, a entender el significado del todo que representa el Universo.

¿Qué es el Universo?

Es el conjunto de todo lo que existe. Unas leyes y constantes físicas en las dimensiones de espacio-tiempo lo gobiernan. Si es finito o infinito en volumen y dimensión aun se desconoce en el campo científico. Permanece en continua y violenta actividad de expansión, desde el primitivo estallido del Big Bang.

¿Cómo se formó?

En un principio toda materia y energía estaban concentradas en un punto de densidad infinita. Los físicos teóricos sostienen que hace alrededor de unos 14.000 millones de años, por causas desconocidas, una gran bola de fuego cósmico estalló y dirigió su expansión en todas direcciones a una velocidad incluso superior a la de la luz. Las gigantescas esferas incandescentes fueron enfriándose y la materia formada por remolinos de hidrógeno ocupó el almacén cósmico creando las galaxias. El desarrollo de la Teoría de la Relatividad general de Albert Einstein, premio Nobel de Física en 1.921, ayudó a aclarar su formación. Posteriormente, en 1.965, los estudios y cálculos astronómicos llevados a cabo por los estadounidenses Arno Penzias y Robert Wilson, lo corroboraron. Consiguieron detectar una radiación uniforme y lejana impregnando el espacio, se trata realmente del “eco” del mismo Big Bang. A este hallazgo lo denominaron “microonda cósmica”. En reconocimiento a su trabajo recibieron el premio Nobel de Física en 1.978.

 “Los físicos teóricos sostienen que hace alrededor de unos 14.000 millones de años, por causas desconocidas, una gran bola de fuego cósmico estalló y dirigió su expansión en todas direcciones a una velocidad incluso superior a la de la luz”



¿Cuál ha sido su evolución?

Durante estos millones de años esta materia galáctica ha ido tomando forma y dando lugar a sistemas solares. Primero se formaron los soles o estrellas debido a la condensación provocada por inmensas nubes opacas que, principalmente, estaban compuestas de gas hidrógeno muy frio y de una pequeña parte de éste convertida en helio, el siguiente elemento más simple. La mezcla produjo un choque entre sí de los átomos del gas surgiendo una reacción química que aumentó la temperatura y entonces comenzaron a brillar. Así nacieron las primeras estrellas. El espacio interestelar está salpicado de grandes cúmulos o despojos cósmicos procedentes del estallido de grandes estrellas, a su vez, la materia almacenada es reutilizada en un proceso inacabable, formando nuevos planetas y estrellas.

¿Cómo son las galaxias?

De distintas formas, espirales, elípticas e irregulares. Son inmensos conjuntos de estrellas, polvo y gases. Hay billones de galaxias, a miles de años luz de distancia y cada una con millones de estrellas. Dentro de la galaxia llamada Vía Láctea se encuentra nuestro sistema solar, al que pertenece la Tierra. Tiene forma de espiral y unos brazos curvos donde se cobijan unos 400.000 mil millones de estrellas y grandes masas de nubes que giran alrededor de un núcleo denso. Nuestro Sol está situado en el brazo de Perseo y tarda en dar una vuelta alrededor del centro de la Vía Láctea 200 millones de años. Existen otras galaxias de mayor tamaño, por ejemplo, Andrómeda, también configurada en espiral y conocida como M31. Y las hay más pequeñas, las llamadas Nubes de Magallanes, que se comportan como satélites de La Vía Láctea.

¿Cuándo nació nuestro sistema solar?

Hace alrededor de 5.000 millones de años. Surgió de la violenta explosión de un antiguo sol mucho mayor que el nuestro.

¿Existen otras teorías después de la relatividad?

Si. Una idea nacida del italiano Gabriele Veneziano en 1.984 sentó la base para que pocos años después, Maldacena, formulara la Teoría de las Cuerdas, en 1.997. Esta teoría tiene como referencia a la de la relatividad pero solamente en cuanto a la explosión del Big Bang. Sostiene que el universo de algún modo esta cruzado por infinitos chorros de energía. Imaginemos unas larguísimas cuerdas, sin saber donde comienzan ni donde terminan, formadas por neutrones, electrones, taquiones, etc. En un momento dado la concentración energética en un punto de una cuerda es tal que provoca el Big Bang, produciéndose la teoría de la relatividad. A billones de kilómetros de distancia en otro punto de otra cuerda se forma otra bola de energía dando lugar a un nuevo Big Bang y así billones de veces.

Recientemente ha surgido una nueva teoría realizada por un grupo de científicos a la que han denominado “universos paralelos”. Como todas las teorías apela al imaginario, sugiere hojas de dimensiones infinitas, una debajo de otra de manera interminable. En cierto momento, en un plano de una de las hojas se desprendería una “gota de energía” que tocaría en otro plano a otra hoja, en ese roce se produciría una explosión de una magnitud tan colosal que provocaría un Big Bang gigantesco del que nacería un nuevo universo como el nuestro. De ahí el nombre de “Universos Paralelos”.

 

En un Universo tan complejo y al mismo tiempo tan fascinante sobrecoge pensar en nuestra insignificancia, somos como una brizna de arena en un descomunal desierto; quizá no estaría de más hacernos conscientes de ello y aceptarlo como una lección de humildad.

La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado y la imaginación circunda el mundo”-Albert Einstein

 

Big Bang

Big Bang

 

 

Dejar un comentario

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes