Archivos de categoría para: Actualidad

La pecera

 

Sábado, 24 de agosto de 2019

«Vive Julio encerrado, deformando sus cuatro paredes con la libertad que no tiene.

De un lado para otro va y viene desquiciado, moviendo de rápido los ojos y abriendo grande, muy grande su boca, intentando gritar, o qué sé yo.

En las tardes de luz baja, su mundo se vuelve algo más hermoso y yo, yo me quedo mirándolo, con mi nariz pegada al universo que en ese momento nos une; lugar cristalino, desesperado.

Deseo.

A las seis y cuarto, mi nuevo cuerpo de pez, flota hinchado y muerto en la pecerita redonda del salón y Julio me mira mientras que, con su mano, saca delicadamente del agua lo que de mí queda.

-Gracias –dice mientras acaricia mi lomo púrpura-.

-Vamos…

Julio ha cruzado la calle y descalzándose, ha saltado a la playa, andando torpemente hasta la orilla del mar y allí se ha sentado, conmigo aún entre las manos, esperando que al fin la marea, llene de olas la realidad.»

​El espejo de La Rochefoucauld

Profesor titular de Matemática Aplicada en la UPC y escritor y redactor de historia de plazabierta.com

 

Viernes, 23 de agosto de 2019

 

Contemporáneo de Cyrano de Bergerac, el duque de La Rochefoucauld, llamado François VI, conspiró contra Richelieu y Mazarino; estuvo en prisión y le demolieron su castillo. Estuvo íntimamente relacionado con Madame de La Fayette y Madame de Sévigné, entre otras distinguidas damas. Hoy tiene aquí un hueco entre nosotros para comentar algunas de sus reflexiones, publicadas en 1665. Parece que anunciara el subconsciente. Y describe la falsedad de muchas virtudes aparentes. Con frecuencia, dice, la humildad es sólo una fingida sumisión con la que someter a los demás. La bondad es rara, y la humildad es la verdadera prueba de las virtudes cristianas; “sin ella conservamos nuestros defectos, y están cubiertos sólo por el orgullo que los oculta a los demás y, a menudo, a nosotros mismos”.

Rochefoucauld

Ni siquiera la peor clase de gente se atreve a pasar por enemigos de la virtud y la verdad. Para bloquear las virtudes, les atribuyen doblez y las tergiversan, haciéndolas pasar por lo que no son. Las personas débiles, afirmaba, no pueden ser sinceras. Y sólo quienes tienen firmeza pueden tener una verdadera dulzura; “quienes parecen dulces no tienen por lo general más que debilidad, que fácilmente se convierte en acritud”. La mayoría de los hombres tienen al igual que las plantas propiedades ocultas, que sólo ciertas circunstancias permiten descubrir. Pero conviene evitar contestar sobre cosas que ignoramos y no hacer preguntas inútiles. Todo el mundo se queja de su memoria, y nadie se queja de su juicio.

Advierte que si hay pocas personas agradables en una conversación, es porque no escuchan y están más pendientes de lo que van a decir que de lo que se les dice. Tampoco hay que dejar de contar con la fuerza contagiosa del ejemplo, ya sea bueno o malo. Hay que saber que la confianza en uno mismo hace nacer la mayor parte de la que tenemos a los demás. Y que somos capaces de mejorarnos.

Los elogios que podamos recibir por nuestra posible valía contribuyen a aumentarla y a que queramos afianzarla y merecerla. Sin embargo, lo que nos hace creer con suma facilidad que los demás tienen defectos, es la facilidad que se tiene en creer lo que se desea.

La envidia es una pasión tímida y vergonzosa que nadie se atreve nunca a confesar. Mirémonos, amigos, al espejo. Y mejorémonos.

Los errores (video)

Basta de frustracciones

Helios Manzano Sánchez-Pantoja ♦ Pensador, divulgador molesto

 

 

Jueves, 22 de agosto de 2019

En este video de ToDo a Zen, aprenderemos a cómo hacer frente a estos errores y no sentirnos frustrados por ello. A veces iniciamos una acción que nos saca de nuestra zona de confort para ir a un sitio donde nunca hemos estado para lograr algo que deseamos y muchas veces nos entra miedo: ¿habré cometido un error?…

No te lo pierdas… aprende a ser más feliz en ToDo a Zen… y pásaselo a tus amig@s y contactos… te lo agradecerán.

 

Enlace canal de youtube

Enlace a la Web https

Grupo Facebook ToDo a ZeN 

La sociedad de los tres monos

Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española

 

Miércoles, 21 de agosto de 2019

Me preocupa esta sociedad. Me preocupa la incapacidad evidente de enfocar los problemas correctamente. Me preocupa, con preocupación presente y futura, el abismo intelectual, social y educativo con el que las ideologías de diferente índole y cariz la van castigando hasta sumirla en una dicotomía que lastra su solidaridad, envilece su pensamiento y destroza su capacidad de enfrentar correctamente aquellas cuestiones que le hurtan la esperanza de poder ser mejor.

 

 

No hace tanto que, con gran revuelo mediático, el gobierno propuso subir el salario mínimo interprofesional a mil euros al mes. No hace tanto que, con gran revuelo mediático, los poderes económicos se hacían cruces y anunciaban catástrofes inenarrables para la economía de este país. No hace tanto que oyendo a unos y a otros no sabía si se me caería la cara de vergüenza, ajena, o podría contener con algún éxito el descuelgue de mandíbula que el despliegue informativo, perdón, el despliegue opinativo, estaba llegando a producirme.

¿Era posible tal desfachatez por parte del gobierno? ¿Era posible tal falta de ética por parte de los poderes económicos? ¿Era posible tal falta de objetividad y visión de la realidad por parte de una sociedad dispuesta a alinearse ciegamente con quién su querencia ideológica lo demandara?

Sí, era posible. Era, es, y parece ser que será, lamentablemente posible.  Pero vayamos por partes, por protagonistas.

El nombre de salario mínimo interprofesional me parece una burla tal como está enfocado, tal vez salario de incapacidad supervivencial, o salario de incapacidad adquisitiva, o, directamente, tomadura de pelo, que al final es lo que es.

Se supone que el salario mínimo interprofesional, SMI para no tener que escribir tanto, y porque ya todo se nombra por siglas, debe de garantizar una retribución digna a cualquiera que desarrolle un trabajo. Se supone, digo bien, porque me gustaría saber con qué parámetros se calcula, por qué mil y no novecientos ochenta o mil cuatro con treinta y tres. ¿Qué se supone que garantiza ese montante? ¿Cuánto le cuesta al empresario? ¿Se garantiza también a los autónomos? A esto último, que es lo más evidente, la respuesta rotunda es no, ya se encargan el estado y su sistema retributivo de provocar, si la coyuntura lo requiere, que los ingresos de los autónomos puedan ser incluso negativos. Luego, primera tomadura de pelo, o los autónomos no desarrollan labor retribuible y solo se dan de alta por alegrar a la AT, o no son profesionales a pesar de sus profesiones, por lo cual no se pueden dar por aludidos. Es decir, que en el peor de los casos los autónomos tienen que pagar por trabajar, o por la expectativa de llegar a hacerlo.

A la primera pregunta la respuesta también es clara, suponerse se puede suponer lo que se quiera, pero la realidad es que garantizar, lo que se dice garantizar, tal como está la vida, no se garantiza con el SMI otra cosa que una imposibilidad de supervivencia individual. En la mayoría de las ciudades españolas no se puede acceder a una vivienda, pagar los costes de agua, energía y otros, preocuparse de una manutención razonable y hacer frente a otros gastos que la recaudación grava y el mercado alza, con los mil euros de los que hablamos, y si alguien tiene alguna duda, que lo pruebe, se le quitarán las dudas de golpe.

A la segunda también vamos a buscarle las vueltas. Más, al empresario le cuesta un porcentaje más que sale de su beneficio, o sea, el trabajador gana más, el empresario paga más y gana menos y el estado recauda más a la vez que justifica más impuestos para hacer frente a un gasto que no solo no soporta, si no que le beneficia. Y, como es lógico, los empresarios protestan. Sobre todo los pequeños y medianos empresarios, esos que, siendo autónomos por obligación, tienen que buscar la forma de financiar algo que en muchos casos no tienen de donde detraer y que, además, no tienen  acceso a los beneficios fiscales de las grandes empresas. Pero eso no importa, porque al ser empresarios, para una gran parte de la población, son insolidarios, millonarios y explotadores. Así los presenta el imaginario que ciertas ideologías manejan y que difícilmente se corresponde con la realidad, a poco que se tire de libros y resultados.

Así que nos encontramos con una tesitura en la que nada es verdad, ni nada es mentira, ni nada es del color del cristal con que se mira, salvo para los que llevan una retina deformada por alguna ideología, una gran parte de la sociedad, desgraciadamente.

Podríamos entonces convenir en que todos los actores sociales intervinientes en la trifulca tienen razón, casi todos. Los trabajadores porque el SMI es insuficiente para vivir de una forma mínimamente digna. Los empresarios porque el estado se aprovecha de su posición para gravar sus beneficios a cambio de nada. Bueno, de nada no, de propaganda para la ideología del demagogo de turno. Los autónomos porque a ellos nadie les garantiza nada, y los jubilados porque su pensión es inferior a ese baremo de supervivencia que los gobernantes se sacan de una chistera sin fondo, sin forro y sin vergüenza.

Aumentar el SMI es imprescindible. No gravar a los pequeños y medianos empresarios para lucirse es de justicia. Igualar las pensiones mínimas al SMI es de sentido común. Extender el beneficio a los autónomos es, simplemente, aplicar una justicia igualitaria. Y lograrlo, lograrlo es el problema con un sistema poco interesado en las soluciones reales y muy pendiente de las alharacas ideológicas, que es para lo que está montado.

Ni la derecha, preocupada por favorecer a las grandes fortunas y a las grandes empresas, está interesada en que el SMI sea otra cosa que un parámetro vendible, ni la izquierda, preocupada en exprimir al mediano y pequeño contribuyente mientras dice que su objetivo es el grande, está interesada en que el SMI sea otra cosa que un parámetro vendible.

Para que el SMI fuera un parámetro coherente tendría que calcularse de forma que realmente supusiera una estimación fiable del costo real de la vida por individuo, en base a los verdaderos costos de las partidas fundamentales. En ese momento, además, serviría como base referencial de otros muchos indicativos económicos y permitiría la elaboración de una fiscalidad con vocación de justicia distributiva. Podría analizarse el enriquecimiento, definir la acaparación, analizar los beneficios empresariales y referenciar tantos otros parámetros fundamentales para una justicia distributiva en SMIs. O sea, nada que interese a nadie.

Y no interesa a la derecha porque tirará del famoso mito de que con un sistema realmente distributivo se alimenta a los vagos, y a los pícaros que buscaran la forma de cobrar sin trabajar, que haberlos haylos y suelen ser los que más protestan, falacia fácil de desmontar si el interlocutor tiene algún interés más en el tema que el de defender una posición ideológica o repetir imperturbable los mantras aprendidos sin necesidad de demostrarlos ni de demostraselos a sí mismo. Y no interesa a la izquierda, porque siendo una suerte de derecha camuflada, de contra derecha, no necesita pensar en nuevos sistemas, cuanto menos de ponerlos en marcha, o simplemente pensar, si para lo que realmente quiere, que nada tiene que ver con una justicia distributiva, no necesita devanarse los sesos y lo puede obtener empobreciendo a los demás subiendo los impuestos y aumentando el déficit, que ya vendrán otros que lo paguen con el dinero que no es de nadie.

Realmente, como bien decía al principio, me preocupa esta sociedad de monos que no ven, no escuchan, y son incapaces de hablar para pedir: libertad, igualdad y fraternidad reales. Una sociedad capaz de mirar con equidad a sus miembros y proyectarse hacia un futuro de esperanza. Una sociedad basada en valores diferentes al enriquecimiento, el poder, el acaparamiento y la competencia. Ya sabéis, hablando cómodamente, una utopía.

LA MISIÓN DE LAS PYMES EN LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL

¿Cómo pueden las pymes contribuir directamente a la reducción de la pobreza en los países en vías de desarrollo si  su principal contienda foránea es la hegemonía de las grandes multinacionales, e internamente el sistema económico está más interesado en la promoción de microempresas o startups?

Mar Outsiders (Campillo) ♦ Periodista

 

Martes, 20 de agosto de 2019

No podemos abandonar la cooperación global, pero necesita una actualización

Una mujer sudanesa del sur se dirige al asentamiento de refugiados Bidi Bidi en el noroeste de Uganda. Imagen: Edward Echwalu / ECHO

El sistema de cooperación global está bajo presión:

https://www.weforum.org/agenda/2018/09/steering-the-world-toward-more-cooperation-not-less

Más allá del papel público en la cooperación internacional, la ayuda al desarrollo de los agentes locales fuera de nuestras fronteras es una tarea responsabilidad de todos.

Esperamos que sean los Gobiernos quienes por sí solos sean capaces de poner en marcha un plan de contingencia ante la avalancha de seres humanos que intentan llegar a Europa, cuando la magnitud del problema nos concierne a todos nosotros, uno a uno.

En el origen comienza el remedio. Yo lo sé porque lo he vivido en primera persona como cooperante en Marruecos y Uganda.

El papel de lo público-privado no termina en las agencias de cooperación, ni en las ONGs. ¿Cómo y hasta qué punto los acuerdos de los convenios público-privados pueden transferirse al crecimiento de países en vías de desarrollo? ¿Realmente son transferibles? ¿En qué vía de desarrollo? Y: ¿qué tipo de instrumentos y herramientas son movilizadas para impactar directa o indirectamente en esas economías?

Desde la PYME podemos pensar en áreas muy diversas como comunidades de desarrollo local, pequeñas empresas de promoción, microemprendimiento, microfinanciación,  empoderamiento de las mujeres, promoción de ingresos a través de actividades generadoras, etc.

Lo que me he encontrado en la perla de África es un espejismo desolador

A la luz de la globalización de la economía mundial en los últimos años, las pequeñas y medianas empresas de muchos países, han adoptado nuevas formas y métodos de cooperación exterior, con el fin de participar en el sistema de economía internacional, mejorando su capacidad de participación efectiva en los mercados de todos los países.

De un lado, todos los gobiernos del mundo “avanzado” intentan construir nuevas redes comerciales internacionales. Del otro lado, los gobiernos de los países “receptores” buscan asociaciones de innovación y colaboración futura. Los intereses de los pueblos en vías de desarrollo están en el conjunto de esos dos diagramas, cuya intersección es un CONJUNTO VACÍO. Nadie quiere perder, todo es inversión, comercialización, mercado…

El comercio internacional nunca será justo ni existirá la equidad. Estamos cometiendo los mismos errores y los gobiernos de los Países en vías de desarrollo echan sus redes a la cooperación internacional para acceder a fondos que no pueden autogenerar.

Caddy Adzuba: «Nosotras morimos para que ustedes puedan tener sus smartphones»

Cuando Caddy Adzuba recogió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2.014, habló claro: “Permitidme pedir cuentas a ciertas empresas multinacionales que, en la búsqueda de sus intereses, han contribuido a asolar a sangre y fuego la República Democrática del Congo (…) En todos los países donde hoy en día hay conflictos, se esconden intereses económicos sobre recursos escasos: Siria, Iraq, Colombia, el Congo…

¿Por qué estas guerras? Las causas son múltiples: países víctimas de la inmensa riqueza de su subsuelo, empresas multinacionales sin escrúpulos; sectores que financian por intereses económicos, gobiernos interesados…

 

 

¿Se puede evitar un enfoque de arriba hacia abajo para la entrega de ayuda internacional evitando incluso los gobiernos locales y regionales? DIFICIL: en este momento sigue habiendo  actores clave. La Asociación de Cooperación para el Desarrollo, y objetivos de entidades como Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), representa y defiende los intereses de los gobiernos locales en el escenario mundial  organizó un Simposio de alto nivel sobre cooperación al desarrollo en Kampala, Uganda, del 4 al 6 de noviembre de 2015. Brindó la primera oportunidad, tras de la adopción de la Agenda de Desarrollo hasta 2030 bajo los auspicios de la ONU de discutir la implementación de Desarrollo de metas:

https://www.uclg.org/en/media/news/un-development-cooperation-forum-focuses-part-its-work-monitoring-local-level

https://www.linkedin.com/in/mayra-fernandez-696101b0/?originalSubdomain=es
Mayra Fernandez es la directora de VOLCOP, con quien colabora nuestra Red de Voluntarios Universitarios Españoles (R64ONG)

¿POR QUÉ AYUDAMOS EN UGANDA?

La población de refugiados de Uganda casi se ha triplicado desde julio de 2016 y actualmente es de alrededor de 1,5 millones, por lo que es el mayor receptor de refugiados en África y el tercero en el mundo. Si bien su política de refugiados de puertas abiertas es una de las más progresistas del mundo, y los refugiados disfrutan de acceso a servicios sociales, tierras y pueden moverse y trabajar libremente, la afluencia continua está agotando las comunidades de acogida y la prestación de servicios.

La sociedad civil en Uganda está determinada por la disponibilidad de fondos e intereses de los financiadores / donantes: aproximadamente el 95% de todos los fondos en Uganda provienen de fuentes externas. La sociedad civil, y en particular las organizaciones no gubernamentales en Uganda, han desempeñado un papel de vigilancia y han sido esenciales para fomentar la participación política en un espacio político restringido desde la década de 1980. Sin embargo, el ambiente político del autoritarismo y la represión de las voces disidentes ha restringido su libertad.

La Asociación Nacional de Organizaciones de Mujeres en Uganda y el Centro de Recursos de Género de Uganda están haciendo campañas exitosas que inciden en las reformas legales para la abolición de la mutilación / ablación genital femenina, por la criminalización de la violencia doméstica y por la aprobación del proyecto de ley de matrimonio y divorcio. El movimiento de mujeres es considerado por algunos como uno de los movimientos sociales más autónomos, activos y coordinados en Uganda. Las organizaciones de mujeres se han convertido en una plataforma importante para el reclutamiento y la capacitación de nuevos líderes políticos que forjan su entrada en posiciones de poder político formal y la sociedad civil ha sido un espacio importante para la articulación y representación de los intereses de las mujeres y para la acción colectiva en Uganda.

La clave de este nuevo enfoque de desarrollo está en las PYMES y la entrega de infraestructura a pequeña escala a nivel de aldea

Estas necesidades van desde el suministro de agua y saneamiento hasta equipos para las escuelas, componentes para carreteras, material médico, herramientas, energías renovables y seguridad alimentaria. Las PYMES están en una posición única para ayudarnos, por ejemplo, con la experiencia en ingeniería que actualmente no está disponible entre las ONG que trabajamos en Uganda, o nos puede enviar su stock….

Cada PYME puede hacer su propia campaña directamente con la aldea cooperativa de VOLCOP,  barrio marginado de Fort Portal, contribuyendo directamente a la reducción de la pobreza, y a la ayuda a los refugiados que son recibidos de forma masiva.

 

 

El destino de los dioses

♦ Director-Editor de plazabierta.com

 

Domingo, 18 de agosto de 2019

Para muchas personas nuestro destino esta escrito, viviendo con una resignación todos los acontecimientos negativos de la vida. “Dios lo quiso”, “esa era su destino”, “es mi sino”, son algunas de las frases más comunes para aceptar lo acontecido como si todos tuviésemos escrito en algún sitio todo cuanto vivimos.

Aceptar esa concepción de la vida me resulta cuanto menos absurdo, además de irracional, eso sin entrar a valorar una concepción tiránica de la Divinidad, en contraposición a la limitada existencia del ser humano, porque un Dios que impone un destino no sería más que la representación de un poder tiránico. 

 Tal aceptación del destino ha llevado a las religiones a hacer del poder divino un baluarte del control de sus fieles, preocupados más por temor del castigo divino que de lo divino de la vida, en su más amplia concepción, es decir, vivir con orden y libertad, dado que el desorden conduce al libertinaje y éste al caos. Hasta el punto de convertir a Dios y de cuanto le rodea en un merchandising con prolijos rendimientos económicos para hombres que dicen ser siervos de Dios; incluso pactando con el poder civil para el control de mentes habidas de la droga de las religiones.

Me viene al pelo ese pasaje del Evangelio de S. Mateo 21:12 que dice así: «12 Jesús entró en el templo y echó de allí a todos los que compraban y vendían. Volcó las mesas de los que cambiaban dinero y los puestos de los que vendían palomas. 13 «Escrito está —les dijo—: “Mi casa será llamada casa de oración”;[b]pero ustedes la están convirtiendo en “cueva de ladrones”»

Y el hombre ha vuelto a sus orígenes, cuando adulaban a dioses hechos de piedra y sacrificaban en el peor de los casos a una virgen en ofrenda por un año de buenas cosechas. De la misma manera hoy se enciende velas con formas de las diferentes partes de la anatomía humana enferma y sanada por un milagro, denominados exvotos. Recuerdo las ofrendas a San Antonio de mi suegra cuando no encontrábamos algo, aunque en este caso sí funcionaba, a pesar de que el donativo algunas veces superaba el valor de lo extraviado. 

En fin, al final la relación con Dios se convierte en un mercadeo a través de ofrendas por un mejor destino. “Dios mío si me curas la enfermedad que tengo salgo de rodillas en la procesión del Viernes Santo”… que está bien y respeto profundamente, allá cada uno con su forma de vivir. En definitiva, promesas a cambio de una mejor vida para nosotros y para los nuestros.

No pretendo convencer con mis argumentos, sino, sólo decir que, si hay alguien que piensa como yo que sepa que no se encuentra solo o sola. Pero, pidiendo disculpas de antemano, aunque mi intención no es ofender, un Dios como máquina expendedora de milagros me resulta un dios muy pequeño, porque no voy a ser yo quien niegue los milagros, pero de ahí a “toma y dame”, no, no lo acepto.

No acepto esta figura de un dios que pasa de ser tirano a dadivoso, en un chasquido de dos. Un dios que impone un destino que maneja a su antojo y en función de las ofrendas que reciba, me parece una historia más digna de una mente humana que de una divina. 

Y… ¿cómo es mi Dios?. Aquí, como he dicho en otras ocasiones, habría que entrar en profundidades muy profundas porque mi Dios no tiene cara y mucho menos una abultada melena y barba blanca que llega hasta sus pies, donde nos encontramos postrados todas las almas esperando el juicio final. Mi dios no tiene espada. Mi Dios es todo lo que me rodea, eres tú, es la vida, es el todo y es el nada,  el principio y el fin, en constante cambio, es el universo, los universos, la energía y la materia…la globalidad de todas ellas, no sé si me entendéis. 

Un Dios así no puede imponer barreras, porque Él no las tiene. Somos el resultado de nuestro libre albedrío, de la causalidad entendida como relación causa-efecto y del orden y prioridad que damos a nuestras acciones. Orden como manifestación de nuestra sabiduría, y del equilibrio para saber de que lado queremos estar, ¿del bien o del mal?, o lo que es lo mismo, del lado del humanismo o de la tiranía.

Lo más fácil, claro está, es mejor escudarnos en decir: “este es mi sino”

 

Mi universo

 

Sábado, 17 de agosto de 2019

© ÁngelaZ´19

Dicen que el universo está sembrado de majanos; alguien con el epílogo colgado del cuello, acumuló toda la materia sobrante en una cantidad innumerable de pequeños montículos llenos de huecos y espacios redondos y húmedos; el Paraíso nombrado por todos en la seca garganta de la credulidad. El abandono cubrió aquellos lugares de una fina capa de vanagloria; el primer germen de una vida giroscópica. Ignoro lo que sucedió a continuación, pues parto de una cantidad ingente de incongruencias que sólo me conducen a la obviedad de mi propio reflejo.

Sabes… ¿quién guarda el oro de los españoles?

Amparo Perianes ♦ Redactora Plazabierta.com

 

Viernes, 16 de agosto de 2019

 

 

Las reservas de oro del Banco España, más de cinco mil lingotes y alrededor de dos millones de monedas de oro, se encuentran a ocho pisos bajo tierra en una cámara acorazada con un interesante sistema de seguridad que en sus ochenta y tres años de existencia no ha sufrido ningún intento de robo

Para bajar a esa profundidad, a 48 metros bajo tierra del centro del edificio, concretamente donde se ubica la Sala de Operaciones del banco, hay que superar unas increíbles medidas de seguridad que su arquitecto  José Yarnoz Larrosa ideó y que a día de hoy impresiona.

En primer lugar hay que superar una puerta acorazada de 16 toneladas de peso, necesitando dos llaves para abrirlas que se encuentran custodiadas por importantes cargos del banco. Le sigue un túnel vertical de 36 metros, por el que se baja a través de un ascensor y, tras una nueva puerta blindada aparece un foso con una pasarela retráctil, siendo el último obstáculo para llegar a la cámara del oro, detrás de la cual se encuentra el impresionante tesoro.

Pero, si todas estas medidas de seguridad no te han parecido suficiente, el increíble ingenio que hace que nadie pueda acceder al interior de la cámara acorazada, es que, ante cualquier intento de forzar la puerta de acceso saltarían las alarmas y su interior, una sala de 1500 metros cuadrados se inundarían de agua proveniente de la mismísima Diosa Cibeles, mejor dicho de la fuente a ella dedicada,  en la intersección de la calle de Alcalá con el paseo de Recoletos y el paseo del Prado. 

Así que, la repuesta a la pregunta, quien guardia el oro de los españoles, la respuesta sería: la mismísima diosa Cibeles, madre de Zeus.

A ver quién se atreve con ella…

Romper estereotipos y barreras.

Oda Sales ♦ Ilustradora Plazabierta.com

 

Jueves, 15 de agosto de 2019

 

 

Hugo rompe cadenas y se perfuma de libertad

“Bueno, a mi me gustaría saber porqué la gente lleva ropa?
Lo mismo que llevan ropa, yo me la quito.
Yo pienso, porqué no ir desnudos por la calle…es como romper algo, y a mi me gusta romper”
(José Pérez Ocaña)


.

Los viejos selfies

Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española

 

Miércoles, 14 de agosto de 2019

 

Hola papá:

 

Hace ya meses que hablamos por última vez, hace ya meses que mi falta de tranquilidad, mi imposibilidad de sentir el duelo a la que estoy sometido por las cuestiones mundanas, tú ya sabes de qué te hablo, ha medio cegado esta vía de comunicación de la que nos hemos valido durante tu enfermedad. Esa enfermedad tantas veces negada y en la que tanto hemos sufrido durante tu última etapa.

Supongo que habrás visto al Tío Julio. Fíjate, la de cosas que superó durante su vida y ha sido incapaz de superar tu muerte. Me lo decía Alma, no levantó cabeza desde que se enteró de que habías muerto, pero ya estáis los tres ahí, los tres de mi infancia y casi adolescencia: Mamá, el tío y tú.

No te voy a contar muchas cosas de las que aquí han quedado, son excesivamente penosas y no nos aportan nada a ninguno de nosotros, solo, si te acuerdas, dile a mamá que cuanta razón tenía respecto a ciertas personas, cuanto odio, cuanta rabia, cuanto pensamiento negativo pueden albergar algunos seres humanos. Como ella bien decía es imposible ser feliz cuando solo se tienen pensamientos negativos hacia los demás.

Pero quiero centrarme en lo que quería contarte. A ella le escribiré cuando consigamos desentrañar toda la miseria que aquí nos ha quedado.

Llevaba tiempo intentando escribirte, pero siempre he roto todo lo que escribía. Eran palabras tristes y sin contenido, palabras que no tenían otro mensaje que la queja o el retrato de una situación sin pies ni cabeza, y para eso, ya me basto yo. Además supongo que donde estés habrá un filtro para evitar que las cuitas y miserias de este mundo lleguen a contaminar ese.

Nada, que me enrollo. El motivo principal de esta carta, en realidad la necesidad de poder hablar contigo es realmente el principal, es una foto. Una foto trucada e inesperada. Una foto que al recibirla me turbó de tal manera que tardé un tiempo en recuperarme, una foto tuya que nunca te hicieron a ti.

Ya sabes que en estos tiempos, aunque a ti ya prácticamente no te pillaron, todo el mundo usa los teléfonos móviles para sacar fotografías, incluso se ha puesto de moda hacerse fotos a uno mismo y se llaman “selfies”. Sí, claro que me acuerdo papá, como no, de cuando usabas los carretes de 36 fotos para todo un verano, o para un viaje, porque luego había que llevarlas a revelar y costaban una pasta, y además a veces pagabas por revelar fotos que ni se sabía que habían reflejado, o las veladas, que daban aún más rabia. En estos tiempos que corren la cosa es distinta, treinta y seis fotos se hacen en un pispás, se revisan en el momento y se borran las que no sirven. Y es que los tiempos adelantan “que es una barbaridad”.

Bueno, pues no queda ahí la cosa, ahora resulta que esas fotos se pueden manipular usando programas especiales. Que si las retocas, que si les pones un filtro de color, que si las conviertes en dibujos, que si… que sí, que se puede hacer todo eso y más. Tanto más se puede hacer que uno de esos retoques es la causa de estas letras.

Uno de esos programas que te comento envejece aparentemente a las personas. No te puedo explicar cómo, pero lo hace. En la mayor parte de las ocasiones se limita a añadir alguna ojera, algún descuelgue y alguna arruga para lograr el resultado de una vejez previsible. O eso es lo que yo creía y había visto, hasta que el otro día tu nieto me mandó una foto suya que había pasado por el dichoso programita. Tardé en entender la foto. Tardé en recuperarme de la impresión que me produjo. La foto de Yago envejecido era una foto tuya. Esta vez el programa había tirado de genes.

Siempre hemos sostenido que Yago se parecía más a la familia de Isabel que a nuestra rama. Es más, si lo miras ahora, sin el filtro, difícilmente aprecias en él ningún rasgo tuyo.  Pero parece ser que el programita en cuestión no se sintió aludido por nuestra perspectiva y envejeció a Yago hasta lograr un retrato de su abuelo, un retrato más tuyo que de él.

Te lo envío para que lo veas. Tal como ya he avisado a la gente, yo no pienso pasar ningún retrato mío por el tal filtro, primero porque cuando uno ya tiene arrugas propias a lo peor el programa se las borra, o sea que el envejecimiento de la vejez resulte un rejuvenecimiento, pero segundo, y aún más importante, porque después de la experiencia de Yago no quiero ver mi foto convertida en alguien a quien recuerde. Y es que, en contra de lo que piensan muchos, no siempre todo lo que se puede hacer, apetece.

Un beso papá. Hasta la próxima. Saluda a los que estén contigo.

GÉNERO

Parafraseando a Paul B. Preciado: no soy mujer ni hombre; ni lesbiana ni heterosexual. Tampoco bisexual. Soy una disidente del sistema sexo-género. Y me sublevo porque me importa una “M” el capitalismo tecnocientífico.

 

 

 

Mar Outsiders (Campillo) ♦ Periodista

 

Martes, 13 de agosto de 2019

Hace algunos años, conocí a un directivo de una gran multinacional implantada en Suiza, que cambió de sexo. Fue despedida tras pasar el tiempo suficiente para que no se «notase» la discriminación laboral. Yo le dije que iba a pasar, no me creyó, era la mejor a nivel mundial en lo que hacía…

“Magdalena Ventura con su marido”, José de Ribera 1631

Creo que estaba en la segunda desconstrucción del rompecabezas de mi personalidad cuando escuché por primera vez hablar sobre Agnes Heller. La dificultad con la que me di de narices fue que cuanto más intentaba reparar en mi personalidad, más difícil me resultaba verla. Para apreciar el mosaico y reconocer el patrón en todas las pequeñas piezas del alicatado, tuve que retroceder. Desde entonces y tras estudiar a Heller, no creo que ni la personalidad ni el yo sean una ilusión. Pero tampoco que podamos encontrar ningún “centro de personalidad» en la mente. De hecho, sospecho que emerge de la interacción de múltiples procesos cognitivos.

Imagen: Germán Maldonado Ramos.
 Procesos cognitivos: ¿qué son exactamente y por qué importan en Psicología?:
https://psicologiaymente.com/psicologia/procesos-cognitivos

El pensamiento de Heller evoluciona desde la voluntad de querer cambiar el mundo hacia la prioridad existencial de cambiarnos a nosotros mismos. Heller exige un compromiso activo del individuo con su yo individual.

Todos podemos decidir convertirnos en un ser humano íntegro, un ser humano no solo capaz de distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, sino también interesado en hacer lo correcto y actuar con justicia; un ser humano no insensible a la responsabilidad de las generaciones posteriores.

Heller modifica los cambalaches, a menudo engañosamente transformados, de Nietzsche encerrados en el famoso «conviértete en quien eres«, exponiendo tanto el contenido como el tiempo en sus palabras, interesándose en llenar el vacío Übermensch de Nietzsche con honestidad ética.

Ser humano implica finalidad, humildad y falibilidad. Al mismo tiempo, la humanidad depende de la práctica del pensamiento reflexivo, para ser más que una simple vida. Heller está de acuerdo con Adorno en que la inteligencia también es una categoría moral. Pero para ella, al final, solo la elección de cada uno de nosotros individualmente puede salvaguardar que la iluminación no se convierta en una barbarie radical.

Retomemos la proposición, «conviértete en quien eres» (que el padre de Lou Andreas Salomé antes de morir, le anotó en una postal): exige una maniobra de autoconocimiento sin trampas. Y para ayudarse a mejorar la conciencia de sí misma y descubrir su propia identidad, con el fin de impulsar el desarrollo de los propios potenciales, Lou se alimentaba de los cerebros de los hombres más célebres de la época.

ORACIÓN A LA VIDA: Un poema de Lou Andreas-Salomé con música de Nietzsche
https://www.youtube.com/watch?v=kr66Ofz8lMQ

En este entre yo y yo, y en medio de B. Preciado, Lou Andreas Salomé y Heller, me encontré con Deleuze y su “Queer Theory” y, por supuesto, a San Foucault. Seguí estudiando (leyendo) sobre la teoría queer, (que conecting mucha people), y llegué hasta Annamarie Jagoseen, quien no hace una sola mención a «Derrida» (o a su famosa «deconstrucción»), siquiera en el subcapítulo «El contexto postestructuralista queer» de su libro de 1.996, (se podría pensar que Derrida no solo llegó tarde a la fiesta, sino que nunca estuvo allí).

Después de realizar todas las prácticas y de leer todos los estudios, llegué a la pregunta del millón: ¿quién soy yo y cómo me he visto influenciada por los estereotipos? Concluí que existen otras posibilidades, no sólo de identificarme sino que también de ver el mundo. Mi idea era cuestionarme, auto-observarme, y con suerte ver más allá de los estereotipos llegando a mi subconsciente (sí, me leí todo Jung).

¿Quiénes somos los disidentes del sistema sexo-género?

En principio somos quienes encontramos profundas limitaciones en el sistema sexo-género para explicar la diversidad.

Socialmente, no existe la neutralidad sexual pero sí los estereotipos negativos de género.

ACLARANDO NOCIONES

La orientación hacia personas del mismo sexo puede manifestarse de tres maneras: atracción, comportamiento y / o identidad. Pero no todas las personas con atracción y / o comportamiento hacia el mismo sexo quieren o pueden identificarse como homosexuales, lesbianas, o bisexuales y ser abiertas sobre esto. Estas personas a menudo se declaran hombres que tienen sexo con hombres o mujeres que tienen sexo con mujeres.
Además de las variaciones en la orientación sexual, las personas pueden variar en su identidad de género. A veces, la identidad de género sentida no se corresponde con el género / sexo (masculino o femenino) asignado al nacer. Algunas de estas personas desean vivir en el otro rol de género, solo en expresión, y otras también físicamente a través de una transición corporal al otro género con hormonas y / o cirugía.
Hablamos de personas transgénero, o cuando la cirugía se realiza a personas transexuales, para referirnos a estas variaciones de género. Las personas transgénero pueden tener todas las orientaciones sexuales y, por lo tanto, pueden identificarse como heterosexuales, lesbianas, homosexuales o bisexuales, pero también como transgénero o queer, o sin dicha etiqueta.

No pasa nada por no identificarse con los géneros o identificarse con todos y si pasa por Valladolid es el Pisuerga…

¡PERO SI YO SOY YO!: UN YO QUE HUYE DEL NEOCARTESIANISMO PARA VIVIR SU IDENTIDAD PERSONAL ¿Por qué nos parece que las personas son unas realidades duraderas que gozan de una identidad determinada y absoluta?- la respuesta parece depender del hecho de que al conocimiento humano le pasan inadvertidos cuáles son los procesos físicos, fisiológicos y sociales que son responsables de su formación. Y ello sucede así en los diversos niveles de lo que laxamente llamamos conciencia.

La modularidad de la mente: un ensayo sobre la psicología de las facultades: https://books.google.es/books?id=ISgIzxoFgikC&pg=PA22&lpg=PA22&dq=neocartesianismo&source=bl&ots=rlorelCGj4&sig=ACfU3U0eAQxE5opqIh7rbxESTEL5f5lIZA&hl=es&sa=X&ved=2ahUKEwiwpqCl5vjjAhWyAWMBHb3pCGAQ6AEwFHoECAgQAQ#v=onepage&q=neocartesianismo&f=false

El Martes que viene os escribo sobre lo que estoy viviendo en África central estos días. Me acuerdo mucho de aquella serie de Carmen Sarmiento: https://www.youtube.com/watch?v=IWxoWUGcinE

Entrevista a Fernando Sánchez Turrión

La importancia del mindfulness en nuestras vidas

 
Amparo Perianes ♦ Redactora plazabierta.com

 

Lunes, 12 de agosto de 2019

Después de más de dos años al lado de este gran maestro de vida, he aprendido lo importante que es prestar atención a todo aquello que nos rodea, intentando disfrutar o hacernos amigos de nosotros mismos, de la vida, de cada instante, no me he resistido a descubrir quién es Fernando Sánchez Turrión y mostrarlo a quien tenga interés en la práctica del mindfulness.

Fernando Sánchez Turrión

Fernando nació en Bilbao en 1967. Inició sus estudios de Física en la Universidad del País Vasco en 1985. Se trasladó a Salamanca en 1987, donde finalmente se licenció en 1998 después de haber cursado también un año de Biología. Cuenta con un título de postgrado: Experto en lenguas y culturas de India e Irán.

Comenzó a practicar hatha yoga en 1991 y a impartir sus primeras clases en 1992, actividad en la que no ha cesado desde entonces. Obtuvo el título de profesor de yoga a través de la Asociación Internacional de Profesores de Yoga Sananda en 2006, año en el que comenzó a hacer una aproximación al mundo de la psicología por su propia cuenta, especialmente a la psicología transpersonal.

Practica meditación desde hace veinticinco años. Lo último: mindfulness, y en concreto MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction, Reducción del Estrés Basada en Mindfulness), MSC (Mindful Self-Compassion) y MBCT (Mindfulness Based Cognitive Therapy).

Es Trained Teacher del programa MSC y Teacher in Training del programa MBCT. Actualmente dirige Satya Mindfulness, Escuela de Mindfulness, Yoga y Compasión.

Ha publicado tres libros: Rugidos de almas (Mandala, 2007), Vibhuti, en lotos y cenizas (Dédalo, 2009) y Los discípulos del señor Pez, perfiles de un yoga imaginario(autoedición, 2011).

Sentados en una terraza de una conocida cafetería de Salamanca, me siento con Fernando e iniciamos esta interesante entrevista de este experimentado profesor de mindfulness.

Por todas partes se habla del mindfulness, pero ¿de qué se trata?

Así es, es algo que se escucha cada vez en más círculos, pero que quizá no se logra comprender bien del todo. Históricamente el término mindfulness fue acuñado por el estudioso de la lengua pali T. W. Rhys Davids, una lengua emparentada con el sánscrito que se hablaba en la India antigua, hacia finales del siglo XIX. El término hace referencia al manejo y uso que se le puede dar a la atención según la meditación budista. De hecho, el séptimo paso del camino budista es la recta atención, sati. Este término, sati, es el que habitualmente traducimos por mindfulness. En castellano nos referimos a él como atención o conciencia plena.

¿Es cuestión entonces simplemente de estar atento?

Eso es sólo una parte; de hecho, una parte muy pequeña. Ante todo mindfulness hace referencia a una forma muy concreta de experimentar las cosas. Podríamos decir que mindfulness es experiencia atenta, experiencia en primera persona. Resaltamos esta cualidad de primera persona que tiene la experiencia. Esto quiere decir que no es lo mismo hablar de mindfulness que experimentar el estado de mindfulness. Lo podemos comparar al sabor de una manzana, por ejemplo. Para conocer cuál es el sabor de la manzana tienes que probar la manzana. Ninguna explicación, por muchas palabras que tenga, puede sustituir al sabor de la manzana. Mindfulness es el sabor de esta experiencia en primera persona cuando uno comienza a estar atento a lo que está pasando momento a momento.

¿Deduzco entonces que no es una idea tan moderna como podemos pensar?

Digamos que las prácticas de mindfulness son técnicas antiguas vestidas con ropajes modernos. Hay que tener en cuenta que este tipo de meditación se ha practicado durante siglos, siempre en el contexto de ciertas tradiciones contemplativas, no sólo en el marco del budismo. El mindfulness, tal como lo entendemos hoy día, también bebe de otras tradiciones y de otras prácticas, como el yoga, por ejemplo.

¿Es entonces un tipo de meditación?

Podríamos decir que sí, pero con algunos matices. En esencia, como he comentado, muchas de las técnicas de mindfulness se basan o están inspiradas en antiguas prácticas contemplativas. Sin embargo, estas prácticas se realizan fuera del contexto de las tradiciones de las que proceden. Nos hemos quedado con las herramientas después de haberlas sacado del contexto, en muchos casos dogmático y metafísico, de estas tradiciones. Y esto, en mi opinión, es un gran avance, ya que nos permite acercar estas técnicas tan valiosas a toda la población, sin necesidad de pertenecer a una determinada escuela o dogma, y sin tener que dar por sentados determinados presupuestos metafísicos. Claro que esto también tiene sus riesgos, como la comercialización excesiva del mindfulness o la falta de ética en su aplicación, algo que ya se está denunciando en algunos círculos.

Por tanto, nos quedamos con la fenomenología, con la experiencia en primera persona que comentábamos antes, ya que eso es a ciencia cierta algo de lo que sí podemos dar cuenta en todo momento.

¿Y cómo se produjo este proceso de descontextualización? ¿Cómo surgió la idea en el mundo moderno?

Aquí tenemos que hablar del artífice de lo que hoy conocemos como mindfulness, de Jon Kabat-Zinn, profesor emérito de medicina de la Universidad de Massachusetts. Él era un gran entusiasta del yoga y del budismo y eso le llevó a aplicar estas técnicas a personas con dolor crónico en la década de los 70. Fundó la Clínica de Reducción de Estrés en dicha universidad. En concreto, creó un protocolo, un programa estructurado de 8 sesiones, un día a la semana, que incluía todas estas técnicas y los resultados fueron francamente positivos. Es lo que se llamó programa de Reducción de Estrés Basado en Mindfulness, o MBSR por sus siglas en inglés, que está funcionando perfectamente en todo el mundo desde 1979, siendo uno de los protocolos de mindfulness sobre los que más investigación se ha realizado.

Tengo entendido que estas prácticas son útiles para muchos otros problemas.

Ésa ha sido una de las consecuencias del éxito de este programa pionero, aunque no me gustaría referirme a los avances en mindfulness en términos únicamente utilitarios. Es cierto que ha habido una gran explosión de estas técnicas debido a sus beneficios para regular el estrés, las emociones, la ansiedad, el estado de ánimo; de hecho, se han creado muchos otros programas que se basan en el MBSR para trastornos específicos. Tenemos que dar un voto de confianza a toda la investigación que se está realizando, y que ha crecido exponencialmente en las últimas tres décadas. Por ejemplo, tenemos el programa MBCT (Mindfulness-based Cognitive Therapy), desarrollado por los Drs. Williams, Teasdale y Segal, que ha demostrado ser tremendamente útil para la prevención de recaídas en depresión, con una eficacia similar a la de la medicación antidepresiva. Tenemos otros programas también muy útiles para personas con adicciones, etc.

Todo esto es fantástico, y la investigación sigue creciendo, pero me gustaría resaltar que lo que buscamos con la práctica de mindfulness es algo que va mucho más allá de la reducción de unos pocos síntomas.

¿De qué se trata entonces?

Yo diría que se trata de un cambio de perspectiva, de una forma diferente de ver las cosas y, en definitiva, de una forma diferente de vivir y de ser. En mis clases muchas veces digo que se trata de crear espacio, pero no un espacio físico-literal, obviamente es una metáfora, sino un espacio de consciencia, una perspectiva interna desde la que uno tiene una mayor libertad de acción. En este lugar uno deja de ser un autómata, uno deja de reaccionar de forma compulsiva, uno deja de ser una marioneta de las circunstancias, para pasar a responder de forma creativa y sabia a los estímulos, también a las situaciones difíciles. En cierta forma uno pasa a tener cierta libertad de elección. Ante un enfado o en una fuerte discusión con alguien, por ejemplo, ya no eres presa fácil de las emociones, de la frustración, de la ira, de la rabia. No es que no las sientas o no las vayas a tener. Más bien dejas de identificarte tanto con ellas, las ves venir, te haces amigo de ellas, surfeas la ola emocional en lugar de sucumbir automáticamente. En dos palabras, pasas de ser víctima a ser un aprendiz de la vida. Y todo ello aderezado con un toque de benevolencia, de buena voluntad, que te hace ver las cosas desde tu lado más amable. Sonríes ante la dificultad en lugar de apretar los dientes. Pero, claro, todo esto requiere cierto entrenamiento. Volvemos así a la práctica.

¿Se puede uno entrenar para ser amable?

Sin ninguna duda. Al igual que la atención, que es la base del mindfulness, esta amabilidad, bondad y generosidad naturales se pueden entrenar. De hecho, todas estas cualidades son la base de la compasión, un elemento también muy importante en el camino budista. En realidad estos dos términos se complementan, mindfulness y compasión, y según todos los expertos no puede haber un entrenamiento verdadero en mindfulness si falta la compasión. Tradicionalmente decimos que son las dos alas del pájaro de la sabiduría. Entendemos la compasión como el deseo natural de que todos los seres estén libres de sufrimiento y la motivación por aliviarlo. Hay por tanto aquí un componente activo muy claro. Y esto también nos lo podemos aplicar a nosotros mismos, podemos aplicarnos esta compasión así entendida cuando sufrimos. Esto es lo que ha tratado de estudiar la investigadora pionera Kristin Neff: cómo es esta experiencia “autocompasiva”, cómo se puede cultivar esta cualidad y qué consecuencias tiene para el individuo. Como era de esperar, la investigación ha venido a ratificar algo parecido a lo que ya hemos encontrado con mindfulness, una mejoría en el bienestar general, mayor satisfacción vital y mayor conexión social, entre muchas otras cosas. Además, Kristin Neff ha creado junto al psicólogo clínico Chris Germer el protocolo MSC (Mindful Self-Compassion), basado en el MBSR, para cultivar la habilidad de la autocompasión con muy buenos resultados. Nosotros lo estamos aplicando en Salamanca desde hace tres años.  

Hablábamos antes de comercialización. ¿No se tratará tan sólo de una moda pasajera?

En gran parte es una moda. Pero ¿qué no fue en su día una moda? Miremos donde miremos, todo empezó así en algún momento. Algunas cosas se quedaron, otras no. Es cierto que en el mundo del mindfulness estamos viviendo una gran explosión de programas, de protocolos, de posibles aplicaciones. Es seguro también que no es un remedio para todo o una varita mágica que nos va a resolver la vida. En mi opinión, en muchas ocasiones se sobredimensionan sus efectos, pero es muy posible que en un futuro cercano seamos capaces de separar la paja del grano, aunque ahora haya mucha paja. Tenemos que alentar a las personas que se acercan al mindfulness a que disciernan lo que realmente vale de lo que no. Por todo ello me parece fundamental que las personas que imparten estos programas tengan una buena formación. 

Este me parce un punto importante. ¿Cómo puede saber una persona que se apunta a un curso de mindfulness si éste es de verdad?

Conviene saber quién es el profesor, saber cuál es su formación. Existen protocolos oficiales estandarizados, entre los que están los que ya hemos mencionado antes: MBSR, MBCT, MSC. Hay muchos otros. Pienso que estas formaciones son un aval que garantiza que uno va a ponerse en buenas manos. Recientemente se ha creado la Red Española de Programas Estandarizados de Mindfulness (redprogramasmindfulness.org), en parte con esta finalidad. Por tanto se están dando pasos en esa dirección. Yo personalmente abogo por una profesionalización de la enseñanza del mindfulness. Hay que hacer entender a la gente que no vale cualquier cosa.

¿Pueden ser los psicólogos profesores de mindfulness?

Pueden serlo si tienen una formación en mindfulness, al igual que cualquier otra persona que tenga una formación en mindfulness, salvo para formaciones específicas que se vayan a aplicar a una población clínica. En estos casos si será necesario contar con un profesional con determinado perfil. De hecho, en mi opinión, en muchas ocasiones es mejor no ser psicólogo para trabajar con mindfulness, o quitarse el gorro de psicólogo si uno lo es. Y todo por la sencilla razón de que, como profesionales, no estamos ahí para arreglarle la vida a nadie. Eso ya no sería mindfulness, sino terapia. No somos terapeutas, el mindfulness no es una terapia. Llámalo si quieres intervención psicoeducativa, que es lo que se suele decir ahora. Simplemente estamos tratando de estar al lado seres humanos como nosotros para mostrarles un camino, unas herramientas para que ellos por sí mismos realicen la transformación que necesitan o sean capaces de ver lo que tengan que ver.

Tal vez exista el riesgo de que la psicología se apropie del mindfulness, en parte creo que ya lo ha hecho, pero no necesitamos eso. El mindfulness, la meditación, si se quiere entender así, ha sido patrimonio de las tradiciones contemplativas durante siglos y ahora se acaba de emancipar de ellas para convertirse en una disciplina independiente. Lo único que necesitamos entender es que algo tan básico y elemental como la atención y la amabilidad son cualidades humanas universales que se pueden cultivar en cualquier circunstancia y en cualquier entorno.

Algunos yoguis y profesores de yoga afirman que el mindfulness es una meditación descafeinada.

Es posible. Yo también afirmo que probablemente la mayor parte del yoga que se enseña hoy día en occidente no es más que fitness o algún tipo de gimnasia. Creo que existe ese prejuicio hacia el mindfulness por parte de algunos profesores de yoga, pero no es más que desconocimiento. Yo simplemente les diría que en los programas de mindfulness enseñamos procedimientos y aplicamos consignas y protocolos que ni siquiera remotamente se enseñan en la formación tradicional de la meditación del yoga o del budismo. Y es en estos métodos, protocolos y procedimientos donde está la novedad y el avance que hace que el mindfulness se desmarque de las disciplinas contemplativas tradicionales. En parte, creo, es una cuestión sobre cuál es nuestro criterio de autoridad, pero eso es ya otra historia.

Nunca será tarde para inventar un mindfulness para yoguis.

Para terminar, ¿para quién, por tanto, puede ser recomendable el mindfulness?

Básicamente para todo el mundo, en especial si lo que uno quiere es iniciar un camino de autoconocimiento. Todos aquellos que aspiran a una vida relajada tienen en esta práctica una buena oportunidad para empezar. Si sufres de una u otra forma, como todo ser humano, la práctica de la atención plena te puede ser de gran ayuda. Si quieres estar en conexión con la vida y darle sentido a tu paso por el mundo, el mindfulness es una puerta maravillosa.

Desde aquí me atrevo a afirmar que la práctica del mindfulness, y de la meditación bien entendida en general, puede suponer un paso evolutivo para la espacie. Estamos dando esos pequeños pasos hacia una forma diferente de ser, hacia una forma diferente de reaccionar, una forma que a veces puede parecer completamente anti-intuitiva, pero ahí está la gracia y el valor de estas enseñanzas.

Y ahora que estamos celebrando los 50 años del alunizaje, de ese “pequeño paso para un hombre…”, pienso que eso no es nada en comparación con los millones de pasos que ya hemos dado las miríadas de meditadores anónimos de todos los tiempos con el simple gesto de sentarnos sobre nuestros cojines, sillas y bancos de meditación, meditadores pasados, presentes y futuros. En mi opinión esta es la verdadera re-evolución.   

Hoy, ahora, contigo

Empresario, escritor vocacional y estudioso de la gastronomía tradicional española

 

Domingo, 11 de agosto de 2019

La muerte es solo un instante, un umbral, una esperanza. No se puede hacer del miedo el tamiz de todas las vivencias, no se puede ser feliz con la permanente presencia del mañana incierto. Hay que enfrentarse al instante sin secuelas, a la vivencia con la inconsciencia de quien no ha tenido ni tendrá otras vivencias, al momento con la insaciable sed de quien apura hasta el fondo el recipiente de lo cotidiano. Sin tiempo para pensar, sin necesidad de anticipar, sin ánimo de comparar ni recordar aquello que por ya sido, por porvenir incierto, pueda manchar irremediablemente lo único cierto, hoy, ahora, contigo.

Il tempo

 

Sábado, 10 de agosto de 2019

Es al mirar al cielo cada mañana, antes de salir a la calle para mendigar como niño harapiento, de pelo afeitado al cero, descalzo, de negra mugre y pulgas todo mi cuerpo lleno, cuando soy durante un instante feliz….
Vivo debajo del puente de Saint Jacques, en la pequeña ciudad de Amboise, con tejados de negra pizarra y su hermoso castillo coronando como de un rey todo el valle del Loira…..


….Allí, junto con dos chiquillos más lo comparto todo….o nada, mejor dicho, pues nada tenemos, si acaso los ojos grandes y el estómago siempre vacio…..Francois, el pelirrojo, siempre sonriendo y mostrando los dientes que le faltan, apenas tendrá once años , Denain, con su piel morena, casi negra y su mirada de gato siempre alerta y yo, el niño sin nombre, sin padres, sin pasado….


De mi vida anterior muy pocos recuerdos tengo, casi de pesadilla son: Un lugar blanco y muy brillante, monstruos de hierro produciendo un tremendo ruido, casas enormes y altas que se perdían en el cielo, una sonrisa blanca de mujer, caricias…. y tras eso, un enorme agujero de pura oscuridad…..Después, un abrir de ojos y encontrarme aquí, tumbado en el suelo, bajo la atenta mirada de los que ahora son mi única familia….


-Denain….Crees que estará muerto?…….
-Que va hombre, no ves que está sudando…..lo muertos no sudan. Despierta, despierta tú….!!!
Francois me da un par de tortas en la mejilla y abrí los ojos……
-Lo ves!…no está muerto…..
…De eso han pasado creo que tres años…..
Al principio casi ni hablar sabía….balbuceaba algunas palabras sueltas, sin sentido y me era muy difícil entender a aquellos dos chicos y al resto de la gente que me rodeaba…..
Ahora vamos de iglesia en iglesia…un día a la de Saint Michael…..otro al Sacre Coeur….
….Esperamos a que los distinguidos caballeros y damas, al salir de los oficios a bien tengan por darnos una limosna….
-Ay caballero!, unos centavos para este pobre niño que de hambre se muere……distinguida dama de piel blanca como la nieve, apiádese de este pobre infante de piel y huesos formado!!!!…
…A sus ojos somos invisibles, como la brisa de la tarde….
No sacamos mucho…entre los tres a lo sumo para una hogaza de pan al día…..
Es primavera y toda la Ciudad de Amboise bulle nerviosa ante la llegada del Nuestro Rey soberano Francois I, por Dios puesto para gobernar los destinos de toda Francia….
Durante unas semanas el soberano se ha instalado en el pequeño castillo a la espera de un hombre que de lejos viene, un sabio entre sabios, alguien que conoce todos los secretos que aún no han sido revelados…..He oído a uno de los soldados que aquel hombre viene una ciudad llamada Florencia a nos menos de diez jornadas de Amboise…..
En las calles no se habla de otra cosa y gran parte de la corte de París, con toda su pompa y lujo se ha venido aquí, a orillas de este hermoso río que manso discurre entre álamos….
-Mejor que mejor –dice Denain frotándose las manos- mucha gente rica acudirá a rendir homenaje al rey y seguro que alguna moneda de plata cae seguro, si sabemos poner una mirada tierna claro…..A ver, vamos a ensayar…..
Los tres ponemos los ojos más llorosos y tristes que podemos y nos miramos. No podemos contener la risa y estallamos en un sinfín de carcajadas tirándonos al suelo….
Una tibia noche nos ha sorprendido y cansados nos acomodamos en unos soportales, junto a los caballos atados cerca de la posada de “Le Troi Diables”…..
Mis hermanos se han quedado dormidos pero yo no puedo, una y otra vez, aquellos primeros recuerdos de mi vida dan punzadas sobre mi cabeza….
A lo lejos escucho el ruido presto de los cascos de unos caballos que se acercan….Se trata de un carruaje descubierto, protegido por dos soldados de su majestad, lanza en mano….
En él, un hombre entrado ya en canas, con una gran melena y barba blanca va sentado….Su semblante es serio, como el del que busca algo…..
Me he puesto de pié y he salido del soportal para verle mejor…..Es el gran sabio que el rey espera, sin duda.
-Eh tú niño aparta!!! –dice uno de los soldados gritando y a punto de darme un golpe con su mano-
Aquel hombre, al oir las voces giró la cabeza hacia mí, clavando su mirada hasta lo más profundo de mi alma….
Yo conocía a aquel hombre, le había visto antes muchas veces…..
-Para, para!!! –mandó al cochero-.
Aquel hombre descendió del carruaje y se acercó a mí…..
-Hola! –me dijo esbozando una sonrisa- a tí he venido a buscar a estas tierras de Francia. Me reconoces?.
Yo di un par de pasos hacía aquel anciano gigantón y gran parte de mis recuerdos se abrieron en dos…..
-Le-Leonardo????……e-res tú????…..
-Si Alain soy yo, al fin te he encontrado. Mucho tiempo y en muchas épocas he estado antes de dar contigo y mira es ahora, en mi propio mundo y momento en donde te he hallado…..
…Leonardo, aquel loco hombre que encontré una tarde al salir del cine “Ideale”, después de ver por cuarta vez “Viaje en el tiempo”, mi película favorita……
Estaba en la calle, algo desorientado y diciendo un montón de cosas extrañas a los que pasaban por allí….
-En que época estamos????…….Que año es?????…..Dónde estoy…..????
Nadie le hacía caso, pero yo me acerqué a él y respondí a sus preguntas.
-Señor, estamos en el año 2009 y ésto es París………
Los ojos se le salían de las órbitas y al punto empezó a dar saltos y gritos de alegría……
-Lo conseguí, lo conseguí….!!!!! Me quemarán por ésto pero…..al carajo!!!!!….
Yo no entendía nada pero pude observar como en su mano una esfera de color azul brillaba con una luz tan intensa casi como el propio día…..
El me la mostró orgulloso…..
-Mira, mira que preciosidad, el trabajo de toda mi vida, de la vida de Leonardo, el inventor de inventores…..
-Que es eso señor? –le pregunté curioso-
-Es…es…se acercó a mí y me susurro al oído….una máquina del tiempo……
Mis deseos se hacían realidad…..
-Señor……
-Llámame Leonardo niño…..Leonardo…..
-Yo soy Alain….
-Un placer muchacho….
-Leonardo, de verdad que con esa bola uno puede viajar por las épocas que uno quiera?….a mí me encantan los romanos y……
Un grupo de gente se había arremolinado en torno a nosotros y un par de gendarmes de acercaban…..
-Me llevas contigo inventor de inventores????
El frunció el ceño, como si durante unos segundos sopesase mi pregunta…..
-Está bien, agárrate a mí con todas tus fuerzas y no te sueltes bajo ningún concepto…..
Y eso hice….
Justo cuando uno de los gendarmes dijo llevándose la mano derecha abierta a la sien para saludar….”Hola buenas tardes, por favor, documentación”, Leonardo escribió con su dedo unos signos y símbolos sobre aquella esfera y, en un instante el mundo desapareció, siendo tragados por una especie de negro torbellino que chupó hacia quién sabe dónde…..
….Y en ese instante me solté…….
Una suave lluvia empieza a pintar de brillo de espejo todos los tejados de Amboise…..Leonardo y yo estamos el uno frente al otro…..
-Cuando de nuevo el mundo se hizo real yo aparecí en mi taller de Florencia pero tú, tú ya no estabas conmigo, debiste de soltarte, apareciendo en un lugar muy distante del punto de retorno….ven, te llevaré a casa….
Francois y Denain aún duermen. No quiero despertarles. Leonardo me ha dado cuatro monedas de plata y he dejado dos a cada uno, justo delante de su cara para que cuando despierten, sea la alegría lo primero que vean…..
….Acompañé a Leonardo al Castillo y bajo su tutela y cuidado, durante varios meses, él me enseño todo su saber y la construcción y correcto uso de la bola brillante, que a lo largo de los años había perfeccionado…..
-Ahora podrás viajar donde tú quieras, por fín podrás ver a esos romanos que tanto te gustan…..
-No vendrás conmigo?….
-No Alain, no….a mí me quedan muy pocos días de vida, cuatro para ser exactos……Después quiero que vuelvas a tu tiempo y que cuando hayas crecido des buen uso al mayor de mis inventos…..conoce todo aquello que desees y aprende como yo le hecho…..más nunca reveles a nadie nuestro gran secreto……
El gran Leonardo Da Vinci murió en Amboise, cuatro días después…..una preciosa mañana de 1519 y fue enterrado en un pequeño panteón siempre bañado por la luz del sol y rodeado un por jardín de blancas azaleas y pensamientos…..
…Antes de volver a mi tiempo, cogí una de las flores, un pequeño pensamiento morado….tras eso, dibujé los signos correctos en la esfera de luz azul, regresando tras un espacio negro y frío, al instante en el que salía del cine….
Cerré los ojos y los volví a abrir deseando que todo hubiese sido un sueño, pero no, la esfera azul estaba en mi mano derecha y la flor en mi izquierda……
…Han pasado muchos años y en el ya viejo cine “Ideale” reponen “Viaje en el Tiempo”. No he podido resistirme…..la he vuelto a ver cuatro veces….
Es media tarde…..Y en el mismo lugar le espero….
He dado unos cuantos pasos y allí está él de nuevo, en la calle, algo desorientado y diciendo un montón de cosas extrañas a los que pasan por allí….
-En que época estamos????…….Que año es?????…..Dónde estoy…..????
Mil hormigas recorren mi cuerpo de nuevo…..
Me acerco él…..
-Señor estamos en el año 2029 y esto es París………
-Hola Leonardo…….bienvenido de nuevo…..
El me mira con su mirada de águila sorprendido
-Alain!!!! Que gusto verte de nuevo amigo!!!….eres ya todo un hombre….
Nos abrazamos…..
Un grupo de gente se arremolina en torno a nosotros y un par de gendarmes se acercan…..
-A Roma????…..
Una suave brisa se ha levantado y el húmedo olor del Sena pinta nuestros cuerpos de inmortalidad….

La sabiduría

♦ Director-Editor de plazabierta.com

 

Sábado, 10 de agosto de 2019

En mi anterior artículo sobre el enorme poder de la fuerza interna que hace que alcancemos logros que pensábamos inalcanzables, hacía referencia a la sabiduría como parte esencial de la razón.

Sabio procede del latín tardío «sapĭdu que quiere decir juicioso. Por lo tanto la sabiduría sería aquello que se caracteriza por su juicio y prudencia. Es el conocimiento profundo que se adquirirá gracias al estudio y también a la experiencia.

Es por ello que, la fuerza interna sin la sabiduría no es más que una fuerza bruta, sin pulir, que hace errar a las personas que se creen en poder de la «verdad absoluta», pues si algo sabe el sabio, como dijo Sócrates es «sólo se que no se nada», que hace que los buenos maestros, en el sentido más amplio de su expresión, es decir, aquellos que transmiten la sabiduría, sean conscientes de su eterno aprendizaje.

Fuerza bruta que hace que empeñemos nuestra palabra en conocimientos que se nos escapan por nuestra limitada sabiduría o que aceptamos como estereotipos sin preguntarnos el «porqué». Eso hace que el ignorante, entre los que me incluyo, sea imprudente, en contraposición a la prudencia del sabio.

«El sabio busca no hacer y deja que las cosas sigan su curso» que, según la filosofía del Tao-te-king, es de sabios no interferir, dejar que las cosas sigan su curso, pero para lograrlo es necesario un entendimiento de la realidad, del conocimiento de los mecanismos de la mente y de la naturaleza, una confianza en esa naturaleza…, en el universo… en Dios…

También el sabio es humilde, porque sabe que es un engranaje para que el universo de la sabiduría siga expandiéndose, y seremos privilegiados de convertirnos en sus aprendices… por los siglos de los siglos… Seremos unos necios si nos convertimos en maestros en manos de maestros que encaramados a un pedestal se creen ser el único conducto de transmisión entre lo divino y lo humano, investidos de una soberbia espiritual que hace que todo lo que sale por su boca trascienda cierto olor apestoso de endiosamiento, como hijos de un dios menor, como lo es el de la estupidez humana, el de la osadía, el de la necedad.

Reconocer la existencia de un dios menor supone reconocer la existencia de un Dios mayor que, al margen de las creencias religiosas de cada cual, yo concibo por la fuerza universal, como el infinito, como el principio y el fin, como la fuerza que hace que el universo esté en continua expansión, como el universo que surgío de la nada, como la nada de los universos que desaparecen dando lugar a otros nuevos. 

Sólo la verdad presidida por el orden del universo es la auténtica verdad, de ahí que el verdadero sabio deje fluir a las fuerzas de la naturaleza… la inteligencia capaz de canalizar la sabiduría hacia fines justos, en uso de un libre albedrío heredado de ese Dios universal.

Hay pautas en la naturaleza que se repiten o están presente en muchas manifestaciones de la vida, lo que hace que nos planteemos la existencia de orden superior, tal es el caso de la representada por el «número áureo», también llamado número de oro, razón extrema y media,​razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción​.

Es un número irracional,​representado por la letra griega φ (phi) -en minúscula- o Φ (Phi) -en mayúscula-, en honor al escultor griego Fidias, y que podemos constatar:

En el cuerpo humano, entre otras medidas, es la distancia de la cabeza al codo y al ombligo. También la distancia desde la base del cráneo a su extremo superior, y también el ancho del abdomen. Y si la dividimos aún más, nos indica la posición de la nariz y la línea del pelo.

En la naturaleza los pétalos de muchas flores, se distribuyen siguiendo una secuencia de Fibonacci: las lilas tienen 3, los ranúnculos 5, etc.,  Esto ocurre, pues una organización de esa forma, garantiza una distribución óptima. Lo mismo pasa con las semillas en la flor del girasol, la distribución sigue la misma sencuencia.

También, las ramas de los árboles surgen usando una secuencia de Fibonacci, al irse sucesivamente dividiendo en dos, forman otra vez esta secuencia. 

Los huracanes y las galaxias en espiral, tienden a formar una espiral dorada, incluso nuestro propio ADN contiene el númeroPhi, puesto que un ciclo completo de la molécula, mide 34 por 21 angstroms. Sí, 21 y 34 son números consecutivos, de la serie de Fibonacci.

Pero, increíblemente también lo vemos en los productos de diseño, la arquitectura, la pintura, la fotografía, en cuanto a su composición espacial.

¿Casualidad?…

Por ello las leyes de la propia naturaleza son buenas, no porque emanen de Dios, porque si así fuera no dejarían de ser leyes tiranas por ser impuestas, sino que son buenas porque Dios es perfecto, dígase el Universo en su propio orden, y desorden convertido en orden en su propia expansión.

No es ninguna tontería depurar nuestra fuerza bruta interior, ello nos ayudará si cabe a ser más sabios, o mejor dicho, menos tontos.

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

EVENTOS QUE NO TE PUEDES PERDER

 

Hasta 29 de junio de 2019

En Segovia

 

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Más información aquí

Más información aquí

Mas información aquí

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

BIBLIOTECA TÉCNICA RECOMENDADA

Mas información aquí

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes