Archivo de autor
Historias escritas por Colaborador

Rosa Luxemburg y el humanismo socialista

Comunicado de Izquierda en Positivo

Izquierda en Positivo recuerda que este 15 de enero se cumplen cien años del asesinato a sangre fría de Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht y otros dirigentes del grupo Spartacus, o Liga Espartaquista, sector escindido del Partido Socialdemócrata de Alemania a causa de la deriva nacionalista de dicho partido, cuya claudicación ante las tendencias chovinistas e imperialistas de la derecha alemana había contribuido en gran medida a la carnicería de la Primera Guerra Mundial.

Rosa Luxemburg, partidaria de no desvincular la lucha por la emancipación de la mujer de la lucha por la justicia social y la emancipación de la clase obrera, se negó a encasillarse en el incipiente movimiento feminista, pese a formar parte, junto con Clara Zetkin, de las primeras luchadoras por esa causa. De la misma manera que, polaca de familia y nacimiento, se opuso a las tendencias insolidarias propias del nacionalismo polaco (en su época, gran parte de la actual Polonia formaba parte del Imperio Ruso). En esa misma línea, discrepó abiertamente de la política dominante en el partido de Lenin, favorable, aunque con muchos matices, al derecho de autodeterminación. Un escrito suyo titulado “Sobre la guerra, la cuestión nacional y la revolución” dice, por ejemplo: “En el momento actual el nacionalismo lo absorbe todo. Desde todas partes naciones y nacioncitas se presentan a reclamar derechos de constitución en Estado. Cadáveres rejuvenecidos surgen de los sepulcros centenarios, infundidos de un nuevo impulso primaveral, y pueblos ‘privados de historia’, que no habían constituido hasta ahora organizaciones estatales autónomas, muestran una violenta inclinación a la formación de Estados.”

Fundadora, junto a Karl Liebknecht, del Partido Comunista de Alemania (31 de diciembre de 1918), su concepción del socialismo era inseparable de la democracia, razón por la que criticó las tendencias dictatoriales que ya apuntaban en diversos partidos hermanos. En consecuencia, pese a ser firme defensora de la Revolución Rusa de Octubre de 1917, criticó sus excesos, convencida de que ninguna medida impuesta desde arriba puede sustituir a la voluntad popular en la lucha por la igualdad y la libertad.

En el torbellino de luchas sociales que sacudieron Alemania al final de la Gran Guerra, su defensa de la creación de una república auténticamente democrática hegemonizada por las clases trabajadoras chocó con la reacción de los sectores conservadores de todo signo, donde convergieron la derecha militarista representada por el general Wilhelm Groener y el ala más moderada del Partido Socialdemócrata Alemán, dirigida por Friedrich Ebert (quien sería el primer presidente de la llamada República de Weimar). Para reprimir el movimiento revolucionario se utilizó especialmente a los “Freikorps” (milicias derechistas formadas por soldados y oficiales licenciados tras la guerra, que constituyeron el embrión de las futuras SA y SS nazis). Finalmente, un comando de las mencionadas milicias, con el visto bueno del ministro de Defensa, el también socialdemócrata Gustav Noske, secuestró y torturó primero, y asesinó después, a Liebknecht y Luxemburg, arrojando el cadáver de ella a un canal de Berlín, por lo que tardaría cuatro meses en ser hallado.

Izquierda en Positivo quiere reivindicar aquí la memoria de esta luchadora ejemplar por la justicia, la igualdad y la fraternidad entre los trabajadores de ambos sexos por encima de fronteras y estrechos intereses sectoriales.

Barcelona, 14 de enero de 2019. Grupo Promotor IZQUIERDA EN POSITIVO

La Rusia de hoy y la Unión Europea

 

 

 

PASADO, La Rusia de Hoy. La conferencia presentada el 17 de octubre tiene por objeto además de analizar la situación de los conflictos actuales de intereses de Rusia en relación con la UE, comprender las razones profundas de la desconfianza mutua existente tras la caída del muro de Berlín y del fin de la guerra fría. La incorporación de nuevos países como Polonia Hungría y otros a la Unión Europea procedentes de los antiguos países pertenecientes al pacto de Varsovia. La partición de Ucrania y la recuperación por Rusia de la península de Crimea y para mantener su salida al mar negro, desplazándose la influencia de Rusia hacia acuerdos con Kajastán y a otros países del Cáucaso.

La situación mundial ha pasado inicialmente, por tanto, de una política bipolar URSS-EEUU como resultado de la segunda guerra mundial, hacia un mundo unipolar con predominio de EEUU, terminando actualmente en una situación más compleja con una emergencia económica con fuerza de China, y en menor medida de otros países del lejano Oriente como India y Pakistán, con presencia significativa de Corea del Sur, con una recuperación de Vietnam, así como con el mantenimiento de la influencia de Japón.

Consolidándose en otras zonas actores políticos como Irán y Turquía, estando siempre presente el conflicto latente árabe israelí como factor de inestabilidad regional y comandando la presencia de Arabia Saudí en el área de influencia de base sunita. La invasión de Irak por un conjunto de fuerzas aliadas comandada por EEUU, dando como resultado un país en permanente inestabilidad, así como, la invasión de Afganistán por los soviéticos, la presencia posterior de EEUU ante su derrota militar, dando lugar a un conflicto inacabable, influyendo de forma constante en el resto de los conflictos regionales de la zona.

La aparición del ISIS en otro conflicto en Siria, con la práctica destrucción del país tras varios años en una guerra inacabable, dando lugar a una mayor presencia de Rusia como actor político regional emergente con bases en el mediterráneo.

Desde el punto de vista económico la dependencia europea del gas de procedencia rusa hace que, independientemente de las circunstancias políticas indicadas, la influencia de Rusia en la política europea sea destacable. La posible injerencia rusa en el proceso electoral de EEUU con la elección de Donald Trump es otro factor que muestra su influencia en los equilibrios mundiales.

Rusia desde el punto de vista geográfico es un país inmenso que supone la sexta parte de la extensión del globo, pero con sólo unos 149 millones de habitantes frente a unos 255 millones de EEUU, 1150 millones de China, los 879 millones de India o los 511 millones de la Unión Europea.

La complejidad humana de Rusia es muy grande existiendo más de 120 nacionalidades con multitud de idiomas, pero teniendo el ruso como factor unificador. La complejidad de su influencia es debido a la heterogeneidad de sus fronteras y de su presencia en la evolución histórica en multitud de países de su entorno. Su clima es inhóspito en una gran parte del territorio, pero con grandes riquezas naturales que le hacen tener un gran potencial económico y político.

La conferencia hace primero un repaso de los principales hitos históricos que conforman este país tan vasto, haciendo hincapié en su influencia europea y su relación con España.

Los hitos esenciales suponen la constitución por Iván IV el terrible en 1560 de un estado centralizado que une un inmenso territorio con la frontera de los turcos y por otro lado con los polacos. Con los que mantuvo una fuerza por la hegemonía regional con constantes conflictos. Con anterioridad en 1240 los tártaros provenientes del extremo oriente ocuparon el territorio europeo de Rusia durante 200 años, sometiendo a los rusos. La capital en esta época era Kiev.

La expansión rusa se hace bajo el reinado de Catalina II esposa de Pedro I que le sucedió en 1721 y que era de origen prusiano y que fomentó la apertura al resto de países europeos y expandió el imperio hasta el extremo oriente, derrotó a los cosacos que se habían rebelado e introdujo la influencia de la ilustración francesa.

La presencia rusa en España empezó en 1525 y 1527 con una Embajada a Carlos V, como emperador de Alemania. En 1667 y en 1681 tuvieron lugar las primeras embajadas rusas a España, encabeadas por el príncipe Potiomkin, En 1723 se abrió un consulado ruso en Cádiz. En 1727 se abrió la primera Embajada de España en Rusia, con el duque de Liria al frente.

La revolución ocupó el espacio del antiguo imperio ruso con un modelo político autoritario, primero con Lenin y luego con Stalin y que participó de manera decisiva en la segunda guerra mundial frente a la Alemania nazi, tras un primer acuerdo con ella que dividió Polonia en dos. La centralización de la economía provocó una gigantesca producción, pero muchos problemas de distribución.

Aparece en el siglo XX una curiosidad mutua entre ambos países, haciendo que la literatura rusa, como las grandes obras de Dostoievsky fueran traducidas al español y la española, como la de Blasco Ibañez al ruso. El debate político en la izquierda española se hizo en base a tres viajes: Anguiano, Pestaña y Fernando de los Ríos, el primero provoca la escisión del PCOE y luego del PCE en el socialismo español, Pestaña convence a la CNT de alejarse de la influencia soviética, postura similar a la de Fernando de los Ríos en el PSOE. Se forman diversos grupos políticos de izquierda vinculados a posiciones troskistas.

La Asociación de amigos de la URSS se forma en 1934, que mantuvo una gran influencia en los conflictos políticos españoles, destacando en ésta Wenceslao Roces traductor de la literatura rusa que ocuparía la subsecretaría en el ministerio de Instrucción Pública de Jesús Hernandez. En la guerra civil, Rusia cobra un papel esencial al ser el único país con Méjico, que apoya a la República española. El primer barco de apoyo llega en octubre de 1936. La III internacional junto con otros grupos hace una movilización de apoyo y forman las brigadas internacionales alcanzando la cifra de 45.000 personas de procedentes de todo el mundo. Llegan a España alrededor de 2300 asesores militares rusos que resultaron, en muchas ocasiones, esenciales en la guerra civil en el bando republicano. Stalin

El embajador en Rusia es Marcelino Pascua que recibe el encargo de Negrín de trasladar el grueso del oro del banco de España para financiar la ayuda militar soviética. Por otro lado, se hace una operación de sacar los niños de los frentes al estabilizarse éstos, siendo varios los países de acogida, pero el contingente a Rusia no puede volver al iniciarse la II guerra mundial, no volviendo en parte hasta 1956 en el buque Crimea, otra parte se quedaron por razones familiares en diversas zonas rusas.

Franco apoya al nazismo formando la división azul que participa en la invasión de Rusia, tras la derrota, una parte tarda en volver al ser hechos prisioneros.

El discurso anticomunista de Franco no coincide con las relaciones comerciales que se establecen con envíos de naranjas y limones intercambiados por petróleo y tractores. En otro aspecto existen intercambios culturales, viniendo a España los ballets rusos y marchando cantantes y equipos de futbol españoles a Rusia.

En 1977 se establecen relaciones diplomáticas, siendo Samaranch y Perinat dos de los embajadores españoles a destacar. En 1984 viaja Juan Carlos a Rusia por primera vez.

En la URSS se produce después de la época de Breznev, la perestroika de Gorbachov y la modernización política y económica del país, pero que se traduce al final en el golpe de Estado de Boris Yeltsein y la privatización de las antiguas empresas estatales. Constituyéndose una oligarquía económica a partir de antiguos funcionarios del partido, dando lugar a la situación actual con el gobierno de Putin de tintes autoritarios.

La guerra de Chechenia en el Cáucaso produce la desmembración en multitud de Estados, posteriormente se forma la Comunidad de Estados Independientes CEI como Ucrania y Bielorusia en la parte europea, incluyendo hasta 10 estados procedentes de la antigua URSS, con un modelo político descentralizado, Georgia se separa definitivamente. Los estados bálticos se desvinculan definitivamente de Rusia y el último conflicto parte Ucrania en dos con una parte prorusa y otra apoyada por la UE, volviendo la península de Crimea a Rusia, clave en la situación militar como salida por el Caspio hacia el Mediterráneo.

La situación económica actual hace que Europa tenga una dependencia del gas ruso, especialmente Alemania. Hay cada vez más intercambios económicos con España creándose muchas empresas mixtas y existiendo un creciente turismo ruso especialmente en el levante español.

Desde el punto de vista científico existe una mayor relación entre la Academia de Ciencias rusa y el CSIC que en el pasado, lo que redundará en el futuro en un intercambio y conocimiento mutuo. La especial vinculación económica de Rusia con Cuba, tras la crisis de los misiles con los EEUU, ha provocado una presencia del español en muchas universidades rusas, a pesar de la cada vez menos influencia rusa en dicho país.

El auge del turismo mutuo y las mejores relaciones económicas harán un futuro con mayor conocimiento mutuo.

© Angel Luis Encinas.

Profesor en Universidad Complutense de Madrid.

Departamento de Filología Románica, Filología Eslava y Lingüística General.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia le ha concedido recientemente a Ángel Luis Encinas la condecoración “Por la amistad y por la cooperación” por toda su carrera científica.

Libros del autor aquí



El orgullo loco y sus reivindicaciones

 

El pasado, 10 de octubre  día de la salud mental. Han salido a la calle asociaciones y familiares en Madrid en una marcha de Atocha a Sol.

Con lo que no contaban era que el Orgullo Loco estaría ahí para hacerse escuchar.

El Orgullo Loco es un grupo asambleario de activistas en salud mental en primera persona que anhelan despertar consciencias de todo colectivo con respecto al orgullo de su diversidad y presentarse ante la sociedad, así como mostrar su oposición al sistema de salud mental actual.

Y es que ellos, están más cercanos al sistema de Finlandia, Suecia o Finlandia.

Quieren salir de la invisibilización y el silencio, pidiendo igualdad ante todos los seres humanos.

Y aunque coreaban sus eslóganes en el discurso de las asociaciones de la salud mental, tienen claras sus propuestas que no han podido leer, al no ser asociación, pero si han podido difundir su manifiesto. Esto es lo que piden urgentemente:

1. Respeto integral de los DDHH en salud mental.
2. Implementación de mecanismos ágiles de recapacitación para poder garantizar su autonomía.
3. 0 contenciones y el fin de la tortura psiquiátrica.
4. Mayor formación para los profesionales de la salud mental e implementación de opciones no coercitivas.
5. Su participación directa real en las decisiones políticas y sociales que les afecten.
6. Protección especial para la infancia y adolescencia.
7. Fomentar e incentivar especialmente la lucha contra la discriminación, con un lenguaje inclusivo.
8. Respeto y dotación presupuestaria a los derechos sociales que afectan a las personas con diversidad mental.

Y es que, como bien dicen: “estamos locas y sabemos lo que queremos”.

 

@ Susana Nérida

Campaña #MeMad

 

 

La campaña #MeMad en Twitter fue promovida por el lingüista y activista por la diversidad mental Hugo Rovira de Saralegui para agrupar en esta etiqueta testimonios sobre el estigma, la discriminación, la violencia, la exclusión, la segregación y la invisibilidad de las personas con sufrimiento psíquico, locas y locos y a las activistas de los colectivos en primera persona como Flipas-GAM y el Orgullo Loco, a fin de que sean visibilizados en los medios de comunicación y concienciar a la sociedad.

Las condiciones laborales de nuestro colectivo son complicadas y precarias, incluso teniendo la discapacidad. Muchas de nosotras no podemos acceder al campo laboral, tenemos que sobrevivir con escuetas pensiones que nos condenan a riesgo de pobreza.

La asociación que los medios de comunicación establecen entre “enfermedad mental” y peligrosidad y violencia no hacen más que aumentar el estigma, siendo además excusa para las medidas coercitivas que se aplican en la práctica psiquiatra.

En los ingresos psiquiátricos se vulneran nuestros derechos tanto humanos como constitucionales. Exigimos el fin de los ingresos involuntarios, la sobremedicación y el uso de contenciones mecánicas.(Prácticas que el Relator de la ONU considera tortura en su informe de 2017.)

Denunciamos también un sistema en el que la precariedad, el paro. las abusivas condiciones laborales, el individualismo y la explotación generan cada vez más sufrimiento psíquico, además de suicidios en la población.

Cualquier persona es vulnerable de sufrir problemas de salud mental y de necesitar los servicios de salud mental, así que esta lucha es de todas.

Algunos de los testimonios recogidos describen situaciones como:

En el día de la salud mental nos representan familiares y asociaciones, pero nunca se tiene en cuenta nuestro sufrimiento psíquico, que es el que visibilizamos con esta iniciativa.

El sufrimiento va desde una depresión, querer verte más delgada, problemas familiares o del entorno a los propios del estigma.

Si queremos trabajar en muchos sitios tenemos que mentir para poder conseguir el trabajo, aún teniendo discapacidad, pues está mal visto.

La sociedad piensa de nosotros que somos violentos, por las películas de miedo y los medios de comunicación, cuando la realidad es que la mayoría somos víctimas de la sociedad.

En cuanto a los ingresos psiquiátricos, van policías a tu casa que, aún sin hacer nada, te inmovilizan y te hacen daño.”

Por llegar tarde a comer, por no querer comer, o por cualquier otra cosa te castigan atándote de pies, manos y abdomen, lo cual dificulta respirar y ya ha causado varias muertes“.

Te dan pastillas y te sobremedican, sin explicarte qué estás tomando, y si pides explicaciones amenazan con pinchártelas“.

Un pasillo estrecho para pasear donde pasar las horas, una tele para toda una planta donde a menudo ponen temas insustanciales. Y, sino estás muy drogado por la medicación, 4 libros que te duran dos días.

Eso a lo mejor de los casos, porque sino funciona pasan al electroshock, descargas eléctricas en el cerebro con las que pierdes memoria hasta con la conversación que estás teniendo.

Todo esto vulnera los derechos humanos y por supuesto, causan traumas, hasta el punto de no querer ir a urgencias cuando te encuentras mal.

Los condicionantes socio-económicos como el paro, la precariedad y la exclusión social son graves escollos para nuestro bienestar. Muchas son las personas cronificadas a causa de no poder afrontarlos. Lo cual contribuye y es catalizador de todo el maltrato y la estigmatización del sufrimiento psíquico.

Por no hablar de la contención química de emociones y deseos, hasta la falta de apetito sexual.

Es por esto que desde Flipas Gam, El Orgullo Loco y Activament, lanzamos propuestas como grupos de apoyo mutuo, arteterapia o el activismo en salud mental.

Colectivo #MeMad

La merienda

 

 

 

Estábamos sentados el uno junto a la otra, ella, y entre palabra y broma una pizca del relleno de su bocadillo quedo pegado a su labio inferior. Inicialmente pensé que se desprendería o sería engullido con el siguiente bocado, pero dada la persistencia de aquella brizna alargué la mano en un gesto que hoy valoro como de excesiva intimidad pero que no fue más que casi un acto reflejo.

Mi dedo pulgar rozó un instante de más, una pulgada de más de lo imprescindible su labio y sus pestañas cayeron un instante de más, un parpadeo de más, en el contacto. Aquel gesto posó mi dedo que recorrió el camino inverso sin conseguir despegarse de unos labios que se entreabrieron y emitieron un suspiro quedo.

No pude recuperar mi dedo que con suavidad y firmeza recorrió sus labios una y otra vez en un movimiento de hipnóptico vaivén sobre aquella boca que emitía bocanadas cada vez más profundas de un aire que parecía provenir desde otros labios. Sus ojos se entrecerraron y finalmente un leve estremecimiento recorrió su cuerpo y un suspiro surgido de más abajo del estomago salió de su boca ya ligeramente abierta. Después un instante de inmovilidad, un instante de silencio, un instante en que mis entrañas, las suyas, se retorcieron en un espasmo eléctrico.

El tiempo, el sonido, el movimiento volvieron a ser lo que fueron. Las palabras siguieron justo donde un instante antes estuvieran y nadie, tal vez ni nosotros entonces, reparamos en lo sucedido, ni nunca se repitió, ni nunca el hecho traspasará la berrera de nuestra mutua memoria, la memoria de apenas unos segundos, de apenas un orgasmo.

© Boticheli

De muerte herido

Imagen by Carlos Barberena

 

 

Me falta el aire. No es calor el que reseca mi garganta.

No puedo respirar, siento que mi cuerpo está agotado, no soy capaz de pensar.

Solo el zumbido del motor es lo que percibo del exterior, un zumbido que va en aumento. No puedo levantar el pie del acelerador. Quiero llegar pronto a un destino que ni siquiera me he marcado. 

Tal vez me pare ese acantilado con el mar a sus pies. Un mar azul teñido de sangre.

¿Cómo se puede vivir en un mundo en el que todo te ahoga, donde el ruido es tan fuerte que  anula mis sentidos?. Ruido, demasiado ruido.

Proyectos para un futuro que no existe.

No puede existir bondad en un hombre cuya alma está vacía y el corazón solo impulsa la sangre que se ha subido a mi cabeza.

Tal vez no merezca lo que tengo.  Es el destino que me he forjado por ser y haber sido siempre un cobarde incapaz de dar un paso adelante viviendo  de la inercia que otros marcan en mi deambular por un mundo sin sentido,  casi tan muerto como yo, al menos de muerte herido.

Descartes

La lluvia

 

 

Ayer llovió. Nunca había pensado en lo que el tiempo influye en nuestras vidas. Ayer llovió mucho y las colas en el cine se hicieron interminables, imposibles. Por eso no pudimos encontrar entradas para la película que habíamos elegido y decidimos ir al sótano de ensayos a escuchar música –Jaques Brel naturalmente- y charlar y reírnos. Incluso tu amiga Marga y su hermana estuvieron de acuerdo con el plan.

No se en que momento empezasteis a besaros, no se en que momento estuvimos todos desnudos. Con claridad solo recuerdo que hubo un momento en que me deje ir porque las fuerzas ya no me respondían para seguir tantos cuerpos, tantas caricias, y la música. Jaques Brel en el casete parecía el único inagotable de los cinco.

En la tele han dicho que mañana va a llover. Podíamos quedar para ir al cine. Invita a tus amigas y coge otra cinta, aunque sea de Jaques Brel.

Boticheli

La computación cuántica activo futurible

 

 

La cantidad de información digital que se genera en nuestro mundo es cada vez mayor. No sólo existe información digital generada humana, sino que también las máquinas a través de la inteligencia artificial generan su propia información. Tanto  es así, que desde hace unos años  se viene buscando alternativas viables para cuando llegue el día en que nuestras máquinas no tengan ni velocidad ni almacenamiento suficiente para manejar tan basta cantidad de información, tanto estructurada (lenguaje escrito) como no estructurada (Música, gráficos, etc..).

Uno de los sistemas informáticos más prometedores es la computación cuántica, basada obviamente en las teorías de la física cuántica. Pero comencemos por el principio: COMO FUNCIONA la informática CLASICA?, la de todos los días.

La unidad básica de información de nuestro portátil se llama bit. Es un término anglosajón (binary digit), dígito binario. Este concepto se utiliza en nuestra informática tradicional para nombrar a una unidad de medida de información que se maneja en nuestra computadora equivalente a la selección entre dos estados o alternativas que tienen la misma probabilidad de darse, carga o descarga. Carga sería la asignación del dígito 1 y descarga número 0.

código binario

Definamos ahora el término Byte (bait) creado en 1957 por Buchholz, nada más y nada menos que en 1957.Se define como una unidad de información digital equivalente  cuatro bits en su origen, con posterioridad se adoptó la medida estándar de un byte por cada ocho bits.

En este punto conviene describir que existen unos circuitos de denominados puertas lógicas que son los encargados mediante algoritmos matemáticos de verificar el estado de carga de cada transistor

Una vez conocidos estos conceptos podemos decir que nuestros ordenadores se basan en estas unidades de información conformando un sistema mecánico de trasmisión, análisis y almacenamiento de información.

 

1: hay energía en ese transistor

            0: Transistor vacío

Toda información que llega o sale de nuestros portátiles o equipos informáticos en general se basan en dos estados posibles alternativos 1 carga 0 no hay carga. Llegados a este punto, hemos de añadir que cada bit consta de seis transistores o chips (fig 1) en donde se almacena nuestra información en forma de energía.

                                                       FIGURA 1

Es uno u otro, pero no pueden darse en simultáneo. Aquí se presenta el primer problema de la computación tal y como la conocemos. Como la información que manejamos es cada vez mayor y más compleja, se necesita mayor cantidad de bits para que nuestros ordenadores sean cada vez más rápidos y con más capacidad de análisis de esa información, es decir, cada vez se precisan más bits de información. Lo que significa más transistores, o lo que es lo mismo, chips cada vez más pequeños pero hasta cierto límite, ya que los nanochips no funcionan. Son incapaces de retener la energía que deben.

Dicho así, llegará un momento en que nuestras máquinas no podrán manejarse con tanta información. Está información no sólo es generada por humanos, sino también por máquinas con inteligencia artificial

El panorama parece no ser demasiado halagüeño, la verdad. El gran colapso digital. En esta línea se ha venido desarrollando la aplicación de las teorías de la física cuántica a la informática. La idea que una partícula subpartícula atómica pueda transportar energía sin materia, nos mete de lleno en un universo totalmente distinto y por ello, a una realidad muy distinta a la que conocemos.

Mientras el proceso en nuestra informática es mecánico o sea, lento y limitado, en la computación cuántica es rápido e ilimitado. Mientras el bit era la unidad básica de información, en la informática cuántica es el cubits (fig 2)

cubits

FIGURA 2

Este elemento es la representación del pilar mismo de lo cuántico una partícula o subpartícula atómica capaz de transportar energía pero sin materia. Esta unidad básica no es 1 ó 0 puede ser ambas cosas en función de su estado en forma de partícula o en su estado de honda. Depende de ese mismo estado así viajará a través del espació cuántico en forma de honda de luz o en forma de partícula.

Esto, conlleva un tipo de puertas lógicas que generan nuevos algoritmos matemáticos que al poder analizar más información que la informática binaria, nos hace accesible a la solución de problemas que hasta ahora no eran posibles. Para tener una idea un solo ordenador cuántico puede manejar sin problemas toda la información generada tanto humana como no humana del mundo.

A la posibilidad de trabajar con ambos estados a la vez 1 y 0, con carga sin carga también se le denomina superposición de estados.

No obstante, no tengamos fantasías futuristas, ya que no se puede tener un portátil cuántico en casa. Este es uno de los inconvenientes que enuncio.

Imposibilidad de usar esta tecnología en casa, ya que requiere de un sistema de aislamiento para que las partículas no se unan entre si de forma no deseada a una temperatura de -272 grados centígrados.

Imposibilidad de realizar un mantenimiento casero, debido al desgasto tan rápido del sistema hay que estar restaurándolo muy a menudo con alta tecnología, ya que el sistema de superposición de estados se destruye cuando se observa directamente.

Importante coste financiero de la fabricación y de su mantenimiento.

El gozo en un pozo. ¿Qué solución hemos de optimizar si parece que estamos abocados a usar tecnología cuántica?.  ¿Acaso  no hay otras opciones?. Haberlas las hay pero no tan prometedoras como la expuesta más arriba.

De esta manera la tendencia es la de construir varias computadoras cuánticas e instalarlas en diferentes puntos del planeta a modo de servidores a través de los cuales usted y yo podríamos conectarnos. La compañía IBM ya cuenta con 16 de estos aparatos. Y España?.

Con todo ello lo que parece probable es que se abra aún más la brecha digital (Diferencias que existen entre los que podrán usar las nuevas tecnologías y los que no). Es aconsejable que cada país tome cartas en el asunto no solo en las cuestiones técnicas sino también en políticas económicas acordes con los tiempos venideros que sean auténticas puertas lógicas fiscales

© Doctor Francisco Javier Marín Mauri, 9 de junio 2018

Doctor en Psicología por la universidad de Sevilla

Doctorando en ciborgantropología.

La pantalla de mi ordenador

 

Cuando cierro los ojos para poder ver mi mundo  a veces me pierdo en ese lugar en el que se mezcla todo lo imaginable. Como enlaces en 3D, en mi cabeza, o no se en que parte de mi  yo, veo pasar a una velocidad vertiginosa,  al final uno se cuela, no se el porqué ni lo necesito saber, y se detiene en un recuerdo del pasado o en un mundo paralelo atemporal. Este último es el que más me gusta porque no tengo arrugas en la cara.

Protagonista de mis fantasías, buenas, malas, espectaculares, placenteras, peligrosas… A veces unas se mezclan con las otras, otras se diluyen dejando paso a una nueva experiencia que nunca había tenido y que por eso todavía no puedo catalogar. Otras veces, la esquizofrenia me mantiene en el aire y allí, más adelante, dos caminos que confluyen: uno procedente de mis recuerdos del pasado y del presente, y el otro del mundo de lo imaginable. Todo se mezcla dando paso a nuevas formas, a nuevos planetas a partir de ese punto de confluencia.

Quiero salir, pero estoy atrapado en ese lugar en el que me escondo huyendo de la praxis de mi monotonía diaria del cumplimiento de mis obligaciones que, a veces me aprieta el cuello como una pitón a la que sólo venzo en el enlace en el que me he perdido hace un rato, donde los dragones no tienen alas ni echan fuego por la boca, son la mezcla de un hombre y un pájaro de grandes dimensiones, sus alas son sus brazos y que sólo atacan  a la injusticia con unos rayos de luz  que salen de sus ojos.

Empiezo el regreso. Poco a poco van apareciendo los ruidos de la vida. Al principio casi inaudibles van aumentando progresivamente su volumen hasta hacerse asquerosamente inaguantable. Empiezo a sentir el molesto efecto de la gravedad que me une al suelo, mientras que las imágenes de la fantasía de las 11,30 am., empiezan a desaparecer en un fundido en blanco. Abro los ojos aunque ya estaban abiertos y solo veo la pantalla de mi ordenador.

© Rodrigo Barcal

 

Nunca más hablaremos de esto

 

 

Me dijiste que nunca más hablaríamos de esto.

Te contesté “por respeto sellaré mi boca, te lo prometo“, pero nunca prometí que no escribiría de ello.

Son las penas del amor las que hoy añaden una nueva arruga a tu cara. Las que te hacen perder la razón por el dolor de tu alma. Las que te oprimen el pecho, las que te quitan el aire.

Te vas a tumbarte en la hierba a la orilla del río, quieres ver las estrellas del cielo. Quieres respirar porque te falta el aliento. Quieres recordar. Quieres llorar sin que nadie te vea.

Ay… amigo mío…, cuanto te queda por sufrir…, cuanto te queda por vivir. Cuanta gente te encontrarás en el camino. Habrá quien nada más se detenga porque eres peculiar como ese zorro que llevas dentro, habrá quien se quede porque te quiere amar

No te detengas, continúa tu camino, ha sido sólo un bache. La vista férrea hasta donde te  alcanza la vista y vete allí, no pares tu moto. Siente el aire en tu cara, en tus brazos extendidos al viento, y antes de llegar grita, grita hasta que te salga todo lo que tienes dentro.

… y piensa que el zorro sucumbió al Principito.

 

A mi amigo S.M., el caballero motero, quien sus pactos de honor los sella con sangre.

 

© El gato despistado

La Era ciborg. Ensayo sobre el bien-estar en la nueva economía. Principios de la ciberantropología económica. Por el Doctor Javier Mauri.

La palabra sigue siendo esa herramienta indispensable que nos ayuda día tras día a conformar y construir nuestra realidad. Por ello, antes de iniciar este apasionante viaje por el mundo ciborg, creo indispensable definir y asentar bien el significado de algunos términos. Cada uno de ellos, aquí delimitados, debe ayudarnos a reflexionar sobre nuestra forma de interactuar de forma activa y altiva con las nuevas tecnologías.

Digamos que es sentarse en un tranquilo bosque por el que estamos paseando, después de estar haciendo footing durante toda una mañana. Un bosque tranquilo, cerca de un riachuelo con agua fresca, que nos invita a sentarnos y a reponer fuerzas mediante la reflexión, para tomar una decisión sobre qué camino tomar para seguir corriendo.

Palabras como dependencia, simbiosis, necesidad, deseo y actitud, solemos usarlas en ocasiones con demasiada alegría sin pararnos a pensar en su significado real. Lo peor de hacer un uso no adecuado de las palabras que utilizamos no es lo que los demás no nos entiendan que queremos decirles, sino que no lo entendamos nosotros mismos o, lo que es aún peor, lo entendamos erróneamente.

¿Para qué queremos las nuevas tecnologías?. ¿Qué esperamos de ellas?. ¿Dependemos de ello?. ¿Nos relacionamos bien, de manera correcta con esas tecnologías que nos permiten gestionar mi negocio desde un portátil, controlando la calidad del trabajo de mis empleados?

Son preguntas que va siendo hora de responder, pero, sobre todo hay una fundamental, la piedra filosofal de este futuro que ya está aquí. Las nuevas tecnologías pueden y deben contribuir a que seamos más felices, sentirnos más completos.

Como dice mi buen y admirado Rafael Martínez-Cortiña,  (TELOS 2018) las respuestas a esas preguntas deberán enfocarse en torno a los objetivos que nos planteemos alcanzar con nuestra relación con ellas. Es decir, depende del tipo de futuro que nos planteemos: Utópico y deseable o bien distópico y alcanzable muy fácilmente por cierto. En este sentido, si lo que ambicionamos el segundo tipo de futuro, nos encontraremos con que las máquinas no sólo hacen nuestro trabajo sino que además suplen carencias y necesidades que hasta ahora hacían los semejantes con los que nos relacionábamos. Y es que siempre será más cómodo interactuar con la máquina, independientemente del nivel de inteligencia artificial puesto a nuestro servicio, que hacerlo con otra persona que exige de nosotros una parte de nuestras emociones, de nuestra atención y de nuestro sistema cognitivo generador de expectativas. Lo fácil no es siempre lo mejor, sino lo más cómodo.

Vayamos pues con esas definiciones, antes de seguir más allá del camino a través del bosque que nos rodea.

EL BISTURÍ DE LA PALABRA              

Uno de los pioneros de la neuropsicología soviética de hace bastantes años, Alexander Romanovich Luria, escribió en su Introducción Evolucionista a la Psicología (Luria, 1977) que la palabra hizo al hombre. Luego la jerarquía política de aquel tiempo cambiaría esa expresión por otra, políticamente más correcta, el trabajo hizo al hombre.

En cualquier caso la palabra se nos presenta como la auténtica arquitecta de la inteligencia humana. Gracias a ella, somos capaces, no sólo de comunicarnos de forma muy compleja, sino de categorizar la realidad de una forma o de otra. Esa realidad que como bien se apunta en la programación neurolingüística no existe como tal, sino que la construimos momento a momento, (Dilts B. Robert, Epstein A. Todd, Aprendizaje dinámico en PNL 1995). No debemos pasar por alto que en todo proceso cognitivo el ser humano no solo es capaz de ver, sino también lo es de percibir. Ello conlleva la asociación directa de todo aquello que ve con todos sus recuerdos, sensaciones, imágenes y pensamientos con todos y cada uno de sus momentos vivenciales, adquiriendo con ella una percepción única en cada momento, siendo específica y distinta para cada persona.

 

 

 DEFINICIONES

DEPENDENCIA:No es casual la elección primera de esta palabra. Podemos y debemos entender por tal la supeditación de una persona o situación a una entidad superior. Dicho en otras palabras, es aquella relación de origen o conexión supeditada a la subordinación de un poder percibido como superior. Lo que describe una situación de una persona que no está en condiciones de valerse por sí misma y que ha de supeditarse bien a otra o a una situación.

Obviamente, no es esta la clase de relación más deseable que podemos mantener en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. Es decir, el ser humano no se puede poner al servicio de ningún tipo de sistema, sea político, social o económico, ni por supuesto tecnológico, teniendo las capacidades para no tener este tipo de relación.

Las relaciones de dependencia parten del hecho que la persona no puede valerse por sí misma, o bien lo percibe de esta manera, porque ya no tiene o nunca ha tenido las capacidades necesarias para ello.

Lamentablemente, no es un secreto que un uso inadecuado de las nuevas tecnologías pueden desarrollar relaciones de dependenciade quien las usa. No obstante, también es cierto que estas personas con este tipo de relación tecnológica, son proclives a padecer deficiencias afectivas, emocionales y cognitivas.

En varias investigaciones se pone de manifiesto sin embargo, que cuando la persona en cuestión presenta estas deficiencias y además muestra una baja autoestima, sentimiento de aislamiento social y ansiedad si mantiene interacciones positivas de tipo virtual, dichas carencias tienden a desaparecer o minimizarse, (Bueno D. 2017). La autoestima  alta, como muy bien señala la autora Lola Mesa (2016), refleja el respeto a un@ mism@.

SIMBIOSIS: Este término bien pudiera situarse como antagónico del anterior. En términos biológicos se considera la simbiosis a aquella asociación íntima o muy cercana de organismos de especies diferentes para beneficiarse recíprocamente en su desarrollo vital.

Extrapolando este significado al viaje en el que estamos, es lógico decir que la simbiosis entre las nuevas tecnologías incluidas dentro de un proceso de digitalización y la persona que las usa se enmarca dentro de entidades de un mismo nivel colaborativo. Así, si añadimos la inteligencia artificial que desarrollarán y harán más factible ese uso tendrán la capacidad de ir aprendido de su usuario a nivel personal y específico y este mismo usuario debe estar en disposición no solo de aprender de sus nuevas tecnologías, sino también de enseñar a las mismas. De este modo, lo que es un uso deja pasa a otro forma de extensión del propio ser humano, (yo mental) la interrelación personal máquina persona. En donde, en un desarrollo más profundo la comunicación deja pasa a la conexión. Es decir, la simbiosis plena persona-máquina, en donde cada uno de estos actores construye su realidad en función del otro cuando ambos interactúan, (conexión simbiótica)

Esta conexión simbiótica es lo que garantizaría ese “futuro utópico” del economista Martínez-Cortiña (Telos, 2017), huyendo del distópico basado en la mera dependencia. Relación tóxica que no contribuye para nada en nuestro bien-estar. En este sentido, a fecha de escribir el presente ensayo, se abre en Madrid el primer centro de atención a personas dependientes a las nuevas tecnologías de 12 a 17 años. El presente centro, pionero en España cuenta con cinco psicólogos y dos educadores. Si no abrimos un período de reflexión sobre la forma de relación con las tecnologías nuevas, el problema será mayor.

En este sentido, hemos de tener precaución con integrar esas nuevas tecnologías en nuestras vidas de una manera simbiótica y no dependiente ya que, como dice la ciberantropóloga Amber Case ( 2016), esta tecnología es susceptible de crear dependencia cuando en realidad no es su objetivo.

TECNO-EMOCIÓN: Es un concepto muy novedoso ya introducido por La doctora en economía Mar Souto de la Universidad Rovira y Virgil en el programa de radio Querer vivir de la que es directora en la zona de Madrid.

Vayamos por partes. Entendemos como emoción un estado afectivo que experimentamos ante el ambiente y que se acompaña de cambios fisiológicos y endocrinos de origen genéticamente establecidos. Tampoco debemos olvidar que el ser humano forma parte de algo más global que lo transciende. En este sentido la Doctora Souto está en la cierto cuando asegura que somos el Universo, (2017).

Nuestro sistema emocional, vital para la adaptación al medio, sigue desarrollándose más allá incluso de los diez años de edad del ser humano, tanto es así que junto al juicio práctico son los dos sistemas que más tardan en madurar. Esto no representa una buena noticia en tanto en cuanto los cambios que se producen en las nuevas tecnologías son de una velocidad vertiginosa. Digamos que no pueden esperar a que nuestros sistemas cognitivos y emocionales maduren al completo y con la misma rapidez.

Tal vez, si fuéramos capaces de diseñar competencias emocionales a aplicar en los modelos educativos actuales salvando esas trabas cognitivas que se definen en los profesores, facilitando un rápido desarrollo emocional más adaptativos (Souto R, 2012) seríamos capaces de obtener la simbiosis tan deseada y desterrar para la siempre la dependencia a las nuevas tecnologías.

En este mismo sentido, debemos entender la tecno-emoción como a aquel estado afectivo que viene dado como consecuencia del uso de las nuevas tecnologías. Admitir esto, es admitir que la cibertecnología produce y modifican las emociones del usuario

NECESIDAD: Se define como aquella sensación de carencia propia de los seres humanos que se encuentra directamente vinculada al deseo de satisfacerla.

Las necesidades están delimitadas a situaciones o elementos imprescindibles para nuestra supervivencia como seres humanos. Son elementos sin los cuales nuestra existencia se vería tan seriamente comprometida que podría extinguirse. Maslow ya las definió en su tiempo jerarquizándolas desde las más básicas a las más complejas (Maslow A, Una teoría sobre la motivación humana de 1943)     .

 

Según Maslow (Maslow A., 1943) en su teoría psicológica sobre la motivación humana, especifica que se va teniendo acceso a la satisfacción de las necesidades superiores en la medida en que se van satisfaciendo las necesidades inferiores

DESEO: Para el autor Philip Kotler (Kotler, 2016), los deseos nacen al dirigir nuestras necesidades hacia objetos concretos que podrían satisfacer la mima. Según Kotler, las necesidades se convierten en deseos cuando éstos se dirigen a objetos específicos que podrían satisfacerlos. Por ejemplo, la necesidad de alimento puede llevar a una persona a desear una hamburguesa o una pizza. La necesidad de vivienda puede impulsar a la persona hacia el deseo de poseer un apartamento.

ACTITUD: Parafinalizar, el último término al que haremos referencia antes de iniciar nuestro camino es la palabra ACTITUD, sin duda muy bien situada en nuestra realidad cotidiana. Según la Real Academia de la Lengua Española, la actitud es el estado de ánimo que se expresa mediante una manera muy concreta. Dicho de otro modo, es la capacidad de los seres humanos de enfrentarse al mundo y a sus circunstancias.

Tener una actitud positiva indica deseos de construir soluciones, de crear alternativas coherentes contigo mismo y con tus expectativas. Es la actitud positiva la que hace que movilicemos nuestros recursos mentales para alcanzar nuestro bien-estar y conseguir con ello que aquellos que nos rodean también lo alcancen.

 

 

LA ECONOMIA DE MERCADO.

 

El sistema global, como todos sabemos, está basado en la economía de libre mercado, independientemente del modelo ideológico que esté detrás, el capitalismo salvaje se adapta a cualquier entorno político y cultural. Su efecto camaleónico es lo que garantiza su supervivencia como sistema económico. Esto crea en las naciones del mundo profundas desigualdades estructurales de tipo social. Desigualdades que ponen en peligro la satisfacción misma de las necesidades básicas humanas. Esto provoca una relación de dependencia entre el ciudadano y el estado.

Cómo hemos dicho para estos contextos, eso no nada positivo, por consiguiente no facilita nada las cosas para un estado con sus ciudadanos felices.

Hasta ahí las consecuencias de las políticas económicas y fiscales asociales a esos modelos empresariales tradicionales. Pues bien, las nuevas tecnologías que están presentes ya y las que quedan por venir, ofrecen la posibilidad de crear modelos económicos de gestión y plataformas de negocio que sí posibilitan que el tipo de relación con el usuario sea:

Una relación simbiótica no dependiente.

Una relación basada no solo en la satisfacción de necesidades básicas, sino en aquellas más elevadas.

Una relación que vaya hacia la satisfacción de unos deseos que nos hagan ser empáticos

Una relación que desarrolle y haga posible una actitud positiva ante las circunstancias que nos rodean.

Una relación que produzca un conjunto de tecno emociones que no compitan ni sustituya a las del mundo real, sino que las complementen de manera simbiótica. El hecho que un like en nuestra última publicación en facebooock, sea capaz de provocar la misma cantidad de serotonina que un abrazo, no significa que lo primero debe hacernos olvidar que también necesitamos lo segundo. Olvidar esto nos lleva a la dependencia de las máquinas, no olvidarlo nos lleva a completarnos más como nuevos seres humanos  (ciborgs).

Para que esto sea real, porque cierto ya lo es, hemos de tener presente varias condiciones básicas que desarrollaremos en los siguientes puntos.

LA TECNO-ECONOMIA.

En un mundo en donde el dinero desaparecerá de forma física y nos comunicaremos mejor y de forma más eficiente, hemos de plantearnos qué modelo económico queremos. Por ejemplo, uno centrado en la tecnología con la cual podremos gestionar el tráfico de información de nuestra empresa? La inteligencia artificial será capaz, a través de la digitalización, hacer análisis estadísticos (lo que se conoce como big data, data studio, etc.), y decirnos el tipo la experiencia que nuestro cliente tendrá del producto que nos ha comprado o del servicio prestado por nuestra empresa.

La fidelización del cliente se presenta pues como un factor clave a tener muy en cuenta. En ese mismo sentido, nuestra reputación digital, tanto como clientes como dirigentes empresariales serán muy importantes de cara a generar contenidos atractivos en nuestras redes sociales. Redes donde no solo la cantidad, sino la calidad de la misma contribuirá de manera determinante a esa reputación digital.
Una sociedad inteligente sólo es posible si sus dirigentes son lo bastante astutos como para construir un nuevo modelo de contribución de seguridad social y otro modelo fiscal, y no sólo reformarlos. Y por supuesto, sostenibles.
Ya no es tiempo de reformar viejos sistemas económicos, sino de crear otros nuevos. Dichos sistemas deberán tener tres pilares fundamentales:
1. La sostenibilidad que propugna la economía basada en recursos (EBR) que defiende Alfonso Estébanez. (Estébanez Capilla A, 2017)
2. El bienestar de la teoría del bien común defendida por Christian Felber. (Felber C., 2015)
3. La justicia social de la economía colaborativa (Martínez-Cortiña)

 

EL ESLABON ENCONTRADO

 

Desde .un punto de vista paleontológico, puede parecer una herejía decir que el nuevo hombre que se ha desarrollado es un ciborg en proceso de fabricación y desarrollo. Si nos basamos en la definición de ciborg de los años 60 (Clein y Klines, 1960) nos encontramos con esta definición del término “como la integración en máquinas en los astronautas, en trajes o cuerpo para mejorar sus posibilidades de supervivencia en medios extraterrestres” (opus cit, Clein-Klines, 1960). Si echamos un vistazo a las nuevas tecnologías nos encontramos con que tenemos teléfonos móviles no solo como exoesqueletos (Martínez-Cortiña, Telos 2017), sino que además es ya realidad los implantes de terminales de móviles en la oreja. Dicho en otras palabras, ¿SOMOS CIBORGS? O como diría Luis Miguel Samperio “somos personas expandidas”. Afirmar lo segundo considero es ir a términos muy generalistas que no definen exactamente lo que somos, sino lo que conseguimos con lo que somos, que es bien distinto. Con ser ciborgs obtenemos una expansión, o dicho por la ciberantropóloga Amber Case  ·”obtenemos una prolongación de mi yo mental con el uso de esas nuevas tecnologías” (Telos 2017), pero no soy lo que

Obtengo. La causa no es lo mismo que el resultado que provoco.

Dicho esto, ¿estamos ante una nueva evolución del ser humano? (Case, 2013). De homo sapiens a homo ciber? (del griego Kyber, con significado de timón, control). De ser así ¿hacia dónde avanzamos, hacia la dependencia y esclavitud de nuestra propia evolución o hacia una integración simbiótica con la misma?. La respuesta a esta cuestión hemos de irla construyendo con lo que hemos de entrar en un período de reflexión. Lo cual parece obvio.

© Doctor Javier Mauri. Sevilla 2018.

 

BIBLIOGRAFIA

Bueno D.(2016). Las nuevas tecnologías están cambiando el cerebro humano. Recuperado http://www.lavanguardia.com/vida/20160414/401105508727/entrevista-david-bueno-cerebroflexia.html

Case A. (2017).En el futuro el bien más escaso, será la atención. Recuperado de:

https://www.fundaciontelefonica.com/2017/11/30/amber-case-en-el-futuro-el-bien-mas-escaso-sera-la-atencion/#

Case A.(2013) Todos podemos ser super-humanos. Recuperado de:

Todos podemos ser superhumanos, según la antropología de "cyborgs"

Dilts B. R, Epstein T.A.  (1995). Aprendizaje dinámico en PNL 1995. Ediciones Urano

Estébanez Capilla. (2017) La revolución educado. Scribo Editorial.

Felber C.(2015). La teoría del bien común. Deusto S.A. Ediciones.

Kotler P  (1999). El  Marketing según Kotler. Paidós

Martínez-Cortiña R. El transhumanismo es un alter sistema. Telos 2018

Maslow A. (1943). At theory of human motivation. Martino Publishing. U.S.A.

Mesa R. (2016). Ser tu pareja ideal para atraer a tu pareja perfecta. Círculo Rojo

Romanovich Luria A. (1977). Introducción evolucionista a la psicología. Pirámide Ediciones.

Souto R. 2016. Desarrollo de competencias emocionales en la educación superior. Ed.: Universitat Rovira i Virgili. Facultat de Ciències Econòmiques i Empresarials

Souto R. 2017. Somos el Universo  Editorial Caligrama

           

           

Hacia una ciborgantropología económica

 

 
En pleno siglo XXI, el proceso abierto de constante evolución hacia la facilitación del trabajo, hace posible un desarrollo tecnológico sin precedentes en la historia de la humanidad. Ante este avance imparable de las nuevas tecnologías basadas en la inteligencia artificial, se vislumbra un panorama nada organizado de no diseñarse modelos de producción y sistemas de gestión fiscal acordes con lo que se nos avecina.

No obstante, toda nueva incorporación al ya basto ecosistema de herramientas virtuales, provoca cambios, no sólo en el modelo económico, sino también en todo aquel usuario de estas mismas tecnologías. Cambios a tres niveles: Cognitivos, emocionales y  relacionales.

Parece obvio suponer que el sistema de comunicación que el usuario establece con su computadora, bien gestionando su empresa, su agenda de amistades o sus viajes, provoca un nuevo tipo de relación que llamaremos mejor conexión entre quien lo usa y la máquina. Esa conexión es la que hace posible que el usuario cree nuevas realidades virtuales que influirán en la construcción de aquellas otras realidades cotidianas lejos de su procesador.

“Parece obvio suponer que el sistema de comunicación que el usuario establece con su computadora, bien gestionando su empresa, su agenda de amistades o sus viajes, provoca un nuevo tipo de relación que llamaremos mejor conexión entre quien lo usa y la máquina”


Ineludiblemente, esto ocasiona cambios en su estructura cognitiva, los cuales dependerán del tipo y de la calidad de la conexión que el usuario entable con su mundo virtual ofrecido por las nuevas tecnologías. Si esas conexiones son positivas tendremos un usuario con una realidad cotidiana más rica, ya que dicha conexión será de tipo simbiótico. De no ser así, estaremos hablando de una conexión dependiente nada buena ni enriquecedora.


También parece claro que al existir cambios cognitivos también habrá cambios emocionales, en donde nuestros receptores sinápticos de serotonina se dispararán del mismo modo cuando usamos esa tecnología que cuando alguien nos da un abrazo, pongamos por ejemplo.

Por último los cambios relacionales se refieren al tipo de contacto que mantenemos con la máquina no es un acto de comunicación propiamente dicho, sino más bien de tipo conectivo. De esta forma tendemos a una sociedad más conectada, más cohesionado y mucho más global.

Todo ello, entendido a nivel individual, debe generalizarse a un plano más amplio, incluso salir del plano psicológico y abordar el plano económico. En este sentido un usuario que está gestionando su empresa a través de las nuevas tecnologías, estará creando nuevas realidades virtuales tan auténticas como las cotidianas, de igual modo que estará generando cambios en su sistema emocional y cognitivo y, por último, estará creando nuevas forma de conexión. Lo cual nos lleva a pensar que se precisan más estudios sobre estos cambios, para evitar se generen estados de dependencia.

Por último, los nuevos modelos económicos han de tener en cuenta que quien está detrás de la pantalla son personas con todo un bagaje comportamental y  de experiencias que condicionan su percepción de las cosas.

En resumen, podemos indicar que el nuevo usuario de las nuevas tecnologías actuales y, aquellas que están por llegar, bien podría ser un usuario ciborg el cual, no solo se relaciona con una máquina para gestionar su empresa o gestionar su ocio, sino que podrá tener implantes para que dicha conexión sea tan virtual como real de una forma más rápida y más segura, creando nuevas realidades y conexiones más complejas. Nos encontramos pues ante un nuevo tipo de usuario que deberá integrar sus nuevos esquemas cognitivos virtuales en aquellos que utiliza para crear su realidad cotidiana.

A este nuevo campo de estudio hoy virgen, bien podemos llamarle

CIBORGANTROPOLOGÍA ECONÓMICA.

©  Francisco Javier Martín Mauri.- Doctor en Psicología.

15, junio 2018

 

Primera cita

 

Nos conocimos un domingo ya estival en una orilla interior. Pronto nos dimos cuenta de que el calor que nos hacía ir con tanta frecuencia al agua no tenía nada que ver con el provocado por la bonanza del clima. Con alguna mutua excusa aprovechamos una zona más frondosa para explorar nuestros cuerpos levemente por primera vez. Como suele acontecer en las playas públicas no marítimas de Madrid el gentío invadía la totalidad del terreno y la tranquilidad necesaria para acometer mayores ansias era inalcanzable.

Nos despedimos formales ante su familia y la del amigo que me había invitado a ir con ellos citándonos para el sábado siguiente. Era el verano del año 1969. No había móviles, no había e-mail, el teléfono estaba en medio del salón y la cita solo se confirmaba cuando los citados aparecían. Fue una semana de nervios, de muchos y muy variados nervios.  De muchas y muy variadas preguntas sobre la sinceridad, sobre la relativa velocidad del paso del tiempo, sobre la posibilidad de culminar un deseo…

Llegó el sábado por la tarde y llegó ella. Nos dirigimos al Retiro y paseamos hasta encontrar en la trasera de la Chopera un paseo umbrío, corto, desierto, fuera de los flujos de viandantes y niños, otros niños, jugando. Nos besamos. Nos besamos mucho antes de empezar a acariciarnos superficialmente como aconsejaba lo público del entorno. Tan público que apenas las manos habían captado alguna forma deseada cuando un guarda, uno de aquellos vestidos de pana marrón, bandolera de cuero con chapa y galones y banda del sombrero de color rojo nos interrumpió para comunicarnos que habíamos incurrido en una falta de actos indebidos en un lugar público que acarreaba una sanción de 50 pesetas. Que si no la abonábamos en  el momento le sería enviada a nuestras familias. Yo me preocupé. Lola se rió. El guarda se desconcertó.  Lola sacó el monedero e hizo frente al importe por el que recibimos el resguardo correspondiente que aún hoy guardo.

No insistimos. Con el deseo frustrado y a flor de piel ella me tomó de la mano y me invitó a acompañarla, sin más explicaciones. Recorrimos el trayecto hasta un sótano en la calle Los Madrazo que utilizaba su compañía para reunirse y ensayar.

Nosotros no ensayamos, pero si nos reunimos. Fue mi primera vez. El sótano, Lola, los miedos, las osadías y Jaques Brel que no dejó de acompañarnos, su voz, ni un solo momento de aquel día. Ni de los que le siguieron.

© Boticheli

Hacer las Indias

Arrecia el tema de la inmigración. Claro, solo la de los desesperados, sin papeles, que vienen a trabajar en lo que sea, ocupaciones desdeñadas aún por demasiados patriotas. La entrada de los privilegiados nordacas, visado y oferta laboral en mano, parece no preocupar ni siquiera a los que en verdad afecta.

En fin, que seguimos a vueltas con el tema de las pateras, el efecto llamada, la usurpación y abuso de nuestras sacrosantas sanidad y educación públicas “por la face”, y otras interesadas falsedades.

Así que, teniendo en cuenta que algunos de los más jóvenes igual consideran cosa nueva el tema, reproduzco aquí hoy un artículo que publiqué hace ¡¡veinte años!! (sic). Qué vergüenza lo poco que se ha avanzado en el tema, si es que no se ha retrocedido:

“Hacer las indias”: Cada vez me sorprende más la capacidad de memoria selectiva de los humanos. Yo hoy voy y me acuerdo de mi abuelo Clemencio, que nació en un pueblo de Burgos, y que también un día, como tantos otros, tuvo que irse a “hacer las Indias” cogiendo su hatillo y navegando, mucho más allá de donde llegarían las aguas del Arlanzón, rumbo a las del Río de la Plata, cuando la Gran Guerra asolaba Europa a principios del siglo XX, y él buscaba las mínimas condiciones y el bienestar que transforman la animalidad de nuestra especie en esa realidad superior que debería ser la raza humana.

Argentina no tenía si quiera cien años de independencia y el recuerdo de los españoles no era, precisamente, el mejor. Sin embargo, aquellas tierras recibieron a mi abuelo, se abrieron de par en par acogiéndolo. Y pocos fueron los años que allí hubo de pasar, pues en seguida ganó suficiente dinero para regresar a España y restablecer su negocio y su familia, gracias a lo que aquí me tienen, escribiendo.

Hoy son otros los que, movidos por la miseria física e intelectual, tienen que emprender camino desde África o América para ‘hacer la Europas’. Pero esta tierra (que consideramos ‘nuestra’ por la casualidad de haber nacido en ella) nos negamos a compartirla y no la abrimos, y no acoge a los desheredados sino que, como la distancia es el antídoto de los remordimientos, los apresa para devolverlos a una muerte tan lejana de nosotros que no nos espanta ni azora, como quien tiene un problema y, en fin, lo soluciona, o un dolor de muelas y tira la dentadura al vertedero.

 

“Hoy son otros los que, movidos por la miseria física e intelectual, tienen que emprender camino desde África o América para ‘hacer la Europas’. Pero esta tierra (que consideramos ‘nuestra’ por la casualidad de haber nacido en ella) nos negamos a compartirla y no la abrimos,…”

Pero, en un mundo globalizado, ¿quién es un extranjero y quién no?, ¿qué derecho podemos esgrimir en el “primer mundo” para decir que esta tierra es nuestra y sólo nuestra?, ¿quién nos ha otorgado el título de propiedad en exclusiva de nuestro paisaje y sus frutos?, ¿hasta cuándo las fronteras van a ser muros que separan y no invisibles punzadas de hilo que unan los países en los mapas?, ¿cuántos ahogados más deben abonar el Estrecho para comprender que somos también responsables de algo trascendental que está pasando en el Sur, en todos los sures que existen?

Así que en esta fecha vergonzante recuerdo al Jefe indio Seattle, que un día dijo al hombre blanco: “¿quién puede comprar o vender el Cielo o el calor de la Tierra o la velocidad del antílope? No podemos imaginar esto si nosotros no somos dueños del frescor del aire, ni del brillo del agua. Pues nosotros sabemos que la Tierra no pertenece a los hombres, que el hombre pertenece a la Tierra”.

© Jaime Alejandre

El viaje

Pareja En La Playa Silueta

 

Acabábamos de llegar al hotel y me preguntó -¿Nos damos una ducha antes de ir a cenar?

-Yo no, respondí, prefiero ir hasta la playa a darme un baño. Las playas por la noche son más acogedoras. No tardo mucho.

No esperaba cuando bajé que ella me estuviera aguardando en recepción, no esperaba que al llegar a la playa su ropa se desprendiera de su cuerpo hasta quedar desnuda. No esperaba que al entrar en el agua sus brazos me abrazaran desde atrás, pasando por mis axilas y bajando acariciadoras sus manos hasta alcanzarme sin que yo fuera capaz ni siquiera de pestañear.

Quien no había soñado en la oficina con aquella escena que yo estaba viviendo entre escalofríos. Cuantas fantasías no habíamos compartido a su paso o después de que saliera de nuestro despacho. Cuantos habían, habíamos, fantaseado con ser los elegidos.

Y yo estaba ahora abrazado a ella, rodando en la orilla por el empuje de las olas y unidos, enlazados, confundidos los cuerpos, encajados todos los puntos de unión que se nos ofrecieron, hasta el paroxismo.

Y a pesar de todo, a pesar de la explosión de los sentidos, del placer sobrevenido, no podía olvidar a los otros, a los que no estaban allí. Una noche dura una noche, el orgullo de haber sido presa, expresado en términos de cazador, dura toda una vida.

Luego corrimos desnudos, desorientados, jugando, cayendo, levantándonos, besándonos, acariciándonos a cada caída, hasta que conseguimos encontrar el montón de ropa que la noche oscura guardaba con celo. Nos vestimos, varias veces hasta que conseguimos ir a cenar. Ya en el hotel vimos amanecer y nos sorprendió la hora de trabajar sin que nos hubiera visitado el sueño.

Aún hoy recuerdo con deleite aquella noche que yo no le conté a nadie, pero las miradas que a partir de aquel día, de aquella noche, me acompañaban cuando me movía  por la oficina parecían saberlo y me hacían revivirlo. Las de ellos y las de ellas.

Boticheli.

traductor/translator

NUESTRO EQUIPO

NUESTRA BIBLIOTECA RECOMENDADA

Mas información aquí

Mas información aqui

Mas información aquí

Mas información aquí

 

 

 

Galería de Fotos

Acceder | Designed by Gabfire themes