Cuidado con la cartera

Creo que la gran mayoría de los españoles hemos estado en Madrid alguna vez en nuestro vida, yo cada vez menos, por motivo que ahora no vienen a cuento, lo que me hace echarla de menos de vez en cuando, a pesar de su continuo barullo, fluir de vehículos y de personas, porque también  es una Villa que rezuma cultura e historia en su centro histórico y aledaños.

Valga esta introducción para exponer lo que realmente me preocupa, hoy por hoy, de esta Comunidad uniprovincial, además de capital de España, que no es otro que el tema de la inseguridad, sobre todo en determinadas zonas y horas, y no estoy hablando precisamente del metro, sino de algunas zonas urbanas.

Concretamente me estoy refiriendo a una calle súper céntrica, contigua a la Plaza de Colón, donde el protagonista, reproducido en lo alto de una columna en su pose de conquistador pisando la arena de las recién descubiertas Américas; pero en este caso, también a modo de director de escena que nos presenta o nos da paso  al lugar, donde quizá, se haya cometido uno de los mayores latrocinios de este país, a cualquier hora del día.

“me estoy refiriendo a una calle súper céntrica, contigua a la Plaza de Colón”

“donde quizá, se haya cometido uno de los mayores latrocinios de este país, a cualquier hora del día.”

Pero, por si todavía alguno o alguna anda despistado, sólo tendré que recordarles los casos Gürtel y Lezo, para que tomen posición en este vodevil que les voy a presentar, y no me refiero a tal género teatral  sólo por la picaresca que esconde, sino también por los enredos que día a día vamos descubriendo cada vez que nos sentamos frente al televisor para escuchar, como dice mi suegra: el diario hablado.

Localización: un partido, el Partido Popular, llegándose a considerar en algunos medios como una organización criminal, a la que se abrió juicio por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, como responsable civil subsidiario por la ‘caja B’, y en cuyo seno tiene en estos momentos mas de ochocientos imputados entre sus cargos políticos, y, a ver los que salen del caso Lezo ¿…?.

Un actor principal: el presidente del gobierno, D. Mariano Rajoy, quien se esconde o busca esconderse tras un plasma cada vez que hay que hablar o “dar la cara” sobre la corrupción de su partido, salvo cuando es interpelado en el Congreso o Senado, y porque no le queda más remedio, desde aquel “Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos”, y figurar luego en sus papeles en el reparto de determinados sobres.

1er. actor secundario: Otro partido político, Ciudadanos, al que ponemos cara en la figura de Albert Rivera, por su apoyo a la investidura de Rajoy en el momento que podemos considerar el cénit de la corrupción en el PP y después de haber permitido una estafa contra los españoles, eufemísticamente llamada crisis, habiendo alcanzado la deuda exterior la escalofriante y astronómica cifra de 1.129.378 millones de euros, alcanzando casi el cien por cien del Producto Interior Bruto (PIB), concretamente el 99,4%; además de ser el momento, también, de mayor castración de los derechos de los ciudadanos.

2º Actor Secundario. Otro partido, el PSOE, al que ahora no podemos poner cara por problemas internos tras haber sido tocados en su largo naufragar a la derecha de la izquierda, por un arrecife de color morado que les ha hecho perder el Norte, sobre todo al haber permitido la investidura de Rajoy con una farsa llamada “abstención” impuesta por una maquinaria inquisitoria del partido, llamada “disciplina de partido”… puf! Que mal suena.

3er. Actor Secundario. Otro partido, de color morado como el arrecife que se ha mencionado antes, Unidos Podemos. Dicen que intentando aprender de sus errores, pero que, con una cara de pocos amigos, por su ceño fruncido, y coleta a modo de colega, todavía genera dudas en un sector del electorado de izquierdas por su radicalismo, y tan amante de si mismo que es capaz de teatralizar una moción de censura sin candidato  que cuente con los suficiente de apoyos parlamentarios para derrotar la actual e incomprensible “componenda de gobernabilidad” a cargo del partido, de momento, más corrupto de la historia de nuestra actual “monarquía parlamentaria”.

Extras: Los Españoles, por lo menos más de veinte millones de empleados en España que ni  huelen las cuatro cifras al cobrar al mes, es decir que no llegan a ser mil euristas, a los que hay que añadir 4.237.800 de parados, eso sin contar los indignados o los que superando los mil euros al mes en su salario ser convierten en débiles  de un sistema en el que quien soporta el peso son precisamente los de abajo; eso sin contar a la gran cantidad de autónomos que tienen que hacer verdaderos esfuerzos para poder mantener abiertos sus negocios, esperando tiempos mejores.

Así que, después de lo que os he contado, mucho cuidado con los aledaños de la Calle Génova a la altura de su número trece, cuidado con vuestras carteras, y también hago extensible este advertencia a los diputados que entren por la zona derecha del Partido Popular al hemiciclo, yo no me fiaría demasiado.

Feliciano Morales

Licenciado en Derecho. Técnico Superior en Telecomunicaciones. Asesor jurídico de Administración Pública. Administrador Plazabierta.com. Escéptico por naturaleza y soñador de vez en cuando.

Feliciano Morales Escrito por el May 19 2017. Archivado bajo Actualidad, Política. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Dejar un comentario

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Galería de Fotos

Necesitamos tu like en Facebook

Meta Categorías
Acceder | Designed by Gabfire themes